Entrevista con la Historia: el autor del ‘Cantar de Mio Cid’


Pasado el período estival, vuelve a RADIO GUADALQUIVIR el programa literario PASEN Y LEAN, conducido por NEREA RIESCO. Y con él, nuestras ENTREVISTAS CON LA HISTORIA que, con carácter mensual, se iniciaran ya en la pasada primavera.

Después de haber “resucitado” a través de los viajes en el tiempo a CERVANTES, LOPE DE VEGA y SHAKESPEARE, decidimos reanudar la sección apostando fuerte, y por ello “trajimos” a las ondas ni más ni menos que al AUTOR DEL CANTAR DE MIO CID, la primera gran obra publicada en lengua castellana.

“>

Con él repasamos algunas de las principales cuestiones no ya sólo del célebre cantar de gesta (y sus posteriores “secuelas” artísticas), sino también acerca del mítico héroe castellano. Una entrevista sin desperdicio alguno.

Además, en este primer programa Nerea entrevista, para comenzar el mismo, a Rafael García, director de la sucursal sevillana de la Casa del Libro.

, , ,

No hay Comentarios

Entrevista con la Historia: Shakespeare


Difícilmente pudo haber un mejor final de temporada para nuestra sección “ENTREVISTA CON LA HISTORIA” que contar con quien “visitó” a NEREA RIESCO en PASEN Y LEAN.

Antes de marcharnos de vacaciones tuvimos el honor de poder charlar con un muy peculiar WILLIAM SHAKESPEARE, dramaturgo universal… y gran admirador de la cultura española, comenzando por su idioma. Con él repasamos algunos de los principales aspectos tanto de su obra como de su vida… y bien que nos sorprendió por momentos. Aquí os dejo la entrevista.

“>

Y, como no podía ser de otra forma, tal y como dije al final del programa, me gustaría dar las gracias tanto a Nerea como también a RADIO GUADALQUIVIR, por darme la oportunidad de poder participar en su programa elaborando los guiones de estas entrevistas, y poniéndome en la piel de estas extraordinarias figuras de la literatura española y mundial.

Comenzamos con don MIGUEL DE CERVANTES; seguimos con el señor FÉLIX LOPE DE VEGA; y hemos puesto, momentáneamente, la rúbrica con el gran bardo inglés. A partir de septiembre, más.

, , ,

No hay Comentarios

Que no se repita más… o, al menos, que tarde


Se acabó, por fin, la pesadilla. El pasado domingo el Real Betis Balompié no sólo confirmó matemáticamente su retorno a Primera División tan sólo un año después del ignominioso descenso de la pasada temporada, sino que también certificó su vuelta a la élite como campeón de la categoría de plata, dos semanas antes del final de la liga..

Ochenta y cuatro puntos, seis más que el Girona (a quien gana el “average” particular) y ocho más que el Sporting de Gijón, después de un tremendo parcial conseguido tras la destitución, allá por finales del pasado noviembre, de un Julio Velázquez con el que los verdiblancos llevaban camino de echar raíces en Segunda.

1432508673_139465_1432508799_noticia_normalAfortunadamente, ya todo eso ha quedado atrás; y mientras los demás siguen “matándose” por los dos lugares restantes de ascenso (uno directo, y otro vía play-off) y por evitar la caída en Segunda B, en el Betis es el momento de comenzar a planificar una verdadera apuesta de futuro entre los grandes del fútbol español.

Vaya por delante que, mientras que no haya dictamen definitivo sobre el caso de las acciones de Lopera, sobre el club siempre pesará esa espada de Damocles que hace que, en cualquier momento, todo esto vuelva a dar un giro radical si vuelven Lopera u Oliver, y pesan más los supuestos caprichos personales de cada uno. Pero, ahora mismo, a diferencia de hace cuatro años, sí que parece haber una base organizativa sobre la que dar pie a un moderado optimismo.

A diferencia de hace cuatro años, el Betis cuenta tanto con un presidente (Juan Carlos Ollero) como con un director deportivo (Eduardo Maciá) al menos con experiencias positivas en sus respectivas parcelas dentro de un club deportivo, lo que no ocurría ni con Miguel Guillén ni con Vlada Stosic. Son ellos dos, especialmente el segundo, quienes deben encargarse de realizar un proyecto ilusionante, empezando por mantener la base que ha llevado al club de las trece barras a recuperar de inmediato la categoría perdida.

¿Cuál es esa base? Muy sencillo: comencemos por el entrenador, el “santo” Pepe Mel; un hombre que, con sus defectos y sus virtudes, ha demostrado una vez más ser el hombre propicio para llevar esta nave que, sin él a los mandos, se iba irremisiblemente a pique. No me importan los resultados del técnico madrileño (y otrora goleador bético) en otros clubes: sólo sé que el Betis, con él, lleva ya dos ascensos, una permanencia relativamente cómoda y una clasificación europea, poniendo en solfa que el vergonzoso descenso de 2014 hubiese llegado a producirse porque, en el momento de su destitución, el equipo era malo pero no estaba ni mucho menos muerto.

Después, la pareja de delanteros, Rubén Castro y Jorge Molina, los “Zipi y Zape” de al final de La Palmera; aquellos que llegaron con Mel hace cinco años y que se han convertido en uno de los mejores dúos atacantes de toda la historia bética. El primero, máximo goleador histórico del club, se hará con el “Pichichi” esta temporada; el segundo, desde el regreso del técnico, está batiendo récords personales. Ellos dos, Vincenzo Rennella y otro delantero más que llegue (no olvidemos que Rubén, para su desgracia y la del Betis, está involucrado en un proceso personal que no sabemos cómo va a terminar) deben ser los componentes de la punta del ataque dentro de la plantilla del Betis.

Y, por último, el ojalá que futuro crack, y el defensor de la portería. La apuesta por Dani Ceballos debe ser clara: el joven mediocampista es aún un melón por calar debido a su juventud, pero su rendimiento en Segunda nos hace pensar que con madurez, bien pulido y un poco de suerte, el Betis puede tener ahí a un jugador que marque diferencias. De ahí que merezca la pena apostar por él. Y, con respecto al cancerbero, no es que Adán sea el mejor portero de Primera (de hecho a mí me gustaba mucho más Adrián, a quien nunca jamás se le debió dejar marchar), pero sí es bastante bueno para un equipo como el Betis; más con la dificultad que suelen tener los verdiblancos para encontrar un buen inquilino de la portería desde la marcha de Toni Prats.

A partir de ahí, la papeleta para Maciá es la de saber manejar el presupuesto del que dispondrá para dar un buen número de bajas y acertar con las correspondientes incorporaciones. A nadie que haya seguido al Betis esta temporada se le escapa que, como mínimo, han de venir dos defensas, dos centrocampistas y un jugador de banda, más el delantero antes mencionado; y creo que todos tenemos en mente los nombres que deberían salir porque ya han demostrado que no valen para Primera División.

Todo ello para intentar evitar que lo que ya ha sucedido un total de once veces, es decir, bajar a Segunda, vuelva a suceder. O al menos, ya que conociendo la centenaria historia bética creer que nunca más se va a descender no entra dentro de lo viable ni verosímil, para que la próxima visita a Segunda División tarde una notable cantidad de años en producirse. Por masa social es lo mínimo que debería exigirse.

,

No hay Comentarios

Entrevista con la Historia: Lope de Vega


Tras la primera entrega, el mes pasado, dedicada a don Miguel de Cervantes, os dejo la segunda “ENTREVISTA CON LA HISTORIA” que NEREA RIESCO y un servidor preparamos para PASEN Y LEAN, de RADIO GUADALQUIVIR.

En este caso, el protagonista no es otro que un LOPE DE VEGA tan artista… como seductor al mismo tiempo.

“>

Disfrutadla, porque os aseguro que merece la pena.

, , ,

No hay Comentarios

Manuel Molina: el artista de la afable sonrisa


Día muy triste para el mundo del arte en general; y, particularmente, para el de la música. MANUEL MOLINA, uno de los principales artífices del “flamenco fusión” en los años setenta, falleció la pasada madrugada en su domicilio de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) a la edad de 66 años, víctima de un cáncer terminal detectado hace aproximadamente un par de meses.

manuel-molina-raices1--644x362Recuerdo perfectamente cuándo fue mi primer contacto con la música de este guitarrista, “cantaor” y poeta flamenco de etnia gitana, nacido en Ceuta en 1948 pero trasladado a la sevillanísima Triana a la edad de nueve años. Tenía yo unos tres o cuatro años, y mi padre usó, entre otros temas musicales, su NUEVO DÍA para acompañar las imágenes de la película que recogía lo mejor de la sexta y última edición (1982) de las llamadas Jornadas de Cultura Popular que, entre finales de los setenta y principios de los 80, organizaba en mi pueblo, Almensilla, la agrupación local del Partido Comunista de Andalucía (PCA, dentro del PCE). Esta canción, posiblemente su éxito más popular y el principal emblema del dúo LOLE Y MANUEL con el que revolucionó el flamenco en los setenta junto a Lole Montoya, formó parte de esta producción casera a la que siempre le he tenido un especial cariño.

Aunque no es su faceta artística la que pretendo resaltar especialmente; de ello se están encargando en el día de hoy tanto medios de comunicación como diversos artistas que, naturalmente, son mucho más adecuados que un servidor a la hora de recordar y valorar su gran carrera profesional. Paradojas del destino, hace once años, en 2004, mi padre fue profesor durante un curso académico de su hijo Manuel, fruto de la relación con Lola Rodríguez una vez finalizada su etapa sentimental con Lole. Y fue ahí donde comencé -comenzamos- a conocer a la persona.

Fueron varios años de contacto más o menos habitual, según la época que estuviésemos viviendo. A ello ayudó, sin duda, mi condición, una vez terminado el curso, de profesor particular o de apoyo del niño -hoy convertido ya en todo un hombre- durante un par de veranos. Y si tuviera que destacar algo de su persona, sin duda me quedaría con el recuerdo de su afabilidad, la condición humana de quien nunca jamás, ni en los momentos más difíciles, perdió su sonrisa y su esencia; y que siempre, junto a toda su familia, tuvo abiertas para mí las puertas de su casa sanjuanera no ya sólo sin poner una mala cara, sino haciéndome sentir casi tan querido como si yo estuviese en la mía propia.

Hacía tiempo que no le veía, justo hasta que hace algunas semanas me enteré de su delicadísimo estado de salud, así como de su deseo de no recibir tratamiento médico alguno. Su hija Alba, la que lleva en su sangre la mezcla completa de los genes de Lole y Manuel, estaba preparándole un concierto de despedida, con la participación de muchos de aquellos que compartieron parte de su tiempo con él tanto sobre los escenarios como en los estudios de grabación, y también en otros avatares de la vida. Por desgracia, no ha dado tiempo; pero no cabe duda alguna que en nuestra memoria siempre estarán presentes no sólo su música; no sólo sus letras; sino también, y muy especialmente por mi parte, su afable sonrisa.

Por todo ello, hoy ya no me sale otra cosa que decirle ADIÓS, MANUEL; ADIÓS, AMIGO….

No hay Comentarios

Casimiro, mejor que Jackson, Aíto, Laso y Popovich


Que no se alarmen los lectores aficionados al básquet en general, y al Baloncesto Sevilla en particular: ni me he vuelto loco ni me he dejado llevar por la euforia merced a una salvación que hace apenas 3-4 meses no era sino una quimera, como bien proclamaba ayer a los cuatro vientos el loperizado -y declarado bético- Pierre Oriola, en los vestuarios del Donostia Arena / Plaza de Toros de Illumbe, tras vencer en el partido decisivo al Gipuzkoa Basket.

Luis Casimiro, a la izquierda, en su presentación como técnico del Baloncesto SevillaLuis Casimiro es un excelente entrenador que, desde su llegada a la capital de Andalucía, ha puesto el orden necesario dentro del caos reinante durante la nefasta etapa de Scott Roth para que el club sevillano, a sus 28 años de historia, haya remontado una situación realmente dramática para asegurarse la participación, al menos una temporada más, en la liga ACB. Debemos estarle muy agradecidos en Sevilla, como me consta que él así lo está también con el club que, poco después de ser “cortado” en Fuenlabrada, le dio una oportunidad para resarcirse de su desafortunada estancia en el ya descendido equipo madrileño. Pero, faltaría más, el manchego no es ni mucho menos como los tres grandes maestros mencionados en el titular, ni probablemente tampoco como el vitoriano reciente campeón de Europa con el Real Madrid.

Sólo me estoy limitando a aplicar el “silogismo” derivado de la surrealista y lamentable comparecencia que nos regaló el pasado 7 de enero, horas antes de su cese, el entrenador -en la ACB oficialmente “utillero” al carecer de papeles- más lamentable que ha pasado por el banquillo hispalense en sus casi 30 años de vida. Aquel día, tras el ridículo frente al Telenet Ostende belga en el estreno del “Last 32” de la Eurocup, Scott Roth -con el capitán Berni Rodríguez ejerciendo de traductor y, al mismo tiempo, de “comemarrones”- dijo sin tapujo alguno que esto no tenía solución, que a este equipo no lo salvaban ni Aíto García Reneses, ni Pablo Laso, ni Gregg Popovich ni Phil Jackson, echando todas las culpas sobre los jugadores y declarando estar “orgulloso” de su labor en San Pablo. Tanta altivez, prepotencia y chulería, como ausencia alguna de autocrítica.

El Baloncesto Sevilla celebra su salvación en San SebastiánPor entonces, los verdirrojos contaban tan sólo con tres triunfos en toda la primera vuelta liguera, y la permanencia se veía como algo imposible, por resultados y sensaciones. Pero el tiempo, como suele suceder, ha puesto a cada cual en su sitio. Con Casimiro, aplicándose algo de lógica y tan sólo con un refuerzo, Penney, del que careció el de Ohio, el Baloncesto Sevilla, aún con los altibajos propios de una plantilla que, sin ser mala, tampoco es ni mucho menos una maravilla, ha revertido la situación hasta el punto de, con once victorias, librarse de la quema con una jornada de anticipación. Ocho triunfos en las quince jornadas en las que Casimiro, un entrenador de verdad que muy a las malas acabará con un 50% de victorias, ha ejercido de director técnico.

CELEBRAR… Y, SOBRE TODO, RENDIR CUENTAS
Así, el encuentro del próximo domingo frente al FIATC Joventut, debe ser de fiesta absoluta sobre la cancha -los profesionales se han ganado a pulso poder jugar un partido sin presión ante un rival de play-offs- como de rendición de cuentas en las gradas hacia los responsables de lo que ha podido ser un desastre capital y letal para el Baloncesto Sevilla. El principal, desaparecido en extrañas circunstancias el “jefe” Meythaler -por favor, que se aclare de una vez cuál es la situación oficial del club en ese sentido-, sin duda debe ser José Luis Galilea, director general y deportivo, al menos supuestamente; aquél que trajo a Roth en detrimento de mantener a Aíto o contratar a su ayudante, Diego Ocampo, que ha firmado una excelente temporada dirigiendo a UCAM Murcia.

Aquél, también, que prescindió de un hombre como Scott Bamforth, desatascador en los partidos importantes e ídolo en las gradas, para traer al fracasado Xavier Thames; y aquél que, asimismo, se empeñó primero en mantener a Roth, y luego en evitar la llegada de Casimiro, que se produjo porque el presidente, Fernando Moral, dijo poco menos que hasta aquí habíamos llegado. Cualquier otro con un mínimo de dignidad pondría su cargo a disposición del club o, directamente, dimitiría; pero como mucho me temo que eso no vaya a ser así, sólo me queda pedirle al ex base de Barça y Madrid entre otros equipos que, por favor, tome buena nota de la cantidad enorme de errores de bulto que ha cometido durante el presente curso baloncestístico para analizarlos, corregirlos y hacer las cosas medianamente bien, desde ya. Que tampoco es tan difícil.

Por último, me gustaría acordarme de gente como Borja de Diego, Juan Manuel Sánchez, Álvaro García, Ángel Vilches, Luis Mesa, Sergio Ávila y el resto de compañeros con el que servidor de ustedes ha compartido, “in situ”, sufrimiento y padecimiento a lo largo y ancho de la temporada. Y también, por el mismo motivo, de Virginia Simón y Nacho Delgado, responsables del departamento de Comunicación y Marketing, a los que todo esto les ha tocado un poco más de lleno al ser profesionales del club. Por todos ellos va, en lo que a mí respecta, la salvación del C.D. Baloncesto Sevilla. Porque, en efecto, el cajismo no se rindió; y seguiremos teniendo básquet de élite en nuestra ciudad.

,

No hay Comentarios

Entrevista con la Historia: Cervantes


¿Quién dice que es imposible entrevistar a los más grandes genios de la historia de la literatura? No en PASEN Y LEAN, el programa literario de RADIO GUADALQUIVIR -que se emite los viernes, de 18:00 a 19:00- en el que la escritora y periodista NEREA RIESCO y un servidor nos hemos empeñado en demostrar lo contrario.

No en vano, la semana pasada inauguramos la sección “ENTREVISTA CON LA HISTORIA” en la que, una vez al mes, daremos cabida a la particular opinión de los principales nombres históricos del panorama literario, empezando por el del Príncipe de las Letras, DON MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA, que nos concedió una entrevista muy peculiar y educativa donde las haya.

“>

Me gustaría, desde este humilde -y últimamente descuidado- espacio, darle las gracias a Nerea, gran novelista y mejor persona donde las haya -y, poco a poco, también buena amiga-, por haber pensado en mí para llevar el peso principal -guion y voz de los entrevistados- de esta sección en la que, entre ella y yo, homenajearemos de la mejor forma posible a algunos de los que tanto han hecho por la historia de las letras no sólo en España, sino también en el mundo.

Y también aprovecho para emplazaros, sobre todo a los que vivís en Sevilla y alrededores, a la presentación de la próxima novela de esta sevillana de adopción que es Nerea, LAS PUERTAS DEL PARAÍSO, el próximo viernes 8 de mayo a las 19:00, en la sevillana sede de FNAC. Merecerá la pena, seguro.

, , ,

No hay Comentarios

En recuerdo y homenaje a los Monty Python


CRÍTICA TEATRAL

OBRA: MISIÓN FLORIMÓN
AUTOR: Sacha Danino y Sebastien Azzopardi
COMPAÑÍA: Producciones Marcelo Casas
REPARTO: José Carrillo, Cristina Goyanes, Marcelo Casas, Santiago Molero y Jesús Cabrero
GESTIÓN Y PRODUCCIÓN: Laura Santana (Producciones Marcelo Casas)
DIRECCIÓN: Yllana (Joe O’Curneen)
LUGAR: Teatro Quintero (Sevilla)
DÍA: 6-12-2014 (Sesión de las 19:30)
DURACIÓN: Aproximadamente hora y media
CALIFICACIÓN: * * * * (Sobre 5)

Se presentaba en el Teatro Quintero, tras varios meses de éxito en Madrid y otras ciudades españolas, esta Misión Florimón, calificada como una “original y sorprendente comedia (…) al estilo de los Monty Python”. Una especie de cómic teatral que vio la luz gracias a una pareja de disparatados -en el buen sentido- dramaturgos franceses, y que ha sido adaptada por Producciones Marcelo Casas a una época tan controvertida de la historia de España, como la del final de los Austrias.

El rey Carlos II, el “Hechizado”, ante su incapacidad para generar descendencia que asegure la supervivencia de su dinastía en el trono, recurre a la ayuda musulmana para evitar que eso ocurra, y así que todas sus posesiones caigan en manos de los franceses. Para ello no le queda más remedio que confiar en el bufón de la corte, el valiente Florimón, sobre el que recae la misión de llegar hasta Constantinopla, contra viento y marea, y desafiando toda clase de peligros e inconvenientes.

Peligros que, como el lector estará empezando a imaginar, no se corresponden sino con los diferentes gags y situaciones generados tanto en la mente de los autores y de los adaptadores. Poco a poco, el “camino” de Florimón va calentándose humorísticamente hasta, como decíamos al principio, convertirse en un más que notable homenaje a los Graham Chapman (que en paz descanse), John Cleese o Eric Idle, entre otros; mitos donde los haya dentro de la surrealista comedia teatral del absurdo. Una ruta mostrada a modo de viñetas de tebeos que, con música, bailes y constantes anacronismos referidos a la época actual, da de sobras para el lucimiento personal de los cinco actores.

Especialmente Marcelo Casas y Santiago Molero que, junto a Jesús Cabrero, dan vida a más de diez personajes por barba. La vis cómica de Casas era de sobras conocida por un servidor, gracias a éxitos rutilantes como la hilarante Por los pelos, y a monólogos sumamente entretenidos como El marronero de amores; no así la de Molero, al que tan sólo recordaba por su papel en la popular serie Águila Roja.

Entre los dos, con la ayuda de un Cabrero que también está a la altura, se encargaron de sacar gran parte de las risas al público que llenaba el sevillano recinto ubicado en la céntrica calle Cuna. El resto de las mismas corrieron a cargo de José Carrillo y Cristina Goyanes, sustitutos aquí en Sevilla de los televisivos Canco Rodríguez y Vanesa Romero, respectivamente.

Carrillo da vida de manera notable al protagonista, Florimón, quizás, eso sí, recordando excesivamente a su antecesor y su papel del “Barajas” en la ya finalizada Aída; aspecto que probablemente haya que achacar más bien a la dirección. En cualquier caso, la reminiscencia es fidedigna al 100%. Y Goyanes, en la piel de la bella y oscura Mariflor, le da una buena réplica escénica.

Todo ello, junto a una escenografía y vestuario acorde al espectáculo, da como resultado noventa minutos de progresiva y surrealista hilaridad, con la que la asistencia se hace absolutamente recomendable en el caso de querer pasar, como así aconseja quien suscribe estas líneas, una deliciosa noche de risas en alguno de los dos fines de semana -anteriores a las fiestas navideñas- en los que los chicos de Marcelo Casas andarán todavía por la capital andaluza. Especialmente si al lector de estas líneas le gustan los Monty Python.

, ,

1 Comentario

Mayo, en Diario Siglo XXI


IBEROSTAR, OTRA “PRUEBA TRAMPA” PARA EL CAJASOL

(81-67) PASO ADELANTE PARA EL CAJASOL

UNA “FINAL” POR ESTAR EN EL PLAY-OFF

(83-81) PLAY-OFF CAJISTA EN EL ÚLTIMO SUSPIRO

EL CAJASOL BUSCA SEGUIR VIVO EN LOS PLAY-OFFS

(2-0) ESPAÑA CUMPLIÓ CON EL TRÁMITE

(84-78) UN GRAN CAJASOL FUERZA EL TERCER PARTIDO

No hay Comentarios

La materialización vital de los sueños


CRÍTICA DE CINE

PELÍCULA: EL VIENTO SE LEVANTA
DIRECTOR Y GUIONISTA: Hayao Miyazaki
MÚSICA: Joe Hisaishi
PRODUCCIÓN: Toshio Suzuki / Studio Ghibli
GÉNERO: Anime / Drama
NACIONALIDAD: Japonesa
DURACIÓN: 126 minutos
CALIFICACIÓN: * * * * * (sobre 5)

Se despide -o eso asegura, al menos- HAYAO MIYAZAKI, el gran maestro de la animación al estilo japonés y, sin duda, uno de los más grandes de todos los tiempos. Y lo hace -poniendo fin a más de tres décadas de grandes obras maestras desde que colaborara estrechamente en la creación de Heidi– a lo grande, con una creación que para algunos es su mejor película -yo lo considero un tanto atrevido, analizando su trayectoria- pero que, en tal caso, es indudable que te termina llegando al corazón desde el primer fotograma.

EL VIENTO SE LEVANTA no es sino un canto a la vida a través de la materialización de los sueños, o el intento de esto último. Los sueños del joven Jiro Horikoshi, el ingeniero aeronáutico japonés, responsable máximo del diseño de muchos de los cazas de combate nipones durante la Segunda Guerra Mundial, y en cuya historia se basa el argumento de la película. Los sueños propios, también, de un Miyazaki que anhelaba convertirse en aviador antes de llegar a convertirse en uno de los iconos del cine animado. Y los sueños, por qué no decirlo, de todos y cada uno de quienes nos sentamos en nuestras respectivas butacas para disfrutar de la presentación del último apartado correspondiente a un legado, el de “don Hayao”, difícilmente igualable.

Partiendo de un verso de Paul ValeryEl viento se levanta… ¡Hay que intentar vivir!, Miyazaki y “su” Studio Ghibli nos presentan quizás su fábula más realista. Alejada de la complejidad argumental de obras como El viaje de Chihiro o El castillo ambulante, El viento se levanta se ubica dentro de una época convulsa y un tanto oscura en la historia de Japón, el período de entreguerras en el que la ambición por situarse a la vanguardia de la tecnología del momento contrastaba con la pobreza que asolaba a gran parte del país merced a las consecuencias de los diversos conflictos armados, y a los desastres naturales.

Y es precisamente ese entorno con el que Miyazaki -más Joe Hisaishi y con su excelsa y preciosa banda sonora– vuelve a hacer gala de su magisterio a la hora de tejer el hilo argumental, su inigualable calidad como narrador cuyo resultado vuelve a ser emocionante y conmovedor. Y, pese al “exceso” de realismo latente, sin perder en ningún momento su sello. Ese toque maestro para mezclar como nadie la magia y fantasía de los sueños con la -a veces muy dura- realidad; y también ese toque romántico que siempre le ha caracterizado para elaborar la bonita -y, a su vez, dramática- historia de amor entre Jiro y Nahoko, la jovencita a la que él salva la vida tras un terremoto y que, años más tarde, se convertiría en su gran impulso vital.

Todo ello mostrado a través de la extraordinaria calidad de imagen que es habitual dentro del Studio Ghibli. Una forma de hacer animación en la que el diseño de personajes y objetos se combina con la excelente profusión de colores para hacernos ver que, aunque la vida nos trate mal, siempre hay que intentar seguir adelante, continuar ahondando en la búsqueda y la materialización de nuestros sueños. En definitiva, seguir viviendo, seguir “volando”… mientras el viento se levante.

, ,

No hay Comentarios