Champions: Barça, Madrid y Sevilla, primeros; el Atlético, a la Europa League


Se terminó la primera fase de la Liga de Campeones, y los tres equipos españoles que optaban a la clasificación o ya la habían asegurado matemáticamente consiguieron, además, finalizar en cabeza de sus respectivos grupos.

El Barça era el que peor lo tenía hace dos jornadas pero, al igual que sucediera en el encuentro ante el Inter ayer volvió a sacar su personalidad para resolver su partido (1-2) ante un complicado rival -como todos a los que se ha medido en esta liguilla- como era el Dinamo de Kiev. Con una temperatura bajo cero el partido no empezó nada bien para los blaugrana. Una falta en el primer minuto lanzada por Shevchenko y peinada Por Milevski se la tragó Víctor Valdés, y el 1-0 subió al marcador demasiado pronto, lo que dio alas a los locales. Messi, el mejor jugador del mundo, después de marcar su golazo. Foto: Marca.com/Reuters

Un segundo gol de los ucranianos y una victoria de Inter o Rubin Kazan en el otro partido habrían sido funestos para los de Guardiola quienes, tras unos minutos de desconcierto, comenzaron a controlar la situación, ante la excesiva dureza con la que se empleó el Dinamo a lo largo de todo el encuentro. Una dureza, dicho sea de paso, permitida por el colegiado, el inglés Howard Webb. Pero en el minuto 33 se acabaron los nervios cuando una preciosa jugada de todo el Barcelona acabó con un gran pase raso de Abidal desde la izquierda que remató Xavi; un bello gol que tranquilizó un poco a los seguidores blaugranas.

Como el Inter ganaba al Rubin el Barça era primero con el empate; pero otro gol del Dinamo, que podía meterse en la Europa League si ganaba el partido, le habría impedido finalizar en tan privilegiada posición. Por ello en el segundo tiempo, mientras los ucranianos continuaban con las patadas, poco a poco el dominio del Barça fue total. A falta de cuatro minutos para el final, la penúltima falta recibida por Messi fue aprovechada por el argentino para demostrar a todos el porqué de su elección como Balón de Oro 2009. Leo no es un especialista tirando faltas, pero ayer cogió el balón y, magistralmente, lo colocó muy cerca de la escuadra, marcando el gol de la victoria.

Y digo la penúltima, porque la última patada, efectuada por un tal Almeida, le causó un esguince de tobillo de grado 1-2, que le hace ser baja para el derbi del sábado contra el Espanyol. Afortunadamente, salvo complicaciones, podrá estar en el Mundial de Clubes. El Barça se clasificó junto al Inter, que se deshizo en San Siro del Rubin Kazan por 2-0, con goles de Eto´o y Balotelli.

Cristiano Ronaldo, el segundo mejor, celebrando el gol que cerró el marcador. Foto: Marca.com El Madrid, por su parte, solventó (1-3) el también difícil envite del Velodrome de Marsella. Un 3-0 y una victoria del Milan en Zurich habrían mandado a los blancos para casa, pero la incertidumbre se acabó en ese sentido a los cuatro minutos, cuando Cristiano Ronaldo hizo lo que se espera de un hombre que ha costado 96 millones de euros: ejecutar de forma magistral una falta para adelantar a su equipo. Poco después “Lucho” González empató para su equipo, que con la victoria y el pinchazo del Milan se habría metido en octavos como segundo.

Pero en el segundo tiempo el Madrid se volvió a adelantar pronto cn un gol de Albiol, mientras que el Marsella desaprovechó su ocasión para devolver las tablas, al mandar “Lucho” González al larguero un penalti causado por Casillas, tras una salida en falso del portero merengue. Cristiano Ronaldo, a poco del final, puso la sentencia. En el otro encuentro el Milan sólo pudo empatar a uno en Zurich, con lo que de ninguna de las maneras habría podido acabar primero de grupo.

Katie Holmes, Tom Cruise y Cameron Díaz, en el palco del Pizjuán. Foto: Marca.com El tercer equipo español en terminar primero fue el Sevilla, que solventó con mucha tranquilidad (1-0) el trámite en el que, prácticamente, se convirtió el partido ante uno de los peores equipos de la competición, el Rangers. Un gol de Kanoute de penalti a los ocho minutos bastó para deshacerse de unos escoceses que, con ninguna victoria en su casillero, poco menos que vinieron a Sevilla de vacaciones. El primer puesto no peligró en ningún momento porque, además el Sttutgart le ganaba claramente al Unirea (3-1), con lo que los aficionados se dedicaron a estar más pendiente de la verdadera noticia para ellos del día: la presencia de la familia Cruise y de Cameron Díaz en el palco del Sánchez-Pizjuán, con motivo de la película que están rodando este mes en la capital andaluza. Al Sevilla le acompañará en octavos el Sttutgart.

Y el Atleti se metió en la Eurpa League pese a haber hecho, una vez más, el ridículo. Los colchoneros se sintieron más que impotentes ante un Oporto que pasó por encima de ellos desde el primer minuto (0-3), y se encomendaron al Chelsea para que el Apoel no ganara y les adelantara en la clasificación. Los chipriotas se partieron el alma, pero sólo pudieron empatar a 2, con lo que el Atlético, gracias al gol conseguido en casa del Apoel -que le dio el “goal-average” particular por el valor doble de los tantos marcados fuera de casa- al menos seguirá jugando en Europa.

Del resto de la jornada destaca la goleada del Bayern Munich en el Olímpico de Turín contra la Juve. A la “Vecchia Signora” le bastaba con el empate para pasar a octavos, pero sufrió un humillante 1-4 de manos de los alemanes.

El próximo viernes, día 18, cuando se complete la fase de grupos de la Europa League, tendrá lugar el sorteo de los emparejamientos de octavos de final, para el que se se han clasificado, definitivamente, los siguientes equipos:

Primeros de grupo: Girondins de Burdeos, Manchester United, Real Madrid, Chelsea, Fiorentina, Barcelona, Sevilla y Arsenal.

Segundos de grupo: Bayern Munich, CSKA Moscú, Milan, Oporto, Olympique de Lyon, Inter de Milán, Sttutgart y Olympiacos.

Europa League: Juventus, Wolfsburgo, Olympique de Marsella, Atlético de Madrid, Liverpool, Rubin Kazan, Unirea Urziceni y Standard de Lieja.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)