El Tour, virtualmente sentenciado a favor de Contador


Se superó la gran jornada pirenaica del Tourmalet y la igualdad en la general entre Alberto Contador y Andy Schleck sigue siendo la nota predominante. Igualdad en lo que a tiempos se refiere, porque por lo demás el de Pinto, muy superior a su rival en la lucha contra el crono, casi se puede decir que ha sentenciado el Tour a falta de la contrarreloj larga y llana del próximo sábado. Schleck, en connivencia con su amigo y al mismo tiempo rival, ha ganado la etapa, pero en ningún momento ha podido soltar de rueda al madrileño.

Esta tarde la igualdad se ha mantenido en el gran coloso pirenaico, pero no por falta de combatividad, precisamente. Desde las rampas del Marie Blanque ya se veía que esta etapa iba a ser para los de la general, ya que esta vez el pelotón no dejó demasiado tiempo de ventaja a los escapados del día. Sin embargo, la parte inicial de la jornada nos dejó un buen susto con la fuerte caída de Samuel Sánchez. El asturiano, después de unos instantes de verdadero dolor, pudo reemprender la marcha y acabar la etapa incluso sacando algo más de tiempo a Mechov, pero habrá que estar a la espera de las pruebas que se le realizarán desde esta misma noche.

En el Soulor la carrera siguió endureciéndose gracias al Saxo Bank; y al pie del Tourmalet la escapada, mantenida por el esfuerzo del ruso del Katusha Kolobnev, ya estaba moribunda. A diez kilómetros de la meta se produjo el momento decisivo: Andy Schleck lanzó un furibundo ataque, al que sólo pudo responder Alberto Contador. El pinteño se agarró pronto a la rueda del luxemburgués, y ambos comenzaron a distanciar progresivamente a un grupito en el que iban Samuel, Menchov, Van den Broeck y Joaquim “Purito” Rodríguez, que está completando un Tour sensacional.

Schleck no cejó en su empeño en ningún momento, pero soltar a Contador le fue imposible. Alberto incluso le atacó a 3 kilómetros de la cima, sin conseguir dejarle pero “marcando” territorio. Ambos, con el apoyo de un público enfervorecido -y tremendamente impertinente en ciertos momentos-, llegaron hasta arriba juntos; y ambos se repartieron el botín. Contador premió el mayor esfuerzo de su rival en la ascensión y, consciente de que el Tour no se le debe escapar ya, no le disputó la etapa al de Saxo Bank. Segunda victoria para él en el presente Tour -la anterior fue en Morzine-Avoriaz-; pero la victoria en la general, si nada lo remedia, debe ser para el español.

Por detrás el “Purito” acabó por abandonar a sus compañeros de grupo, y terminó tercero la etapa a 1:18; mientras que Samuel pudo dejar en los últimos metros a Menchov y sacarle ocho segunditos más. Bravo por el del Euskaltel, aunque los 21 segundos que le saca en la general al ruso-navarro del Rabobank se antojan insuficientes por la condición de notable especialista contra el crono del ruso.

Ocho segundos, pues, continúan separando al maillot amarillo del segundo en la general; ocho segundos que no son nada pero que, al mismo tiempo, constituyen todo un mundo. Porque si nada raro ocurre los 51 kilómetros llanos que separan Burdeos de Pauillac deberían propiciar un destacado y significativo aumento de dicha distancia a favor de Alberto, a imagen y semejanza de lo que ocurrió en el Giro de 2008 entre el propio Contador y Riccardo Riccò.

Allí el de Astaná llegó a la crono final en Milán tan sólo con 4 segundos sobre el escalador italiano, pero tras cruzar la meta en la capital lombarda la distancia se vio incrementada en 1 minuto y 53 segundos adicionales; y más o menos lo mismo se espera que ocurra en la presente edición del Tour.

Mañana habrá un “paseíto” de 190 llanísimos kilómetros entre Salies-De-Béarn y Burdeos. Será una jornada de relax en vísperas de la última batalla, camino de Pauillac. Allí habrá dos luchas a dos bandas: Contador y Schleck por el maillot amarillo; y Samuel Sánchez y Menchov por el podium. En esta última, no obstante, podría colarse un buen contrarrelojista como Van den Broeck; aunque el belga del Silence tendrá muy difícil recuperar los casi dos minutos que le saca el asturiano del Euskaltel. Veremos cómo se resuelve todo.

,

  1. #1 by Andrew on 23 julio 2010 - 10:51

    En el duelo Samu-Menchov, creo que la cosa podría estar más igualada de lo que todos piensan.
    Samu suele hacer buenas cronos finales en la Vuelta. Por su parte, Menchov tenía a tiro el podio en 2008 y falló en la última crono.

    Alberto, en principio, debería ganar su Tercer Tour, pero no me fío ni un pelo de una renta tan pequeña.
    Aunque a favor del pinteño juegan un recorrido llanísimo de 52 kms., un terreno propicio para gente especialista. Ahí, en un mano a mano Andy-Alberto, el español tiene bastante ventaja al ser un recorrido tan llano.
    Además, 52 kms. dan mucho margen a poder recuperar si surge alguna avería inesperada.

(No será publicado)