Mira quién fue a hablar…


Esta mañana, en El Mundo, he leído la siguiente noticia, en la que el ex presidente del gobierno, el señor Aznar, ha vuelto a abrir la boca con la que tan guapo está cuando la mantiene cerrada:

http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/02/01/economia/1265028204.html

Quien bien me conoce sabe que ni soy “zapaterista” ni me apetece serlo, pero con declaraciones como éstas no puedo evitar romper una lanza en favor del actual máximo mandatario… o más bien en contra del anterior.

Porque me parece de muy poca vergüenza que uno de los principales responsables de, por poner un ejemplo, la tragedia del 11-M al involucrarse en una guerra que el pueblo español no había pedido (y, posteriormente, al confesar con su infame y malévola sonrisita que la excusa que pusieron de las armas de destrucción masiva era mentira) salga ahora hablando precisamente de “daño”.

Desgraciadamente, todos sabemos cómo funciona la clase política en el mundo en general y en España en particular; así que mirándolo bien no sé de qué me sorprendo…

  1. #1 by Rafa on 2 febrero 2010 - 21:47

    No debemos rasgarnos las vestiduras cada vez que una persona ejerza su derecho a la libertad de expresión sólo porque no compartamos la opinión de esa persona. Yo me alegro mucho de que Aznar diga lo que quiera, como quiera y cuando quiera, aunque esté radicalmente en contra de lo que dice.

    Efectivamente, quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra, aunque a mí no se me ocurre culpar al ex- presidente del Gobierno por un crimen atroz que cometieron los terroristas islamicos. Eso me parece una barbaridad, tanta como habernos metido a los españoles en un atolladero que no nos correspondía, ni por razones políticas ni por motivos éticos.

    Ahora bien, también hay que decir que el señor Aznar no tiene en cuenta que las actividades que hace quince años generaban beneficios a raudales (la construcción y el turismo), han estado generando una burbuja que ha terminado por explotar. Y es muy fácil echarse flores a uno mismo cuando se dirige un país en periodo de prosperidad y echarle la culpa al prójimo por estar gobernando en época de unas vacas flacas que han llegado a ese estado de raquitismo a causa del abuso que se produjo con las vacas gordas. Eso, sin tener en cuenta las subvenciones procedentes de los fondos de cohesión de la Unión Europea que había negociado el señor González y cuyo beneficiario político fue el Gobierno del Partido Popular.

    Pero insisto: don José María Aznar tiene todo el derecho del mundo a expresar su opinión en cualquier foro o plataforma cuyos dueños o responsables lo estimen oportuno. Lo mismo pasa cuando habla el señor Santiago Carrillo o el Presidente de la Conferencia Episcopal.

    Se llama “libertad de expresión”, algo que en Cuba no existe.

  2. #2 by victor on 2 febrero 2010 - 22:14

    Esa misma libertad de expresión, Rafa, es la que a mí me permite criticarle y tildarle de hipócrita (no al PP, que quede bien claro, sino al señor Aznar) cada vez que abre la boca para dar palos, sea a quien sea, aunque tenga toda la razón del mundo en lo que opine. Y no de forma gratuita (yo no critico ni acuso porque sí), sino porque creo que hay poderosas razones para ello.

    El crimen del 11-M lo cometieron los terroristas islámicos, pero si el señor Aznar se hubiera dignado a escuchar y a hacerle caso al pueblo, España jamás se habría involucrado en aquella estúpida guerra de Iraq, cuyo objetivo principal no era derrocar a Sadam y librar a los iraquíes de su dictadura, sino avanzar en el control del petróleo. Y aquellos barros terminaron trayendo esos lodos.

    Aznar, que tras irse de rositas tiempo después reconoció abiertamente en televisión -riéndose como un canalla- que sabían antes de meterse allí que no había armas de destrucción masiva, no es el único responsable de aquella tragedia, pero sí uno de los principales. Y eso es algo que no se puede negar, se tenga el color político que se tenga.

    Así que hable si quiere (ese derecho, como tú bien dices, no se lo podemos negar), criticando a Zapatero, a IU o al mismísimo Fidel Castro si es necesario, que por mucha razón que tenga, después de reconocérsela (si es que la tiene) le seguiré diciendo exactamente lo mismo, acogiéndome al mismo derecho a hablar del que él hace uso.

  3. #3 by Rafa on 2 febrero 2010 - 22:25

    Aznar no sabía que no había armas de destrucción masiva. Lo supo (mejor dicho: lo reconoció, y muy a regañadientes) a posteriori. En sus declaraciones dijo que se lamentaba por no haber sido más listo como para saber que no existían tales armas cuando se produjo la invasión. No nos lo dibujes más demonio de lo que es, que ya es bastante.

    Venga, no me hagas defender al fachita bigotudo. En el fondo estamos de acuerdo, camarada.

    Salud, república, y Cayo Lara, Presidente!

    Ea…

(No será publicado)