Béticos y “antiloperistas”


Como todos los días, vengo leyendo las diferentes noticias y publicaciones en general, relacionadas con la situación que vive el Betis. Y hoy he encontrado un breve articulillo -de los que algunos periódicos llaman “confidencial”- en Estadio Deportivo que me ha hecho reflexionar un poquito más sobre la naturaleza de las diferentes partes que conforman la oposición a Manuel Ruiz de Lopera. Os lo transcribo:

UN FRENTE DIVIDIDO

El nacimiento de la Fundación Heliópolis ha revelado que el frente contrario a la gestión de Lopera no está tan unido como parece, por lo menos en sus planteamientos iniciales. Así la mayoría de los miembros de las plataformas opositoras no están convencidos de que haya que tratar con el máximo accionista, ni con ofertas económicas concretas ni utilizando el proceso judicial abierto como arma de negociación. La Fundación tiene claro que este año debe ser el de la transición, por lo que trabajará a marchas forzadas para sentarse en breve delante de Lopera y convencerle de que venda. A esta iniciativa se han unido opositores como los hermanos Cuéllar, si bien PNB -Por Nuestro Betis-, BxV -Béticos por el Villamarín- y la Liga de Juristas Béticos aboga por apurar la vía judicial, aunque la marcha del mandamás tarde unos años.

Por el momento, el artículo desmiente rotundamente la supuesta concordia entre los béticos de la que se alardeaba el pasado lunes en la manifestación; pero sobre todo cabría analizar lo que se comenta en la segunda mitad del mismo. La diferente forma de actuar de las dos partes en las que, según Estadio Deportivo, se divide la oposición, no hace sino confirmar lo que yo -parafraseando al gran Chespirito- sospeché desde un principio: hay opositores quienes, sintiéndose béticos de verdad, van a intentar que Lopera se vaya lo antes posible, procediendo por los cauces correctos; y hay opositores quienes parece que lo que más les importa es que Lopera poco menos que acabe en la cárcel tarde o temprano.

Lo primero, obviamente, es lo de la Fundación Heliópolis, organismo recién creado -ver enlace destacado en el artículo- que va a intentar, con la vía del diálogo y del convencimiento, y presentando ofertas concretas -cuando se sepa el valor real de las acciones, según su recién nombrado portavoz, Ignacio Ayuso- que Lopera acabe vendiendo sus acciones y se marche en el menor tiempo posible.

Como nota curiosa, a la Fundación todavía no se han adherido ninguno de los “folclóricos” que yo destacaba el otro día, y que dicen querer al Betis más que ellos mismos. Será que simpatizan más con la otra parte de la oposición, la de aquellos a los que, por lo que deja entrever Estadio Deportivo, lo que prentenden por encima de todo es “desplumar” a Lopera y que éste acabe en la cárcel, aunque éste continúe como máximo accionista del Betis tres, cinco o diez años, lo que tarde en resolverse el contencioso que tienen contra él. Todo ello contradice las intenciones que los miembros de dichas plataformas exponen en público, en todos los medios de comunicación en los que intervienen, es decir, que Lopera se vaya lo antes posible.

¿Cuáles son esas plataformas? Creo que eso ya lo sabemos todos, pero por si acaso lo voy a recordar brevemente:

1) “Béticos por el Villamarín”: la “decana” de todas ellas, compuesta por algunas de las personas -entre ellas Hugo Galera y Miguel Espina- que fueron presidentes o, al menos, formaron parte de las directivas del Betis entre mediados de los 80 y 1992, es decir, en la época en la que el Betis se moría. Dado que desde sus bolsillos apenas si salía dinero para las acciones, Lopera tuvo que poner, el 30 de junio de 1992, los más de 1100 millones de pesetas que hacían falta para que el Betis superara el Plan de Saneamiento y no se fuera al pozo más hondo.

2) “Por Nuestro Betis”: presidida por José Tirado, fue la segunda en constituirse, y se constituyó en la principal promotora de la manifestación de hace cinco días; a pesar de lo cual no solamente no tuvo la valentía suficiente para otorgarse la autoría del acto sino que, además, en un notable ejercicio de hipocresía, fue la última en adherirse, como si no se hubiese enterado de nada, vamos.

3) “Liga de Juristas Béticos”: la tercera plataforma en discordia. Cuando se constituyó, muchos béticos respiramos aliviados porque, por fin, el Betis iba a tener un organismo encargado de estudiar concienzudamente las injusticias que, por aquel entonces, se cometían contra el Betis en el Comité de Competición, a modo de exageradas sanciones deportivas, tarjetas injustamente mantenidas y multas muy elevadas. Pero “cá” disparate: estos juristas béticos lo que realmente querían era destruir a Lopera; lo que le pasara al Betis en la sede de la Real Federación Española les importaba un verdadero pimiento. Y hoy en día, como no podía ser de otra forma, siguen igual; aunque todo hay que decirlo: dos de sus miembros, los hermanos Adolfo y Miguel Cuéllar, parece ser que apoyan la forma de actuar de la Fundación Heliópolis.

He aquí, pues, la gran diferencia que existe entre los opositores que son béticos, y los que solamente son “antiloperistas”. Si de verdad Lopera es el cáncer del Betis; si de verdad Lopera va a llevar a esta centenaria institución a la ruina deportiva y extradeportiva más absoluta; si de verdad Lopera ha utilizado al Betis para financiar sus empresas como todos dicen, independientemente de las sanciones civiles o penales que puedan recaer sobre él, ¿no sería lo más lógico luchar para que dejara el Betis lo antes posible, y luego el juez ya dirá lo que sea sobre él? Por lo que se ve, para unos sí y para otros no. Consecuencia: unos miran por el interés del Betis; y otros, por el suyo propio.

A partir de ahora, me da exactamente igual lo que digan los Galera, Espina, Tirado y compañía: las máscaras han caído; y éstos, por el bien del Betis, nunca jamás deberían erigirse en adalides de la oposición a Lopera, y mucho menos tomar el control de las acciones del club.

PD: A mi entender -y creo que al de todos- grave error de Lopera al mantener los mismos precios para los abonos que el año pasado. Ni falta de ingresos televisivos ni nada; después de todo lo que ha pasado la afición este año lo menos que podía hacer la actual junta directiva era hacer una rebaja en los carnets; aunque como hace 9 años tampoco lo hizo, esto no me coge de sorpresa.

,

  1. #1 by Enrique on 25 junio 2009 - 9:31

    Gracias por la información sobre los diferentes grupos, Víctor. Un abrazo.

(No será publicado)