Vettel empieza 2011 como terminó 2010


El alemán de la escudería Red Bull Sebastian Vettel se ha dado un paseíto y ha conseguido la victoria por delante del McLaren de Lewis Hamilton, mientras que Fernando Alonso, con su Ferrari, se ha terminado quedando con las ganas de adelantar al ruso Vitaly Petrov.

Cualquiera que lea este párrafo podría pensarse que se trata de un resumen del G.P. de Abu Dhabi de Fórmula 1, punto final de la temporada 2010, pero no; ni más ni menos que es lo que ha sucedido esta mañana en el G.P. de Australia, inicio de la campaña 2011 dos semanas después de lo previsto tras la cancelación de la carrera de Bahrein.

El dominio del Red Bull del campeón mundial, tal y como se esperaba vista la clasificación del sábado, ha sido de principio a fin; y tan sólo le ha podido seguir la estela mínimamente Hamilton con su sorprendente McLaren; sorprendente porque, según decían ellos, tras la última sesión de entrenamientos de la pretemporada parecía que los monoplazas de la escudería británica no iban a correr ni p´atrás.

Alonso, por su parte, ha terminado cuarto tras el no menos sorprendente Lotus-Renault de Petrov, que se ha colado en el podium por vez primera en su vida. El asturiano se vio lastrado tras una salida en la que, en la primera curva, se “encontró” con el obstáculo de Jenson Button quien, al cerrar el hueco por el que pretendía pasarle Fernando, dio pie a que Petrov, Massa, Rosberg y Kobayashi les adelantasen.

Luego, el campeón del mundo de 2009 fue sancionado con un “drive through” por superar a Massa “acortando curva”, y ahí acabaron sus opciones de acabar en un puesto de honor. Alonso, que se había desembarazado fácilmente de Rosberg y Kobayashi, rebasó también a su compañero tras ver que Button no devolvía la posición a éste tras la maniobra. Por delante Vettel se había marchado con cierta facilidad pese a los esfuerzos de Hamilton por mantener su ritmo, mientras que el otro Red Bull, el de Webber, perdía fuelle.

A partir de ahí el principal interés radicó en ver qué sucedería con la degradación de los nuevos neumáticos Pirelli, y adivinar a cuántas paradas -o cambios de ruedas- iría cada piloto. Como la degradación era escasa dada la baja temperatura a la que se corrió, Vettel, Hamilton y Petrov fueron a dos, lo que a la larga les dio el resultado de podium.

Tras la primera parada Vettel, que veía cómo Hamilton la recortaba, volvió a ir como un tiro y se distanció de nuevo del inglés; mientras que, tras la segunda de las tres de Alonso y Webber, el asturiano salió por delante del australiano, pero detrás del Lotus-Renault de Petrov, que se comportó de forma magnífica durante todo el recorrido, y del que le separaban unos 13 segundos.

Alonso comenzó entonces, en apenas 10-12 vueltas, una remontada que a punto estuvo de llevarle al podium, pero le faltaron un par de ellas o tres para darle alcance al ruso. Su Ferrari acabó cuarto tras su mala salida, sin duda lo mejor de la cerrera para él, a la espera de que su monoplaza pueda ofrecer un mejor rendimiento dentro de dos semanas en Malasia, sobre todo en la jornada del sábado.

El paseo de Vettel concluyó cuando vio la bandera de cuadros. Hamilton también estaba muy contento y Petrov, ni os cuento. Alonso, simplemente quedó satisfecho, porque tanto él como Ferrari son conscientes de que, para ganar el Mundial o para luchar por ganarlo, han de dar un poco más.

Del resto, hay que destacar la excelente carrera de un debutante, el mexicano de Sauber Sergio Pérez quien, yendo a una sola parada, acabó séptimo. Claro que tanto él como su compañero Kobayashi fueron descalificados por irregularidades en el alerón trasero de sus respectivos Sauber. Jaime Alguersuari acabó, tras la reordenación, undécimo; mientras que el heptacampeón del mundo, Michael Schumacher, abandonó por problemas en su monoplaza.

Si a ello le unimos que Rosberg rompió el motor tras una embestida de Barrichello, es fácil llegar a la conclusión de que para Mercedes, con la estructura humana del Brawn GP campeón de 2009, no fue precisamente el mejor de los días. En un par de semanas, Sepang y el calor malayo, que nos deberían deparar un desarrollo de carrera muy diferente al de hoy.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)