Champions: sólo nos queda el Barça


Terminaron los octavos de final de la Champions League y, un año más, España depende del Barça para hacer algo importante en la máxima competición continental. El Barça, después de pasar muchos apuros en la ida (1-1), avasalló al Sttutgart en el Camp Nou. El 4-0, con exhibición, un encuentro más, de Leo Messi, deja bien a las claras que los blaugrana salieron con la lección bien aprendida. Leo Messi, una vez más, demostró ser, con diferencia, el mejor jugador del mundo. Foto: Marca.com

El argentino hizo dos espectaculares goles, el primero en una acción individual resuelta con un trallazo a la escuadra; y el segundo, con un disparo raso desde la frontal, tras una excelente jugada colectiva. Antes Pedro hizo su golito -uno más en su cuenta- a pase de Touré; y después Bojan, ya en el último minuto, recibió un magnífico pase del ayer suplente Ibrahimovic para batir por cuarta vez a Lehmann.

El público que se dio cita en el santuario barcelonista, y que comienza a vislumbrar la posibilidad de revalidar el título en el Bernabéu, disfrutó de lo lindo en un choque con un resultado lógico, pero que viendo lo que le sucedió la semana pasada al Madrid y lo que le ha ocurrido en ésta al Sevilla, había que afrontar con verdaderos pies de plomo.

Porque el Sevilla, por su parte, volvió a fracasar en su intento por acceder a los cuartos de final. Si hace dos años les eliminó un equipo de segunda fila como el Fenerbahce, en la presente campaña lo ha hecho un conjunto, el CSKA de Moscú, con buenos jugadores pero que acaba de arrancar su temporada y que, seamos sinceros, no parecía ser mejor que los hispalenses, ni mucho menos.

Palop -héroe en muchas ocasiones; villano ayer-, desolado y abatido. El Sevilla fracasa de nuevo en su intento de codearse con la "planta noble" europea. Foto: Marca.com El Sevilla, para más inri, traía un muy buen marcador de Moscú (1-1), con lo que quien más quien menos deba el pase por logrado. Pero, ¡cá disparate! A los de Jiménez -designado injustamente como único culpable del desaguisado- se les atragantó la ensaladilla rusa que todos esperaban degustar, y en un pésimo encuentro cayeron justamente derrotados en el Sánchez-Pizjuán por 1-2.

Los rusos avisaron a los 37 minutos cuando Necid recibió un balón desde la banda, regateó a Drago y batió magstralmente a Palop por bajo; pero el Sevilla reaccionó inmediatamente. Tres minutos después un pelotazo de Palop le llegó a Jesús Navas previa pugna de Luis Fabiano -en más que probable falta- con un defensa ruso. El extremo cedió a Perotti quien batió con la punterita a Akinfeev. Con ese resultado la contienda global también quedaba empatada.

El rápido empate hacía pensar que en el segundo tiempo el Sevilla sería un vendaval que cercaría sin descanso la meta rusa y que acabaría decantando la eliminatoria a su favor. Pero nada de eso. El CSKA continuó muy bien plantado sobre el campo y no sólo maniató al ataque blanquillo sino que, además, aprovechó un garrafal error del, en muchas ocasiones, salvador Palop para lograr el pase.

A los diez minutos de la reanudación el japonés Keisuke Honda, todo un incordio, lanzó con una potencia descomunal una falta, pero el balón parecía ir directo a las manos de Palop. El portero valenciano, no obstante, falló en su intento de despeje y lo que hizo fue meterse el balón en su portería. 1-2, y golpe letal para un Sevilla desquiciado, que necesitaba dos goles para ganar pero que fue incapaz de crear una sola ocasión clara de gol. El público, ya en el descuento, con el fracaso casi consumado, dictó sentencia: “Jiménez, vete ya”. Como dice el refrán, todos los pájaros comen trigo, y las culpas, las únicas culpas, al gorrión.

Los dos equipos que completarán el bombo del próximo viernes serán el Inter y el Girondins de Burdeos. Los interistas dieron la sorpresa en Stanford Bridge y, en el regreso de Mourinho, no sólo hicieron bueno el 2-1 de la ida sino que, además, “asaltaron” un estadio que llevaba ya la intemerata de partidos sin perder en Europa. El gol de Eto´o dejó fuera a uno de los grandes favoritos para levantar la Copa. Por su parte los franceses, la presunta “Cenicienta” de los cuartos, se han deshecho del Olympiacos (0-1 en Atenas y 2-1 en Burdeos).

EQUIPOS CLASIFICADOS PARA CUARTOS DE FINAL:

F.C. Barcelona, CSKA de Moscú, Olympique de Lyon, Inter de Milán, Manchester United, Arsenal, Bayern Munich y Girondins de Burdeos.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)