Vuelve a ganar (1-0)


El Betis, por fin, volvió a la senda de la victoria, algo que no conseguía desde hacía ya varias semanas (la última, recordemos, fue 0-2 en Girona), y algo que no lograba en casa desde la tercera jornada (3-0 al Recreativo), cuando todo marchaba mucho mejor que ahora.

Caffa, después de conseguir el gol de la victoria. Foto: diariodesevilla.es Un gol de Juan Pablo Caffa a trece minutos del final puso el definitivo 1-0 con el que el equipo bético se deshizo de la U.D. Las Palmas, en un encuentro en el que el Betis, con Nacho de medio centro junto a Iriney, jugó algo mejor que en anteriores semanas, aunque sin alcanzar, ni mucho menos, el nivel que se le exige a un club de su historial.

El Betis, sin hacer un juego demasiado brillante, pudo y debió haberse marchado al descanso en clara ventaja, pero Emana en dos ocasiones y Pavone erraron tres claras ocasiones ante el portero canario. El camerunés, pese a su anarquía e irregularidad (el punto de mira a la hora de disparar sigue teniéndolo desviadísimo), fue el gran motor de su equipo durante todo el partido, y sería extraordinario conseguir recuperarlo para la causa. Además, el colegiado del partido, el pésimo ex Primera valenciano Lizondo Cortés, se tragó en el minuto 34 un penalti a Juanma tan claro y grande como la Catedral de Sevilla; y a su vez concedió la única ocasión clara de Las Palmas en el primer acto, un disparo al poste de Marcos Márquez, cuando el delantero sevillano de los “canariones” estaba en claro fuera de juego.

En la segunda parte Tapia sacó a Rodri y a Caffa, que fueron los dos hombres que resolvieron el partido. En el minuto 77 una contra letal sirvió para que el canterano sirviera, desde la derecha, un balón medido para el argentino, quien sacó a pasear la exquisitez de su pierna izquierda para alojar el balón en el fondo de las mallas, consiguiendo su cuarto gol de la temporada. Caffa podrá adolecer de muchas cosas (y supongo que, por ello, no es titular), pero es uno de los hombres con más calidad de este equipo, además de ser el jugador más rentable del Betis en proporción a los minutos de los que ha disfrutado.

Aficionados protestando en los aledaños del estadio, durante los primeros minutos del encuentro. Foto: diariodesevilla.es
De aquí al final, pese al nerviosismo de los aficionados béticos por muchas y variadas experiencias anteriores, el Betis controló bastante bien a una U.D. Las Palmas que, no obstante, reclamó un penalti (inexistente del todo) sobre su delantero Armiche a un minuto del final.

El Betis, tras este triunfo, se sitúa en la octava posición de la tabla con 20 puntos, a seis del triunvirato de cabeza (Cartagena, Hércules y Real Sociedad) pero habiendo jugado un encuentro menos. Es decir, con todos los problemas deportivos e institucionales que tiene el Betis, y con todo lo mal que ha estado el equipo en las últimas semanas, si el miércoles se le gana al Villarreal B el encuentro aplazado en su día sólo serán tres puntos los que separen a los verdiblancos de los lugares de ascenso. Pero hay que ganar, algo que no se debe dar por hecho porque el juego todavía deja bastante que desear.

Floja entrada y protestas fuera del campo al inicio
La otra noticia del partido estuvo por una parte en la poca cantidad de gente que se dio cita en el Ruiz de Lopera, unos 15 mil espectadores (quiero pensar que por la lluvia y el mal tiempo y no por las manipulaciones de ciertos “béticos”); mientras que algunos miles de esos 15 mil cumplieron con lo que habían prometido durante la semana y se pasaron los primeros 18 minutos fuera del estadio, protestando contra el máximo accionista por la situación que está viviendo el club.

Cuando entraron, los Supporters (que se encontraban fuera protestando como el resto) desplegaron una pancarta en la que se podía leer lo siguiente: “Directivos, jugadores, oposición, prensa, ¿seguimos con el circo?”, lo que provocó el enfado de algunos de los profesionales de la información local, como por ejemplo los de Radio Sevilla, que no entendían que los Supporters, a quienes Lopera ha financiado muchas cosas según ellos, metieran en la pancarta a la prensa y, pese a introducir también a la directiva, dejaran “sospechosamente” fuera de la misma a Lopera. Pues, señores Florencio Ordóñez y Manolo Aguilar, queridos amigos de Radio Sevilla, el que encabeza la directiva del Betis no es otro que el señor Lopera, así que si ustedes piensan que se le “deja fuera”… quizás los más incongruentes no sean los radicales del Betis.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)