El Atlético de Madrid, campeón de la Europa League


Han pasado 14 años desde que consiguiera el doblete; 48 sin ganar un título europeo; y 24 sin disputar una final continental; pero el Atlético de Madrid, por fin, ha vuelto a levantar un trofeo. Los colchoneros han derrotado en el Hamburgo Arena al Fulham inglés por 2-1 y se han proclamado campeones de la Europa League, en la primera edición de este torneo que sustituye a la Copa de la UEFA.

Diego Forlán, quién si no, ha sido el gran artífice del triunfo con sus dos goles, ambos con la colaboración del otro “crack” atlético, el “Kun” Agüero. El primero, en el minuto 31, cuando el uruguayo remachó al fondo de las mallas un deficiente disparo del argentino; y el segundo, cuando la prórroga languidecía y parecía que íbamos a llegar a los penaltis.

A cuatro minutos del final, una enorme jugada del “Kun” por la izquierda fue rematada con el tacón -y con la ayudita de un rival- por Forlán, un gol que vale todo un título europeo. Y la semana que viene puede llegar otro. Quién se lo iba a decir a su afición hace apenas medio año…

El partido, siendo objetivos, no ha sido bueno ni vibrante exceptuando un tramo de la primera mitad en el que el Atlético le estaba imprimiendo un mayor ritmo al juego; pero eso se acabó con el tempranero empate de Davies. De ahí al final, muy, pero que muy poco; pero eso no importa porque, como se suele decir en el mundo del deporte de competición, las finales no hay que jugarlas, sino que ganarlas. Y eso es, precisamente, lo que ha hecho el Atlético.

¿Será capaz de repetir la semana que viene en la Copa del Rey? Un análisis más o menos pormenorizado dice que el Sevilla tiene mucho mejor equipo que el Atlético, más si el seleccionador uruguayo Tabárez no cede al héroe de Hamburgo -que todo el mundo confía en que lo haga-; pero si históricamente hay un equipo imprevisible en el mundo junto al Real Betis Balompié, ese es el Atlético de Madrid. Un equipo que, con este gran triunfo, está pletórico de moral para acudir a la batalla de dentro de siete días en el Camp Nou.

Para terminar, quiero dar mi más sincera enhorabuena a mis dos buenos amigos y fieles seguidores de este espacio Rafa y Quique. Al primero porque, como hoy parece que ha demostrado, su pasado como aficionado futbolero rojiblanco le rebrota como al que más en las grandes ocasiones; y al segundo porque, después de los disgustos que le (nos) da el Betis, por fin el fútbol le ha proporcionado una alegría gracias a su particular ramalazo colchonero.

,

  1. #1 by Esperanza on 13 mayo 2010 - 15:51

    Me alegro de que ganara el Atlético, guardo muy buenos recuerdos de mi estancia en Madrid para ver al Betis y ellos eran los que nos apoyaban y vitoreaban por la calle todo el tiempo.

    Felicidades a todos los colchoneros!

(No será publicado)