Archivo Enero, 2011

¿Liga decidida? No, pero casi

Este pasado fin de semana se ha producido un verdadero golpe de efecto en la liga de Primera División. El madridismo confiaba en el factor psicológico para que el Barça volviera a pinchar ante el Hércules, único equipo que le ha ganado hasta la fecha en la presente temporada, y así recortar la diferencia de cuatro puntos favorable a los blaugrana con la victoria de su equipo en Pamplona.

Pero finalmente las aspiraciones del Madrid han sufrido un duro varapalo porque no sólo el Barça no falló en Alicante (0-3), sino que además los merengues cayeron ayer ante Osasuna por 1-0. Una dolorosa derrota para los blancos, que ya ven cómo su único rival se aleja ya hasta los siete puntos, la mayor distancia entre ambos equipos en los dos últimos años.

Visto, pues, que el Barça continúa con su paseo triunfal (la del Rico Pérez fue su 15ª victoria consecutiva en la liga, lo que le permite igualar el récord del Madrid de Di Stéfano en la campaña 60-61), la pregunta que todo el mundo del fútbol español se hace está clara: ¿se acabó la lucha por el título?

La respuesta, de entrada, para mí está clara: no. Es cierto que a los chicos de Guardiola no se les atisba, hasta ahora, ni un mínimo resquebrajamiento físico ni moral; pero sería absolutamente de necios descartar, a falta ni más ni menos que de 17 partidos, al equipo que, históricamente, más vidas ha tenido siempre -Pep “dixit”- en el fútbol español. Aunque los siete puntos actuales sean una diferencia que ni el denostado -por cierto sector en concreto de la prensa capitalina- Pellegrini tuvo en su contra durante toda la pasada temporada.

Ahora bien, sería más de necios todavía negar la evidencia. El Barça sigue a lo suyo, como un cohete, deleitando a todo el mundo del fútbol y goleando incluso cuando no realiza su mejor partido, como ocurrió el pasado sábado. Messi sigue haciendo goles hasta cuando no juega bien -con los dos de Alicante suma 22, y ya está solamente a uno de C. Ronaldo-; Pedro continúa creciendo como futbolista y como goleador -doce tantos ya en liga, donde suma seis semanas seguidas marcando-; mientras que Xavi, Iniesta y Busquets siguen imponiendo su ley en el centro del campo; y Víctor Valdés es el “Zamora”, de largo además.

Y no sólo eso. Al Madrid se le ve cansado, con sus jugadores exprimidos, incluso un C. Ronaldo obcecado y fallón que vuelve a echarle la culpa al “empedrado” -véase el ambiente, el juego duro del Osasuna, los balones tirados desde la grada…- por no haber ganado en un campo, el Reyno de Navarra, donde el Barça ganó en su día por 0-3 nada más bajarse del autobús -literalmente hablando-.

Cuando Xabi Alonso no está -y ayer una gripe le dejó en el banquillo hasta que marcó el Osasuna-, el Madrid se descompone; y encima, en la delantera, han fichado para sustituir a Higuaín a un tipo tan bueno -dicen- como conflictivo, Adebayor, que llevaba hasta ayer mes y medio sin jugar, y que cuando empiece a enterarse de qué va esto me da a mí que las vacaciones van a estar más cerca que otra cosa. En resumen, que pese a la millonada que se ha gastado Florentino Pérez desde su vuelta a la presidencia el Madrid, en su juego, sigue siendo un equipo tan ramplón que cuando disminuye su acierto de cara a la portería rival se vuelve sumamente mediocre.

Tanto es así que desde la prensa de la capital del reino, despreciando la liga cual zorra con las uvas, ya están diciendo que si hay que centrarse en las copas -este miércoles se juegan el pase a la final de la Copa del Rey ante el Sevilla, eliminatoria que ganan por 0 a 1-; que si el Madrid lo que realmente quiere ganar es la tan cacareada “Décima”; o que cuando realmente se va a notar la mano de aquél al que llaman “Mou” -ni que fuera el “barman” de Los Simpsons– es a partir de la segunda temporada del portugués. Por no hablar de la guerra declarada que, digan lo que digan a partir de ahora, sigue habiendo entre el técnico y el director general blanco Jorge Valdano.

Con todo ello, salvo que se lesionen de gravedad Messi, Xavi e Iniesta, me es relativamente fácil llegar a la conclusión de que la liga -siempre que desde “Can Barça” no se entierre de antemano al Madrid- no está decidida al 100%, pero sí a un 90-95%. Vamos, que a 31 de enero de 2011 apostaría, fútbol en mano, por la repetición del histórico triplete barcelonista de hace dos años -el que luego se convirtió en “sextete”- muchísimo antes que por la remontada madridista en la liga. No porque lo primero sea fácil -aunque el Barça sin duda lo volverá a lograr si sigue jugando de esa forma-, sino porque lo segundo, entre las virtudes de uno y los defectos del otro, es harto, pero que harto complicado.

,

No hay Comentarios

España, medalla de bronce en el Mundial de balonmano; Francia, tetracampeona

Se consumó el éxito de la selección española de balonmano en el Mundial de Suecia. Los chicos de Valero Rivera no pudieron superar el viernes a Dinamarca en la semifinal, pero esta tarde han confirmado que están de vuelta en la élite internacional, refrendando el gran campeonato que han realizado con la medalla de bronce. España se ha impuesto a Suecia por 24.23, en un emocionante partido.

Tras la decepción de anteayer había que reponerse para afrontar la lucha por el podium ante la selección anfitriona, otra que ha confirmado su reingreso en los primeros puestos del balonmano mundial. Y España se repuso, ante diez mil apasionados hinchas locales.

Ninguno de los dos equipos llegó a adquirir una ventaja mayor que la de los suecos lograron en los primeros minutos de la segunda parte. Hasta entonces la gran actuación de los dos guardametas -Sterbik pero, sobre todo, el sueco Strojstrand- había mantenido el marcador en unos guarismos bastante bajos (11-11 al descanso), pero en los primeros minutos de la reanudación pareció que los suecos se marchaban (16-13).

No obstante, un parcial de 0-5 liderado por Alberto Entrerríos y Gurbindo le dio la vuelta completamente al electrónico, pareciendo que España había encarrilado definitivamente el bronce. Mas no fue así, porque los suecos volvieron a llegar hasta el empate a 22. Pero dos goles de Aguinagalde desde el pivote y de Alberto Entrerríos de lanzamiento exterior (22-24) sentenciaron un duelo que terminó de rubricar Sterbik con otra de sus numerosas paradas.

El último gol de los suecos de nada les sirvió, y España se hizo con su segunda medalla mundialista, tras el histórico oro de Túnez 2005. Un bronce que debería comenzar a significar un espaldarazo para el balonmano en España, en vísperas del Mundial 2013 que vamos a organizar; y un bronce que supone el primer éxito como seleccionador del mítico Valero Rivera, que añade esta medalla a sus 70 títulos logrados entre 1984 y 2004 como entrenador del F.C. Barcelona.

Francia, cuarto oro ante una gran Dinamarca
Quedaba la final, un auténtico partidazo, el mejor de todo el torneo, entre los dos equipos más fuertes de la competición. Francia y Dinamarca disputaron un encuentro a cara de perro en el que destacaron los intercambios constantes de golpes, que propiciaron un bello espectáculo.

Al final, tras setenta minutos de apasionante balonmano, Francia ha ganado en la prórroga por 37-35 y se ha hecho con su cuarto mundial, el segundo consecutivo en un ciclo irrepetible del combinado francés, que lo está ganando absolutamente todo desde que se hiciera con el oro olímpico en 2008.

Los franceses encontraron un oponente de su talla, Dinamarca, la única selección que había ganado todos los partidos del campeonato. Parecía que Francia se llevaría el título con relativa facilidad tras conseguir tres goles mediado el segundo tiempo. Karabatic, Gille y Jerome Fernández poco a poco se estaban imponiendo a los Mikkel Hansen, Noddesbo o Christiansen, pero entonces surgió el portero danés, Landin, que se convirtió en todo un coloso.

Landin echó el cerrojo a su portería, y Dinamarca fue recuperando hasta llegar al empate. Sólo Karabatic y, a veces, Gille y Abalo conseguían vencer la oposición del guardameta nórdico. El central francés, que demostró por qué es el mejor jugador no ya sólo del mundo sino también del campeonato, le echó arrojo y puso a su equipo uno arriba (31-30) en el último minuto, pero el danés Spellerberg, con un latigazo a dos segundos del final, alargó unos minutos más el espectacúlo.

En la prórroga Francia empezó con una inferioridad de casi dos minutos, pero se repuso y, tras mantenerse la igualdad hasta la segunda parte de la misma, dos goles consecutivos de Jerome Fernández -uno desde los siete metros y otro en posición- y una providencial parada de Omeyer -que, al contrario de lo que en él es habitual, no hizo muchas pero sí decisivas- acabaron con las ilusiones danesas de conseguir su primer Mundial.

,

No hay Comentarios

“Meneo” del Granada al Betis a la contra

GRANADA 3-BETIS 0

El Betis ha sufrido esta mañana en el granadino estadio “Nuevo Los Cármenes” la derrota más abultada de toda la temporada liguera. El Granada, un equipo que presenta definitivamente su candidatura al ascenso a través del “play-off”, le ha derrotado contundentemente por 3-0 gracias a su eficacia a la contra.

Del partido no puedo decir demasiado, ya que esta mañana me encontraba en San Pablo cubriendo, como siempre para Diario Siglo XXI, el encuentro de la liga ACB de baloncesto entre el Cajasol y el Lagun Aro GBC de San Sebastián; pero con un seguimiento más o menos ocasional a través de la red la principal clave del mismo queda meridianamente cristalina.

Dos goles de Geijo y otro de Dani Benítez, en otros tantos contraataques y en apenas doce minutos -del 53 al 65- han supuesto que el Betis, tras dos partidos perdidos de manera consecutiva como visitantes, se vea alcanzado en la cabeza por el Rayo Vallecano (0-3 al Numancia) y tan sólo se quede a dos puntos del Celta (1-1 contra el Barcelona Atlético). Ahora, por fortuna, tiene dos partidos seguidos en casa (Recre y Elche) donde deberá recobrar el camino de la victoria si no quiere que el ascenso directo se le complique todavía más.

,

No hay Comentarios

Redención artística de Eduardo Vasco

CRÍTICA TEATRAL

OBRA: El alcalde de Zalamea
AUTOR: Calderón de la Barca
COMPAÑÍA: Compañía Nacional de Teatro Clásico
REPARTO: Joaquín Notario, Ernesto Arias, Eva Rufo, José Luis Santos, David Lorente, Pepa Pedroche, Miguel Cubero, José Juan Rodríguez, David Boceta, Diego Toucedo, David Lázaro, Pedro Almagro, Isabel Rodes, Alberto Gómez, Eduardo Cárcamo, Eduardo Aguirre de Cárcer y Alba Fresno (Viola de gamba).
VESTUARIO: Lorenzo Caprile
VERSIÓN Y DIRECCIÓN: Eduardo Vasco
LUGAR: Teatro Lope de Vega (Sevilla)
DÍA: 28-01-2011
AFORO: Completo
DURACIÓN: 1 hora y 55 minutos (aprox.)
CALIFICACIÓN: * * * * (Sobre 5)

Volvían tanto Eduardo Vasco como la Compañía Nacional de Teatro Clásico al Lope de Vega tres años después de su última visita a la capital sevillana, también con Calderón (El pintor de su deshonra); y volvía servidor de ustedes a presenciar un montaje de los antes mencionados después de aquel engendro en el verano de 2010 en Niebla que fue La Estrella de Sevilla.

Debo reconocer que acudía con ganas de quitarme la espina de aquella desafortunada puesta en escena, y es un gran placer para mí comentar que lo he conseguido, y con creces. Desconozco si Eduardo Vasco -a quien conozco personalmente y de quien, en el trato, no sólo no tengo quejas sino más bien todo lo contrario- reflexionó sobre lo que, para mí, no fue sino una notable cagada -con perdón-; o si con un texto señero por excelencia de nuestro teatro clásico haya decidido no hacer cosas raras; pero el caso es que mi estimado Eduardo se ha redimido por completo con esta magnífica versión sobre las tablas de El alcalde de Zalamea.

Tal y como comento, Vasco se deja aquí de experimentos -parece que éstos sólo los hace con Lope-, y el resultado es uno de los mejores montajes que yo haya podido ver siempre, no sólo en el Lope de Vega sino en cualquier parte. Con el minimalismo escenográfico que caracteriza el 95% de los trabajos del director madrileño -se volvió a repetir la fórmula, con un mejor resultado, de La Estrella de Sevilla de los actores esperando en los laterales del teatro aguardando entrar en acción-, sobre el escenario del ya casi mítico teatro sevillano tuvo lugar un espectáculo muy completo en todos los sentidos.

Coros y bailes, música instrumental en directo para acompañar algunos de los más destacados parlamentos -otra característica habitual del teatro de Vasco-, vestuario acorde con la época y, por supuesto, una extraordinaria interpretación de los actores o, mejor dicho, de las “parejas” de actores. La más destacada y la mejor de todas ellas, la de dos veteranos de las artes interpretaivas y escénicas, Joaquín Notario y José Luis Santos, en la piel respectivamente de Pedro Crespo, alcalde de Zalamea, y del general Lope de Figueroa.

Notabilísima vis cómica y dramatismo necesario cuando era menester; así nos deleitaron Notario -adoptando el acento teóricamente característico del labrador extremeño de Badajoz- y Santos con varios “tète a tète” cargados de pausa, templanza y mucha complicidad entre ambos. Se nota que llevan ya años compartiendo elenco dentro de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Como también hay que reseñar la química entre Pepa Pedroche -la “Chispa”- y David Lorente -Rebolledo- que, desde una perspectiva más secundaria, no sólo bordan sus papeles interpretativos sino que, además, su labor en los coros es sobresaliente; y asimismo, entre Miguel Cubero -el satirizado hidalguillo Don Mendo- y José Juan Rodríguez -su ayudante Nuño-, encargados de mantener el hilo informando de “lo que no se ve” y de sacar unas risas al público por mor de su gracia especial al interpretar los singulares y divertidos diálogos surgidos de la mente de Calderón.

Y, entre tantas “parejas” escénicas, el “malo” y la ultrajada. Ernesto Arias quizás no borda su papel del libertino capitán don Álvaro de Ataide como lo hacen los demás con los suyos, pero su interpretación, en líneas generales, también está a la altura de lo que se debe exigir a la Compañía Nacional de Teatro Clásico; mientras que Eva Rufo -Isabel, la hija de Pedro Crespo-, sin demasiado parlamento en los dos primeros actos, se luce en el amplio monólogo del tercero, en el que Isabel le cuenta a su también deshonrado padre qué es lo que ha sucedido con ella.

En definitiva, como resumen final sólo puedo decir una cosa: Eduardo, así sí.

,

2 Comentarios

El primer oro olímpico de nuestra gimnasia artística

MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (19)

Era absolutamente de justicia, tras anunciar ayer oficialmente su retirada, rendirle este pequeño homenaje a Gervasio Deferr, recordando el momento histórico en el que el gimnasta catalán consiguió la primera medalla de oro (y primera medalla en general) para la gimnasia artística española en unos JJOO.

Cierto es que la rítmica ya nos había deparado momentos inolvidables en la competición olímpica (la plata de Carolina Pascual en 1992 y, sobre todo, el emotivo oro de conjuntos en 1996); pero la artística es otra cosa. La artística es, desde 1896, uno de los tres grandes deportes de los Juegos junto al atletismo y a la natación; y si bien en estos dos últimos ya habíamos roto la barrera, todavía nos faltaba hacerlo en la gimnasia.

Esa primera medalla pudo y debió venir, por ejemplo, de manos del recientemente nombrado presidente de la Federación Española, Jesús Carballo “junior”, en Atlanta 96; pero, como todos recordamos, el doble campeón mundial en barra fija se dio de bruces contra el suelo en la final de dicho aparato. Tuvo que ser Gervasio Deferr, en los Juegos de Sydney 2000 (para los que en su momento escribí un artículo recordatorio en Gimnastas.net), quien hiciera añicos ese “tabú” que perseguía a nuestro deporte.

“Gervi” se presentó en las Antípodas tras haber irrumpido, un año antes en el Mundial de Tianjin, como un elefante en una cacharrería con la medalla de plata en suelo, a sus 19 años, dos después de haberse metido por vez primera en una final mundialista. No obstante, el éxito no llegó en el que siempre ha sido su aparato predilecto, sino en el segundo de ellos. En suelo, un error en la jornada de clasificación le privó de entrar en la final, no así en salto. Tras unas primeras horas de lógico abatimiento, “Gervi” se olvidó de aquel fallo y se centró en la que, desde ese momento, iba a ser su final, en el último año en el que se compitió con el potro tradicional.

Y allí, su enorme fiabilidad y los errores de sus rivales más directos le pusieron en lo más alto del podium. “Gervi”, que actuó el tercero, ejecutó sus dos saltos de forma magistral (9,712 de media), mientras que todos los que salieron después que él se la pegaron con el mismo salto, el “Roche” (paloma con doble mortal hacia delante), salvo el polaco Lezsek Blanik. Mas como Blanik ya había errado su salto anterior, su perfecta ejecución del “Roche” únicamente le sirvió para alcanzar el bronce, tras Deferr y el ruso Alexei Bondarenko.

Así pues, el momento más esperado por la gimnasia española por fin había llegado. La mala suerte de Joaquín Blume (no pudo competir en Melbourne 56 por el boicot franquista a la URSS y, posteriormente, falleció en el consabido y trágico accidente de aviación) y la desgraciada caída de Carballo habían empezado a quedar compensadas gracias a la calidad y la competitividad de un artista que supo sobreponerse al fallo en su aparato preferido para hacerse, en el salto de potro, con su primer oro olímpico.

Luego llegaron su segundo oro en salto; el bronce de Patricia Moreno en suelo (ambas medallas en Atenas 2004); y su ansiada presea (plata) en los ejercicios sobre el piso, la tercera y última de su carrera, en Pekín 2008. Pero, como es lógico, la de Sydney guarda un hueco muy especial en los anales de la gimnasia artística española, tanto por haber inaugurado nuestro palmarés olímpico como por lo puramente dorado de su metal. Y debajo de ella siempre estará el nombre de don Gervasio Deferr Ángel.

, ,

No hay Comentarios

Gervasio Deferr anuncia su retirada

Se veía venir desde que terminara Pekín 2008, pero no se ha hecho oficial hasta esta tarde. Gervasio Deferr, uno de los deportistas españoles más laureados y el gimnasta nacional que más medallas internacionales ha ganado, ha confirmado que deja la gimnasia en activo, a la que se venía dedicando desde los cinco años.

A los 30, “Gervi” nos deja un legado compuesto por tres medallas olímpicas (dos de ellas de oro, las únicas de la gimnasia artística española) entre 2000 y 2008; otras dos mundialistas logradas en 1999 y 2007 (más la que le arrebataron por el célebre asunto del “porro” en 2002); una más europea en 2000, así como un oro y una plata en la Copa del Mundo de 2000.

Especialista principalmente en suelo, sus mejores triunfos llegaron, no obstante, en su otro aparato predilecto, el salto. En él llegaron sus tres oros: el de la Copa del Mundo antes citado pero, sobre todo, sus dos victorias en los Juegos Olímpicos (Sydney 2000 y Atenas 2004), la competición deportiva por excelencia que le ha hecho pasar a la historia de nuestro deporte al haber conseguido tres de las cuatro medallas (la tercera fue la plata en suelo en Pekín 2008) que España ha obtenido a lo largo de su historia en la gimnasia artística, uno de los tres grandes deportes del olimpismo, junto al atletismo y a la natación.

“Gervi” ha tomado la decisión de no seguir compitiendo entre otras cosas porque no se ve capaz de competir por la victoria en Londres 2012 y, como él mismo ha dicho, “no voy a retirarme perdiendo después de haber ido siempre ganando. Ni tampoco quitarle la plaza a alguien que sea más joven y esté en mejores condiciones que yo, pues seguramente por palmarés me la darían“.

Del catalán (de ascendencia argentina) siempre se ha criticado su indisciplina y sus “ausencias” prolongadas (unas por lesiones y otras no) en los inicios de cada ciclo olímpico, algo que “Gervi” no se ha esforzado en negar: “También ha sido difícil y me ha costado mucho, porque he tenido que aprender a ser disciplinado y no lo era. Más bien, me gustaba no serlo“. Y es verdad, aunque su habilidad para ser competitivo cuando debía serlo y su capacidad para callar bocas ganando medallas olímpicas compensan de sobra todas las excentricidades que ha podido tener fuera de los grandes campeonatos.

Pero Deferr no abandonará el mundo de la gimnasia, antes al contrario. Jesús Carballo “junior”, otro de los bastiones de nuestra gimnasia moderna que acaba de ser elegido presidente de la Federación Española de Gimnasia, le ha incluido dentro de su junta directiva junto a otros históricos como Laura Muñoz o Alfonso Rodríguez de Sadia. Además, también se dedicará a las labores técnicas en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, además de dirigir junto a otros internacionales una escuela de iniciación a la gimnasia en el barrio de La Mina, en Barcelona. Como él bien ha dicho, “nunca dejaré de luchar por la gimnasia“. Amén.

“Gervi”, como gran aficionado y seguidor de la gimnasia deportiva española que soy, te doy las gracias por las grandes tardes que a los aficionados españoles en general y a mí en particular nos has hecho pasar a lo largo de tu carrera, sobre todo en los Juegos. Mucha suerte para tu nueva faceta dentro de nuestro deporte.

,

No hay Comentarios

España, en semifinales del Mundial de balonmano

La selección española de balonmano volverá a pelear por las medallas de un gran campeonato, tres años después de que consiguiera el bronce en los Juegos de Pekín. El combinado que, desde después de la cita olímpica dirige el mítico Valero Rivera, se ha metido en las semifinales del campeonato del mundo que se está celebrando en Suecia a falta de una jornada para que termine la segunda fase, tras derrotar de manera más que convincente a Islandia, -subcampeona olímpica y actual bronce europeo- por 32-24.

España, que ha ganado todos sus partidos menos el disputado contra la todopoderosa Francia -que lo empatamos a 28 tras ir perdiendo por siete goles-, ha logrado el pase de forma matemática toda vez que aventaja a los islandeses en tres puntos cuando sólo faltan dos por disputarse. Mañana se sabrá definitivamente si lo hace en primera o segunda posición, dependiendo del resultado de Francia; y el viernes tendrá como rival en la penúltima ronda bien a Dinamarca, bien a los anfitriones, Suecia.

Muy pocos daban un duro por esta selección al iniciarse el campeonato. El sonado fracaso del Mundial 2009 y el hecho de quedarnos fuera de las medallas también en el Europeo 2010 nos hacía ser, cuanto menos, escépticos; pero España comenzó a disipar todas las dudas cuando, en la tercera jornada de la primera fase, remontó tres goles a Alemania en los últimos minutos para acabar ganando por 26-24; y las espantó definitivamente con la gran remontada ante Francia, siete goles en los minutos finales para llevarse un punto (28-28) que no sólo le sabe a gloria sino que, además, le permite seguir luchando por el liderato final de su grupo en la segunda ronda.

Hoy, tras ganar el sábado con facilidad a Noruega, la selección ha hecho ante Islandia el mejor primer tiempo desde que éste que escribe viene siguiendo el balonmano, y van ya para unos cuántos años. Unos primeros treinta minutos de auténtico virtuosismo, en el que la intensidad defensiva, las paradas de Arpad Sterbik -que, junto a “Joseja” Hombrados forman el que quizás sea el dúo de porteros más completo del torneo- y la contundencia en ataque dieron a España ni más ni menos que diez goles de renta, 20-10.

Especialmente inspirados en las acciones ofensivas estuvieron los hermanos Alberto y Raúl Entrerríos y, sobre todo, el joven lateral del BM Cuatro Rayas Valladolid Eduardo Gurbindo. Fenomenal campeonato el que está realizando este zurdo navarro, que cada partido que pasa nos parece un poco más la reencarnación de su paisano, el gran Mateo Garralda. El látigo de Gurbindo, bien desde lejos, bien en penetración, salió a relucir hasta cinco veces en la primera parte, para terminar como máximo goleador del encuentro, con un total de seis, junto a Raúl Entrerríos.

España marcó desde todas las posiciones: desde nueve metros, desde seis, desde el centro, desde los extremos, en ataque estático o en contraataques, y cimentó antes del descanso un triunfo que certificó en la segunda mitad, aguantando las acometidas de los nórdicos. Islandia, aprovechando el punto de relajación hispana y un arbitraje que, durante varios minutos, les fue mente favorable para recortar su desventaja hasta los cinco goles a falta de un cuarto de hora; pero los nuestros se repusieron y, sin entrar al trapo con las desesperadas decisiones de los islandeses -alguna de ellas rozando lo antideportivo-, los mantuvieron a raya.

El 32-24 final hace sumar una gran victoria que, seis años después del histórico oro de Túnez y tres después de la última medalla olímpica no sólo vuelve a meter a nuestro balonmano en la pelea por los metales en un campeonato de selecciones, sino que también nos asegura seguir en la lucha por acudir a los JJOO de Londres; clasificación que obtendríamos de forma directa si volviéramos a ser, como en 2005, campeones del mundo.

Si no, deberíamos ganarnos la plaza en uno de los torneos preolímpicos; pero sinceramente, eso todavía queda muy lejos. De momento, a centrarse en vencer el viernes a suecos o a daneses, y a seguir ilusionando a los aficionados españoles. Porque ya era hora de que eso volviera a suceder.

,

No hay Comentarios

Se quebró la racha bética en Villarreal

VILLARREAL B 1-BETIS 0

Mala jornada para cerrar la primera vuelta por parte del Betis. El equipo verdiblanco ha perdido por 1-0 contra el Villarreal B, en el Miniestadi de la ciudad deportiva de los amarillos, sumando su tercera derrota de la temporada y no pudiendo igualar el récord histórico de puntos a mitad de liga, propiedad del Atlético de Madrid.

El Betis, espeso y quizás algo cansado por el esfuerzo copero, no hizo un buen partido y, dado que tanto Celta como Rayo Vallecano han ganado, ve reducida su renta a tan sólo tres puntos sobre el segundo y el tercero -el cuarto está a catorce- cuando, ahora sí, llevamos el 50% de la competición.

El partido se decidió en los primeros minutos, en un inicio nada afortunado para los de Mel. A los tres minutos, penalti -más que discutible, por cierto- de Fernando Vega y gol de Iago Falqué. El filial villarrealense se adelantaba muy pronto, pudiendo así practicar el juego que más le conviene, el de buscar las contras.

Así tuvieron la mejor ocasión de lo que restaba de primera parte, con un disparo raso que Hernán Pérez estrelló en el poste de la meta de Goitia poco antes de terminar. El Betis, por el contrario, dominó de forma clara la posesión del balón, pero apenas pudo contar con dos cabezazos en buena posición primero de Jorge Molina a centro de Salva Sevilla, y luego de Miqui Roqué tras un córner.

En la segunda parte Beñat acusó las molestias que le habían hecho duda a lo largo de la semana, y se quedó en la caseta, siendo sustituido por Jonathan Pereira. El gallego, ex jugador del Villarreal, aportó dinamismo al ataque del Betis, pero los verdiblancos no consiguieron llegar a la meta local tanto como ellos hubiesen deseado.

Bien es cierto que todo pudo haber cambiado a los 71 minutos, cuando el colegiado, a instancias de su juez de línea, anuló de forma equivocada un gol a Jorge Molina por fuera de juego. El delantero de Alcoy marcó tras un rechace del portero local a tiro de falta de Salva Sevilla, pero su tanto no subió al marcador en un error importante del encargado del banderín, ya que el que estaba mal situado no era Molina, sino Rubén Castro.

Poco más, después de aquello, sucedió sobre el campo; un par de faltas en buena posición mal tiradas por Salva Sevilla, y pare usted de contar. El Betis sufrió lo que se viene a denominar un accidente futbolístico; no obstante, deberá intentar ganar el próximo domingo en Granada -ya sin Copa que “moleste” de por medio- para que su ventaja no se vea más menguada aún.

,

No hay Comentarios

El Betis derrota al Barça con huevos… y con fútbol

COPA DEL REY CUARTOS DE FINAL (VUELTA)
BETIS 3-F.C. BARCELONA 1

Pocas, muy pocas veces se puede ver a Pep Guardiola si no altamente nervioso sí al menos bastante mosqueado. Y así exactamente era como estaba esta noche cuando, a los 16 minutos, Piqué salvó de forma casi desesperada ante Jorge Molina el que pudo haber sido el 3-0 para el Betis.

En efecto, no han leído mal: pese a haber dado durante muchos minutos una gran dosis de buen fútbol en el Camp Nou, el 5-0 del partido de ida hacía prever un choque interesante, sí; aunque sin demasiadas dosis de emoción. Pero delante del súper Barça estaba el Betis, el equipo más propicio, según la historia, para intentar con verdadero convencimiento una hazaña de tal calibre.

“>

Pecaríamos de exagerado forofismo y, sobre todo, de supina estulticia si afirmáramos que la clasificación azulgrana corrió de verdad serio peligro, pero lo cierto es que nadie esperaba que el juego se desarrollase tal y como lo ha hecho, sobre todo en la primera mitad. Y es que el Betis, sin temor alguno de caer en lo anteriormente señalado, le ha dado un soberano repaso a un Barça sin el once de gala pero con varios de sus grandes jugadores -Piqué, Xavi o Messi, más Keita, Maxwell o Mascherano-; un equipo, el de Guardiola, que ha tenido que activarse de verdad las “antenitas” porque, durante el primer cuarto de partido, veía que, de continuar así, las cosas se podían poner muy, pero que muy feas.

Minuto dos: gol de Jorge Molina tras falta sacada por Salva Sevilla; minuto seis: de nuevo gol de Jorge Molina, esta vez tras gran jugada de Ezequiel. Dos a cero en seis minutos y el Villamarín, encendido. Todo hay que decirlo: el Betis se merecía vivir, por lo visto en la ida, un momento así; y tanto como el equipo, su afición. Y todo hubiera podido ponerse mejor si el ex delantero del Elche llega a culminar su jugada del minuto 16.

Dio igual que Messi, un poco bajo por su fiebre de los últimos días, nos ofreciera una pequeña pero magistral muestra de su calidad -como el mejor del mundo que es- para frenar un poco el ritmo cardíaco de todo el barcelonismo, con su extraordinario gol ante Isidoro y Casto. No era momento de desanimarse ante la absoluta sentencia de la eliminatoria -ese no era el objetivo lógico-, y el Betis siguió jugando al fútbol.

La apoteosis llegó al estadio bético con el gol de Arzu justo “sobre la bocina”, que se diría en baloncesto. Nadie pensaba en que todavía hacían falta cuatro goles para dar el campanazo total; ni falta que hacía para que toda la afición bética vibrase de verdad, como en los grandes momentos de antaño. La exhibición que estaba dando el equipo en todas sus líneas -Belenguer y Roversio en la defensa; Arzu, Iriney y Salva Sevilla en medio campo; y Ezequiel, Jonathan Pereira y Jorge Molina arriba- merecía toda la felicidad de la que estaba gozando la parroquia bética.

Tras el descanso Clos Gómez quiso echarle una manita al Barça con un penalti de Isidoro más que riguroso; pero Messi, como buen samaritano que es, se “rebeló” ante la injusticia y, tras un medio resbalón, mandó el balón al Gol Sur. Un trallazo al poste de Nacho, que pudo significar el 4-1 mediado el segundo tiempo, puso punto y final a todo lo emocionante -no por el signo de la eliminatoria, sino por el fútbol del Betis- que tuvo el partido, que fue tela marinera.

El Villamarín despidió a sus jugadores como se merecían; no era para menos. No se había ganado la Copa ni -todavía- se había subido a Primera; pero haber acabado, y de qué forma, con la increíble racha de 28 partidos sin perder que llevaba el Barça justificaba todos y cada uno de esos aplausos. “Chapeau” para un equipo, el Betis, que ha hecho una colosal Copa del Rey; y que, a partir de ahora, se podrá centrar al 100% en el verdadero objetivo, que no es otro que volver a la élite.

Al Barça ahora le tocará, en semifinales, otro equipo andaluz, el no menos sorprendente Almería, colista de Primera, que se ha metido en la penúltima ronda ganándole los dos partidos al Deportivo de La Coruña (1-0 y 2-3). Por el otro lado del cuadro el Sevilla espera rival madrileño, tras pasar ayer por encima (3-0) de un pésimo Villarreal que, entre lesionados y reservados, dio todas las facilidades del mundo -y alguna más- a los nervionenses.

, ,

No hay Comentarios

El Barça sigue marcando la pauta

Hemos llegado ya al ecuador de la liga en Primera División, y lo hemos hecho tras una jornada en la que el Madrid ha sufrido un importante tropezón en Almería (1-1), mientras que el Barça, a su estilo y forma, ha dado buena cuenta del Málaga (4-1). Importante tropezón, decimos, porque con este empate los blancos se alejan ya en cuatro puntos de su único rival, una distancia no insalvable pero, teniendo en cuenta el reducido número de errores que ambos están teniendo, sí que puede llegar a ser decisiva.

Haciendo un balance general, es increíble lo que es capaz de hacer el Barça de Guardiola. Da igual que tenga delante a un Madrid bicampeón de liga (primer año), a un Madrid con fichajes estratosféricamente millonarios (segundo año), o a un Madrid con el que dice la FIFA que es el mejor entrenador del año (temporada presente), sí, más aún que el del combinado campeón del mundo.

Da absolutamente igual porque este Barça, mientras más difícil se lo ponen, mejor aún es capaz de rendir. Ridículos “llantos” de su entrenador (y de su “prensa afín”) aparte, los números del Madrid han sido impresionantes; pero es que los del Barça han sido bestiales, de récord total y absoluto: 52 puntos, 17 victorias (sólo ha cedido un empate y una derrota), 61 goles a favor y 28 partidos consecutivos (entre Liga, Copa y Champions) sin perder.

Al son no sólo de Messi (indiscutible mejor jugador del planeta tanto por los goles que mete como por el juego que genera para sus compañeros) sino también de los campeones del mundo con España, el Barça de Guardiola va camino de seguir aumentando su leyenda, una leyenda que, de momento, ni Mourinho ni Cristiano Ronaldo ni Florentino Pérez juntos están siendo capaces de contrarrestar, por mucho que el crack portugués también esté batiendo récords en la tabla de goleadores, 22 (sí, Marca, 22, el de Anoeta fue de Pepe), por 18 de Messi.

Del resto de equipos, parece que el Villarreal se consolida como la tercera potencia nacional. Con el mismo tipo de fútbol atractivo que viene practicando desde que lo entrenara Manuel Pellegrini, los amarillos (37 puntos) llevan camino de meterse en la Champions de la próxima temporada. Junto a ellos, un Valencia irregular pero entre los mejores (37), y un Espanyol (34) que, desde su quinta plaza, es hasta ahora la gran revelación.

Por su parte la gran decepción, sin duda, está siendo el Sevilla, más aún que el Atlético de Madrid. Ni con Álvarez ni con Manzano, ni con Navas ni sin Navas están haciendo bueno los nervionenses el estatus que se les presupone. Un equipo que, hasta la fecha, se está salvando gracias a que, de momento, está solventando los torneos por eliminatorias, porque en la liga, el Sevilla ha cerrado la primera vuelta perdiendo en casa por 1-2 ante un rival directo como el Espanyol, y terminando décimo con 26 puntos, a ocho de la Champions y a tres del sexto clasificado.

Y por abajo, pocas sorpresas, si acaso que la Real Sociedad (25 puntos) y el Hércules (22) están solventando con muy buena nota en general la temporada de su retorno a Primera. Zaragoza (16), Levante (15) y Almería (14) cierran la tabla con el Sporting (16) igualado con los puestos de descenso, y con el nuevo Málaga (17) de Pellegrini y de los fichajes rutilantes (Demichelis, Maresca, Baptista y Asenjo) intentando alejarse de ellos.

Son algunas de las notas más destacadas de un campeonato que, en su segunda mitad, seguro que nos da más de una vuelta de tuerca con respecto a la primera. Pero como el Barça no afloje (y, de momento, no tiene visos de hacerlo a corto plazo) tendremos que prestar atención al resto de batallas si queremos encontrar sorpresas.

,

No hay Comentarios