España-Estados Unidos y Brasil-Sudáfrica, semifinales de la Copa Confederaciones


Las semifinales de la Copa Confederaciones ya están servidas, después de la tercera jornada de la fase de grupos. España, el sábado, cumplió con los pronósticos y derrotó por 2-0 a una combativa selección sudafricana, que dio una buena imagen sobre el terreno de juego pero que tuvo que rendirse cuando España se adelantó en el marcador. No obstante, el empate a cero entre Iraq y Nueva Zelanda posibilitó la clasificación como segundo de grupo del equipo anfitrión.

Xavi felicita a Llorente tras su gol. Foto: Marca.com

Xavi felicita a Llorente tras su gol. Foto: Marca.com

La selección española tuvo que esperar hasta la segunda parte para conseguir sus goles, pero Villa -30 segundos después de fallar un penalti- y Fernando Llorente certificaron el primer puesto del grupo, un mero trámite a la espera de las semifinales, las cuales todos esperaban que fueran bien con Italia, bien con Egipto.

Pero no; porque esta misma tarde se ha producido la que, hasta ahora, es la gran sorpresa del torneo, y por partida doble. En primer lugar, Brasil bailó sobre el terreno de juego a una vieja, cansada e impotente selección italiana. En siete minutos, los que van desde el 37 al 44 de la primera parte, Luis Fabiano en dos ocasiones y el centrocampista del Liverpool Dossena en propia puerta pusieron a Italia en su sitio.

EEUU, rival de España. Foto: Marca.com

EEUU, rival de España. Foto: Marca.com

Visto lo visto, se esperaba que el rival de España fuera Egipto, pero sorprendentemente el campeón de la Copa de África se vio igualmente desarbolado por Estados Unidos, quien derrotó a su rival por 3-0, exactamente la diferencia que necesitaba para superarlo en la clasificación. Con el primer gol, marcado por Davies, el clasificado seguía siendo Egipto, dado que Italia perdía claramente con Brasil; pero en la segunda parte Bradley y Dempsey lograron los goles que dieron una sorprendente clasificación a los norteamericanos, quienes pasan a la siguiente fase al haber marcado un gol más que los italianos, siendo la diferencia de goles idéntica.

Así pues, España y Estados Unidos jugarán este miércoles la primera semifinal; mientras que el jueves se medirán Brasil y Sudáfrica. No nos vamos a engañar ni a andar con rodeos: todo lo que no sea una final el próximo domingo entre España y Brasil -el partido deseado por todos los aficionados neutrales- será una sorpresa descomunal. Cierto es que en el fútbol cada vez te puedes fiar menos de nadie, pero visto lo visto nosotros debemos deshacernos con cierta facilidad de los americanos, y los de Dunga, idem de idem con los sudafricanos, por muy locales que sean.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)