Gordillo, nuevo presidente del Betis


Por fin llegó el momento más esperado por el 99,9% de los béticos. El equipo directivo, presidido por Jaime Rodríguez Sacristán y dirigido por Luis Oliver, ha pasado a mejor vida tras la Junta Extraordinaria de Accionistas celebrada en la tarde-noche de ayer, en la que el empresario navarro, dicho sea de paso, no estuvo presente.

Rafael Gordillo, presidente del Betis tras la esperada Junta Extraordinaria. Foto: As

Como se esperaba, el nuevo Consejo de Administración, con carácter provisional a la espera de que la Audiencia Provincial resuelva definitivamente sobre las acciones vendidas por Manuel Ruiz de Lopera, estará encabezado por Rafael Gordillo, uno de los grandes mitos de la historia del Betis, cumpliéndose así la voluntad del fallecido Juan Manuel Gómez Porrúa.

Gordillo se verá acompañado por uno de los otros dos administradores judiciales, José Antonio Bosch -el tercero, Carlos Ruiz de Huidobro ha preferido mantenerse al margen-, por el empresario Miguel Guillén, el ingeniero Pablo Gómez, los abogados Eduardo Gómez y Antonio José Sánchez, y el economista Guillermo Sierra. Manuel Domínguez Plata será el secretario.

Con las resoluciones de esta Junta Extraordinaria se da un paso más hacia lo que se califica como la devolución del Betis a los béticos, como el fin de la dictadura que ha venido saqueando al club durante los últimos 18 años -eso afirman quienes dicen saber mucho de la actualidad del club heliopolitano, pero yo me reitero en no renegar en absoluto de los primeros 13 años-; aunque repito, esto siempre queda a expensas de lo que decida la Audiencia Provincial.

Personalmente, creo que ahora mismo la capacidad individual de Gordillo para presidir y gestionar al Betis es inversamente proporcional al esfuerzo y las ganas que, como bético que es, le va a poner al tema para intentar reflotar institucionalmente a uno de los dos clubes de sus amores. Pero precisamente por eso tanto él mismo como sus dos compañeros administradores se han encargado de rodearle de gente que parece estar perfectamente capacitada para sacar adelante a la entidad.

Desde este humilde espacio, en nombre de la masa social del Betis -loperistas, ex loperistas, antiloperistas y de cualquier otra condición-, le doy muchos ánimos a Gordillo y al nuevo Consejo de Administración, y les deseo toda la fortuna posible en esta extremadamente complicada tarea que tienen por delante; aconsejándoles, eso sí, que en lo deportivo, por favor, se toquen el menor número posible de teclas. Que al final un más que posible ascenso terminará saliendo mucho más rentable que una hipotética e inmediata venta de alguno de los jugadores más caros y destacados del plantel.

No obstante estoy seguro de que Gordillo & “cia” son, ante todo, personas inteligentes y que, en ese sentido, habrán tomado buena nota para intentar llevar en junio al Betis a Primera, por poco dinero que entre Lopera y Oliver hayan dejado en las arcas.

En definitiva, mucha suerte, Rafael; mucha suerte, compañeros del “Gordo”, durante el tiempo que estéis ahí. Porque vuestra suerte no será sino la suerte del Betis, del histórico y centenario club de las trece barras.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)