Copa del Rey de baloncesto: La machada estuvo muy cerca (77-72)


Todos daban (dan, de hecho) como favorito indiscutible al Barça para hacerse con la Copa del Rey de basket que comenzó ayer en Bilbao. El Cajasol aparecía en el horizonte como la víctima propiciatoria de un equipo al que casi se le daba ya en la final. Al menos, de cara a los aficionados, porque los profesionales blaugranas tenían muy claro que el partido poseía más miga de la que todo el mundo creía."Ty" Ellis intenta deshacerse del barcelonista N´Dong. Foto: EFE/rtve.es

Y así fue. El Cajasol tuteó durante los cuarenta minutos al gigante barcelonista, y se quedó tan sólo a cinco puntos de dar la campanada del torneo. El 77-72 final favorable a los de Xavi Pascual no fue sino el reflejo de un pase a semifinales que Joan Plaza y los suyos pusieron muy caro.

Tan caro como que en el primer cuarto el Cajasol salió jugando casi como los grandes equipos de la NBA; es decir, fuertes en defensa (lo esperado) y con grandes porcentajes de tiro. Tres triples, de Ellis, Savanovic y Kirksay respectivamente, y una técnica a un muy nervioso N´Dong propiciaron el sorprendente despegue sevillano (13-23); un despegue frenado por el Barça antes del final del primer cuarto (20-24) y abortado en el descanso (37-37).

Al volver de los vestuarios los catalanes aumentaron en un par de puntos su defensa; ello, unido a que -como era lógico- los porcentajes de tiro del Cajasol fueron disminuyendo, y el Barça, como quien no quiere la cosa, alcanzó la decena de puntos de ventaja (59-49).

Pero el Cajasol, cuando todos le daban por muerto, sacó la casta en los últimos diez minutos, y le dio un susto muy serio a su rival. Radenovic apareció en ataque (8 puntos); Kirksay volvió a ser Kirksay -el mejor jugador del partido; impresionante una vez más su trabajo, adornado esta vez con 15 puntos-, y así los sevillanos fueron poco a poco acercándose hasta ponerse tan sólo a un punto (63-62) con un triple del alero serbio. Juanjo Triguero corta hacia la canasta y machaca espectacularmente, con Pete Mickeal y Kirksay como testigos. Foto: EFE/rtve.es

Incluso en la siguiente jugada el Cajasol tuvo balón para consumar la remontada; pero no pudo anotar y, en el aro contrario, la “Bomba” Navarro decidió con un triple casi vital (68-63), y con varios tiros libres. El Cajasol entonces cometió algunos errores puntuales, con tontas pérdidas que le impidieron llegar más allá en su osadía. De todos modos, se pueden volver orgullosos para Sevilla los hombres de Joan Plaza, porque han dejado el pabellón muy alto.

Valencia, el rival del Barça en la semifinal
Los líderes de la ACB y de la Euroliga se medirán el sábado en la primera semifinal al Power Electronics Valencia que, en el encuentro que abría la Copa, supo jugar mejor que Asefa Estudiantes los últimos segundos para terminar venciendo por 75-73.

El choque, como el Barça-Cajasol, fue muy atractivo y de gran emoción. Los colegiales llegaron al último minuto tres puntos arriba (70-73), pero Víctor Claver empató con un espectacular triple. Estudiantes cometió campo atrás y Rafa Martínez, en la siguiente posesión, puso en ventaja a los valencianos tras una gran penetración y un tapón ilegal de Caner-Medley. Lofton falló un triple y, tras el rebote, Oliver prácticamente se “comió” la última posesión de u equipo ante la gran defensa de Víctor Claver.

Espectacular inicio, pues, de la Copa del Rey; que esperemos que tenga continuidad en la segunda jornada de cuartos de final: Caja Laboral-Bizkaia Bilbao Basket, y Real Madrid-DKV Joventut.

Edito: El Caja Laboral se ha convertido en el tercer semifinalista al deshacerse, en el derbi vasco, del anfitrión Bizkaia Bilbao por 75-62. Los vitorianos, sin Tiago Splitter pero arropados por su espectacular afición (me atrevería a decir que la mejor de toda la ACB), mayoritaria en el pabellón pese a no ser la local, fueron muy superiores a los bilbaínos; y rompieron el partido, de la mano de un gran San Emeterio -23 puntos, 7 rebotes y 34 de valoración-, en el tercer cuarto con un parcial de 26-16.

Su rival será el Real Madrid, que ganó al DKV Joventut por 90-82, gracias al enorme partido de Marko Jaric (26 puntos y 34 de valoración) y Sergio Llull (29 puntos, con 6 de 9 en triples). El Joventut, con una media de edad realmente joven, echó de menos a Tucker (1 de 9 en tiros de 3), y el porcentaje, así como la cantidad de triples anotados (12 por 4) decidieron el cuarto semifinalista.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)