Archivo octubre, 2010

Alonso, tercero a la estela de los Red Bull en Suzuka

Los pilotos de Red Bull, como se esperaba, han hecho doblete en el Gran Premio de Japón de Fórmula 1, celebrado hoy en el circuito de Suzuka. Sebastian Vettel, como el año pasado, ha sido el vencedor -tercera victoria del año- por delante de Mark Webber y de Fernando Alonso, que ha terminado más cerca de ellos de lo esperado.

El Ferrari del asturiano no se mostró nada fino en la clasificación, aplazada para la mañana nipona del domingo por mor de las torrenciales lluvias caídas ayer. La quinta posición -cuarta por la sanción a Hamilton al cambiar su caja de cambios-, con los “toros rojos” por delante y con un correoso rival como Kubica no hacía presagiar nada bueno; pero el polaco de Renault fue eliminado a las primeras de cambio.

Tras una salida turbulenta por mor de los accidentes de Petrov por un lado y de Massa con Sutil por el otro -Felipe, con actuaciones como ésta, ¿de verdad que no te sientes segundo piloto de nadie?-, y después de que Alonso recuperara la cuarta plaza que Button le había arrebatado en los primeros metros, el “safety car” hizo acto de aparición durante seis vueltas. Entonces, de manera incomprensible, Kubica perdió la rueda trasera derecha de su Renault -lo que nos hizo recordar los despropósitos vividos en 2006 con Fernando como víctima-; y el polaco se vio obligado a abandonar a las primeras de cambio.

Al relanzarse la carrera quedó claro el manifiesto dominio de Vettel y Webber, que sólo dejaron de liderar la carrera durante unas vueltas porque Button, que a diferencia del resto iba con neumáticos duros, alargó mucho su parada. Fernando, tras ellos, no se distanciaba en demasía, lo que les obligaba a no cometer ni un solo error si querían llevarse el doblete.

Por detrás, Hamilton, quinto, volvió a completar otro desafortunado fin de semana al perder la tercera velocidad a 14 vueltas del final cuando, desde su cuarta posición, amenazaba seriamente a Fernando. Lewis se vio obligado a ralentizar el ritmo al no poder cambiar bien de marchas, perdiendo incluso el cuarto puesto a manos de Button. El campeón de 2008 queda ya a 28 puntos de la cabeza, a 14 de Alonso y con sólo 3 sobre su compañero.

En la recta final Alonso se acercó a los Red Bull hasta quedarse a menos de 3 segundos, pero no pudo llegar hasta ellos. No obstante lo exiguo de la diferencia, en el último circuito que dicen los expertos que es 100% favorable a los “toros”, nos hace ser optimistas de cara a las tres últimas carreras. Webber sigue líder mientras que Vettel, con su triunfo, iguala a Fernando en la general, a 14 puntos del australiano.

La próxima batalla, dentro de dos semanas en Corea, donde parece que, definitivamente, se va a correr. Allí Ferrari, según ha dicho Marc Gené en La Sexta, va a introducir una serie de mejoras con las que espera que Alonso vuelva a estar por delante de Red Bull. Ojalá.

CLASIFICACIÓN GENERAL (a falta de 3 carreras):

1º Mark Webber (AUS/Red Bull) 220 puntos
2º Fernando Alonso (ESP/Ferrari) 206 puntos
3º Sebastian Vettel (ALE/Red Bull) 206 puntos
4º Lewis Hamilton (GBR/McLaren) 192 puntos
5º Jenson Button (GBR/McLaren) 189 puntos

No hay Comentarios

Lorenzo y Elías, campeones del mundo

No por esperado debemos dejar de celebrarlo como se merece. El Gran Premio de Malasia de motociclismo, celebrado hoy en el circuito de Sepang, ha confirmado los dos primeros títulos mundiales para España en este glorioso e histórico 2010 en el que también nos hemos asegurado de forma matemática el tercero.

El más importante y significativo, sin duda, ha sido el de Jorge Lorenzo, quien, con la lesión de Pedrosa la semana pasada en Japón, se había quedado prácticamente sin rivales, y a quien un noveno puesto le bastaba para certificar el primer título del motociclismo español en Moto GP, y el segundo en la categoría reina tras el de Crivillé en 500 hace once años.

Lorenzo no se quiso conformar con ello, y disputó la carrera a tope hasta las últimas vueltas para acabar en el podium como tercero, justo el día en el que “Il Dottore” Valentino Rossi volvió a la “vida” con un triunfo magistral, el segundo de la temporada -y primero desde la carrera inaugural en Qatar- y el 46º con Yamaha.

Valentino salió muy mal, pero realizó una remontada espectacular para terminaar dando cuenta de Lorenzo primero y de Dovizioso después, y al menos se marchará a Ducati con un sabor dulce tras una temporada muy desgraciada para él.

Pero el gran protagonista no era otro que Jorge Lorenzo, quien puso el “game over” a una temporada -esa fue su celebración, como si fuera un videojuego con los míticos Mario Bros- en la que las desgracias de sus rivales y su propia evolución como piloto han hecho posible que el mallorquín haya cumplido su gran sueño.

Elías, primer campeón en Moto2
El de Lorenzo, no obstante, no fue conológicamente el primer campeonato matemáticamente conseguido por España en el día de hoy. Uno de los veteranos de nuestro motociclismo, Toni Elías, ha rentabilizado al máximo el haber “bajado” de categoría al no tener sitio en MotoGP, y se ha hecho con el título el año del debut de Moto2.

Elías corrió con la calculadora en la cabeza cuando su único rival, Julián Simón, se fue al suelo mediada la carrera. El manresano aflojó entonces y la carrera se la disputaron el italiano Rolfo y el samnarinense De Angelis, que quedaron primero y segundo, respectivamente. Toni acabó cuarto tras Iannone, pero eso no importaba nada.

Tras once años en el Mundial -más de una década caracterizada por la genialidad a partes iguales con la irregularidad-, Elías por fin ha ganado su título de campeón mundial. Y lo ha hecho porque a lo largo de la temporada ha sido el mejor cuando había que serlo, y le ha puesto cabeza cuando la situación así lo requería.

Y al de 125 tan sólo le falta el nombre
Los títulos de Lorenzo y Elías hacen que España sume un total de 34 a lo largo de su historia, pero cuando el telón se eche dentro de tres carreras en Cheste sumaremos el número 35, que no es otro que el de 125cc, que se van a disputar Marc Márquez, Nico Terol y Pol Espargaró. Bradley Smith, cuarto, ya no puede llegar porque se encuentra a 76 puntos de la cabeza cuando quedan 75 en disputa.

La lucha entre los tres pilotos nacionales será cerradísima, aunque ayer Márquez dio un nuevo golpe de mano con su segunda victoria seguida y octava del año, por delante de Espargaró y Terol; lo que le permite recuperar el liderato con 3 puntos de ventaja sobre Nico y doce sobre Pol.

No hay Comentarios

El Betis, con uno menos, deja escapar dos puntos en Las Palmas (2-2)

Hubiera supuesto un gran golpe de efecto, pero una falta tonta en el minuto 92 lo dejó simplemente en buen resultado. El Betis, con diez jugadores durante la mitad del segundo tiempo, ha estado a punto de “asaltar” uno de los feudos más difíciles de toda la Segunda División, al menos en los comienzos de la temporada; pero al final se ha tenido que conformar con un empate a dos en el Estadio de Gran Canaria ante la invicta U.D. Las Palmas.

“>

Ha sido un encuentro típico de dos equipos candidatos al ascenso. Los locales imprimieron un ritmo endiablado al juego durante toda la primera parte, presionando a un Betis -sin Salva Sevilla pero de nuevo con Beñat- que se veía sorprendido por la movilidad de los jóvenes jugadores canarios.

No obstante, las mejores ocasiones fueron para los béticos. Caffa falló dos mano a mano ante el portero canario, uno de salida y otro minutos más tarde; mientras que Miguel Lopes hizo lo propio a los doce. Las Palmas tenía más tiempo el balón y rondaba en más ocasiones la meta de Goitia, pero sólo sumaba en su bagaje un gol cantado marrado por Cejudo, que envió fuera un rechace de Goitia con todo a su favor.

Hasta que los canarios se pusieron en ventaja. Una pérdida de Emana -hoy tristemente decisivo- a los 24 minutos la aprovecharon los canarios para meter un balón a la espalda de la defensa que aprovechó Guayre -uno de los pocos veteranos de este equipo- para ceder atrás y Jonathan Viera marcó a puerta vacía.

Los insulares pudieron haberse ido con el 2-0 al descanso, pero el árbitro, a instancias de su asistente, anuló el gol local porque Guayre, que desde el suelo estaba en fuera de juego, tocó el balón antes de que entrara en la meta bética.

En el segundo tiempo Mel dio entrada a Ezequiel por un nuevamente ineficaz Momo -a ver si las molestias le remiten de una vez, si es esa la causa de su bajo rendimiento-, y el sub 19 tardó muy poco en anotar el empate. A los siete minutos Ezequiel recibió un pase de Caffa y, desde la izquierda, se adentró en el área para batir al portero Barbosa por bajo, con la ayuda de un defensa.

El árbitro y Emana, tristes protagonistas
Parecía que todo empezaba a estar controlado, pero entonces aparecieron Emana… y el árbitro, todo sea dicho. Lesma López, un colegiado que por lo visto esta tarde está muy bien en Segunda y no más arriba, amonestó en primer lugar al camerunés de forma totalmente injusta por un presunto manotazo a un contrario. Poco más tarde el propio Emana protestó una nueva tarjeta sacada de forma rigurosa a Iriney, y Lesma López no dudó en mandarlo a la calle.

Sinceramente, creo que me iré de este mundo sin entender la actitud de algunos futbolistas. Cierto es que la protesta de Emana no fue ni mucho menos ostensible, pero cuando un árbitro va como iba el pésimo Lesma López -es decir, con unas ganas increíbles de echar a la presunta estrella visitante- lo que debe hacer uno es callarse y ya está, porque así flaco favor se le hace al equipo.

Aunque si el fútbol es tan bello es, precisamente, por su imprevisibilidad. Se suponía que Las Palmas iba a embotellar en su área a los béticos como en la primera parte, pero aunque el balón volvió a los pies de los jugadores canarios ni mucho menos fue así. Al contrario, fue el Betis quien se adelantó a falta de cinco minutos, tras un córner que lazó Beñat, peinó Miki Roqué -sustituto del lesionado Roversio- y remató el goleador Rubén Castro, que no quiso celebrar su gol por respeto al equipo en el que se formó. Pura estrategia.

Al final se escapó la victoria
Pero si de algo pueden pecar los jugadores béticos es de inexperiencia. Cuando más controlado tenían el partido pese a la inferioridad, la juventud de Miki Roqué le jugó una malísima pasada al hacer una falta extremadamente tonta cerca de la frontal del área, en el segundo de los cinco minutos de descuento. Sergio Suárez aprovechó la pésima colocación de Goitia y, por su palo y por bajo, rescató para los suyos un punto que les supo a gloria.

El Betis se va de las islas con la amargura por haber dejado escapar un triunfo que hubiese supuesto un golpetazo encima de la mesa, y también con el liderato perdido tras la victoria del Rayo; pero un punto en Las Palmas, aunque haya sido de esta forma, se puede considerar un buen resultado. Siempre, claro está, que no se repitan estos errores “in extremis” -por juventud o por lo que sea- que cuestan una serie de puntos que, por si las moscas, no deberían dejarse marchar.

,

No hay Comentarios

Histórico triunfo del Barça ante los Lakers

El deporte español sigue derribando barreras. Otro de los que hace unos años todos considerábamos como “imposibles” cayó anoche en el Palau Sant Jordi: el Regal F.C. Barcelona, el Barça, se convirtió en el primer equipo campeón europeo -y, por ende, en el único español- en tumbar a todo un campeón de la NBA.

Los azulgrana se deshicieron anoche por 92-88 de Los Angeles Lakers, y pusieron una nueva pica en Flandes para acercar el nivel del baloncesto FIBA al de la NBA. Cierto es que los angelinos, que se presentaban en Barcelona con Pau Gasol de “embajador”, apenas si acumulaban en sus piernas dos semanas de entrenamiento no demasiado serio aún; pero ello no debe restar un ápice del mérito que para el Barça supone pasar a la historia como el primer club del viejo continente en vencer a una franquicia con el estatus de actual campeona de la NBA.

Eso sí, tampoco hay que pasarse de eufóricos y pensar que el Barça ha ganado una especie de copa intercontinental y ahora es el mejor del mundo, porque no es así. Pero si echamos la vista atrás y vemos cuál era la diferencia entre la FIBA y la NBA hace apenas diez años, debemos ser plenamente conscientes que lo de ayer no es la culminación absoluta de un sueño, pero se le aproxima bastante.

Los Lakers se presentaron en Barcelona para devolver la visita que los azulgrana realizaron hace dos años al Staples Center; y lo hicieron sin el lesionado Andrew Bynum pero con Kobe Bryant -disminuido, eso sí, porque acaba de salir de una lesión- y, sobre todo, con su “embajador” en la Cuidad Condal, Pau Gasol. El “hijo pródigo” volvía por segunda vez a casa, tras jugar y ganar con los Memphis Grizzlies en 1993 (80-91).

Pau, aunque sin buenos porcentajes de tiro, fue el mejor de su equipo con 25 puntos, comandando sobre todo durante la primera mitad el ataque de unos Lakers que, tras unos primeros 24 minutos muy igualados (45-44) -se jugó, como es normal en estos casos, con reglas de la NBA-, tomaron once puntos de ventaja en el tercer cuarto (49-60).

Cuando todo parecía preparado para la “fuga” angelina, un motivadísimo Pete Mickeal -“peleado” anoche con el 50% del equipo californiano- y, cómo no, Juan Carlos Navarro tomaron el mando de las operaciones y acercaron de nuevo al Barça ante unos Lakers en los que Phil Jackson tuvo que tirar más de la cuenta de Gasol -éste de forma lógica al jugar en su tierra-, Kobe, Artest, Odom y Fisher.

Los blaugrana tomaron la delantera segundos antes de llegarse al último parcial con un triple de Lakovic, pero Pau respondió con un 2+1 en la que quizás fuera la mejor jugada del día: un canastón en mate a aro pasado después de deshacerse de N´Dong y de Grimau (68-70).

Pero en el cuarto definitivo surgieron desde el triple (7 metros y 25 centímetros, como en la NBA) Navarro, Mickeal y Morris, para dar hasta siete puntos de ventaja al Barça (86-79). Los Lakers, por el contrario, firmaban un paupérrimo 0 de 14 en tiros de 3, que les lastró enormemente; y pese a que nunca se rindieron la seguridad en el tiro libre de la “Bomba” (25 puntos, como su amigo del alma y ayer rival) y de Mickeal (26) sentenciaron una victoria histórica para el baloncesto FIBA, para Europa, para el baloncesto español y, por supuesto, para el propio Barça, por mucho que los Lakers llegaran casi sin rodaje al Sant Jordi.

El Barça no es el mejor equipo del mundo; incluso no sé si tendría nivel para llegar a competir una temporada completa en la durísima NBA; pero lo único cierto es que lo que no pudo hacer el Olympiacos en 1997 contra los Bulls de Jordan en el añejo Open McDonald´s -aquél en el que el Joventut estuvo a punto de derrotar a los Lakers de Magic Johnson en 1991- lo consiguió ayer el Barça ante los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol: pasar a la historia por ser el primer campeón de Europa en hacer morder el polvo a unos campeones de la NBA. Algo de lo que sólo podrán presumir ellos. Enhorabuena para el baloncesto español en general, y para el equipo azulgrana en particular.

, , , ,

No hay Comentarios

Exposición en Sevilla de la Federación Española de Tenis

Desde ayer hasta el próximo domingo los sevillanos estamos teniendo la ocasión de disfrutar de una exposición -“Juego, set, partido… Cajasol”- sobre la historia del tenis español a través del material que posee la Real Federación Española de las competiciones por países u organizadas por el máximo estamento del tenis nacional.

Dicha exposición se ubica en el patio principal de la sede central de Cajasol, situada en la Plaza de San Francisco; y en ella podemos contemplar desde raquetas muy antiguas -incluso del siglo XIX- y trofeos -como el donado por Alfonso XIII en 1912 para la Copa del Rey- hasta, por supuesto, la Copa Davis -la tendremos que devolver dentro de poco puesto que este año dejaremos de ser campeones, pero todavía podemos disfrutar de ella- y las réplicas de las cinco ediciones de la Copa Federación ganadas por nuestras chicas a lo largo de los 90. Así como también una vitrina con diferentes objetos y recuerdos relacionados con la Davis de 2004, ganada en nuestra ciudad.

Esta mañana me he pasado por allí para verla, y lo cierto es que, a simple vista, me ha parecido muy poca cosa, aunque rápidamente caí en la cuenta de que los grandes trofeos individuales de Santana, Orantes, Arantxa, Conchita, Ferrero o Nadal no podían estar presentes al no pertenecer a la Federación. De todos modos sí que eché a faltar de verdad alguna que otra selección de fotos de nuestros campeones en la Davis, la Copa Federación, el Godó o los JJOO.

Aún así, sólo por ver el trofeo de la Copa Davis y la evolución en la fabricación y uso de las raquetas merece la pena que el resto de los sevillanos en general, y de los aficionados al tenis en particular, gasten unos minutos visitando el edificio de Cajasol en la Plaza de San Francisco.

No hay Comentarios

La Ryder Cup 2010 se queda en Europa

No es habitual que en este espacio se hable de golf. Pese a que reconozco su importancia, y pese a que suelo estar al tanto de la actualidad -dos de mis deportistas más admirados son Seve Ballesteros y Chema Olazábal, sobre todo el segundo por haberle podido seguir más de cerca y por todas las visicitudes por las que ha pasado a lo largo de su carrera-, no es el deporte que más suelo seguir, porque no me resulta lo suficientemente llamativa en comparación con otras.

No obstante, hay una excepción, una competición que, por varias razones, tiene una magia especial, no en vano es uno de los acontecimientos deportivos más seguidos del mundo. Hablo, por supuesto, de la Ryder Cup, el torneo más importante y más prestigioso de todos, el que levanta más pasiones; aquél en el que cada dos años se pone en juego el orgullo entre Europa y Estados Unidos; aquél en el que los jugadores no ganan ni un solo euro -o dólar- y, sin embargo, se parten los cuernos por dar lo mejor de sí.

Pero, además, es aquél que se disputa bajo una modalidad mucho más atractiva para mí que la de los torneos clásicos, como es la “match play“, en la que cada jugador o cada pareja se enfrenta de forma directa con su oponente, a dieciocho hoyos, contabilizándose los hoyos ganados y no los golpes realizados; y recibiendo un punto por la victoria y medio por el empate.

Así se juega la Ryder Cup, para el que no lo sepa: ocho partidos por parejas en cada una de las dos primeras jornadas, cuatro en la modalidad “fourball” -cada golfista juega con su propia bola, y el hoyo en disputa se lo lleva el equipo del jugador que haya empleado menos golpes en introducirla-, y otros cuatro en la modalidad “foursomes” -una bola por pareja, que cada uno de los miembros golpea alternativamente, ganando el hoyo la pareja que menos golpes emplee para meterla-; y doce encuentros individuales en la tercera y definitiva jornada, en la que entran en juego todos los jugadores de cada equipo. En total, 28 puntos, ganando la Copa aquel equipo que logre 14,5; aunque al último vencedor se le da el derecho de retenerla con sólo 14.

Europa domina claramente en los choques por parejas
En 2010, edición celebrada en País de Gales, Europa se ha tomado la revancha de la derrota de 2008 y ha reconquistado el torneo al vencer a Estados Unidos por la mínima: 14,5 a 13,5. Una edición en la que la lluvia ha modificado todo el calendario y toda la planificación, hasta el punto de que ha sido la primera de la historia en terminar un lunes.

Tras las dos primeras jornadas -extendidas a tres por la aparición del líquido elemento-, Europa dominaba de forma clara, por 9,5 a 6,5. No era tan de extrañar, puesto que los golfistas del “viejo continente” siempre hacen gala de un mejor entendimiento y espíritu de grupo que las estrellas norteamericanas, lo que es muy importante a la hora de afrontar los partidos por parejas.

Emoción hasta el final
Todo estaba casi hecho, pero había que ir con cautela porque si los “fourballs” y los “foursomes” son “europeos”, en los individuales los americanos -salvo que estén mentalmente destruidos, como en 2004 y 2006- suelen hacer valer su mayor calidad, ofreciendo remontadas increíbles. Así ha sucedido también en esta ocasión, aunque finalmente los chicos de Colin Montgomery han aguantado la presión de sus rivales y se han llevado la Ryder.

Europa comenzó la jornada de individuales muy fuerte, pero los estadounidenses fueron progresivamente remontando y llegaron a poner en peligro la victoria continental. Tiger Woods y Phil Mickelson, por una vez, sí que hacían valer su rango y resolvieron fácilmente sus partidos, en especial el “Tigre”, que jugó un encuentro increíble ante el italiano Francesco Molinari. Si a ello le unimos el triunfo de Steve Stricker ante Lee Westwood por dos hoyos a falta de uno, el panorama no pintaba demasiado bien.

Fueron los ingleses Ian Poulter y Luke Donald, y Miguel Ángel Jiménez los encargados de relanzar la moral de los europeos. Poulter pasó por encima de Matt Kuchar; Donald le ganó por un hoyo a Jim Furyk; y “el Pisha” -único español presente este año- venció claramente a Bubba Watson.

Todo se iba a decidir en los partidos de Edoardo Molinari y de Graeme McDowell. Europa había llegado a los 13 puntos, y le hacía falta uno y medio para hacerse con la victoria. El hermano de Francesco dominó hasta por tres hoyos al joven Rickie Fowler, pero el americano resurgió en la parte final y con un “putt” increíble en el hoyo 18 logró “robar” medio punto con el que los suyos no contaban.

Empate a 13,5; la gloria o el fracaso, en manos de un McDowell que iba uno arriba ante Hunter Mahan tras el hoyo 15, y que tenía que derrotar obligatoriamente a su rival para que la Ryder no se escapase. El norirlandés, campeón este año del US Open, ganó el 16 con un sensacional “birdie”; y en el 17 Mahan, presionadísimo al tener que hacerse con los dos últimos hoyos, falló tanto desde el “tee” de salida como en el “approach”. No hizo falta ni tan siquiera que McDowell embocara: la Ryder volvía a las vitrinas del golf europeo dos años después.

Es el octavo triunfo de Europa -por siete de Estados Unidos- desde que el torneo mide a estos dos equipos. La próxima gran batalla por la supremacía del golf mundial será en 2012; esta vez en territorio norteamericano.

,

No hay Comentarios

Histórico bronce para España en el Mundial de baloncesto femenino

Este año los chicos “han fallado”, pero a cambio han sido las chicas las que han conseguido un éxito sin precedentes para nuestro baloncesto. La selección nacional femenina se hizo anoche con el bronce en el campeonato del mundo que se ha estado celebrando en la República Checa, tras vencer en el decisivo encuentro a Bielorrusia por 77-68.

España ha completado un campeonato casi perfecto. En la primera fase tan sólo las potentes rusas les privaron de acabar primeras de grupo; mientras que en cuartos de final la garra y el acierto de Amaya Valdemoro permitió que el partido contra Francia llegara a la prórroga cuando estaba casi perdido. Una prórroga en la que acabaría ganando España por 74-71, perdiendo posteriormente en semifinales con claridad contra las todopoderosas estadounidenses.

Sin embargo esa derrota apenas si hizo daño, porque entraba en los planes. La selección se conjuró para ganar el partido que había que ganar, el del tercer puesto, y lo consiguió desde el salto inicial. Para ello ha sido muy importante la aportación de la nacionalizada Sancho Lyttle, una pívot luchadora y dominadora bajo los tableros.

Lyttle acabó a rastras el choque contra Francia, pero el descanso otorgado en la semifinal -no valía la pena arriesgarla- le permitió afrontar con más garantías el decisivo día. Ayer fue la máxima anotadora del partido con 22 puntos, y mucha intimidación; culminando su magnífico torneo al entrar en el quinteto inicial.

Fue el elemento que le faltaba a este equipo para dar el salto de calidad, un salto de calidad en el que han destacado todas, pero en el que han sobresalido especialmente Amaya Valdemoro -cómo no, la mejor jugadora española de la historia, la que siempre cumple-; la jovencita Alba Torrens, que cada año va a más; y otra veterana como Ana Montañana.

No se sabe qué pasará con este equipo en un futuro inmediato porque muchas de sus componentes son ya ciertamente veteranas, pero de lo que no hay dudas es de que, mientras van “creciendo” las categorías inferiores, seguirán dando el callo. Y como con calidad es más fácil seguir triunfando y de eso ellas tienen a granel, esperemos que esta sensacional medalla tenga continuidad en el Europeo del año próximo y, por qué no, en los JJOO de Londres 2012. De momento, eso sí, disfrutémosla.

,

No hay Comentarios

Clara victoria a medio gas (3-0)

El Betis ha solventado de manera bastante fácil su partido de la sexta jornada de liga en Segunda División. Los verdiblancos, sin forzar la máquina más que lo justito, se han deshecho en el estadio todavía llamado -aunque por poco tiempo- Manuel Ruiz de Lopera por 3-0 de uno de los rivales más modestos de la categoría, la Ponferradina, y suman 15 puntos de 18 posibles.

“>

Ante un equipo leonés ciertamente timorato en la primera mitad, dos chispazos les bastaron a los de Mel para decantar el encuentro a su favor. A los 23 minutos Emana, dentro del área, hizo de forma espectacular el 1-0. El trallazo del camerunés, sin dejar caer el balón, entró por la escuadra de la Ponferradina.

Dieciocho minutos más tarde, después de que Salva Sevilla pudiese hacer el segundo, un centro desde la derecha tras un córner no llegó a rematarlo Rubén Castro pero sí Roversio, quien en el segundo palo y a puerta vacía, hizo el gol prácticamente de la sentencia.

El equipo de la comarca del Bierzo salió en la segunda parte algo más decidido a hacer algo de daño a la defensa bética, pero su empeño duró muy poco. El Betis sesteó un poco y el encuentro se volvió algo aburrido. No obstante, pese a ello los locales dispusieron de algunas ocasiones clarísimas, en botas de Rubén Castro, Caffa o Salva Sevilla, que no materializaron por recrearse en exceso.

La Ponferradina pudo poner el susto en el cuerpo a los aficionados béticos cuando el ex sevillista Víctor Salas dispuso de una clara ocasión a cinco minutos del final. Goitia la desbarató con un paradón.

No obstante, al final, en el último segundo, el Betis pudo materializar una de sus ocasiones y cerrar el partido con buen sabor de boca. Una jugada de Ezequiel por la izquierda la remató el canterano con un disparo que rechazó defectuosamente el portero berciano y Rubén Castro, el goleador verdiblanco en ausencia de Jorge Molina, remachó de cabeza el definitivo 3-0, su cuarto gol en los cuatro últimos partidos.

Ahora el Betis espera una derrota del Rayo en Alcorcón para volver a colocarse como líder, algo que a estas alturas de la temporada tampoco tiene excesiva importancia. La semana que viene los heliopolitanos tendrán que solventar un complicado compromiso, en casa de uno de los rivales que han empezado bastante bien la temporada, la U.D. Las Palmas.

Edito (3-10-2010): El Rayo ha perdido por 2-0 en Alcorcón, con lo que el Betis, empatado a puntos con los rayistas y con el Celta, vuelve a la cabeza de la tabla.

,

No hay Comentarios