Archivo julio, 2009

Un “Avaro” especialmente divertido

CRÍTICA TEATRAL

OBRA: El avaro
AUTOR: Jean-Baptiste Pocquelin, “Molière”.
COMPAÑÍA: Viento Sur Teatro
REPARTO: Antonio Raposo, Eloina Marcos, Azahara Montero, Ismael Múrtula, Paco Gámez, Macarena Feliú, Rocío Cuadrelli, Luna Fernández, Tony de la Casa y Borja Centeno
DIRECCIÓN: Jorge Cuadrelli
LUGAR: Corral de comedias de Triana (Sevilla)
DÍA: 7-7-2009
DURACIÓN: 100 minutos (aprox.)
CALIFICACIÓN: **** (Sobre 5)

¿Cómo se puede pasar un rato delicioso con temas tan poco cómicos como la avaricia, la tiranía doméstica y el egoísmo?

Escena de El Avaro, de Viento Sur Teatro, correspondiente a una representación de años anteriores. Foto: artesacro.org

Escena de El Avaro, de Viento Sur Teatro, correspondiente a una representación de años anteriores. Foto: artesacro.org

La respuesta la tiene el señor Molière. Bueno, él y la compañía Viento Sur Teatro, responsables de esta versión tan especialmente peculiar y divertida de este clásico del teatro francés del siglo XVII; tal vez apartada un poco de los cánones habituales, pero muy adecuada para donde iba a tener lugar.

Un patio repleto, una escenografía sencilla, un vestuario adecuado y un desfile “cuasi” militar de los actores hasta llegar al escenario dieron paso a más de hora y media de hilarante representación, desde que los personajes de Elisa y Valerio salieron a escena hasta que todo se terminó resolviendo al final.

Los actores, excelentes; lo mejor de todo, destacando especialmente un Antonio Raposo que bordó el papel del señor Harpagon, un avaro especialmente genial, con divertidísimos ademanes tanto en sus movimientos como en el manejo del bastón, y con un tono de voz que recordaba al del actor que dobla en español a Jerry Lewis en El profesor chiflado. Raposo mantuvo el nivel durante toda la representación, y se llevó al final una merecida ovación de los espectadores presentes en el Corral de Comedias de Triana.

Mas no fue el único. El resto de sus compañeros, en general, nos ofrecieron un histrionismo destacado pero, al mismo tiempo, medido, nada exagerado ni desmesurado: un criado del avaro -Paco Gámez- enamorado de su hija, tan pelota con el padre como cariñoso con la niña; un criado del hijo del avaro -Eloina Marcos- vivaraz como ninguno; una actriz -Luna Fernández- con un doble papel, cochero y cocinera china, interpretándolo como si fuese una persona con facilidad para la bipolaridad; y un juez-gitano, Tony de la Casa, que también provocó la hilaridad entre el público. Todo ello acompañado de la sensualidad que emanaba de la celestinilla y convenida Frosina -Macarena Feliú-; y del romanticismo no excento de comicidad del resto de los componentes del reparto.

En resumen, una excelente adaptación del texto de Molière, tanto en la dramaturgia como sobre las tablas. Después de unos días con otros excelentes títulos -de autores como el propio Molière, Lope de Rueda y Chejov-, los chicos de Viento Sur volverán con El avaro desde los días 15 al 19 de julio en la Buhaira. Por tan módico precio -8 euros- merece muy mucho la pena acercarse, porque no os arrepentiréis en absoluto.

, , ,

1 Comentario

Astaná gana la CRE; Cancellara sigue líder por centésimas sobre Armstrong

Como se esperaba, el potentísimo Astaná se impuso ayer con relativa comodidad en la 4ª etapa del Tour de Francia, la contrarreloj por equipos de 39 km. con salida y llegada en Montpellier. Algo previsible, puesto que el conjunto kazajo dispone, como ya sabemos, de al menos cuatro notables rodadores entre su formación, a saber: Armstrong, Contador, Klöden y Leipheimer; a los que ayudaron otros como Popovych o Haimar Zubeldia.

Astaná, con Armstrong -dorsal 22- y Contador -21-, camino de la victoria. Foto: Marca.com

Astaná, con Armstrong -dorsal 22- y Contador -21-, camino de la victoria. Foto: Marca.com

Sin embargo, la jugada no les salió del todo redonda a Bruyneel y los suyos, puesto que los 40 segundos que le sacaron al Saxo Bank de Cancellara no fueron suficientes para que Armstrong, gran beneficiado del equipo después de la polémica etapa de anteayer, se vistiera de líder. Astaná logró enjugar la ventaja que el suizo le llevaba al americano en la general, pero nada más; y las centésimas realizadas en la contrarreloj del primer día permitieron que Cancellara siguiera de amarillo con el mismo tiempo que el viejo Armstrong, privándole de volver a vestir la túnica dorada del ciclismo cuatro años después de su última victoria. Contador, por su parte, es tercero a 19 segundos de la cabeza, y si todo transcurre con normalidad el viernes debería vestirse de amarillo en Andorra, en la cima de la estación de esquí de Arinsal.

Hay quien dice que realmente Bruyneel no quería que su equipo cogiese el amarillo para no tener que defenderlo tan pronto -estando Armstrong de por medio yo no me lo creo-; y hay quien dice también que esa es la mejor noticia para Contador, puesto que al no estar Armstrong de líder ya no tendrán excusa en Astaná para detener sus ataques en montaña, los cuales empezarán el próximo viernes si no ocurre nada extraño. Puede ser cierto; en tal caso uno prefiere callarse puesto que estos ojos han visto ya tantas y tantas cosas raras que… bueno, creo que se me entiende.

Pero ¿qué ocurrió con el resto de favoritos para la general? Pues que comienzan a alejarse peligrosamente. El Cervélo cedió 1:37 y Carlos Sastre está ya a 2:44 del líder; el Silence-Lotto perdió 2:37, dejando a Cadel Evans a 2:59 en la general; y el Rabobank de Menchov, después de que éste se cayera en una de las primeras curvas, acabó a 2:20, perdiendo su líder ruso en la general ya casi 4 minutos. Solamente los hermanos Schleck -Saxo Bank- cedieron poco tiempo de entre los que, teóricamente, se disputan los primeros puestos de la general.

Por lo demás, el Garmin -sin favoritos entre sus filas- fue el único conjunto que se atrevió a discutirle la victoria al Astaná, finalizando a 18 segundos pese a que tuvo que hacer más de 10 km con solamente cinco corredores -los justos y necesarios para llegar a meta-; mientras que otro de los equipos favoritos, el Columbia -ganador de la especialidad en el Giro- decepcionó y terminó quinto, a casi un minuto de los chicos de Bruyneel.

Y nada más dio de sí la etapa. Hoy, camino de Perpignan, habrá que tener de nuevo cuidado con el viento; mañana habrá una atractiva etapa en Barcelona y, el viernes, primera batalla en los Pirineos. A ver qué sucede.

, ,

No hay Comentarios

Pedrosa se reencuentra con la victoria en Laguna Seca

Dani Pedrosa volvió a vencer, poco más de un año después -la última victoria databa de Catalunya 2008- de la última vez, en una carrera de MotoGP. El piloto español se impuso ayer en el Gran Premio de Estados Unidos, siendo el primero de nuestro país en ganar en el espectacular circuito de Laguna Seca, por delante de Valentino Rossi y de un ciertamente magullado Jorge Lorenzo.

Pedrosa, feliz por su victoria. Foto: Marca.com

Pedrosa, feliz por su victoria. Foto: Marca.com

El mallorquín, segundo en la general del campeonato, salía desde la pole, pero con muy pocas opciones de victoria debido a la espectacular caída que tuvo poco antes de finalizar los entrenamientos calificatorios. Ello, unido a su tradicional falta de pericia en las salidas, propició que una vez más quedara retrasado en las primeras curvas. Pedrosa, por el contrario, salió como un tiro desde la segunda línea de la parrilla; y al llegar la primera curva ya se puso en cabeza, lugar que no abandonó hasta la bandera a cuadros.

Por detrás, mientras Lorenzo caía hasta la octava plaza, Rossi y Stoner mantuvieron una bonita lucha desde el primer paso de la famosa chicane “Sacacorchos”. El campeón italiano y el australiano parecieron, por momentos, reeditar el espectacular duelo en este mismo circuito del pasado año, pero todo fue quedando poco a poco en agua de borrajas, en primer lugar porque Valentino sigue siendo demasiado Valentino; y en segundo lugar porque Casey arrastraba secuelas tanto de una no menos espectacular caída también -como la de Jorge- en los entrenamientos, como de una misteriosa y extraña falta de resistencia física a medida que van transcurriendo las vueltas en cada carrera. Stoner se vio superado por Rossi y también, en el ecuador de la carrera, por Lorenzo; y al terminar -en 4º lugar- y llegar a su box tuvo que sentarse en uno de los asientos habilitados, porque literalmente se caía.

Lorenzo, con hielo en su hombro magullado. Foto: Marca.com

Lorenzo, con hielo en su hombro magullado. Foto: Marca.com

Mientras Pedrosa seguía cómodamente en cabeza -con ventajas en torno a los tres segundos-, Lorenzo iba en persecución de Rossi. La infiltración que había sufrido Jorge antes de tomar la salida estaba surtiendo efecto, y a cinco vueltas del final, en la última curva antes de pasar por meta, intentó pasarle; pero entró algo colado y su Yamaha le dio un “latigazo” importante, perdiendo por ello unas preciosas décimas y la posibilidad de pasar a su, hasta ahora, compañero de box y máximo rival en la general.

Todo parecía ya decidido, pero en las tres últimas vueltas el exceso de cálculo de Pedrosa y el apretón al acelerador de Rossi le dieron una gran emoción al gran premio en las últimas curvas. Dani hizo una trazada algo irregular después del “Sacacorchos” y Valentino se le pegó a rueda, intentando pasarle en el mismo sitio en el que Lorenzo hizo lo mismo con él, pero no pudo culminar una maniobra más que complicada. Dani pasó primero por la línea de meta, y logró una victoria importante para su progresión en la general -aunque todavía está lejos, 4º con 92 puntos, a 59 de Rossi- pero, sobre todo, para su moral. Del resto de españoles, Toni Elías logró una meritoria sexta posición, por detrás de Hayden; mientras que Sete Gibernau se cayó y no pudo acabar.

La clasificación queda encabezada por Valentino con 151 puntos, 9 más que Lorenzo y 16 más que Stoner. Los dos primeros se escapan poco a poco en la clasificación; mientras que Casey deberá esperar tanto que sus problemas físicos mejoren, como que los dos de delante fallen. La próxima cita -con todas las cilindradas, ya que en Laguna Seca solamente hay MotoGP- será dentro de dos semanas, en el circuito alemán de Sachsenring.

, ,

No hay Comentarios

Federer recupera el trono de Wimbledon y del tenis mundial

Roger Federer de nuevo está en lo más alto. El tenista suizo, en ausencia del lesionado Rafa Nadal, recuperó ayer el primer puesto de la clasificación de la ATP tras vencer por sexta vez en Wimbledon, en un maratoniano partido a 5 sets ante Andy Roddick, con parciales de 5-7, 7-6 (8-6 en el desempate), 7-6 (7-5), 3-6 y 16-14. Federer, además, supera por fin a Pete Sampras -presente ayer en la pista central del All England Club- en torneos del Grand Slam ganados, con 15.

Federer, exultante tras ganar el último punto. Foto: Marca.com

Federer, exultante tras ganar el último punto. Foto: Marca.com

Y no lo tuvo fácil Federer, ni mucho menos, dado que el campeón se está acostumbrando -para deleite de los aficionados al tenis- a librar en los últimos años batallas cada vez más épicas en las finales londinenses. Si el memorable encuentro del año pasado ante Rafa Nadal superó con creces al increíble partido que ambos jugaron en 2007, la final de ayer no superó a la de 2008 en espectacularidad, pero sí en juegos disputados -77, récord absoluto en una final de Grand Slam-, además de estar a la par en seriedad y sobriedad. Todo ello gracias a un Andy Roddick que parece que se ha recuperado para el tenis de élite.

El tenista de Nebraska -EEUU- presentó mucha más batalla de lo que todos pensábamos, y a base de zambombazos -como en él es habitual- solamente claudicó ante Federer con un increíble parcial de 16-14 en el último set, y después de haber cedido su saque únicamente una vez, precisamente en el juego final. Una “caña” del americano, presa del cansancio y de los nervios, cerró un choque que duró 4 horas y 16 minutos, la segunda final más larga -por detrás de la de 2008- desde que profesionales y amateurs compiten juntos en el tenis mundial.

La tónica del encuentro fue la misma desde el principio hasta el final. Ambos jugadores se mostraron fortísimos con su saque, y cada break se iba a convertir en un verdadero tesoro. Roddick aprovechó su oportunidad en el 12º juego del primer set, lo que le valió apuntarse la primera manga por 5-7. Esa rotura fue una de las tres únicas veces que ambos tenistas cedieron su saque.

Roddick, en uno de sus potentes saques. Foto: Marca.com

Roddick, en uno de sus potentes saques. Foto: Marca.com

En el segundo set se produjo una de las claves de la victoria de Federer. Tras seis saques impolutos de cada uno de ellos dos, en el “tie break” Roddick se puso con 2-6 y saque, 4 bolas de set y de 2-0 ante todo un Federer, pero el americano se puso nervioso, lo que aprovechó Roger para ganar seis puntos consecutivos, dándole así la vuelta al set con un 8-6 en el juego de desempate. Roddick, eterno perdedor en finales del Grand Slam frente a Federer, le había perdonado de forma descarada la vida al suizo; pero ni mucho menos se dio por vencido.

El recital de saques resueltos con brillantez y eficacia -50 saques directos en el partido por parte de Federer, y casi 40 de Roddick- continuó en el tercer parcial, pero en el desempate se volvió a imponer el suizo, después de aprovechar la última de las tres bolas de set de las que dispuso. 2-1 para el suizo, que se ponía a un solo set de reconquistar Wimbledon y la ATP. En circunstancias “normales” -según los enfrentamientos anteriores entre ambos en los Grand Slams-, Federer habría resuelto con comodidad en el 4º set, pero no fue así. El juego no fue tan brillante como hasta entonces, pero Roddick aprovechó un resquicio en el servicio del helvético para romperle el saque en el cuarto juego, y después de seguir manteniendo con total seguridad el suyo mandó el encuentro al quinto set, tras ganar por 3-6.

Y en el último parcial, al no existir la posibilidad de desempate, sucedió lo que todo el mundo podía esperar, pero pese a ello fue realmente increíble. La concentración total y absoluta y la gran eficacia en el servicio de ambos jugadores provocó que se viera un tanteo realmente poco habitual. Los espectadores de la pista central aguardaban con una gran incertidumbre, y todos los que estábamos viendo el partido allá donde estuviésemos nos atrevíamos a apostar sobre una única pregunta: ¿quién de los dos cedería antes? Ese fue Roddick quien, nervioso y cansado en el 30º juego, con 15-14 para Federer y “deuce” en el marcador, conectó dos golpes con el marco de la raqueta que se marcharon más allá de los límites de la cancha de juego. Con ello Andy terminó por perder la que, probablemente, haya sido su gran oportunidad para ganarle un Grand Slam a Federer.

Las hermanas, con sus trofeos. Foto: Marca.com

Las hermanas, con sus trofeos. Foto: Marca.com


El suizo, por fin, saltó exultante sobre la hierba de Wimbledon, y no era para menos. Su sexto título en Londres llegó acompañado tanto del récord absoluto de victorias en los grandes torneos, y también del número 1 de la ATP. Pero Rafa volverá, y con ello la disputa por el trono mundial volverá a estar al rojo vivo; y Roger lo sabe.

Serena gana a Venus
En la final femenina disputada el sábado, nuevo duelo entre las hermanas Williams, con triunfo esta vez de Serena por 7-6 y 6-2. Tercer título de Wimbledon para la menor de las Williams, que se tomó la revancha de la derrota de 2008 frente a Venus. El 7-6 del primer set impulsó a Serena, que se impuso cómodamente en la segunda manga por 6-2 y se volvió a llevar la clásica “paellera” gigante que se entrega a las chicas, después de sus triunfos de 2002 y 2003. Venus, cinco veces ganadora, no estuvo a la altura del partido, y cedió fácilmente su corona de Wimbledon.

,

No hay Comentarios

Cancellara, primer líder del Tour

Comenzó el mayor espectáculo deportivo de los que se disputan anualmente, el Tour de Francia -aunque algunos pretendan cargárselo tanto con el dopaje como con los a veces casi inhumanos métodos para su detección-; y lo hizo en un marco incomparable, en este caso para los deportes del motor, como lo es el de las calles del Principado de Mónaco.

Cancellara, exultante de amarillo. Foto: Marca.com

Cancellara, exultante de amarillo. Foto: Marca.com

Esta vez, sin embargo, no lo ha hecho con el tradicional prólogo al uso, sino con una contrarreloj de 15 kiómetros con trazado bastante sinuoso, que ha ganado el máximo favorito, el suizo del Saxo Bank -antiguo CSC- Fabian Cancellara.

Cancellara, actual campeón olímpico de contrarreloj, fue un verdadero Fórmula 1 -nunca mejor hecha la comparación en esta ocasión- en la segunda mitad del recorrido, y aventajó a Alberto Contador en 18 segundos, y al británico Bradley Wiggins en 19. Contador había conseguido el mejor tiempo en el punto intermedio, justo en la cima del puerto puntuable; pero en la bajada y en el llano no pudo hacer nada ante la exhibición de “Espartaco”, como le dicen algunos en el pelotón a Cancellara.

El de Pinto, máximo favorito para vestirse de amarillo en los Campos Elíseos, reaparecía en el Tour después de vencer en 2007 y de no poder defender su corona en 2008; y fue el hombre que consiguió el mejor tiempo de los que, teóricamente, se disputarán la victoria final. Contador sacó, por ejemplo, 5 segundos a Cadel Evans -Silence Lotto-; 42 a Andy Schleck -Saxo Bank-; 48 a Carlos Sastre -Cérvelo- quien, no obstante, hizo una notable contrarreloj; 1:13 a Menchov, sin duda la gran decepción del día… y solamente 22 a Lance Armstrong, décimo.

Contador, poco antes de tomar la salida. Foto: Marca.com

Contador, poco antes de tomar la salida. Foto: Marca.com

El norteamericano, el gran “capo” del Tour y que volvía a la “Grande Boucle” cuatro años después de su retirada -saliendo de los primeros, además-, perdió menos tiempo del que algunos pensábamos, y demostró que ha llegado en buena forma y dispuesto a dar verdadera batalla. A ver, no obstante, cómo se desenvuelve en la montaña y, sobre todo, cómo aguanta la batalla que van a plantear sus rivales a lo largo de las próximas tres semanas.

Las actuaciones de Contador y de Armstrong fueron una clara muestra del enorme potencial que, como equipo, tiene el Astaná; pero no fueron las únicas, puesto que Andreas Klöden acabó 4º, a 22 segundos de Cancellara; y Levi Leipheimer 6º, a 30 segundos del suizo. Astaná, como cualquiera puede suponer, se conierte en el máximo favorito para hacerse con el triunfo en la crono por equipos del martes, en la que Contador debería coger el maillot amarillo. Pero el Saxo Bank tampoco tiene mal equipo y, sobre todo, tiene a Cancellara en sus filas, así que cualquier cosa puede pasar.

En resumen, magnífico comienzo del Tour de Francia 2009, una edición que se prevé, como casi todas, apasionante.

,

No hay Comentarios