Campeón merecido e indiscutible


Se acabó la Liga, y se acabó con una última jornada que tuvo emoción en todos los frentes menos en la lucha por el título. Porque el Barça, pese a no jugar ni mucho menos su mejor partido, se ha hecho definitivamente con el título goleando al Valladolid por 4-0. Es el vigésimo título de Liga del club azulgrana en su historia.

99 puntos -récord absoluto en la historia de la Liga-, 31 victorias -idem, empatado esta vez con el Madrid-, Pichichi, Zamora y reconocimiento general como el equipo que mejor ha jugado al fútbol con diferencia. No hay nadie que pueda competir con esos números, por mucho que el Madrid haya luchado hasta el final.

Y eso que los de Guardiola -dos años, dos Ligas y siete títulos en total- se empeñaron en darle emoción al partido con unos primeros minutos plenos de nerviosismo. El Valladolid, que se jugaba la vida y que, como se presumía, ha terminado con sus huesos en Segunda, ha podido adelantarse en el marcador en dos ocasiones, pero no supo aprovechar las indecisiones de Víctor Valdés y de su defensa.

Como era lógico, la máxima del fútbol de quien perdona la paga se volvió a cumplir. Después de que el Málaga le hiciera su gol al Madrid el Barça se fue serenando, y en el descanso ya había dejado prácticamente sentenciado el título gracias a Pedro. El canterano de Tenerife no podía faltar a su cita con los partidos grandes, y fue decisivo en los dos primeros goles: el 1-0 marcado en propia meta por el pucelano Luis Prieto a los 27 minutos después de una muy buena jugada suya; y el 2-0 hecho por él mismo cuatro minutos después, a pase de Messi.

Pese al empate merengue en La Rosaleda el Barça no se descompuso en el segundo tiempo y, apretando lo justo, logró dos nuevos goles, ambos firmados por un Leo Messi que se ha llevado el Pichichi, la Bota de Oro europea y que, con sus 34 goles, logra la mejor marca de un máximo goleador en los últimos 20 años, igualada con la que consiguió el también por entonces barcelonista Ronaldo en 1997. Récord historico del club igualado, de paso, por el mejor jugador del campeonato y del mundo.

Tenerife y Xerez, también a Segunda
En Málaga, caras largas por parte de un equipo que, pese a los casi 300 millones gastados, se volverá a ir de vacaciones sin título alguno que llevarse a la boca. Y el Marca, como siempre, mirando exclusivamente al mismo miembro del equipo. Pobre Pellegrini, y qué pena da este periódico, en su momento enseña de la prensa deportiva nacional y hoy, lo repito una vez más, simple panfleto de pueblo. Al menos quisieron ganar, lo que hubiese metido al Málaga en aprietos muy serios; unos temores por parte malaguista que se disiparon en el momento en el que el Valencia logró el gol de la victoria ante el Tenerife, casi al final.

Los chicharreros vuelven a Segunda junto al Valladolid y al Xerez, que no pudo completar el milagro porque ni ganó en Pamplona (1-1) ni perdieron tres de los cuatro que llevaba encima (el Racing ganó, como se esperaba, 2-0 al Sporting).

Tras el pitido final en el Camp Nou, fiesta, mucha fiesta. Todo el barcelonismo presente en el gran coliseo blaugrana, empezando por los jugadores y entrenador, dio rienda suelta a su alegría después de una temporada muy difícil, en la que las megaestrellas del Madrid les han exigido mucho, muchísimo. No era para menos; se lo han merecido porque, así de claro y así de simple, han sido los mejores. Enhorabuena desde este espacio al Barça por esta Liga de récords tan brillantemente ganada.

La Diosa Fortuna y el canterano Rodri meten al Sevilla en la Champions
Es el perfecto titular para resumir lo que ha terminado siendo la temporada del Sevilla, aquél que yo mandé en mi colaboración para Paraíso Fútbol pero que se ve que debe ser un poco largo, porque terminó siendo modificado.

El Sevilla, un equipo que en el 95% de los partidos desde diciembre hacia acá no ha podido jugar peor, y que estaba recibiendo un baile impresionante por parte de un Almería que no se jugaba nada, tuvo que recurrir al último en llegar, como quien dice, al primer equipo: el canterano Rodri para que, siete minutos después de saltar al campo, agarrara un balón, el último balón del partido porque estábamos a 15 segundos escasos del final del descuento y metiera a los sevillistas en la previa de la Champions al ganar 2-3 en el estadio de los Juegos Mediterráneos.

Un gol más que agónico que dejaba con un palmo de narices al Mallorca, merecido inquilino de esa última plaza de Champions, pero injustamente privado de ella en el último segundo por el destino. Un gol con el que Rodri, pese a que su carrera acaba de empezar, se ha ganado ya una estatua al lado del mosaico del Sánchez-Pizjuán diseñada y fabricada por el propio Del Nido; porque ese tanto vale muchos millones; los que hubiera perdido el Sevilla de no haber surgido milagrosamente el chaval.

El Getafe, a Europa
El Mallorca, que venció 2-0 al Espanyol, se tiene que conformar, que no es poco, con la Europa League -siempre y cuando la UEFA no le deniegue por temas económicos la correspondiente invitación-, al igual que el Getafe, que dio buena cuenta del relajado Atlético por 0-3. Los colchoneros, después de ganar esa misma competición el pasado miércoles, tienen una batalla mucho más importante en tres días -la final de Copa contra el Sevilla-, y apenas si pusieron en problemas a los azulones.

Es la segunda clasificación para Europa del Getafe, pero la primera conseguida a través de la Liga, ya que la anterior, en 2007, vino como subcampeón de Copa habiéndose clasificado su rival -el Sevilla- para la Champions. Todo un enorme mérito para uno de los equipos más modestos de toda la Primera División; el cual ha privado de jugar la segunda competición continental a un equipo con mucho más presupuesto como el Villarreal.

Los amarillos empataron a 3 en Zaragoza y quedan séptimos, aunque hay quien dice que si el Sevilla gana la Copa la plaza europea sería para ellos ya que el Atlético jugaría la Europa League en su condición de campeón vigente del torneo. Sinceramente, me parece algo lógico, aunque tengo que comprobar que sea cierto.

Y, para terminar, el Athletic derrotó por 2-0 al Deportivo en el único partido sin nada en juego; un choque que sirvió para que la afición de San Mamés se despidiera de un histórico como Joseba Etxeberría; un histórico como la temporada que acaba de finalizar, en la que, repetimos, el Barça ha sido campeón batiendo casi todos los récords habidos hasta el presente año.

CLASIFICACIÓN (PRIMERA DIVISIÓN):

1º Barcelona 99 (Champions League)
2º R. Madrid 96 (Champions League)
3º Valencia 71 (Champions League)
4º Sevilla 63 (Champions con previa)
5º Mallorca 62 (Europa League)
6º Getafe 58 (Europa League)
7º Villarreal 56 (¿Europa League?)
8º Athletic 54
9º Atlético 47 (Europa League)
10º Deportivo 47
11º Espanyol 44
12º Osasuna 43
13º Almería 42
14º Zaragoza 41
15º Sporting 40
16º Racing 39
17º Málaga 37
18º Valladolid 36 (Descenso)
19º Tenerife 36 (Descenso)
20º Xerez 34 (Descenso)

, ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)