Archivo agosto, 2010

Gordillo, administrador de las acciones de Lopera

Esta tarde se ha producido el nombramiento oficial por parte de la jueza Mercedes Alaya de Rafael Gordillo como administrador judicial del 52% de las acciones que, hasta hace nada, poseía Manuel Ruiz de Lopera a través de su empresa Farusa.

Como todos esperaban, el buque insignia del beticismo ha contestado de manera afirmativa a este reto planteado por la magistrada, que también ha designado al abogado Juan Manuel González Porrúa y al auditor de cuentas Luis Carlos Ruiz de Huidobro como principales asesores del otrora llamado “Vendaval del Polígono”.

Gordillo, antiloperista acérrimo desde 2001 y víctima de numerosos ataques dialécticos por parte del ex máximo accionista del Betis, ha comentado a los medios de comunicación que buscará la armonía entre todos los sectores del beticismo, y que garantiza la celebración de una asamblea extraordinaria como máximo dentro de tres meses, en la que se configurará un nuevo consejo de administración. El actual, presidido todavía por José León, ha ofrecido al ex futbolista de Betis y Madrid formar parte del mismo por cooptación.

Debo confesar que, cuando hace unos días salió en los medios de comunicación la posibilidad de que Gordillo fuera nombrado administrador de las acciones de Lopera, todo esto me parecía un chiste, algo así como que la jueza se había vuelto loca. No ya porque en estos casos se suela nombrar a alguien totalmente neutral con respecto al personaje imputado -el odio que le tiene Gordillo a Lopera desde que éste le despidió en 2001 como miembro del cuerpo técnico del Betis lo conoce toda Sevilla-, sino sobre todo porque Gordillo, un prodigio con el balón en los pies en su época de jugador, sabe de cuentas lo mismo que yo de arquitectura técnica, por decir algo.

Sin embargo, el hecho de que dos teóricos expertos en temas jurídicos -digo teóricos porque no les conozco de nada, no por otra cosa- vayan a acompañarle en su andadura hace que la maniobra de Mercedes Alaya me convenza bastante más.

Dejemos a un lado cualquier desacuerdo que yo haya podido tener con el mito bético -que los tuve- porque, en ocasiones, no me llegara a convencer su actitud. Ahora lo más importante es que todas las partes del beticismo divididas por el ansia de poder tanto del Lopera de los últimos años como de aquéllos que deseaban que cayera para ocupar su sitio vuelvan a unirse, por el bien de la entidad; y quien mejor para ocuparse de ello que alguien a quien quiere toda la masa social. Porque el Betis, más allá de “loperistas” y “antiloperistas”, está muy por encima de todo.

Suerte, Rafael. Por el bien del Betis, suerte.

,

No hay Comentarios

Sexto aniversario de Gimnastas.net

El portal sobre gimnasia artística española de mi querida amiga Calítoe.:., Gimnastas.net, uno de los mejores si no el mejor de todos, cumple hoy seis años.

Desde Dame un silbidito, como no podía ser de otra forma, servidor de ustedes se suma a las felicitaciones por la efeméride. Asimismo también le mando un abrazo a su peculiar -pero admiradísima por mi parte- administradora.

Felicidades, Calítoe.:.. Felicidades, Gimnastas.net. Que sean muchos más.

,

2 Comentarios

España, ocho medallas en los Europeos de atletismo

Ayer finalizaron los Campeonatos de Europa de Atletismo 2010, celebrados este año en el Estadio Olímpico “Lluis Companys” de Barcelona, que albergó su segunda gran cita internacional al aire libre de este deporte tras los memorables Juegos Olímpicos de 1992.

España estaba obligada a hacer un buen papel debido principalmente a su condición de local, y, aunque se empezó muy mal, durante las tres últimas jornadas al menos se consiguió mejorar bastante la imagen. Ocho medallas, ocho; con dos oros, tres platas y tres bronces, que no son las quince que había pronosticado nuestro “pitoniso” -y bocazas- presidente José María Odriozola -las mismas que se consiguieron hace ocho años en Munich-, pero buenas son.

Si hay que destacar una prueba “talismán” este año en la cita de la Ciudad Condal para los españoles esa ha sido, sin duda, los 1.500 metros. Nuestros atletas recuperaron el excelente nivel exhibido en la que para muchos es la prueba reina del atletismo -aparte de la maratón- y se llevaron nada menos que cuatro medallas: dos oros con Arturo Casado y Nuria Fernández, y dos bronces con Manuel Olmedo y Natalia Rodríguez. En los chicos los triunfadores fueron dos atletas con experiencia -aunque Olmedo en el 1.500 un poco menos- pero todavía jóvenes; mientras que en la prueba femenina el éxito fue para dos de las veteranas de nuestro atletismo.

Especialmente emotivo fue el triunfo de Nuria, no ya porque “cerrara” el medallero en la noche de ayer, sino porque fue la victoria de toda una currante que, a sus 34 años, ha llegado al cénit de su carrera deportiva no sólo por el resultado, sino por la marca (4:00:20). Para Natalia su bronce vino a compensar un poco el amargo sabor de la final mundialista de hace un año, donde se llevó la victoria pero luego fue justamente descalificada por haber dejado caer a una rival.

El resto de las medallas se las llevaron la incombustible y excepcional Marta Domínguez -plata en 3.000 metros/obstáculos-, José Luis Blanco -bronce en la misma prueba, aunque en categoría masculina-, Jesús España -plata en 5.000– y Chema Martínez plata en la maratón-. Todos ellos ilustres veteranos.

Entre las decepciones cabría destacar en primer lugar la marcha. Cierto es que no estaba el sancionado “Paquillo”, pero ello no es óbice para que España se haya marchado -valga el juego de palabras- de unos Europeos sin medallas por primera vez en 28 años. Que el mejor resultado lo haya conseguido otro ilustre como Jesús Ángel García Bragado es algo que debe hacer reflexionar, y mucho, a la Federación.

Luego ha habido otros que han vuelto a fracasar, como Ruth Beitia -que, a imagen y semejanza del “capi” Manolo Martínez es incapaz de llevar al aire libre sus excelentes prestaciones en pista cubierta- o Mario Pestano; mientras que también se esperaba mucho de los fondistas nacionalizados. Ayad Lamdassem perdió la medalla en 10.000 metros de una forma bastante incomprensible; mientras que el campeón español de 5.000 Alemayehu Bezabeh pareció haber gastado toda su fuerza en los Nacionales.

Pero también ha habido sorpresas agradables, sobre todo en los 800 metros y en el salto de longitud. En la doble vuelta a la pista dos jóvenes atletas sevillanos, Luis Alberto Marco y Kevin López, se metieron en la final aunque su inexperiencia les pasó factura a la hora de luchar por las medallas; mientras que en el salto horizontal un chaval de 18 años que acababa de proclamarse subcampeón del mundo junior, Eusebio Cáceres, logró en la calificación ser el tercer atleta español que más ha saltado en la historia. Sus 8,27 le colocaron tras Yago Lamela -8,56 tanto al aire libre como en pista cubierta- y Joan Lino Martínez -8,37 bajo techo y 8,32 al aire libre-. La lástima fue que en la final se lesionó el tobillo en el tercer salto y decidió dejar de saltar en el quinto. Su posición, la octava, con 7,97 metros. Son algunos de los nombres que deberán mantener alto el pabellón nacional en los próximos años.

Los grandes triunfadores de los Europeos a nivel general fueron, en hombres, el francés Christophe Lemaitre y el británico de origen somalí Mo Farah. Lemaitre -primer blanco en ganar los 100 metros- fue el rey de la velocidad con tres oros en 100, 200 y 4×100 metros; mientras que Farah hizo doblete tanto en 5.000 como en 10.000, a costa entre otros de los atletas españoles. Y en chicas, Rusia. El primer puesto de los ex soviéticos en el medallero ha tenido su clave principal en los ocho triunfos cosechados en la categoría femenina, algo que no sorprende porque a nivel europeo son, desde hace muchos años, las indiscutibles reinas.

,

No hay Comentarios

Un segundo con sabor a primero

Fernando Alonso prosigue con su remontada en el Mundial de Fórmula 1 al haber terminado segundo en el Gran Premio de Hungría, por detrás de Mark Webber pero por delante de Sebastian Vettel. El asturiano, además, se aprovechó del abandono de Hamilton por problemas de frenos con su McLaren, y se mete de verdad en la lucha por el título.

Un gran resultado para el asturiano, cuyo Ferrari se mostró durante todo el fin de semana muy por debajo de las prestaciones de los Red Bull; pero que supo aguantar durante más de 30 vueltas a un Vettel con un coche mil veces más rápido que el suyo. Aunque el verdadero triunfador del día no ha sido otro que Webber. El australiano consiguió un inesperado doblete: victoria y liderato del Mundial, tras una carrera en la que, al principio, apenas si soñaba con ganar.

Porque Webber no salió nada bien. Desde el segundo puesto y, por tanto, desde la “zona sucia” de la pista, fue rebasado por un Alonso que salió como un ciclón y que a punto estuvo también de adelantar a su compañero Vettel. Webber se tuvo que conformar de inicio con la tercera plaza tras el asturiano, mientras que Vettel no dejaba de poner tierra de por medio.

Todo hasta que en la vuelta 16 se produjo el primer gran momento clave. El “safety car” salió -según Carlos Sainz en Telecinco por la presencia en pista de un trozo del alerón del Force India de Vitantonio Liuzzi- y la parrilla prácticamente al completo, como suele pasar en estos casos, se dirigió a los boxes para el cambio de neumáticos. Aunque no entraron todos; Mark Webber decidió quedarse en pista para jugar con una estrategia diferente: “explotar” al máximo sus neumáticos blandos y entrar algunas vueltas más tarde. Una decisión que, a la larga, le dio la victoria.

Pero con el coche de seguridad fuera pasaron muchas cosas. Para comenzar, Kubica arrolló a Sutil cuando acababa de realizar su parada y el alemán entraba en su “box” -los boxes de Renault y Force India están colocados de forma correlativa-, posiblemente por culpa de los mecánicos de Renault, quienes le dieron la salida antes de tiempo. Ello le costó posteriormente una penalización con un “stop and go” de diez segundos.

Y además la rueda trasera del Mercedes de Rosberg, defectuosamente colocada, salió primero rodando y luego volando por los aires, con la gran suerte de no darle absolutamente a nadie, lo que podría haber causado una verdadera tragedia. Fue el primer acontecimiento negativo para Mercedes, en un día absolutamente nefasto para la escudería alemana, que vio cómo Schumacher fue, después de la carrera, sancionado con diez posiciones en la parrilla para el Gran Premio de Bélgica por una maniobra sobre Barrichello en las últimas vueltas que rozó la antideportividad más absoluta.

No obstante, la polémica no acabó con los accidentes en el “pit lane”. Justo antes de relanzarse la carrera, con Webber primero y Vettel segundo, el alemán se dedicó a ralentizar más de la cuenta el ritmo tanto suyo como de los que venían por detrás mientras su compañero de escudería se iba por delante. Ello provocó que Vettel superara la distancia máxima que debe haber entre un coche y otro en estos casos, lo que le terminó costando un “drive through” que le sentó muy, pero que muy mal.

No era para menos. Vettel cumplió su sanción y salió por detrás de Alonso, aunque tampoco por excesivo tiempo. El asturiano soñaba con dar caza a Webber cuando éste hiciera su parada, pero héte aquí que el australiano estiró de tal forma su entrada en boxes que no lo hizo hasta la vuelta 42, cuando las previsiones de las escuderías indicaban que los neumáticos blandos no iban a durar más de 20-25 vueltas.

Webber se dedicó a “machacar” la tabla de tiempos de vuelta rápida, sacando una ventaja que le permitió salir con algo más de cuatro segundos sobre Alonso y sobre Vettel, que había dado alcance al Ferrari del asturiano. Por entonces los tres pilotos que luchaban por la victoria habían recibido la excelente noticia del abandono del hasta esta tarde líder, Hamilton.

La emoción se centró principalmente de ahí en adelante en el duelo entre Alonso y Vettel, quien con un coche como dos o tres segundos más rápido que el Ferrari no era capaz de adelantar al “Nano”. Fernando aguantó perfectamente al joven alemán hasta asegurarse una segunda plaza realmente valiosa, tras un fin de semana en el que, vista la superioridad de los Red Bull, en principio lo máximo a lo que podía aspirar era al tercer puesto.

Y otro de los destacados, en este caso para los intereses patrios, fue Pedro Martínez de la Rosa. El barcelonés de Sauber, en su circuito talismán -aquí logró en 2006 a bordo de un McLaren el único podium de su carrera-, consiguió el mejor resultado de la temporada con un séptimo puesto, inaugurando su casillero de puntos después de una carrera magistral y, por una vez, sin problemas mecánicos de ningún tipo. Jaime Alguersuari, por su parte, rompió el motor de su Toro Rosso en la segunda vuelta, mientras que los Hispania de Bruno Senna y Sakon Yamamoto al menos lograron acabar.

El campeonato se pone muy interesante antes del parón del mes de agosto: Webber es líder con 161 puntos, 4 más que Hamilton y 10 más que Vettel. Button es cuarto con 147 puntos; y Alonso, 5º con 141, tan sólo a veinte puntos de la cabeza, menos de una carrera cuando todavía faltan nada menos que siete para terminar. Todo está al rojo vivo. ¿Al rojo de Ferrari? Ojalá.

No hay Comentarios