Contador, ¿culpable o inocente?


En un principio no tenía previsto hablar del caso hasta que éste se esclareciera por completo, y por ello no voy a dar mi opinión del mismo, por ahora. Pero la gravedad y la notoriedad de lo ocurrido para el deporte español y para el ciclismo en general hacen que, por lo menos, me vea obligado en cierto modo a reseñar lo sucedido.

Me refiero, por supuesto, a la noticia que, sobre la una de la madrugada de ayer, adelantó la Cadena Cope en su programa “El partido de las 12“: el positivo, según la UCI, de Alberto Contador en el pasado Tour de Francia.

La historia supongo que ya la conoce todo el mundo: el tricampeón español del Tour de Francia dio positivo por clembuterol en la pasada jornada de descanso de la carrera francesa. Una dosis mínima, mínima, pero ilegal según lo que ha dicho la UCI, quien el pasado 24 de agosto lo puso en conocimiento del pinteño. El máximo organismo del ciclismo internacional le ha suspendido cautelarmente mientras continúa con las investigaciones.

Desde entonces se han dado muchos argumentos intentando explicar lo que la UCI ha confirmado esta misma mañana. Además de al propio Contador -que, obviamente, tenga razón o no, lo ha negado todo al 100%- he escuchado a periodistas, gente del ciclismo y médicos, que hacen especial hincapié en la hipótesis de la contaminación alimenticia, de la carne comida por el español como núcleo de la ínfima cantidad de este broncodilatador encontrada en su cuerpo. Explicaciones más que convincentes.

Pero, con la que ha caído en el ciclismo mundial durante los últimos años -y aun a riesgo de parecer impopular-, me van a permitir afirmar que éste que lleva el blog que están leyendo no se ha caído de un guindo, precisamente.

Ojalá esto no sea más que una nueva cagada y/o putada -con perdón- de la misma institución que, a instancias de los indicios aportados por el Comité Olímpico Italiano (CONI), sancionó hace algunos meses a Alejandro Valverde sin que el murciano diera positivo jamás en la vida; ojalá, por el bien del ciclismo mundial en general y del español en particular, que Contador esté diciendo toda la verdad; pero lo cierto es que, por si las moscas, yo ya no pongo la mano en el fuego por nadie hasta que no se esclarezca todo.

Y no podemos olvidar una cosa, a la hora de pensar si la UCI va a sancionar o no al vencedor de 3 Tours, un Giro y una Vuelta: el clembuterol podrá provenir de la carne ingerida por Contador, eso no lo dudo; pero su presencia en el organismo del campeón español no la ha negado nadie, ni tan siquiera el propio Alberto. Es decir, que como la UCI se ponga en plan borde, desgraciadamente a Contador ni tan siquiera le valdrá el sagrado.

Para colmo de males, a las pocas horas de esta terrible noticia, la UCI confirma también que Ezequiel Mosquera, subcampeón de la Vuelta, y su compañero en el Xacobeo Galicia David García, también han dado positivo, en este caso por Hydroxyethyl -vaya nombrecito-. Es decir, un día para olvidar completamente por parte del ciclismo español. Perdón, del ciclismo en general.

, ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)