Contador, Puerta del Príncipe también contra el reloj


Cuesta arriba y también contra el crono. Alberto Contador casi ha sentenciado el Tour al imponerse en la contrarreloj de 40 kilómetros en Annecy; y ha demostrado que, como los grandes corredores, es capaz de vencer y convencer e cualquier terreno. Contador cubrió el recorrido en 48:30, tres segundos menos que Fabian “Espartaco” Cancellara y quince menos que el ruso Ignatyev.

Contador, apretando los dientes en la recta final. Foto: Marca.com

Contador, apretando los dientes en la recta final. Foto: Marca.com

Sus perseguidores en la general quedaron bastante más atrás: Bradley Wiggins, gran favorito para algunos en el día de hoy, cedió 43 segundos -si bien el británico se vio perjudicado por una caída a pocos kilómetros de la meta-; Kloden perdió 54; Armstrong, 1:30; Andy Schleck, 1:45; y su hermano Frank, 2:34.

Contador, como los buenos toreros, templó y mandó durante lor primeros 28 kilómetros, en los que se subía una cota de 3ª categoría, Bluffy; y después, supo aguantar. Como ocurrió, por ejemplo, en la contrarreloj olímpica de 2008 o en la primera de este Tour en Mónaco, Alberto salió como un ciclón. Primero en el kilómetro 15, y primero en el 28, dejando a Wiggins a 30 segundos; y al resto, a más distancia todavía, Cancellara incluido.

Cancellara, una bestia domada hoy por Contador. Foto: Marca.com

Cancellara, una bestia domada hoy por Contador. Foto: Marca.com

Pero como también ocurrió en las cronos mencionadas, en la última parte del recorrido tuvo lugar la reacción de la bestia suiza, quien había terminado su recorrido más de hora y media antes de que saliera Contador. En la bajada y en el llano, Cancellara hizo valer una vez más su potencia, pero esta vez no le valió para superar a un líder pletórico, que mantuvo su primer puesto en la etapa únicamente por tres segundos, suficientes para anotarse su primer triunfo en una contrarreloj de una gran vuelta, y su segunda victoria de etapa en este Tour, dejando claro una vez más quién es, en la actualidad, el verdadero patrón del pelotón sobre la carretera.

En la lucha por las otras dos plazas del podium, Andy Schleck casi tiene asegurado el segundo puesto tras su más que digna contrarreloj -está a 4:11 de Contador-, pero para el tercer peldaño va a haber verdaderas tortas el sábado en el Mont Ventoux. Armstrong, pese a su discreta actuación, ha recuperado el tercer puesto aprovechando tanto la caída de Wiggins como que Frank Schleck todo lo que camina en la montaña deja de andarlo cuando tiene que luchar contra el tiempo. Sin embargo, el texano -que ha anunciado que la empresa de electrónica RadioShak será el patrocinador de su equipo para 2010-, que pierde 5:25 sobre Contador, únicamente saca 11 segundos a Wiggins, 13 a Kloden y 34 a un Frank Schleck que, pese a todo, visto su rendimiento en las cumbres, se perfila como el gran favorito para acompañar en el podium a Alberto y a su hermano Andy. Sería, en mi opinión, el podim más justo de este Tour.

Antes, no obstante, los ciclistas deberán afrontar mañana la etapa de 178 kilómetros entre Bourgoin Jallieu y Aubenas, una buena oportunidad para los sprinters y los aventureros, y un trámite para los primeros de la general antes de la batalla del “monte pelado”.

, ,

  1. #1 by Irene on 23 julio 2009 - 23:21

    ¡Hola Vic!

    He retomado el blog. Jejeje. Prometo escribir cada día un poquito!

    Aunque me alegro de la victoria de un español, Contador no es santo de mi devoción. Aún asi, mi enhorabuena por su casi ya asegurado segundo tour!

    Besitos!

  2. #2 by victor on 24 julio 2009 - 0:56

    Así me gusta, Irene; no hay que dejar las buenas costumbres. Yo también prometo pasarme con cierta frecuencia para leerte 😉

    Es una pena que Contador no sea santo de tu devoción, porque además de ser español es de los que da espectáculo. Pero bueno, todo sea dicho: te honra felicitarle 😉

    Besitos a ti. Nos vemos -literalmente, por fin, que ya era hora, jejeje- el próximo lunes 🙂

(No será publicado)