El Barça también gana ya en el fútbol sala


Se puede decir sin tapujos que el Barça gana ya en el fútbol “grande”, y también en el “chico”. La entidad blaugrana se ha proclamado esta tarde en Segovia campeona de la Copa de España de fútbol sala, tras derrotar en la final al anterior vencedor, ElPozo de Murcia, por 3-2. Es el primer título oficial para el Barça en este deporte desde que en 1989 se creara la Liga Nacional de Fútbol Sala.

Fútbol, baloncesto, balonmano -aunque últimamente menos-, hockey sobre patines y, desde hoy, fútbol sala, prácticamente la única disciplina deportiva de entre las importantes en España en la que el Barça no disponía de un equipo competitivo. La sección de fútbol sala, hasta hace 2-3 años, apenas si contaba en su palmarés con unas semifinales en la ya lejana campaña 93-94; pero Joan Laporta, en el último tramo de su mandato, decidió reforzarla económicamente para intentar convertirla en una referencia del llamado fútbol de parquet.

Y a fe que lo ha conseguido, aunque para ver al Barça ganara su primer título haya tenido que esperar hasta el mandato de Sandro Rosell. Progresivamente los azulgrana han ido adquiriendo buena parte de lo mejorcito de cada casa y, con eso y con una mínima aportación de su cantera, esta temporada por fin ha dado el salto de calidad al situarse como líder en el campeonato de liga y ganar la Copa.

Con el gran mito del fútbol sala moderno español, un culé confeso como Javi Rodríguez, por bandera -es el primer título de Copa para Javi, prácticamente lo único que le faltaba por ganar-, el F.C. Barcelona ha completado una fase final prácticamente impecable. Los barcelonistas llegaban a la final con el aval de haberle endosado un 6-0 en cuartos al segundo clasificado de la liga, el Fisiomedia Manacor, y tras haber superado al histórico anfitrión Caja Segovia en los penaltis.

Enfrente, el gran dominador del panorama nacional en la última década junto al Inter Movistar, los murcianos de ElPozo; con lo que se preveía una final apasionante. Pero el Barça golpeó muy pronto. A los dos minutos el guardameta murciano Raúl rechazó un disparo del internacional español Torras, y el despeje llegó al ex jugador de ElPozo Wilde, que la mandó a la red. Y a los doce minutos el propio Wilde culminó una jugada de tiralíneas entre Torras, Javi Rodríguez y el mismo jugador brasileño. La mejoría entre un gol y otro de los murcianos no les había bastado: el meta azulgrana Cristian era un valladar, y los catalanes a la contra se mostraban letales.

Así llegó el 3-0 a los cinco minutos del segundo tiempo. Cristian inició una jugada que continuó Saad con un taconazo y Chico batió a Raúl de un trallazo raso, entre las piernas del portero de ElPozo. Álvaro recortó distancias dos minutos más tarde y, a falta de 25 segundos y tras varios minutos jugando con portero/jugador Dani Salgado puso emoción con el 3-2. Pero no le dio a ElPozo para remontar, entre otras cosas porque cuando más apretaron los murcianos volvió a surgir la figura de Cristian, MVP de la Copa y un pedazo de portero.

Hay quien dice que es buenísimo para el fútbol sala que el Barça haya comenzado a ganar porque así puede tener una mayor repercusión en los medios. Yo estoy de acuerdo, siempre y cuando equipos históricos como ElPozo, Inter Movistar, Caja Segovia o Xacobeo Lobelle continúen haciéndole la sombra necesaria para que la Liga Nacional de Fútbol Sala no sea un claro monopolio azulgrana. En tal caso, de lo que no hay que dudar es de que hoy es un día histórico para el fútbol sala nacional: el día en el que el F.C. Barcelona se incorporó de verdad a la “créme de la créme” al inaugurar su palmarés particular.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)