Copa del Rey de basket: El “monstruo” sigue devorando títulos (80-61)


Ettore Messina, entrenador del Real Madrid, calificó durante la Supercopa al Barça como un “monstruo” ante el que ellos intentarían estar a su altura.

Durante toda la temporada los blaugrana se han encargado de no dejar mal al galáctico entrenador italiano; sin embargo en esta Copa Cajasol y Power Electronics Valencia -sobre todo los sevillanos- se habían encargado, en cuartos y semifinales respectivamente, de darle un sustito mientras que el Madrid apabullaba a todo un Caja Laboral. Por ello quien más quien menos llegó a pensar que los blancos estaban en condiciones de discutirle la supremacía a los “culés”.

“>

Pero ni por asomo. La final de la Copa del Rey 2010 entre el Regal F.C. Barcelona y el Real Madrid se ha convertido, sin duda, en la final menos emocionante de la historia del torneo (80-61), al menos desde que lo organiza la ACB. Se ve que hoy los miembros de la gran plantilla barcelonista han dado el callo prácticamente desde el salto inicial, y el Madrid tan sólo le ha aguantado un cuarto, el primero (19-16).

Poco a poco el Barça fue subiendo su intensidad defensiva, ahogando a los blancos, que se iban hundiendo sin remisión. Ricky Rubio, Basile, Navarro, Lorbek, Fran Vázquez… todos fueron minando progresivamente tanto el aro como la moral madridista. Ni tan siquiera la innecesaria tercera falta del pívot gallego, imperial en la zona, hizo menguar el juego azulgrana. Al descanso, 40-25 y más de media Copa en el zurrón.

No obstante, se podía prever un arreón del Madrid en los minutos iniciales de la segunda mitad, pero nada de eso. El Barça no aflojó el pistón hasta que no tuvo completamente machacado a su rival. Hasta por 27 puntos (64-37 en el minuto 30) llegaron a dominar a los catalanes, que hicieron parecer a su máximo rival un verdadero pelele.

Sólo en los últimos minutos, con la visita europea al Panathinaikos en el horizonte, se relajaron un poco los de Xavi Pascual. El Madrid, de la mano de Llull y de Kaukenas, aprovechó para maquillar un poco el marcador, evitando que la humillación fuera todavía más histórica de lo que ha sido.

El rey Juan Carlos (con Joan Laporta y Florentino Pérez en el palco), al final del partido, entregó el trofeo de campeón al capitán azulgrana Roger Grimau; y el trofeo de Mejor Jugador de la Copa a un Fran Vázquez letal y espectacular tanto en la semifinal como en el definitivo encuentro de esta tarde.

Vázquez cada vez va creciendo un poco más como jugador y, ante la posible baja de Pau Gasol en el Mundial, no está perdiendo la ocasión de reivindicarse día tras día ante Sergio Scariolo. El gallego, con la colaboración de Ricky Rubio y sus asistencias, ha sido el verdadero rey en un torneo en el que su equipo ha demostrado ser, una vez más, el mejor de Europa a día de hoy.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)