El Mundial, cerrado ya


Anoche se completó definitivamente la lista de selecciones clasificadas para el Mundial de Sudáfrica.

Lo más destacado y sonado del día, sin duda, fue la clasificación de la selección francesa a costa de Irlanda, a quien el trío arbitral le “robó” el encuentro después de tragarse una mano flagrante de Thierry Henry en la prórroga. La jugada terminó en gol de Gallas, que suponía el empate a uno y el pase para la actual subcampeona mundial, tras el tanto de Robbie Keane en el primer tiempo que forzaba la prórroga -en la ida había ganado Francia por 0-1 en Dublín-. El lógico enfado entre los irlandeses fue tal que la federación irlandesa ha hecho una petición formal ante la FIFA para que se repita el partido. Obviamente no lo va a conseguir. La mano del delantero francés fue clara y descarada, y el árbitro debió haber anulado la jugada y haberlo amonestado; pero de ahí a cómo se está intentando demonizar a Henry no sólo desde Irlanda, sino también desde la prensa española va un verdadero abismo. Henry y Domenech se abrazan tras lograr Francia la clasificación.

Claro que si meditamos un poco sobre las tendencias deportivas de la prensa nacional y sobre el equipo en el que juega el crack francés encontraremos la respuesta a esta campaña tan desmesurada; sobre todo en comparación a lo que se dijo, sin ir más lejos, de cierto emblema del fútbol español y del equipo de nuestros medios cuando hizo con la palma de su extremidad inferior izquierda un golazo -concedido por el árbitro- al Leeds United en 2001, durante un encuentro de la Champions League.

Por lo demás, la sorpresa deportiva fue la eliminación de Rusia a manos de Eslovenia. Los de Hiddink ganaban en la ida por 2-0, pero un gol a última hora de los eslovenos les dio unas opciones que supieron aprovechar en la vuelta. En Ljubliana, el gol de Dedic en el minuto 45 propició que Eslovenia vaya a disputar el próximo año su segunda fase final de un Mundial, tras la de Corea y Japón en 2002. Portugal, por el contrario, apenas sufrió en su partido en Bosnia pese al escaso 1-0 de la ida. Los compañeros del lesionado Cristiano Ronaldo volvieron a vencer a los balcánicos en Zenica por el mismo marcador, con gol de Meirelles. Así pues Cristiano Ronaldo ya puede respirar tranquilo, porque tendrá la ocasión de intentar lucirse en tierras sudafricanas. La última plaza de las repescas europeas la consiguió Grecia, después de dar la sorpresa en Ucrania. Los ex soviéticos se las prometían muy felices al haber empatado a cero en tierras helénicas, pero en Donetsk Salpingidis dio la clasificación a los campeones de Europa de 2004, que como los eslovenos también jugarán su segundo Mundial, en este caso después del de Estados Unidos 94.

Argelia vence en la batalla norteafricana y Uruguay vuelve a un Mundial
En África, después de la clasificación el sábado de Camerún y Nigeria, la última plaza fue para Argelia, que vuelve, 24 años después, a una Copa del Mundo. Los argelinos se jugaban la clasificación el sábado en Egipto, valiéndole hasta la derrota por un gol; pero en un ambiente muy hostil los locales marcaron el 2-0 en el minuto 95, lo que hacía que ambos equipos finalizasen empatados a todo, teniendo que jugarse el pase en un encuentro de desempate, en Sudán. Éste finalizó con victoria argelina por 1-0, la cual celebraron en Argel y en el resto del país hasta bien tarde. No era para menos, después del tiempo de ausencia y después de toda la polémica con los egipcios, con los que tenían algunas rencillas pendientes.

Pablo Hernández celebra su gol, el último de la selección española.La última plaza para Sudáfrica, cronológicamente hablando, la ganó Uruguay en su repesca frente a Costa Rica. Los charrúas traían un 0-1 de la ida, pero en el estadio Centenario de Montevideo tuvieron que sudar la clasificación hasta el final. El “Loco” Abreu dio más ventaja en la eliminatoria a los suyos en el minuto 70, pero poco después Walter Centeno empató para Costa Rica y puso el miedo en el cuerpo de los uruguayos, dado que un segundo tanto de los “ticos” les hubiese metido en el Mundial. Al final, no obstante, pudo el peso de la historia y la “celeste” volverá a disputar una fase final ocho años después.

Así pues, los bombos para el sorteo del día 4 de diciembre ya están perfilados.

España sigue arrollando
Mientras tanto, la selección española continuó ganando puntos para ser considerada favorita en el Mundial por derecho propio. Después de ganar a Argentina el sábado la “Roja” disputó su segundo amistoso de estos días en un escenario muy especial, el Ernst Happel/Prater de Viena, el estadio en el que España disputó toda la fase de eliminatorias en la gloriosa Eurocopa del año pasado.

Ayer su rival era la selección local, Austria, que a los cinco minutos se subió a las barbas de los españoles al adelantarse en el marcador; pero en un pis-pas Cesc y Villa le dieron la vuelta al partido. Austria se quedó con un hombre menos en el minuto 26 fruto de su juego duro por momentos, y antes del descanso el propio Villa hizo el tercero de España. El delantero asturiano ya lleva 35 goles, y está cada vez más cerca de los 44 de Raúl. En el segundo tiempo Del Bosque hizo varios cambios, y fueron dos de los hombres de refresco, Güiza y Pablo Hernández, quienes completaron el marcador final de 1-5 para nuestro combinado.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)