Elecciones europeas: victoria corta del PP en España


Respiro y satisfacción para Rajoy; preocupación para Zapatero. El Partido Popular, con Jaime Mayor Oreja como cabeza de lista, ha conseguido derrotar al PSOE, liderado por Juan Fernando López Aguilar, en las elecciones al Parlamento Europeo -escrutinio al 99,97%-. Los 23 escaños logrados por los populares superan en dos a los conseguidos por los socialistas, 21 en total. Otros partidos con representación en el Parlamento Europeo son Coalición Europea con 2 escaños, Izquierda Unida también con 2, Unión Progreso y Democracia con 1, y Europa de los Pueblos Verdes, también con 1.

Sin embargo la felicidad en el seño del PP parece ser que no es plena, puesto que el partido de derechas contaba con sacar una mayor diferencia a los socialistas, para así poder empezar a hablar plenamente de cambio de ciclo político. No ha sido así, pero pese a ello Rajoy debe estar exultante, porque ha conseguido darle la vuelta a lo sucedido hace algo más de un año en las generales.

Eso sí, no podemos perder de vista que se trata de elecciones al Parlamento Europeo, y no generales. ¿Qué quiero decir con esto? Pues básicamente que en los comicios para el Congreso y el Senado no nos vamos a encontrar con una participación tan baja como la que tradicionalmente se da en las elecciones europeas. El 46% registrado -inferior casi en un 30% al de las generales del pasado año- solamente es un 0,06% mayor que el porcentaje de 2004, lo que indica bien a las claras que las elecciones europeas, por desgracia, no interesan al pueblo para nada. A los ciudadanos españoles es obvio que les importa un comino -con perdón- lo que ocurra en el Parlamento Europeo, a lo que han contribuido notablemente el interés puesto por los propios partidos y sus líderes.

Éstos no valoran los resultados obtenidos de cara a lo que hay que hacer para defender a España en el Parlamento Europeo, sino como un primer indicio de lo que puede suceder en las próximas elecciones generales. El triunfador de las elecciones no ha sido Mayor Oreja -que teóricamente debe ser el líder de los diputados españoles-, sino Rajoy. Todo el mundo dice lo mismo: Rajoy consolida su liderazgo en el partido -incluso Aznar lo llama personalmente para felicitarlo, en vez de hacerlo con Mayor Oreja-; derrota de Zapatero -y no de López Aguilar- a quien la crisis económica le pasa factura… es decir, todo encaminado a mejorar/empeorar la imagen de quienes representarán en las generales a los -por total y absoluta desgracia- dos únicos partidos que optan, legislatura tras legislatura, a la presidencia del gobierno español. O lo que es lo mismo, a la deseada poltrona de La Moncloa.

No sé si esto será igual en el resto de países de Europa, pero en España funcionamos así. Y así nos va. Da igual quién nos represente en Europa, porque eso no valdrá absolutamente para nada, ni siquiera para los propios líderes de los partidos. Ellos solamente miran por ellos mismos, por llegar a la cima de sus carreras: la presidencia del gobierno, el poder, el placer, el desahogo… el buen vivir en general. Da igual que gobierne el PSOE que el PP, que el presidente sea Felipe González, Aznar, Zapatero o Rajoy, porque todos son iguales.

Y si alguien me pregunta si prefiero al PP o al PSOE, a Zapatero, a Rajoy o a quien encabece las listas de ambos partidos, le responderé como lo hizo el gran cantante cubano Carlos Puebla cuando, allá por los 70, le dijeron si prefería como presidente para los Estados Unidos a Ford o a Nixon: Pues mire usted, pues mire usted; a mí me parece Ford lo mismo que Chevrolet“.

Quien quiera saber más sobre los resultados de las elecciones europeas, puede hacer click aquí

  1. #1 by Rafa on 8 junio 2009 - 20:20

    Querido Víctor: me avergüenza profundamente reconocer que yo he sido uno de tantos ciudadanos que han engrosado ese elevadísimo índice de abstención en las elecciones de ayer. Había quedado para comer en casa de Laura,y cuando iba de camino a la parada del autobús, caí en la cuenta: “¡ostras, que hoy son las elecciones!”. Pero ya era demasiado tarde.

    Mi voto habría sido para Willy Meyer, de Izquierda Unida, aunque, vistos los resultados, tampoco habría servido para mucho, ya que habría faltado medio millón de votos más para hacerle alcanzar un tercer escaño en el Parlamento Europeo a la coalición anticapitalista y republicana.

    Por otra parte, creo que tienes toda la razón en cuanto al partidismo con que se han interpretado los resultados electorales. Tanto López Aguilar como Mayor Oreja no han pasado de ser simples marionetas de sus respectivos líderes (Zapatero y Rajoy). Y,si la anécdota referida en tu artículo es cierta (felicitación de Aznar a Rajoy, líder del PP, y no a Mayor Oreja, cabeza de lísta de dicho partido político en las elecciones europeas y, por tanto, el verdadero triunfador), me parece vergonzoso y bastante humillante para el bueno de Jaime Mayor Oreja.

    Por último, quiero decirte que me ha encantado tu artículo, tanto por lo que dice como por la manera de decirlo.

  2. #2 by Enrique on 17 junio 2009 - 13:16

    A mí también me ha encantado la imparcialidad y objetividad de tu artículo, algo poco común en el ruedo periodístico español -en otras naciones desconozco cómo será la cosa-. Así se debe dar una opinión, sin cercenar la realidad, no como hacen los periódicos españoles. ¿O acaso es normal que ABC, La Razón o El Mundo abran con los mangoneos y trapos sucios del PSOE y El País o Público con los mangoneos y trapos sucios del PP? ¿Tan distinta es la realidad que ven unos y otros? ¿O sólo pretenden hacer campaña? Esa no es la función de los periódicos, creo yo. Un periodista debe informar, lo primero. Y además opinar, esa también es labor de periodista y, ampliando el círculo, de los intelectuales de un país. Pero opinar con fundamentos, con una mirada crítica y amplia. Y eso es lo que haces tú.
    Recibe junto a esta apología de tu forma de hacer periodismo -cada vez más convincente- un fuerte abrazo,
    Enrique

(No será publicado)