ACB: El Cajasol deja al Unicaja con cero victorias; y el Madrid, líder solitario


La 5ª jornada de la liga ACB de baloncesto nos ha dejado al Real Madrid como líder solitario e invicto. Los blancos apabullaron al Bizkaia Bilbao por 70-96 con un gran Bullock -5 de 5 triples para 21 puntos-, y aprovecharon la derrota del Caja Laboral Baskonia en Valencia (81-74) y la del Ayuda en Acción Fuenlabrada por 86-66 en Santiago de Compostela -primer triunfo del Xacobeo Blu:Sens Obradoiro- para mandar en la clasificación. Segundo, a una victoria, es ahora el Barcelona, que pasó más apuros de los previstos en un principio para derrotar a Estudiantes por 75-78. Los azulgrana perdieron durante el transcurso del encuentro a Basile y a “la Bomba” Navarro, quienes sufrieron unas lesiones cuando menos feas. Junto al Barça, el Baskonia y el Fuenlabrada están el Valencia y el DKV Joventut, verdugo ayer del Blancos de Rueda Valladolid por 70-65.

Momento de la caída de Printezis. Foto: Marca.com

Momento de la caída de Printezis. Foto: Marca.com

Pero el partido más emocionante de la jornada se disputó en Sevilla. Allí, en el Palacio de los Deportes de San Pablo, tuvo lugar el más clásico derbi andaluz, el Cajasol-Unicaja, con un equipo, el de Aíto García Reneses, que buscaba inaugurar su casillero de victorias tras su exhibición en la Euroliga contra el Olympiacos, pero que se fue de la capital andaluza con una nueva derrota, ésta por 63 a 61 ante un Cajasol que suma ya dos victorias y que, poco a poco, parece que sale a flote.

Las defensas se impusieron claramente a los ataques, y en esa tesitura el mayor acierto de los cajistas sobre todo desde más allá de 6,25, fue lo que decantó el encuentro para los sevillanos. Ellis, Calloway, Savanovic y Miso anotaron cuando debieron, mientras que por el Unicaja Taquan Dean, pese a meter 4 triples, falló tres de los últimos cuatro ataques de su equipo, que ahora es penúltimo.

Sin embargo, la imagen del partido no fue ninguno de los triples ni de los tapones colocados por los jugadores, sino la espectacular caída del ala-pívot del Unicaja Giorgios Printezis. El griego, después de hacer un mate -invalidado, por cierto- se escurrió del aro e impactó con la espalda y el hombro sobre el parquet, en una jugada que puso los vellos de punta a todo el pabellón, empezando por un servidor, que se encontraba situado a dos metros escasos de la jugada. Por fortuna el susto “sólo” se quedó en una fractura de hombro para el griego que, tras ser llevado al hospital, pudo regresar con sus compañeros a Málaga.

En el resto de los partidos, el Gran Canaria 2014 pasó por encima del Granada (102-65); el Meridiano Alicante hizo 3/4 de lo mismo contra el Suzuki Manresa (71-54); mientras que el Lagun Aro GBC continúa con su marcha ascendente tras lograr su tercera victoria consecutiva en la pista del C.B. Murcia, por 73 a 81.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)