De periódico deportivo serio a “panfleto de pueblo”


Confieso que, como tantos otros, desde joven me he considerado un fiel lector del diario Marca. Me parecía un diario serio, profesional y que día tras día nos ofrecía a sus lectores la más completa información deportiva, por muy tópica que parezca esta frase.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, estoy comprobando con más indignación -especialmente profesional- y nostalgia que otra cosa, cómo el rotativo que aún sigue siendo el de mayor referencia en España al continuar, de momento, como el más leído, se está convirtiendo en algo parecido a lo que el ínclito José María García afirmaba en sus tiempos que era su más inmediata competencia -el diario As-: un tebeo deportivo, especialmente al hablar del “deporte rey”.

Portada de Marca en enero de 1994

Portada de Marca en enero de 1994


Hasta hace pocos años Marca era una publicación seria y rigurosa, con una línea editorial claramente definida y remarcada -siempre pro-madridista-, pero al mismo tiempo con una objetividad reconocida y alabada por todo el mundo, empezando por mí que no es que tenga una ideología futbolística precisamente a favor del Madrid. Además, para atender también las peticiones de los lectores de aquellas provincias que no son Madrid, contaban con el mejor y más amplio suplemento de información deportiva local -no solamente futbolística- que podía encontrarse en una publicación nacional.

Pero, como estoy comentando, sobre todo desde que hace un par de años se produjo la asociación entre Unedisa -grupo propietario de El Mundo- y Recoletos -idem con Marca-, constituyéndose el nuevo grupo mediático Unidad Editorial -todo ello bajo los tentáculos del grupo italiano RCS-, el diario madrileño paulatinamente ha ido perdiendo la credibilidad bien ganada durante más de 60 años de historia. Lo que antes era un periódico con una clara línea editorial, pero serio, se ha transformado en un panfleto desprovisto de cualquier atisbo de objetividad y, lo que es peor, totalmente exento de rigor e incluso de coherencia en el 80-85% de las veces. Por no hablar de que, desde el momento que he mencionado, Marca se ha cargado de un plumazo las ediciones locales. Actualmente, la información de los equipos de las ciudades que no son Madrid a las que llega el periódico diariamente -por lo menos es lo que sucede en Sevilla- no pasa en el 90% de las ocasiones de una página, y a veces ni tan siquiera llega a media.

Portada de Marca de hoy

Portada de Marca de hoy


No voy a entrar a valorar el particular tratamiento que se le otorga desde los medios del “mundo Marca” -diario, web y radio- al equipo sevillano del que me declaro seguidor desde que tengo uso de razón, para que no se me acuse de un partidismo similar al que yo denuncio; ni tampoco me voy a centrar en ejemplos que se puedan considerar excesivamente rebuscados; voy a analizar brevemente la información del partido de ayer del F.C. Barcelona emitida esta mañana a través de su portada y su editorial, comparándola no ya con la competencia, sino con la crónica de dicho encuentro publicada en la propia web del diario.

Veamos algunas de las frases de dicho editorial:

El penalti clamoroso de Valdés a Marco Ruben sin pitar o el que señaló por mano involuntaria de Casado son sólo dos ejemplos de la diferente vara de medir de los colegiados para el Barça y su rival. Por no hablar del gol anulado a Ersen Martin en posición dudosa o lo que pudo ser penalti y expulsión de Sylvinho por mano en dos jugadas en las que Iturralde barrió claramente para casa. Después de analizar todo esto nos tenemos que preguntar si el Barça va a ser campeón… ¿por decreto?

Comparemos ahora esto con lo narrado ayer por Miguel Ángel García en la web:

Poco después la tuvo Lamas en el saque de una falta, pero Sylvinho la cortó con la mano. Fue totalmente involuntaria porque el balón impacto en su mano estando él de espaldas.

Algo más dudosa fue la acción en la que chocaron Víctor Valdés y Marco Ruben al poco del inicio de la segunda parte. Los onubenses reclamaron penalti, pero apenas hubo contacto y en todo caso fue un choque.

En las otras dos jugadas sí que coinciden, aunque el tono empleado -como se puede ver en los enlaces- es radicalmente diferente; mientras que, por otra parte, el diario “se olvida” de que en el mismo partido se le anuló un gol a Thierry Henry por un fuera de juego tan poco claro como el del gol no concedido al Recreativo, algo de lo que sí se hace eco el cronista de la web, al que a este paso le van a dar un “toque” por haber visto otro partido diferente al de sus jefes.

Pero bueno, no quiero entrar en valoraciones arbitrales -aunque tengo mi opinión sobre todas las jugadas polémicas-, porque no viene al caso. Quedémonos con el tono claramente subjetivo y parcial del diario en el ejemplar repartido esta mañana en los kioscos, y también con la falta de coherencia entre la visión del partido del diario y la de la web del propio periódico. Es un ejemplo -si se me apura, el caso en el que más han rizado el rizo- de la línea que viene siguiendo Marca especialmente después de la creación de Unidad Editorial.

Hace ya meses que me he pasado a la competencia porque, por lo menos, aunque el diario As sea para los temas ideológico-parcialistas prácticamente igual -y lo mismo le ocurre a la prensa catalana con el Barcelona-, al menos te asegura una edición local decente. Pero como seguidor que he sido de Marca durante muchos años y, sobre todo, como licenciado en Periodismo que soy, esto es algo que me causa pena pero, como dije al principio, especialmente indignación y vergüenza, sobre todo vergüenza profesional.

Ah, por cierto, y en las noticias de los deportes minoritarios también meten la pata. Los seguidores de la gimnasia artística sabíamos perfectamente que la clasificada para la final era Ana Mª Izurieta y no Ana Serra; pero los responsables de Marca prefirieron hacer caso directamente a las agencias antes que contrastar la noticia. Muy mal, pero que muy mal…

  1. #1 by Marina on 1 Mayo 2009 - 11:20

    Yo hace tiempo que dejé a un lado la prensa deportiva. Más que de Marca, yo era del AS. Hasta que les dio la moda de poner a la señorita de la última página y me negué a comprarlo. Esta gente no se entera que el deporte es algo más que:

    a) Fútbol
    b) Madrid – Barça
    c) Algo que leen sólo los tíos

    Cuando me pongan a Xabi Alonso en tanga, igual compro de nuevo un diario deportivo.

    Bueno, para no hacer agravios, sacrificaré a Xabi Alonso. Cuando quiten a la tipa de la contraportada y dejen de hacer tomateo barato, lo compraré. (Me da que voy a poder ahorrar para otro crucero…)

(No será publicado)