Archivo septiembre, 2010

El Betis remonta al Valladolid (2-1) y vuelve a mandar en Segunda

Partido grande -siempre desde la pespectiva de los choques de Segunda- el que se ha celebrado esta mañana en el Ruiz de Lopera. El Betis, que sigue de dulce, ha conseguido su cuarta victoria en cuatro encuentros ésta ante el otro “gallito” a priori de la categoría, el Valladolid, al que ha vencido por 2-1. El triunfo le sirve a los béticos para volver a situarse al frente de la clasificación, lugar que la semana pasada le había arrebatado su rival de esta mañana por el “gol-average”.

“>

Se medían los dos equipos más fuertes en este inicio de temporada, y el resultado no ha sido otro que un partido disputado de poder a poder, y en el que el Betis, que en cómputos generales ha sido mejor, ha remontado el gol inicial de los pucelanos para dar el primer gran golpe en la mesa del año.

Durante el primer tiempo el control del balón correspondió casi absolutamente al Betis, ante un Valladolid que prefería esperar para intentar coger desprevenidos a los de Pepe Mel en alguna contra. El dominio bético, no obstante, apenas si se tradujo en ocasiones de gol, fruto del excelente trabajo de los centrales pucelanos. El Betis llegaba pero no conseguía disparar, salvo en el chut de Caffa a los 26 minutos que se estrelló en el poste del pucelano Jacobo, sin poder aprovechar Rubén Castro el posterior rechace.

El Valladolid, no obstante, tuvo su ocasión diez minutos más tarde, y la aprovechó. Una contra veloz de Nauzet Alemán terminó en un córner que remató al fondo de la red de Goitia, libre de marca, el defensa Marc Valiente en el primer palo. Acto seguido la afición, que estuvo de diez, pasó a redoblar su apoyo al equipo.

Hacían falta soluciones para la segunda parte, pero por fortuna el marcador se equilibró antes de que éstas saltasen al campo. A los dos minutos de la reanudación Rubén Castro remató con el tacón en el primer palo una falta lateral de Salva Sevilla, un golazo de oportunismo que devolvió la tranquilidad al cuadro verdiblanco.

Pese a ello los vallisoletanos demostraron ser lo que son, un equipo de gran entidad, y no se vinieron abajo. Al contrario, tuvieron dos claras ocasiones, especialmente la de Calle. El centrodelantero falló un gol cantado al mandar el balón prácticamente a Utrera o a Cádiz -estaba en la portería de Gol Sur- cuando Goitia estaba más que batido, después de un gran centro desde la banda derecha.

Por el contrario, el Betis no perdonó y, en el minuto 64, una gran jugada de Miguel Lopes supuso el gol de la victoria. La internada por la derecha del lateral portugués la remató con gran clase Israel, batiendo a Jacobo y poniendo el definitivo 2-1 en el marcador. El canterano, campeón de la Copa del Rey 2005 cuando solamente tenía 17 años, había entrado por Caffa apenas seis minutos antes, y este gol sin duda reforzará su moral y su papel dentro del grupo de jugadores con los que suele contar Mel.

Desde ese momento, con Cañas y Beñat sobre el campo, el Betis pasó a controlar el partido con sobriedad, teniendo incluso alguna que otra clara ocasión más a la contra. La expulsión del lateral izquierdo del Valladolid Guilherme, que vio su segunda amarilla al frenar a un velocísimo Israel, fue la puntilla para un Valladolid que demostró ser un gran candidato al ascenso, pero se topó con un Betis que, al menos en los comienzos de la temporada, anda verdaderamente imparable.

,

No hay Comentarios

Copa Davis 2004: la irrupción de un terremoto llamado Nadal

MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (14)

Que Rafa Nadal, a sus 24 años, es indiscutiblemente el mejor jugador hoy en día del tenis mundial es algo que saben hasta los niños pequeños. Que el de Manacor año tras año se va superando -con excepción de 2009, en el que las lesiones y los problemas personales no le dejaron en paz-, también. Pero en medio de tanto éxito y de tanta gloria creo que es oportuno recordar cuál fue el primer gran momento, la irrupción de este chaval que ha trascendido las fronteras de lo deportivo para convertirse en un verdadero fenómeno social.

Y ése no fue otro que la Copa Davis de 2004. En los inicios de aquel año prácticamente nadie ajeno al mundo del tenis se había percatado de la progresión de un niño de 17 primaveras que había debutado en la ATP tres años antes, consiguiendo su primer punto en el sevillano Real Club Tenis Betis del barrio de El Porvenir, en la Copa Sevilla de 2001.

La leyenda comenzó en Brno
Y digo bien, nadie ajeno al mundo del tenis. Porque el trío de capitanes del equipo español de Copa Davis, Jordi Arrese, Juan Avendaño y Josep Perlas, bien que confió en él para acudir a Brno a disputar la primera eliminatoria de 2004 contra la República Checa. Los dos máximos cracks del tenis nacional, Juan Carlos Ferrero y Carlos Moyá, atravesaban diversos problemas físicos -los de Ferrero duraron toda la temporada-, con lo que el G-3 tuvo que hacer una convocatoria de circunstancias, con Tommy Robredo, Feliciano López, “Beto” Martín y el propio Nadal, la gran sorpresa.

Para más inri, Rafa salió a jugar el primer día, abriendo la contienda en la moqueta de Brno ante el peligrosísimo Jiri Novak. A pesar de la lógica derrota, su debut fue muy prometedor. Nadal cayó en tres sets, pero llevó al experimentado jugador local -invicto en Copa Davis hasta la fecha de la que hablamos- a disputar el “tie break” en dos de las tres mangas.

El destino, no obstante, le reservaba una sorpresa al manacorí. Tras ceder también el punto del dobles junto a Tommy Robredo, Nadal fue el encargado de decidir la eliminatoria después de que “Feli” López igualara a dos ante un también jovencísimo Tomas Berdych. Rafa se cargó en tres sets a Radek Stepanek (7-6, 7-6 y 6-3), le dio a España el pase a cuartos de final y consiguió su primera gran victoria en el tenis profesional.

Fijo en la Davis
De ahí en adelante, pese a la recuperación de Moyá y Ferrero, Rafa se convirtió en un fijo para el G-3, que lo fue incluyendo como pareja de dobles de Tommy Robredo tanto en cuartos de final como en semifinales. El manacorí y el gerundense perdieron en la Plaza de Toros de Palma de Mallorca ante los holandeses Martin Verkerk y Jeff Van Lottum pese a comenzar ganando por dos sets a cero; pero por el contrario derrotaron en semifinales a los franceses Mickael Llodra y Arnaud Clement en otro maratoniano encuentro.

Además, en el choque contra los franceses, celebrado en la Plaza de Toros de Alicante, Nadal, como en Brno, fue el encargado de cerrar el pase a la final del equipo español, avasallando a Clement en el cuarto partido. Rafa ya era toda una estrella para los aficionados de nuestro país, pero todavía le faltaba descubrirse ante el mundo entero.

Y eso ocurrió, no podía ser en otro lugar, en Sevilla, en la final celebrada en el Estadio Olímpico contra Estados Unidos, todo un regalo del presidente de la Federación de Tenis Agustí Pujol… si bien luego el propio Pujol se encargó posteriormente de quitarnos la ilusión a muchos al destinar para el público -para más inri al público español, no exclusivamente sevillano- apenas 3.000 entradas de las 27.000 de las que constaba la cancha de tenis que se construyó dentro del megaestadio de La Cartuja. Más allá de las escuelas de tenis y de los amiguetes de los directivos fue imposible hacerse con uno de los abonos.

España buscaba su segunda “Ensaladera-ponchera” en su quinta final, la primera en la que no tenía enfrente a Australia. La rivalidad con los australianos en los 60 -dos finales perdidas en las Antípodas- se trasladó a principios del siglo XXI, con la histórica victoria de España en 2000 en el Palau Sant Jordi de Barcelona -ya hablaremos de ella en otro momento, porque también merece un capítulo aparte- y con la derrota tres años después en la hierba provisionalmente instalada en el Rod Laver Arena de Melbourne.

Exhibición ante Roddick delante de todo el mundo
Ahora estaban enfrente los americanos. Nadal, con apenas 14 años, había sido el abanderado del equipo español en la final de 2000; pero en 2004 la vivió donde realmente hay que hacerlo, en la pista. Rafa compartió equipo, como en cuartos y en semifinales, con Moyá, Ferrero y Robredo, siendo él la clave para terminar de decantar el triunfo del lado español.

La clave porque, si bien Carlos Moyá fue el líder de aquella victoria con sus dos puntos, la gran victoria de Nadal el primer día sobre Andy Roddick -número 2 mundial por entonces- supuso algo inesperado. El cuerpo técnico decidió, para sorpresa de todo el mundo, alinearlo el primer día en lugar de un Ferrero muy bajo de forma, y el éxito fue rotundo.

“>

Rafa saltó a la pista después de que su paisano “liquidara” por la vía rápida a Mardy Fish, y se marcó un partido espectacular, que levantó de sus asientos a quienes estaban en el estadio y a quienes nos tuvimos que conformar con verlo por televisión. Con el tenis eminentemente físico y pundonoroso de sus primeros años en la élite, Nadal se deshizo de Roddick tras 3 horas y 45 minutos, tiempo distribuido a lo largo de cuatro sets.

Pese a merecerlo por la espectacularidad de muchos de sus puntos, el balear perdió en el “tie break” el primer set, pero rápidamente se repuso con un 6-2 en el segundo; y en el tercero se vivieron las emociones más fuertes de todo el fin de semana. Un revés cruzado a dos manos cerró otra emocionantísima y muy brillante manga, resuelta de nuevo en el “tie break”; tras lo cual el americano se vino definitivamente abajo, y el cuarto set nos ofreció, como en el segundo, un 6-2 ya definitivo para Nadal, al que poco faltó para salir a hombros del Estadio Olímpico. Roddick no fue el “top ten” más alto al que había derrotado Nadal en 2004 -la posteriormente legendaria rivalidad con Federer se había iniciado con un triunfo de Rafa en la segunda ronda del torneo de Miami-, pero sí fue ante el que consiguió el mejor y más importante de todos sus triunfos de aquel año.

Carlos Moyá sentenció el enfrentamiento en el cuarto encuentro, también contra Roddick; pero los parabienes los tuvo que compartir -encantadísimo de hacerlo- con aquel chaval, sobrino de gran futbolista –Miguel Ángel Nadal, del Mallorca y del Barça- y paisano de una campeona del mundo de gimnasia –Elena Gómez-; un joven del que “Charly” ejerció de “padrino” durante sus años de adolescencia.

Un chaval que comenzó siendo “el sobrino de Nadal”, que continuó llamándose “Rafa Nadal“, y que ahora, seis años después, nueve títulos de Grand Slam, 18 Masters Series, 3 Copas Davis, un oro olímpico y dos años de número 1 aparte, no es sino “Don Rafael Nadal“, el que para algunos -yo “simplemente” lo equiparo al gran Miguel Indurain– es el mejor deportista español de la historia. Una leyenda que comenzó allá por 2004 en la Copa Davis.

, ,

1 Comentario

Nadal entra definitivamente en la leyenda al ganar el U.S. Open

Rafael Nadal, el gran Rafa, el indiscutible número 1 actual del tenis mundial, lo volvió a hacer. El de Manacor añadió ayer a su palmarés el único título del Grand Slam que le faltaba por conquistar, el U.S. Open; y se convierte así en el séptimo tenista -y único español- en estar dentro del selectísimo club de magos de la raqueta que han ganado al menos una vez en su vida los cuatro grandes.

Es el noveno “Grand Slam” de su carrera -lo que le coloca en la séptima posición histórica-, y su tercero de 2010 tras Roland Garros y Wimbledon, algo que, por supuesto, nunca jamás había hecho antes un español.

Nadal, que tan sólo ha cedido un set a lo largo de todo el torneo, derrotó en la final a Novak Djokovic con cierta facilidad, por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-2. El balear tan sólo titubeó minutos después de la reanudación tras el aplazamiento de dos horas por la lluvia -que ya había retrasado, por tercer año consecutivo, la finalización del campeonato al lunes-, cuando dominaba por un set a cero y empataba a cuatro juegos el segundo tras haber levantado un break en contra.

Fue el único momento en el que Djokovic puso de verdad en aprietos a nuestro gran campeón; pero Rafa, desde que se puso en juego la primera bola del tercer set, volvió a ejercer de número uno. La extraordinaria evolución en su juego, que le ha llevado a hacer en el partido definitivo ocho “aces” y varios puntos más con su saque, ha sido posiblemente la gran clave para que Nadal se convirtiera en el cuarto español en ganar el torneo en individuales, tras Manolo Santana (1965), Manuel Orantes (1975) y Arantxa Sánchez Vicario (1994).

Fred Perry, Don Budge, Rod Laver, Roy Emerson, Andre Agassi y Roger Federer -los otros campeones con los cuatro grandes en su palmarés- ya tienen un nuevo acompañante en este particular Salón de la Fama del tenis. Y ese no es otro que un muchacho nacido en una localidad modesta pero ciertamente pródiga en campeones -su tío Miguel Ángel y Elena Gómez, por ejemplo-; un muchacho que, a lo largo de sus carreras ha roto con muchos tabús históricos del tenis español.

A Nadal tan sólo le falta la Copa Masters para poseer lo que sólo tiene Agassi: los cuatro grandes, la Copa Masters, la Copa Davis y el oro olímpico. Conociéndole, tan sólo es cuestión de tiempo; ¿quizás también en 2010? Que nadie lo descarte.

, ,

No hay Comentarios

Estados Unidos recupera el cetro mundial del baloncesto

Acabó el Mundobasket, y lo hizo con la lógica que no imperaba desde 1994; es decir, con el triunfo de Estados Unidos. Los americanos vencieron ayer en la final a una impotente y conformista Turquía por 64-81 y consiguieron su cuarto título mundial, 16 años después del último.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/59698

Tercera ha sido Serbia, tras caer en el partido por el bronce ante Lituania. Los balcánicos acusaron la cruel derrota de semifinales contra los turcos, y fueron presa fácil para los bálticos (88-99).

España ha quedado finalmente en sexta posición, la peor desde el “chinazo” de Canadá 1994. La ya ex campeona mundial cayó ante Argentina en el partido por el quinto puesto por 85-81, tras haber cedido demasiado terreno a los sudamericanos.

Hay bastante gente que pide la destitución de Sergio Scariolo; y hay también quien habla de un cambio de ciclo porque varios de los mejores jugadores de la selección o han alcanzado o rondan ya la treintena. Pero no es tan fácil.

A pesar de sus errores puntuales en el planteamiento de los momentos claves -que los ha habido, algunos de ellos de bulto- no hay que olvidar que con el técnico italiano ya fuimos el año pasado campeones de Europa; mientras que con respecto a los jugadores, la baja de un trilladísimo Pau Gasol y, en menor medida, la de Calderón, han hecho mucha mella.

Con ellos dos en el Europeo de 2011 -clasificatorio para los JJOO-, en el caso de que estén el año próximo en Lituania, a buen seguro que todo será otro cantar. De todos modos, como suele pasar en esta vida, el tiempo acabará por dictar sentencia.

,

No hay Comentarios

Gran victoria de Alonso en Monza

Fernando Alonso vuelve a renacer en su lucha por el Mundial de Fórmla 1. El piloto asturiano de Ferrari logró un triunfo apoteósico en el Gran Premio de Italia, delante de todos los “tifossi” ferraristas que abarrotaban las gradas del mítico circuito de Monza.

Alonso, al que acompañaron en el podium Jenson Button y Felipe Massa, aprovechó el abandono de Hamilton y el “pinchazo” de Webber para escalar al tercer puesto de la general con 166 puntos, a 16 del inglés y a 21 del australiano. Es su tercera victoria con la “Scuderia” de Maranello.

Alonso y Ferrari fueron los grandes dominadores de todo el fin de semana y lo confirmaron con una carrera casi perfecta que, no obstante, estuvo a punto de irse al garete con la deficiente salida del asturiano. Desde la “pole”, Fernando no salió bien, fue víctima de un agresivo Button y a punto estuvo de serlo de un no menos agresivo Massa.

El brasileño, sin opciones en el Mundial estuvo a punto de hacerle un flaco favor a su escudería en el momento en el que se emparejó con Alonso pasada la primera variante (Rettifilo). Pero las emociones no acabaron ahí, ya que pocos metros más tarde Hamilton, que intentaba remontar desde la quinta plaza, impactó su rueda delantera derecha con el Ferrari de Massa y rompió la dirección, quedando fuera de carrera en la variante della Roggia, la segunda. El líder del Mundial duró media vuelta en pista.

Button, Alonso y Massa se escaparon, mientras que por detrás Webber y Vettel intentaban remontar tras sendas malas salidas. La lucha entre los pilotos de Red Bull se saldó con un cuarto de Vettel -que, tras múltiples problemas, estiró su parada hasta la última vuelta para acabar cuarto- y un sexto de un Webber quien, pese a tomar de nuevo la cabeza de la general, desaprovechó una pintiparada ocasión para distanciarse de Hamilton.

Pese al visible mejor ritmo de Fernando el duelo no se decidió, como suele pasar en los últimos años en la Fórmula 1, hasta la parada en boxes. El asturiano, siempre pegado a la estela de Button, entró a cambiar neumáticos en la vuelta 37 de un total de 53, una más tarde que el actual campeón, y el excelente trabajo de los mecánicos de Ferrari hizo el resto.

Alonso salió justo por delante del inglés, aguantándole durante toda la vuelta siguiente hasta que sus neumáticos duros entraron en calor. De ahí hasta el final, coser y cantar ante el delirio de los aficionados italianos; unos “tifossi” que, de nuevo, vuelven a soñar con el milagro.

La Fórmula 1 se ha despedido de Europa. Ahora quedan las carreras de Singapur (nocturna), Japón, Corea, Brasil y Abu Dhabi, circuitos todos ellos en los que se presupone que por lo menos los Red Bull volverán a estar en las primeras posiciones. No será nada fácil, pero si Ferrari no comete errores será cuestión de tiempo que los 21 puntos estén remontados. Porque, hoy por hoy, tienen al mejor piloto de la parrilla en sus filas.

No hay Comentarios

Importante victoria en Elche (0-2) de un Betis que lleva 3 de 3

El Betis sigue demostrando que va muy en serio. Los verdiblancos continúan con su arranque triunfal de temporada después de sumar con autoridad los tres puntos en uno de los campos más complicados de toda la Segunda División, el Martínez Valero de Elche.

“>

Los de Pepe Mel se han impuesto esta tarde por 0-2 en un choque un tanto gris en lo que al espectáculo se refiere durante el primer tiempo, y vibrante en el segundo. Al final, los golazos de Rubén Castro y de Beñat permiten al Betis mantener el liderato con nueve puntos de nueve disputados, a la espera de los encuentros de mañana.

Fue, no obstante, el Elche quien gozó de las mejores ocasiones en la primera mitad. Ante un Betis que no renunciaba al ataque Goitia tuvo que sacar dos buenas manos, primero en el minuto 9 tras una falta de Edu Albácar, y luego seis más tarde desviando un muy buen cabezazo de Linares. La mejor oportunidad de los ilicitanos fue, no obstante, el trallazo de Kike Mateo a la cruceta, en el minuto 38.

El Betis, pese a sus acercamientos, no había conseguido ninguna llegada clara ante la meta local, pero tras el descanso la cosa fue bien diferente. Pepe Mel sacó a Beñat por Momo, y comenzó el espectáculo, comandado principalmente por el joven canterano vasco. Al poco de salir Beñat dejó un balón franco para Emana que, no obstante, se llenó de balón solo ante Caballero.

El camerunés, no obstante, tuvo una intervención mucho más atinada a los diez minutos. Beñat, Emana y Salva Sevilla fabricaron una acción de ataque que Rubén Castro se encargó de culminar con un jugadón desde la banda izquierda. El delantero canario se fue por velocidad y picó el balón con maestría ante la salida de Caballero. 0-1 y el Betis, dueño y señor de la situación.

Y los béticos pudieron sentenciar con varias llegadas ante un Elche que acusó el golpe, pero no lo hicieron y los ilicitanos poco a poco se vinieron arriba, aunque sin transformar en claras llegadas su empuje a partir del minuto 30. De ello se encargaron los inconmensurables Belenguer y Dorado.

A falta de cinco minutos Nacho fue expulsado al ver su segunda amarilla por una mano extremadamente tonta, pero el Elche no sólo no supo aprovechar la coyuntura sino que, además, recibió la sentencia en el último minuto con una nueva perla de Beñat. El joven mediocentro aplicó su clase en el golpeo del balón al conseguir su primer gol en liga -segundo de la temporada- tras un magistral lanzamiento de falta. Su disparo, desde el borde izquierdo del área ilicitana, entró por toda la escuadra.

No me cansé de repetir durante toda la pasada temporada, cuando el Betis marchaba de forma irregular, que la Segunda es muy traicionera entre otras cosas porque es larga como un día sin pan; y ahora no voy a faltar a la coherencia que debe tener todo ser humano.

Pese a este impecable inicio de campaña, ni mucho menos hay que lanzar las campanas al vuelo; ahora bien, sería un verdadero hipócrita si negara que, centrándome estrictamente en lo deportivo, este equipo ilusiona sobremanera, sobre todo porque, esta temporada sí, es un verdadero equipo para luchar con garantías de éxito en Segunda. Así, el retorno a Primera no será pan comido, pero sí bastante más sencillo.

,

No hay Comentarios

Una de cal y otra de arena

Así ha transcurrido el día deportivo para los intereses particulares de éste que os habla. Lo positivo, el Betis, que tras los dos triunfos en las dos primeras jornadas ligueras también sigue adelante en la Copa del Rey. Al triunfo del pasado miércoles en casa ante el Salamanca en la ronda anterior (2-1) se ha sumado el pase conseguido esta noche a la cuarta ronda tras vencer en los penaltis (2-2) al Granada en el Nuevo Los Cármenes.

“>

Pepe Mel decidió reservar, pensando en el difícil partido de este sábado en Elche, a sus jugadores de ataque sanos, disponiendo sobre el campo un once con mucho toque pero sin mordiente, al no haber delanteros sobre el césped.

El Granada, con más empuje, se adelantó con el 2-0 entre los últimos minutos del primer tiempo y los primeros del segundo. Ambos goles, obra de Dani Benítez; el primero tras un penalti más que riguroso de Cañas sobre Carlos Calvo; y el segundo con un zurdazo de falta ante el que Goitia pudo hacer algo más.

Pero el Betis, después de que el Granada se quedara con uno menos, reaccionó con la entrada de Emana y Rubén Castro, quienes fueron los autores de los dos goles verdiblancos. El del Emana, con un derechazo marca de la casa dentro del área; y el de Rubén, en un mano a mano con el portero tras gran pase del camerunés.

La expulsión del debutante Roversio -también rigurosísima-, justo después del empate bético, frenó la progresión de los verdiblancos, lo que nos condujo primero a la prórroga y luego a los penaltis, en los que el Betis hizo pleno, parando Goitia el de Geijo para el Granada. El Betis, según Mel, no quiere la Copa pero tampoco la tira; por eso, a diferencia del fiasco de hace un año, ahora estará en el bombo en el que ya entrarán los equipos de Primera que no disputan competiciones europeas.

Adiós a las medallas en el Mundial de baloncesto
Lo negativo vino en el Mundobasket, ya que la selección española ha caído eliminada de la lucha por las medallas al perder, en un extraordinario partido de baloncesto, ante Serbia en cuartos de final por 92-89. Basket de alta calidad entre dos de los mejores equipos del mundo, aunque la tibia defensa en zona de los de Scariolo ante los excelsos tiradores serbios fue decisiva para el triunfo balcánico.

La gran actuación de Navarro, Garbajosa, Rudy y Marc Gasol no fue suficiente ante la efectividad de Keselj, Savanovic, Bjeliça o Teodosic, autor de un estratosférico triple desde nueve metros a tres segundos del final que dio la victoria a los suyos.

Serbia fue durante casi todo el partido por delante, pero sin grandes diferencias. Eso sí, cuando el marcador rezaba un 86-78 para los serbios a falta de 4 minutos todo parecía perdido; pero entonces surgió el orgullo de la campeona del mundo en ejercicio para ir acortando distancias y empatar a 89 a falta de 25 segundos con un mate de Marc Gasol tras asistencia de Navarro.

El resto, ya lo sabe todo el mundo. España decidió defender hasta el final la última posesión serbia, y cuando Garbajosa se resguardó del peligro de una penetración de Teodosic -España estaba en “bonus”- con un par de pasos de distancia, el base se la jugó con nueve metros hasta la canasta y la metió. Restaban tres segundos, pero la jugada preparada en el tiempo muerto entre Garbajosa y Navarro no salió bien.

La selección dejará de estar entre los cuatro mejores en una competición internacional por vez primera desde los JJOO de Atenas 2004, y se quedará sin premio tras cuatro campeonatos consecutivos -un Mundial dos Europeos y unos JJOO- logrando medallas.

Esto último no ocurría desde la anterior ausencia de Pau Gasol -Europeo 2005-, aunque me parece muy injusto achacar la derrota de esta tarde a la ausencia del mejor jugador de Europa -y del baloncesto mundial con reglas FIBA-, ya que sus compañeros se han partido la cara ante un equipo, el serbio, que tras arrasar en las categorías inferiores continúa subiendo como la espuma después de haber ganado la plata el año pasado en el Europeo de Polonia. Lo de hoy ha dolido, y mucho; pero jugando así y con esa actitud perder está, al menos hasta cierto punto, permitido.

Ahora España deberá jugar contra Eslovenia el viernes el primero de sus dos encuentros por el quinto puesto; mientras que Serbia y Turquía jugarán el próximo sábado una semifinal muy calentita. La otra saldrá de los encuentros de mañana entre Estados Unidos y Rusia por un lado -que me perdonen los rusos, pero creo que no va a haber color-, y entre Lituania y Argentina por otro.

, , ,

No hay Comentarios

That last night finally was a good night…

4 de septiembre de 2010, entre Fregenal de la Sierra y Segura de León. Nuestros queridos Isa “Ita” y Javi, después de “taitantos” años de relación, por fin se dieron el “sí, quiero” que venían pregonando tiempo ha.

Y con ellos, en estos dos preciosos pueblos de la sierra extremeña, estuvimos sus amigos y compañeros “filólokos” más allegados. La ceremonia, en Fregenal; el convite y las copas, en Segura.

Todo salió perfecto desde el primer detalle hasta el último (el lugar, pese a la calor; el menú; Lope; la yod 4ª y Menéndez Pidal, el “Furor” improvisado, pese a que perdiéramos los chicos…), incluyendo esas inevitables anécdotas que siempre ocurren en estos días tan especiales, y de las que luego, a medida que va pasando el tiempo, las recuerdas con los tuyos echándote unas risas.

Como reza en su letra la ya célebre canción que dice que “tonight could be a good night” y que sonó un par de veces o tres en la boda, “last nigh was a good, good night”… o más bien podríamos decir “good day”, porque mientras nos divertíamos a destajo el Betis ganó 1-3 al “Recre” y la selección española de baloncesto hizo lo propio con Grecia en los octavos de final del Mundial.

Aunque lo mejor de toda la jornada, sin duda, es haber sido partícipe (en mi caso particular algo más incluso que en otras bodas), junto a los mejores amigos y a compañeros que hacía mucho tiempo que no veía, de este día tan especial para nuestra querida “Ita” y su ya señor esposo Javi.

Felicidades, pareja.

No hay Comentarios

Cuatro años desde la conquista del Sol Naciente

MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (13)

El Campeonato del Mundo de baloncesto -también conocido como Mundobasket- de 2010 llegó ayer a la conclusión en lo que a su primera fase se refiere. Después de dejar múltiples dudas, la selección española ha terminado segunda de su grupo tras una doble carambola, y además de enfrentarse a Grecia en octavos -a la que “hay que ganar”- tiene el camino libre de Estados Unidos hasta la final. Pero en este post no voy a hablar precisamente de esto.

Hoy hace exactamente cuatro años que España, la recién bautizada por entonces “ÑBA”, consiguió el mayor logro del baloncesto español en toda su historia, el Mundial celebrado en Japón, y empezó a marcar una época que, sobre todo en Europa, todavía dura en la actualidad.

“>

España llegó al país del Sol Naciente en 2006 después de las decepciones -que no fracasos- de los JJOO de Atenas 2004 y del Europeo de Serbia 2005. Allí, aunque se estuvo cerca, no se consiguieron medallas, y el presidente de la Federación, José Luis Sáez, decidió dar un golpe de timón contratanto a José Vicente “Pepu” Hernández.

Con el ex entrenador del Estudiantes -cuya filosofía era tan simple como rotunda, “BA-LON-CES-TO”– y con un grupo de jugadores fresco y cada vez más consolidado, la selección se presentó en el campeonato siendo una de las favoritas para conseguir una medalla. Pau Gasol, tras su descanso el año anterior, volvía a ser el estandarte de este equipo, y junto a él formaron la lista Rudy Fernández, Cabezas, Calderón, Felipe Reyes, Carlos Jiménez, Sergio Rodríguez, Berni Rodríguez, Marc Gasol -revelación del campeonato-, Álex Mumbrú y un Jorge Garbajosa que acababa de llegar a la NBA procedente del Unicaja -con el que se había proclamado ese mismo año campeón de la liga ACB- y que pasaba por el mejor momento de su carrera.

Y apenas quince días después este sensacional equipo se colgó la medalla de oro tras apalizar en la final (70-47), sin Pau Gasol en cancha, a una Grecia campeona de Europa que venía de cargarse ni más ni menos que a los Estados Unidos.

La lesión del, por entonces, jugador de los Memphis Grizzlies (MVP del torneo), producida en el tramo final de la emocionantísima semifinal contra la campeona olímpica, Argentina -gracias, aro, por “escupir” el tiro final de Nocioni-, le otorgó a los helenos, pero a la hora de la verdad sus compañeros se conjuraron para suplir su ausencia y a fe que lo consiguieron.

La selección le dio una soberana paliza desde el principio a un equipo que contaba en sus filas, entre otros, con “un tal” Papaloukas, “un tal” Diamantidis, “un tal” Spanoulis, “un tal” Fotsis o “un tal” Schorchianitis, que con su corpulencia se había “comido” en la semifinal a los pívots de Estados Unidos, pero que en la final fue frenado perfectamente por un jovencísimo Marc Gasol.

Una actuación en conjunto soberbia, cimentada, como durante todo el Mundobasket, en la enorme intensidad defensiva. Una defensa que nos llevó a ganar por más de diez puntos todos los encuentros, salvo el de semifinales ante Argentina, que fue la gran batalla del torneo.

“>

Nueva Zelanda, Panamá, Alemania, Angola, Japón (primera fase), Serbia-Montenegro (octavos) y Lituania (cuartos) probaron la “receta” de Pepu, una receta que tuvo su mejor aplicación en el partido final, en el que nos hizo entrar en la historia. En definitiva, en el que nos convertimos en campeones del mundo de baloncesto por primera vez.

¿Seremos capaces de repetir este año? Será complicado, porque a las ausencias de Pau Gasol y de Calderón se unen las malas sensaciones de la primera fase y el hecho de que Estados Unidos parece ir de verdad en serio. El tiempo lo dirá. De momento mañana, como hace justamente hoy cuatro años en Saitama, debemos deshacernos de los griegos.

, ,

No hay Comentarios