Eurobasket 2009: España juega con fuego, pero se mantiene viva


Terminó la primera fase del Campeonato de Europa de baloncesto que se está celebrando durante estos días en Polonia.

Hasta el momento, lo más destacado sin duda son los apuros que ha pasado la selección española, indiscutible favorita, para mantenerse viva en el torneo. Cierto es que Pau Gasol se ha perdido toda la preparación, que a Mumbrú le ha pasado tres cuartos de lo mismo, que Rudy Fernández también se ha perdido las dos últimas semanas de entrenamiento antes del debut, que la espalda de Navarro está así, así, y que ahora es Garbajosa el que está lesionado en la rodilla -por no hablar de la ausencia de Calderón también por lesión-; pero pese a ello no esperábamos que le costara tanto al equipo de Sergio Scariolo pasar de fase.

Pau Gasol, con rabia, captura un rebote ante Gran Bretaña. Foto: Marca.com

Pau Gasol, con rabia, captura un rebote ante Gran Bretaña. Foto: Marca.com

Para comenzar, los talentosos serbios nos dieron una lección de baloncesto, rememorando los tiempos de aquella gran Yugoslavia de los años 80 y 90. Ello, unido al nefasto porcentaje de triples y tiros libres por parte de la selección, nos llevó a una merecida derrota por 66 a 57. El martes la cosa tomó tintes dramáticos por momentos, porque la victoria de Eslovenia sobre Serbia nos obligaba a ganar a Gran Bretaña, a priori presa fácil porque somos mucho mejores que ellos; pero después de un comienzo normal -parcial de 12-0 para empezar-, en el último cuarto se le fundieron los plomos al equipo nacional y los británicos tomaron 4 puntos de ventaja en el minuto 36, 69-73, lo que nos dejaba fuera automáticamente. Afortunadamente, Pau Gasol nos rescató con una soberbia actuación en los minutos finales -espectacular triple que nos devolvió la ventaja a falta de tres-, pudiendo ganar por 84-76.

Y ayer, 3/4 de lo mismo. El rival era, visto su estado de forma, el más duro de los tres, Eslovenia y, pese a que la victoria contra los británicos nos dio cierta tranquilidad, aún había riesgo de eliminación de perder frente al segundo equipo balcánico con el que nos tocaba enfrentarnos en esta primera fase. Para deleite de los aficionados españoles, la “Roja” -ayer de blanco porque hacía de equipo local- se pareció en gran medida durante tres cuartos al gran equipo que realmente es. La garra mostrada en defensa y en ataque -gran Felipe Reyes- y el acierto anotador de Rudy y de la “Bomba” Navarro nos pusieron con 15 puntos de ventaja, 62-47, segundos antes de llevarse al último cuarto.

Rudy Fernández celebra una canasta a los eslovenos. Foto: Marca.com

Rudy Fernández celebra una canasta a los eslovenos. Foto: Marca.com

Pero entonces se volvieron a fundir los plomos. Dos triples de Jagodnik y tres balones robados por el base Dragic -fruto de la ferte defensa eslovena y de la “empanada” española- acercaron a los balcánicos en el marcador, llegando poco despuéa situarse a un solo punto, 64-63. Increíble, pero cierto; la pájara del día anterior se repetía. Ante el atasco en ataque, la solución era bien sencilla: balones a Navarro, para que forzara faltas y metiera los tiros libres, lo que hizo mantenernos en ventaja, aunque mínima. No obstante, un final surrealista y bastante afortunado para los eslovenos acabó desembocando en la prórroga. Con 78-75 para España y un segundo y medio por jugarse, Dragic tuvo dos tiros libres, metiendo el primero y fallando deliberadamente el segundo. En el rebote, después de un toque de Pau Gasol, el balón le llegó a Erazem Lorbek -nuevo jugador del Barça- quien, de forma inverosímil, anotó un canastón que supuso el empate a 78. Inverosímil y, dicho sea de paso, ilegal; no por estar o no dentro del tiempo, que sí lo estaba; sino porque el alero esloveno dio por lo menos cuatro pasos antes de lanzar.

Sea como fuere, prórroga y más sufrimiento. Afortunadamente el tiempo extra se jugó bastante bien, y entre Pau Gasol y Felipe Reyes nos hicieron cobrar una ventaja que, al final, fue de seis puntos, 90-84. La posterior victoria de Serbia sobre Gran Bretaña eliminó a estos últimos, y nos privó de pasar a la segunda fase con dos victorias.

Así pues, España comenzará a disputar los tres próximos partidos con una victoria y una derrota, puesto que se contabilizan los resultados obtenidos con los otros dos equipos clasificados. Como quiera que perdimos con Serbia y ganamos a Eslovenia, el resultado del casillero español es el que acabo de comentar. Los próximos rivales serán, por este orden, Turquía el sábado, Lituania el lunes y Polonia el miércoles. Sorprendente también ha sido lo de los lituanos, que pasan con cero victorias después de haber derrotado solamente a Bulgaria, con quienes se jugaron la clasificación ayer.

En los otros dos grupos, Grecia y Francia han hecho pleno, mientras que el actual campeón, Rusia, pasa con cero victorias después de haber derrotado solamente a los eliminados letones. Alemania -sin Nowitzki-, Croacia y Macedonia son los otros clasificados.

Así quedan los grupos para la segunda fase:

GRUPO E:

1. Grecia: 2 victorias-cero derrotas.
2. Francia: 2-0
3. Croacia: 1-1
4. Alemania: 1-1
5. Rusia: 0-2
6. Macedonia: 0-2

GRUPO F:

1. Turquía: 2 victorias-0 derrotas
2. Eslovenia: 1-1
3. Serbia: 1-1
4. Polonia: 1-1
5. España: 1-1
6. Lituania: 0-2

Se clasifican los cuatro primeros: los campeones de grupo se cruzarán en los cuartos de final con los cuartos clasificados; y los segundos, con los terceros. Para entendernos mejor, el sistema de cruces de toda la vida. Esperemos que España tenga una segunda fase más lúcida y lucida que la primera, y que alcance su mejor estado de forma para afrontar unas rondas finales por K.O. para las que, faltaría más, se debe clasificar como gran favorito que todavía continúa siendo.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)