Liga: El Barça vence al Madrid (1-0) y recupera el liderato


El Barcelona derrotó ayer por un gol a cero al Real Madrid en el gran clásico de la liga española, lo que le permite volver a ocupar el primer puesto del campeonato nacional de liga. En un choque muy igualado, un golazo de Ibrahimovic en la segunda parte dicto sentencia.

Ibrahimovic, con Casillas ya batido, corre a celebrar el gol de la victoria del Barça. Foto: Marca.com No fue un partido fácil ni mucho menos, como pensaban algunos aficionados culés. El Madrid sorprendió al Barça en la primera parte con un gran despliegue físico y de concentración, creándoles muchas dificultades a Guardiola y los suyos. El Madrid no dominó apabullantemente, pero sí gozó de dos claras ocasiones de gol: la primera de ellas la desbarató Víctor Valdés ante un Cristiano Ronaldo que finalmente salió de titular, pero al que el meta barcelonista le sacó la mejor ocasión de su equipo en todo el encuentro. Mi tocayo Valdés, extraordinario, volvió a reivindicarse como una seria alternativa a Iker Casillas en la consideración de mejor portero nacional, tal y como lleva haciendo ya desde hace algunas temporadas. La segunda ocasión blanca tuvo a Puyol como hombre clave. El capitán del Barça, un verdadero coloso junto a Piqué, le quitó el gol a Marcelo lanzándose a ras de suelo, cuando el centrocampista brasileño encaraba desde la zona izquierda del área a Valdés. En el segundo tiempo salvó del mismo modo un par de llegadas más, una de Higuaín y otra de Benzema.

Tras el descanso Guardiola, que hizo jugar de titular a Messi pero no a Ibrahimovic, decidió que era la hora de Zlatan, y el crack sueco no le defraudó. El Barça ya había salido con otra cara, y a los cinco minutos de sustituir a Henry, Ibrahimovic empalmó de volea con el interior de la pierna izquierda un centro precioso y preciso de Dani Alves. Casillas no pudo hacer absolutamente nada para evitar el 1-0 (min. 56), el gol que decidiría el partido. Ibrahimovic, a quien en el Inter se le acusaba de “borrarse” en los días importantes, hizo lo que no consiguió Cristiano Ronaldo en la primera parte: hacer gol. Un gol de verdadero maestro, ni más ni menos que lo que es el extraordinario delantero sueco.

El posible penalti de Piqué a Cristiano Ronaldo. Foto: Marca.com El Madrid no aprovecha su superioridad numérica
El Barcelona había hecho lo más difícil y parecía que, desde ese momento, comenzaría el recital; y probablemente algo parecido habría sucedido de no haber tenido lugar la expulsión de Sergio Busquets, que vio la segunda tarjeta amarilla a media hora del final por una mano tan clara como absurda. Esto supuso una enorme bocanada de aire fresco para un Madrid que llevaba algunos minutos rezando para que el Barça no metiera algún gol más. Los de Pellegrini aprovecharon el hombre de más del que dispusieron para volver a acercarse a la portería de Valdés. Cristiano Ronaldo, poco antes de ser sustituido, reclamó un posible penalti de Piqué. Las imágenes dejan claro que es más que probable la falta del central barcelonista, pero no si el portugués se encontraba dentro o fuera del área cuando fue desplazado, ni tampoco si dicho desplazamiento se puede considerar empujón (falta directa, por tanto penalti de estar Cristiano dentro del área) u obstrucción (falta indirecta, luego no habría penalti bajo ningún concepto). No obstante, me huelo que algunos que otros de los de la prensa madri(dista)leña y nacional se escudarán en esta jugada para justificar la derrota de “su” equipo cuando hablen del partido.

El Madrid siguió apretando y Benzema tuvo la última clara ocasión de los suyos, pero falló clamorosamente en el área pequeña tras el saque de un córner. Pero el Barcelona, pese a la inferioridad, manejó el partido con bastante solvencia, e incluso pudo aumentar el marcador si Messi no hubiese fallado en el último minuto ante Casillas una ocasión de una forma similar a como lo Cristiano Ronaldo en el primer tiempo. Los merengues también se quedaron con diez prácticamente en el descuento por la expulsión, igualmente justa, de Lass Diarra. La versión más sobria del Barça pudo, gracias a Ibrahimovic, Puyol y Valdés, con un Madrid que dio mejor imagen de lo que muchos esperaban.

Ahora la tabla, tras doce jornadas, queda encabezada por el Barça con 30 puntos, dos más que el Madrid y cuatro y cinco sobre Sevilla y Valencia, respectivamente. Tanto sevillistas como chés desperdiciaron, con sus empates del sábado, una gran ocasión para acercarse a la cabeza, sobre todo los de Jiménez, que no pudieron deshacerse de uno de los últimos como es el Málaga. El Depor, tas ganar en Santander, ha igualado al Valencia en la tabla, colocándose a un punto del Sevilla y a cinco del Barça, a quien recibirá el próximo sábado. Antes, los blaugranas disputarán el miércoles su encuentro correspondiente a la 15ª jornada contra el Xerez, dado que dicha fecha coincide con la disputa del Mundial de Clubes.

Edito: acabo de ver la portada del diario madri(dista)leño/nacional de mayor tirada en España. Sinceramente, cada vez son más patéticos: se conforman con haber perdido sólo por 1-0 y con haber jugado medio bien, creando algunas ocasiones de gol. Parafraseando a Guardiola, si con 270 millones (de euros, por supuesto) que se ha gastado Florentino este verano el Madrid no es capaz de hacer por lo menos eso…

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)