Clasificación Mundial 2010: España consigue el pleno de victorias y Argentina estará en Sudáfrica


La selección española hizo ayer el 10 de 10 en la fase de clasificación, arrollando a Bosnia, la segunda clasificada, por 2-5 en tierras balcánicas.

Los locales, que ya tenían la repesca asegurada, querían agradar a los suyos ante la campeona de Europa, y pusieron cerco a la meta de Casillas desde el principio. Sin embargo España demostró que su estatus no es casual, y en un minuto casi sentenció el partido con goles de Piqué y Silva. En el segundo tiempo, tres cuartos de lo mismo: el empuje bosnio de inicio fue frenado rápidamente por la selección con dos goles de Negredo.

Los jugadores españoles se abrazan tras uno de los goles de ayer. Foto: Marca.com

Los jugadores españoles se abrazan tras uno de los goles de ayer. Foto: Marca.com

El delantero sevillista -que ayer sí que fue titular ante las bajas por lesión de todos los delanteros citados por Del Bosque- aprovechó su oportunidad y llamó con fuerza a las puertas del Mundial con sus dos dianas: la primera, tras culminar dentro del área una bellísima jugada de equipo de la selección; y la segunda, después de empujar en el segundo palo con el muslo y con la portería vacía un centro de Riera. El quinto y definitivo gol llegó en el minuto 89, tras batir el valencianista Mata con sangre fría al guardameta Supic. Los minutos de descuento solamente sirvió para que Bosnia maquillara el marcador, con los goles de Dzeko y Misimovic.

España, pues, termina esta liguilla de clasificación con el mejor resultado posible: diez victorias en diez partidos; y con la certeza de que, si no hay lesiones y si mis colegas de la prensa “nacional-madridista” no “contaminan” (la polémica que han intentado montar sobre la justificadísima vuelta a Barcelona de Xavi y Puyol, en comparación a los palos que le han dado a Portugal por convocar a Cristiano Ronaldo y no dejarlo en Madrid me ha parecido lamentable), en la cita sudafricana se hará algo grande.

En el resto de partidos europeos, Suiza y Eslovaquia se ganaron su plaza directa para el Mundial, mientras que Portugal, finalmente, tendrá una segunda oportunidad con la repesca, tras deshacerse en casa de la débil Malta; lo mismo que Ucrania que, tras su victoria del sábado frente a Inglaterra y la de ayer por 0-6 en Andorra, deja fuera sorprendentemente a Croacia.

Argentina gana en Montevideo y se mete en el Mundial

En Sudamérica, Maradona y los argentinos pueden estar tranquilos. El combinado albiceleste -ayer de azul oscuro y calzón blanco- superó la prueba final del estadio Centenario, derrotando a Uruguay por 0-1 en el gran clásico del Río de la Plata y logrando, después de muchas fatiguitas, la clasificación directa para Sudáfrica. La repesca queda para los uruguayos, después de que Ecuador perdiera en Chile.

Euforia argentina al finalizar el clásico. Foto: Marca.com

Euforia argentina al finalizar el clásico. Foto: Marca.com

Ni Argentina ni Uruguay ofrecieron ayer un buen partido; algo lógico hasta cierto punto porque ni los dos equipos estaban en un momento demasiado brillante y, además, por los nervios debido a todo lo que estaba en juego. El resultado en el otro encuentro importante de la jornada, el Chile-Ecuador, aún era incierto durante el primer tiempo, y por ello los vecinos rioplatenses se mostraban bastante reacios a arriesgar para no exponerse a una contra del rival.

En la continuación, tras el tanto de Chile -que hacía que Ecuador tuviera que marcar dos goles para poner en apuros a los argentinos y a los uruguayos-, el clásico se animó algo, aunque no demasiado. Pese a que los locales pusieron cerco a la meta argentina, apenas si creaban ocasiones claras. El control de la albiceleste en el centro del campo era total, con un Mascherano que se bastaba por sí solo para sostener a su equipo. Las intenciones del “Pelusa” quedaron meridianamente claras -el empate serviría porque Ecuador no iba a remontar- cuando sacó en primer lugar al ex bético Monzón por Di María; y en segundo lugar a un mediocampista defensivo como Mario “el Maranga” Bolatti, por Higuaín.

Pero, lo que son las cosas, con dos defensores más y dos atacantes menos en el campo, llegó el gol de Argentina, marcado precisamente por Bolatti a seis minutos del final. Un minuto antes el ex jugador del Barça Martín Cáceres fue expulsado por doble amonestación tras derribar a Jonás Gutiérrez, lo que junto a la jugada posterior supuso la puntilla para los de Tabárez. En la falta, el jugador de Huracán aprovechó un rechace de un disparo de Verón para alojar el balón en el fondo de las mallas y certificar el pase directo de Argentina.

Al terminar el partido los miembros de la selección argentina celebraron el triunfo como si hubieran ganado ya la copa; destacando un Maradona que se fundió en un abrazo con su amigo de toda la vida Bilardo, asesor técnico suyo y con quien todos dicen que, actualmente, anda peleado. Maradona, eufórico, le dedicó el triunfo a todos los argentinos menos a los periodistas, a quienes mandó a seguir haciendo “ciertas cosas” en una polémica rueda de prensa que, a buen seguro, traerá mucha cola en nuestro hermano país.

Uruguay, por su parte, deberá disputarle la plaza mundialista al cuarto de la CONCACAF, Costa Rica, que ayer perdió en el último minuto la clasificación directa tras recibir el gol del empate a dos por parte de Estados Unidos. Este tanto metió en el mundial a Honduras, que ganó en El Salvador por 0-1.

Por último, en África y en la repesca asiático-oceánica (Bahrein-Nueva Zelanda, 0-0 en la ida) todo se decidirá el próximo 14 de noviembre, el día de los partidos de ida de la repesca europea; y el día en el que, ahora ya sí, España y Argentina jugarán en el Vicente Calderón el partido del Centenario de la Federación Española. Sí, ese mismo siglo de vida que, por obra y gracia del señor Villar, realmente ha durado sólo 96 años.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)