Francia-España, duelo en la cumbre en cuartos de final


Ayer terminó la segunda fase del Eurobasket, y los temores por una prematura eliminación de la selección española quedaron, afortunadamente, disipados.

Tras perder por 63-60 frente a Turquía en un partido jugado lamentablemente, y tras verse envuelta en una polémica interna por la decisión de Scariolo de resolver con Sergio Llull -al que, no obstante, le hicieron en aquella jugada una falta de libro- la posesión que pudo haberle dado la victoria a España y por las declaraciones de Marc Gasol en La Sexta, España dio la talla en sus dos siguientes enfrentamientos y derrotó contundentemente tanto a Lituania -84 a 70- como a Polonia -68 a 90-.

Felipe, Pau, Rudy y Navarro, aplaudiendo una de las jugadas del equipo ayer. Foto: Marca.com

Felipe, Pau, Rudy y Navarro, aplaudiendo una de las jugadas del equipo ayer. Foto: Marca.com

Cierto es que los lituanos han sido la gran decepción del torneo y que Polonia no es gran cosa en el concierto internacional, pero no olvidemos que los primeros nos vencieron por 22 puntos pocos días antes de empezar el campeonato; mientras que los segundos, además de ser los anfitriones, pusieron en jaque a la selección cuando este verano jugaron en tierras españolas.

Es decir, que aunque España como equipo es tremendamente superior, a estas dos victorias hay que darles el valor que se merecen; porque ayer España se jugaba la clasificación en un cara o cruz, y porque, como ayer dijo Garbajosa, parece que todo esto ha reactivado la fortaleza del equipo de Scariolo tanto dentro como fuera de la cancha.

No digo ni mucho menos que la selección ahora vaya a ganar el Eurobasket como si nada, porque para empezar se va a encontrar en cuartos de final con el equipo que más en forma ha demostrado estar hasta ahora, Francia, pero sí que se ha recuperado la buena senda. El encuentro de hoy contra los franceses -21:00, La Sexta- se prevé a cara de perro, porque los galos han ganado todos los partidos y, merecidamente, han acabado primeros de grupo.

No obstante, esta situación recuerda mucho a la que vivió en sus carnes la propia selección española en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Allí el equipo por entonces dirigido por Mario Pesquera -compuesto por la base de la actual selección- practicó un baloncesto cargado de virtuosismo en la liguilla, y se clasificó brillantemente como líder indiscutible de su grupo. Pero ese primer puesto, como recordamos, fue un premio “envenenado”: el clasificado en 4º lugar por el otro lado fue… Estados Unidos. Los americanos, grandes favoritos al oro, habían hecho una malísima primera fase, perdiendo dos partidos -como España ahora-; pero en el cruce de cuartos de final sacaron tanto lo mejor de sí mismos como a España de los Juegos, al derrotarla por 102-94. Esperemos que hoy ocurra lo mismo.

Por el momento Francia está preocupada, porque ve que le puede pasar lo que a la selección en Atenas. Además, según cuentan las crónicas, parece ser que Francia y Grecia, en el encuentro que decidía el líder del grupo, “hicieron todo lo posible” por perder, porque veían que el cuarto del grupo de España iba a ser, precisamente, el equipo de Scariolo. Al final, el “premio” se lo llevó Grecia, porque con su derrota por 71-69 en el último segundo del partido ha conseguido eludir al “coco” por excelencia del campeonato.

Antes, a las 18:15, se enfrentarán Rusia y Serbia; mientras que mañana lo harán Turquía y Grecia -el vencedor se cruzará con España o Francia- por un lado, y Eslovenia y Croacia por el otro.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)