La filología hispánica y los nuevos planes de estudios


Fernando Lázaro Carreter a El País, 9-2-1996, cita que recoge Álex Grijelmo en su libro Defensa apasionada del idioma español:

“Es una barbaridad. La lengua española está maltratada en los planes de estudios. Es una actitud casi suicida de la sociedad el renunciar a un idioma mejor. Someter a la población a una pobreza expresiva enorme supone separar a algunas personas para que nunca asciendan en la escala social. Vamos de mal en peor. La muestra del retroceso es que multitud de chicos, incluso universitarios, no entienden el lenguaje del profesor. Son generación de jóvenes mudos, que emplean un lenguaje gestual, interjectivo y de empujón. Esta situación hay que denunciarla. Ya sé que parecería ridículo si un partido político inscribiera en su programa semejante reivindicación; sin embargo, no sería, ni mucho menos, insensato”.

Si don Fernando viviera hoy en día, además de reiterar lo que expresó en su momento, haría referencia a cómo los nuevos planes de estudios universitarios -EEES o “Plan Bolonia”- pretenden retirarle a la carrera de Filología Hispánica la autonomía propia de la que gozaba hasta este momento, englobándola junto al 95% de las otras filologías en una carrera común de humanidades, solamente porque de unos años a esta parte tiene pocos alumnos matriculados y “no sale rentable”.

Para que nos entendamos: lo que antes costaba cinco años de matrícula a un precio no barato, pero visto lo visto más o menos normal -una licenciatura en Filología Hispánica-, ahora los dos últimos -los del llamado “grado” o especialización- se van a tener que cursar a precio de master, que no es precisamente asequible y a cuyas becas no pueden acceder todos.

¿Es así como pretendemos defender nuestra cultura y nuestra identidad lingüística? ¿Es así como pretendemos transmitir nuestra histórica y muy vasta riqueza literaria-y la de los países de Hispanoamérica- a las próximas generaciones de estudiantes?

No soy “sectario” ni nada que se le parezca sobre los asuntos relacionados con el Plan Bolonia: es más, algunos de sus puntos me parecen muy acertados, principalmente el de la unificación de programas con las universidades europeas; sin embargo, al menos en éste, en España estamos patinando, pero bien.

Señores políticos, aún están ustedes a tiempo de frenar este craso error, esta soberana aberración. Piénsenlo, por el bien de la cultura filológica de los países hispanoparlantes, y por nosotros mismos.

  1. #1 by Rafa on 9 abril 2009 - 19:16

    Estoy totalmente de acuerdo. El Plan Bolonia tiene buenas intenciones en términos de homologación europea, pero los medios y procedimientos para llevarlo a cabo son muy perjudiciales,porque anteponen la rentabilidad empresarial a la adquisición de conocimientos como prioridad. Lo mismo cabe decir respecto a las tasas para hacer frente a este tipo de estudios.

  2. #2 by CASANDRA on 9 abril 2009 - 21:03

    YO OPINO QUE EL PISOTEO DEL IDIOMA ESPAÑOL NO DEPENDE DE QUITAR O PONER FILOGÍA HISPÁNICA EN LOS PLANES…

    EL PROBLEMA VIENE DE MÁS ABAJO, Y POR ESO, PORQUE -EN PARTE, ESTÁ EN MIS MANOS, INTENTO SOLVENTARLO. ¿CÓMO? MACHACANDO A MIS ALUMNOS CON LA IMPORTANCIA DE LA EXPRESIÓN ORAL…EN MIS CLASES SON FRECUENTES LAS EXPOSICIONES ORALES, LOS DEBATES Y LA LECTURA EN VOZ ALTA…ESAS VOCECITAS DEBEN PULIRSE PARA QUE EL PAÍS TENGA UNA VOZ CORRECTA, CLARA Y PRECISA EL DÍA DE MAÑANA, CUANDO MIS “QUINQUIS” MANEJEN ESPAÑA…

    -QUÉ SUSTO-

    ¿FILOLOGÍA HISPÁNICA?
    ME DA MUCHA PENITA QUE DESEPAREZCA DEL MAPA, PERO RECONOZCO QUE ES UNA CARRERA PARA FRIKIS COMO NOSOTROS -LOS AMANTES DE LA PALABRA- Y QUE SI NO TIENE ADEPTOS…

    ¿LA PROMOCIONO?

    SEÑORES, ADEMÁS DE PASAR CINCO AÑOS “APRENDIENDO” -YO LOS PASÉ RECORDANDO LO YA APRENDIDO PORQUE MI PROFE DEL INSTI ERA EX CATEDRÁTICA DE LITERATURA ESPAÑOLA, YA CONOCÉIS SU DESPACHO- SOBRE LO QUE OS APASIONA, SI TENÉIS SUERTE -LA SUERTE EXISTE, ES MI AMIGA- Y APROBÁIS UNAS OPOSICIONES, OS ASEGURÁIS 1800 EUROS AL MES Y UN TRABAJO CUANTO MENOS INTERESANTE DE POR VIDA…

    ÁNIMO!!!

  3. #3 by victor on 9 abril 2009 - 22:29

    No, el pisoteo no viene de ahí, eso está claro; pero eliminar de un plumazo nuestras raíces lingüísticas -o reducir notablemente su enseñanza, como prefiráis- en la universidad es una muestra más del grado al que está llegando éste.

    Dentro de unos años, a este paso, ni habrá quien sepa hablar y escribir correctamente en español -cada vez hay menos-, ni tampoco habrá profesores que le enseñen, porque se habrán cargado la carrera.

  4. #4 by Calítoe.:. on 9 abril 2009 - 22:51

    Yo soy de las de Fernando Lázaro, aun a riesgo de que me tachen de “nazi” de la lengua: parece que interesa promover la subnormalidad, para que no pensemos y seamos unos paletos funcionales y así podrán vendernos mejor las motos.

    Pero por otra parte, no me parece mal que agrupen las Humanidades en un primer ciclo y luego el máster sea la especialización. Ya funcionaba así antes: estudiabas Filosofía y Letras y luego te especializabas.

    Creo que hay mucha demagogia por parte de todas las partes con estos nuevos planes. Cuando publiquen los precios concretos de los títulos y matriculaciones, hablamos.

    ¿Por qué no protestó más la gente cuando en 1999 cambiaron los planes que eran de 4 años para pasarlos a 5? Porque ese cambio sí que me hizo la puñeta bien hecha: convirtió más de la mitad de mis créditos en inútiles, con lo que tuve que hacer dos años en uno para terminar de una vez.

    Yo estoy tranquila porque sé que la Filología siempre tendrá futuro, aunque quieran estropeárselo.

  5. #5 by victor on 10 abril 2009 - 13:10

    Si a ti te tacharan de “nazi” de la lengua, entonces ya seríamos dos los que gozaríamos de esa condición, jajaja.

    Sobre lo de los precios, tienes razón; debemos esperar, porque lo mismo los responsables reflexionan y entran en razón antes de fijarlos definitvamente, jejeje.

    Pero sobre lo de la carrera común de Humanidades, yo pediría, de ser cierta la transformación, que metieran a Filología Inglesa en el mismo saco que a todas; que no le otorgaran trato de favor en España con respecto a la hispánica solamente porque el inglés es el “idioma universal” y haya algunos alumnos más matriculados en ella. Porque es lo que parece que va a ocurrir, según lo que todo el mundo -no sólo los “anti-Bolonia”- dice.

    Debo informar/recordar que, cuando yo entré en la universidad en 1998, la paridad de alumnos matriculados entre ambas carreras en Sevilla era casi total. Ahora mismo el porcentaje de estudiantes de Hispánica ha descendido notablemente, pero ¿quién dice que dentro de un tiempo esto no va a volver a reflotarse? Todo a pesar de la campaña contra el buen uso y el buen conocimiento del español que denuncia en esta cita Lázaro Carreter.

    Hablando de otros asuntos, ¿en 1999 pasaron las carreras a ser de 5 años? No tengo delante las guías de mis primeros años en la facultad, pero creo que ese cambio en Sevilla, en Filología Hispánica se produjo en 1985 (en Periodismo, en 2002); mientras que en 1997 lo que sí se introdujeron fueron los créditos.

    En fin, que pase lo que pase, Calitoe, espero que tengas razón y que la filología -y, al menos en España, la hispánica- siempre tenga futuro.

(No será publicado)