Sufriendo mucho, sí; pero el tercer Tour de Contador está en el bote


Alberto Contador tenía más razón que un santo al afirmar ayer que le quedaba una hora de mucho sufrimiento. El madrileño del Astaná -salvo grave e improbable percance- se va a llevar mañana su tercer Tour de Francia -y quinta gran vuelta- por tan sólo 39 segundos. Contador únicamente le ha sacado 31 a su rival, Andy Schleck en la CRI de 52 km entre Burdeos y Pauillac; suficientes para ganar un año más la “Grande Boucle” pero muchos menos de los que debería haberle sacado en circunstancias normales. Es el primer Tour que se llevará el de Pinto sin haber vencido al menos en una etapa.

Por su parte a Samuel Sánchez le ha sido imposible mantener su posición de podium ante un Denis Menchov que ha ido bastante más fuerte a lo largo del recorrido. El “ruso-navarro”del Rabobank ha terminado aventajando en la general al asturiano en 1:39, tras una etapa que, como se esperaba, ha ganado Fabian “Espartaco” Cancellara.

El suizo del Saxo Bank, el mejor especialista del mundo contra el reloj -para mí el más potente y más regular desde la época de Miguel Indurain-, salió muy tempranito y marcó un tiempo de 1 hora y 56 segundos, batiendo a los alemanes del Columbia Tony Martin y Bert Grabsch.

Desde la salida se vio claro que Contador no iba demasiado bien. La posición sobre la bicicleta era buena y la cadencia de pedaleo, en apariencia, también; pero los pequeños gestos que frecuentemente iba haciendo -tocarse el casco, girar la cabeza más de la cuenta- no inspiraban nada positivo. Así, en el kilómetro 18, marcó un tiempo excesivamente alejado de la cabeza… y dos segundos superior al de Schleck.

Poco después el luxemburgués, según el GPS, se puso a tan sólo otros tantos segundos del español en la general. La crono era muy larga y quien más quien menos esperaba que la condición de mejor especialista de Alberto se terminar imponiendo; y así fue, pero con una progresión muy a cuentagotas. Seis segundos al paso por el kilómetro 36; 17 a falta de seis kilómetros; y 31 en la meta. Eso sí, a 5:43 de Cancellara; demasiado.

No es plan ahora de ponerse pesimistas cuando Contador -que en el podium a punto estuvo de derrumbarse debido a la tensión de la etapa y a la emoción del momento-, a falta del “paseo” por los Campos Elíseos, ya es más que virtual ganador de su tercer Tour de Francia; lo que le reafirma como el gran dominador de las grandes vueltas en los últimos años.

Además, el triunfo del madrileño supone un nuevo gran éxito de nuestro deporte, que está completando un verano inmejorable: Roland Garros -aunque esto fue más bien a finales de la primavera-, Wimbledon y el nº 1 con Rafa Nadal; el inolvidable y recientísimo Mundial de fútbol con “La Roja”; y, no lo olvidemos, el título de la NBA ganado por los Lakers de un Pau Gasol vital para los suyos. A todo ello le acompaña el nuevo éxito de Contador en las carreteras francesas; y me atrevería a decir que ningún país a lo largo de la historia ha conseguido un pleno como el del deporte español en los meses estivales de 2010.

Ahora bien, de cara al futuro sería de necios no entrar a analizar las causas de tan ajustada victoria. Para futuras ediciones del Tour y futuras carreras -por si sonara la flauta y le diera por correr de nuevo la Vuelta, por ejemplo-, Alberto ya tiene “deberes”: volver a recobrar sus notables prestaciones de antaño contra el reloj.

Contador nunca ha sido un super especialista, eso es cierto; pero en las cronos importantes de las grandes vueltas -salvo en la última del Tour 2007- siempre ha dado la talla. Ahora bien, sus actuaciones de este año en el Dauphiné Liberé -donde perdió más de un minuto con un “segunda fila” como Brajkovic– y, sobre todo, en la crono de esta tarde nos hacen ver que su nivel en este tipo de etapas ha experimentado en 2010 una regresión “cuasi” alarmante.

Lo de hoy no ha ocurrido por una mejora de Andy Schleck, en absoluto; sino por el bajonazo de un Alberto que, en circunstancias habituales suyas, no puede perder jamás en la vida casi seis minutos por mucho que Cancellara sea quien es en la disciplina, ni por mucho que el viento le soplara de cara con una intensidad bastante fuerte en la segunda parte del recorrido.

Esa ha sido realmente la clave de tanto sufrimiento; y no esperar o dejar de esperar a Fulanito o a Menganito en según qué momentos, o no poder despegar a Schleck en la alta montaña. La progresión del luxemburgués cuando la carretera se empina ha sido la lógica en un escalador como él; pero la lucha de hoy ha sido tan igualada simple y llanamente porque Contador, en las cronos largas, está en la presente temporada muy, pero que muy por debajo de su nivel.

De todos modos tampoco nos cebemos mucho con él. Dejemos disfrutar del momento a todo un tricampeón virtual de la más grande carrera ciclista por etapas del calendario mundial. Un tercer triunfo que, poco a poco, le va acercando ya de forma seria a los pentacampeones Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain; y un tercer triunfo que, de la forma en la que se ha producido, nos hace pensar que tenemos campeón para muchos años más. Porque si Andy Schleck tiene margen de mejora, el Contador de este año -que todavía es, hasta cierto punto, bastante joven- también.

Felicidades, Alberto; felicidades, tricampeón.

P.D: Sobre las reflexiones acerca del “nuevo ciclismo” se han dicho y se continuarán diciendo tantas cosas que yo, personalmente, prefiero no extenderme mucho; nada nuevo aportaría. Básicamente porque, más allá de las discutibles formas empleadas por ciertos especialistas y profesionales del ciclismo -por ejemplo un Carlos Sastre que, en mi opinión, debería si no retirarse sí al menos dejar de correr el Tour ya que se ve que no puede dar más de sí-, estoy de acuerdo con lo que, de forma casi unánime, se está comentando. Aún así, puedo asegurar que la afición la seguiré manteniendo; y la prueba más fehaciente es que la tarde-noche del próximo día 28 de agosto, salvo causas de fuerza mayor, pienso estar en las calles de Sevilla para ver “in situ” el inicio de la Vuelta a España.

, ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)