Archivo Junio, 2011

Tres años del triunfo en la Eurocopa

MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (26)

Parece que fue ayer, pero el comienzo del ciclo victorioso de la selección española de fútbol cumple ya tres años. Tal día como hoy, un 29 de junio de 2008, España se proclamó por segunda vez en su historia campeona de la Eurocopa de Naciones al derrotar en la final a Alemania por 1-0.

El gol de Fernando Torres a los 31 minutos en el Ernst Happel de Viena certificó la condición de la selección española como el mejor equipo del “viejo continente”, sellada con una actuación en la final mucho más brillante y con un triunfo mucho más rotundo de lo que dictaminó el marcador, ya que España, como en la segunda parte de la semifinal ante Rusia, desarboló a los alemanes con un fútbol bello y de alta escuela.

Un fútbol, el practicado por los muchachos de Luis Aragonés -a quien aprovecho para reivindicar, con todo el cariño y con todo el respeto hacia Vicente del Bosque, como el técnico con el que comenzó la excelencia balompédica para la selección-, con el que España mostró al mundo el estilo por el que hoy es reconocida. Aquél que, dos años más tarde, nos llevó a alcanzar la gloria suprema en el Mundial de Sudáfrica con un grupo muy parecido al que salió triunfador en la cita de Austria y Suiza; además del reconocimiento unánime del balompié internacional.

Aunque, en honor a la verdad, hay que reconocer que el día en el que verdaderamente acabó la selección con sus miedos y con su mal fario llegó una semana antes de que Iker Casillas recogiera la Eurocopa de manos de Platini. Ningún aficionado del equipo nacional olvidará la noche del 22 de junio de aquel 2008, en la que acabamos, también en el Ernst Happel, con el gafe de los cuartos de final derrotando en los penaltis a la campeona del mundo, Italia.

Desde aquel momento la selección española se dio cuenta de que podía hacer grandes cosas, y a fe que las está haciendo: aquella Eurocopa, el Mundial 2010, y lo que falta por venir.

, ,

No hay Comentarios

Descanse en paz, “Lobo” Diarte

Hoy ha fallecido, a los 57 años de edad y víctima de un cáncer, Carlos Martínez Diarte, más conocido como “Lobo” Diarte; delantero paraguayo que jugó -y con éxito- en el Real Betis Balompié a comienzos de los 80 tras haber pasado por equipos como el Valencia, el Zaragoza y el Salamanca.

Desde aquí me gustaría tener un recuerdo para este peculiar delantero que dejó gratos recuerdos no sólo en el Betis, sino también en el resto de equipos en los que jugó a lo largo de once años en la liga española. Y como en la red no he podido encontrar video alguno de sus goles como bético, dejo una muestra de otra de sus facetas, como era la de cantante, más concretamente en el programa de fin de año de TVE en 1976:

“>

Descanse en paz, Carlos “Lobo” Diarte…

, ,

No hay Comentarios

El Barça saca el “tres de copas” ante un gran Caja Segovia

Se acabó por fin la temporada de clubes en los deportes de equipo, y el F.C. Barcelona ha puesto la guinda anotándose los dos últimos títulos: la Copa del Rey de juveniles y, sobre todo, su primera liga de fútbol sala. La entidad azulgrana completa así un año de ensueño con las ligas de los cuatro deportes profesionales más importantes -fútbol, baloncesto, balonmano y fútbol sala-, dos Ligas de Campeones -fútbol y balonmano- y dos Copas del Rey -baloncesto y fútbol sala- como trofeos más destacados.

Además, en el fútbol sala ha entrado por la puerta grande en el libro de los campeones, con un triplete histórico -liga, Copa de España y Copa del Rey- por lo inédito, entre otras cosas porque la Copa del Rey era el primer año que se disputaba. Los hombres dirigidos por Marc Carmona han rubricado la campaña venciendo esta noche por 3-2 en el quinto partido del play-off final de la Liga Nacional a un gran Caja Segovia, que no sólo ha llevado la serie hasta el final sino que ha tenido serias opciones de hacerse con el que hubiera sido su segundo título.

Pero tras cuatro encuentros realmente bonitos e igualados, el Barça no estaba dispuesto a dejarse sorprender delante de su gente, que ha abarrotado las gradas del Palau Blaugrana. Tanto fue así que, a los diez segundos, Saad adelantó a los suyos con un zurdazo tan sorprendente como espectacular, ante el que el portero del Caja Segovia, Cidao, no pudo hacer absolutamente nada. El Barça le devolvía así a su rival la moneda del cuarto encuentro, en el que los segovianos habían revelado sus intenciones de la misma forma, es decir, marcando en los primeros segundos.

Todo se ponía de cara para los futuros tricampeones, que apenas si concedieron algún resquicio a los castellanos en los minutos posteriores, a pesar de que éstos no se arredraron en ningún momento. El Barça aumentó la ventaja, como el Caja una semana antes, en el último minuto gracias a un gol de Carlos, que aprovechó un rechace de Cidao a un disparo suyo para estrellar el balón en las mallas.

Sin embargo, conscientes de la gran oportunidad que se les presentaba, los jóvenes jugadores segovianos lograron recortar distancias segundos antes del descanso con un golazo de Esquerdinha. Una bella vaselina ante Cristian devolvió la vida al partido justo antes de la marcha a los vestuarios.

El control de los azulgrana volvió a hacerse patente en los primeros minutos del segundo tiempo, pese a que Caja Segovia se decidió a dar definitivamente un paso adelante en busca del empate. Por desgracia para los visitantes, lo que llegó fue el 3-1 a los 26 minutos, en una jugada de tiralíneas iniciada por Ari, y continuada por Fernandao y Lin. Los dos internacionales por España combinaron en el área y Fernandao batió a Cidao dándole una mayor tranquilidad a los suyos.

No obstante, Caja Segovia no se iba a dar por vencido así como así. Liderados por Matías, los castellanos pusieron cerco a la meta de Cristian para, al menos, morir con las botas puestas. El argentino, próximo jugador de Inter Movistar y una de las grandes sensaciones de la temporada, se hartó de dar asistencias que sus compañeros no fueron capaces de materializar, pero su equipo consiguió encontrar un resquicio en el minuto 35 gracias a la táctica del portero-jugador.

Cidao, que lo mismo salva goles que se suma al ataque cuando hace falta gracias a su buen juego de pies, aprovechó el pasillo que le concedió el sistema defensivo azulgrana para batir a su homólogo Cristian y dar una gran dosis de emoción al partido y a la resolución del título, un título que aseguró para el Barça el propio Cristian con dos paradones en el último minuto, especialmente uno ante Matías que nos hubiese llevado a la prórroga irremediablemente.

Al final, la gran leyenda del fútbol sala español en toda su historia -junto al gran Paulo Roberto-, Javi Rodríguez, levantó el trofeo de la liga -su tercera particular, tras las dos ganadas con Playas de Castellón a principios de siglo- poco después de que sus compañeros exhibieran sobre el parquet un simbólico “tres de copas” con el escudo del Barça, representativo de los tres títulos que la sección blaugrana de fútbol sala ha conseguido en la temporada que acaba de terminar. Todo ello después de la última batalla de una final que, por calidad, emoción e igualdad, sin duda ha sido la mejor en muchos años de la revitalizada -gracias a Unidad Editorial por su apuesta a través del patrocinio de Marca y las retransmisiones de Marca TV, todo hay que decirlo- Liga Nacional de Fútbol Sala.

,

No hay Comentarios

La música del fútbol

Cuando Walt Whitman gritaba “Oh capitán, mi capitán”
pensaba en Valentino, el inmortal.
Pensaba en sus amigos, poetas del domingo
que inventaron la armonía del gol:
el fútbol y la música en la misma canción.

Así comienza Héroes de Superga, un hermoso tema musical, abanderado principal de El fútbol tiene música, “el programa menos escuchado de la radio española” -según rezaba su lema- que, entre finales de 2004 y mediados de 2006, llevaron los viernes de 1:30 a 3:00 de la madrugada en Radio Marca el periodista José Núñez y el gran narrador español de historias sobre fútbol, JOSÉ ANTONIO MARTÍN OTÍN, popularmente conocido como “PETÓN“. No sé cómo ni cuándo se les ocurrió a estos dos sacar adelante este proyecto que parecía más de frikis que de otra cosa, pero que desde el primero hasta el último de sus días de emisión se convirtió en una verdadera delicia para los buenos aficionados tanto al fútbol como a la radio de calidad.

Un programa dedicado a divulgar algunos de los más bellos relatos reales que nos ha ofrecido el fútbol mundial, combinado con una excelente música alrededor de sus protagonistas; un programa diferente, cuyo contenido partió de uno de los sucesos más dramáticos que se hayan podido dar: la “Tragedia de Superga“, el accidente de avión en mayo de 1949 en el que murieron todos menos uno -porque ese día no estaba- de los miembros del gran equipo que había conseguido armar el Torino durante los años cuarenta, para algunos el mejor de todos los tiempos en el balompié internacional, y de la que, a diferencia del Manchester United con el “Desastre de Munich” de 1958, aún no se ha podido recuperar. Por eso el popularmente conocido como “Toro” ocupó desde el inicio un lugar preferencial dentro de El fútbol tiene música.

“>

De aquella historia salió esta bella canción, escrita por el propio Petón e interpretada por el grupo LESS, la cual tiene también su versión en italiano, para poder llegar también a todos los aficionados que el “Toro” tiene en su ciudad natal, Turín.

Y junto a ella, gracias a El fútbol tiene música llegaron a mis oídos otras joyas como la sintonía de cabecera del programa, Simplemente fútbol, del argentino Ignacio Copani; La Mano de Dios, de “El Potro” Rodrigo, y Maradona, de Andrés Calamaro, dedicadas al gran Diego Armando; o Estadio Azteca, del propio Calamaro; además de temas mucho más conocidos como el You´ll Never Walk Alone, popularizado en el fútbol por el Celtic de Glasgow y por el Liverpool.

Pasó el tiempo; el programa terminó mas no las historias de Petón, que empezaron a ser conocidas por gran parte de la audiencia radiofónica al fichar éste como colaborador por El Larguero, el programa de José Ramón de la Morena en la Cadena SER; y posteriormente por Intereconomía, donde aporta cada cierto tiempo un notable punto de calidad al lamentable verdulerismo existente en Punto Pelota.

Y ahora, desde hace un par de meses, todas esas historias -un total de 50, la mayoría de ellas bellísimas-, empezando por la del “Gran Toro” vuelven a formar parte de El fútbol tiene música… mas no del programa radiofónico, sino de un magnífico libro escrito y diseñado por el propio Petón que, hace pocos días, pudo llegar por fin a mis manos, y del que acabo de dar buena cuenta.

Algo menos de 200 páginas con las que cualquier aficionado a la lectura -tanto el futbolero como el que no lo sea- se verá transportado a un universo tan mágico como real, el que nos hace ver gran parte de la comedia y, sobre todo, la tragedia personal y humana del llamado “deporte rey”; y con las que los otros trescientos noventa y pico que, junto a mí, formaban parte de la lista principal de oyentes de El fútbol tiene música, rememorarán a buen seguro aquellas inolvidables noches/madrugadas de los viernes en Radio Marca.

,

No hay Comentarios

El mejor gol de la historia cumple un cuarto de siglo

22 de junio de 1986. Estadio Azteca (México D.F.). Cuartos de final del segundo Mundial de México. Tal día como hoy, hace justo 25 años, tres minutos después de la mítica “Mano de Dios”, Diego Armando Maradona hizo esto:

“>

Simplemente, siéntense y disfruten.

,

No hay Comentarios

El Granada vuelve a ser de Primera

Granada está de fiesta, y tiene motivos de sobra para ello. Su equipo, el Granada C.F, volverá a jugar en Primera 35 años después, tras haber dejado atrás al Elche en la final del play-off de ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional.

El 1-1 cosechado esta noche en el estadio Martínez Valero le hace merecedor de la tercera y última plaza que da derecho a medirse a los grandes, por el valor doble de los goles marcados en campo contrario tras el 0-0 del pasado miércoles en el Nuevo Los Cármenes. El Granada, pues, acompañará al Betis y al Rayo Vallecano en el tránsito de Segunda a Primera División.

Y eso que los rojiblancos acabaron bastante tocados moralmente en la ida, debido a que fueron bastante mejores que su rival pero no pudieron marcar, ni tan siquiera con el penalti doblemente ejecutado en el descuento por Abel Gómez. Pero el Elche, tras la hazaña de su portero Jaime, empezó a celebrar el triunfo antes de tiempo, y esa tal vez ha terminado siendo su perdición.

Porque en el partido de esta noche el Granada, como visitante, no sólo le ha plantado cara al mejor equipo de la segunda vuelta de la liga regular, sino que además, en la primera parte aprovechó su ocasión para hacer el gol que, a la larga, le ha terminado dando el ascenso.

En el minuto 29 Dani Benítez dio un sensacional pase en profundidad a Ighalo, quien regateó primero a Jaime y luego, tras quedarse en una posición bastante escorada, a un defensa para terminar alojando con maestría el balón en el fondo de las mallas. Jarro no de agua fría, sino helada, para los espectadores que abarrotaron la que fue una de las sedes del Mundial 82; ya que su equipo estaba obligado a marcar al menos dos goles para no permanecer otra temporada más en Segunda.

No obstante, el Elche pudo haberse ido al descanso con el empate, pero el colegiado, el catalán Miranda Torres, anuló, incorrectamente a instancias de su asistente, un gol de Pelegrín por un supuesto fuera de juego. El central ilicitano recogió el rechade de Roberto a cabezazo de Ángel y marcó, mas no valió de nada ante la errónea decisión arbitral, que compensaba la injusta anulación del tanto de Collantes en la ida por parte del nefasto Pino Zamorano.

En el segundo tiempo el Elche se desesperó durante muchos minutos, ya que no hacía otra cosa que rondar el área granadinista pero sin crear apenas ocasiones. Los de Fabri entregaron completamente el control del partido a su rival, y ante la ausencia de contragolpes que hubiesen dado más de un susto al Elche, se metieron en su área confiando en su trabajo defensivo.

Y lo pudieron pagar caro porque, en el único despiste de la zaga rojiblanca -hoy negra-, el Elche empató a doce minutos del final. Un centro de Edu Albácar lo peinó Ángel al segundo palo para que Xumetra, solo, marcara el gol del empate, lo que dejaba al equipo blanquiverde a un gol del ascenso.

Los últimos minutos fueron de mucha tensión y muchos nervios, como no podía ser de otra forma. El Granada veía peligrar lo que durante muchos minutos fue claramente suyo, el ascenso; y el Elche veía como el reloj caminaba inexorablemente hacia la hora en la que se pondría fin a la batalla.

Cinco minutos descontó Miranda Torres; cinco minutos en los que el Granada, como casi todo el segundo tiempo, se defendió a la perfección. El premio, volver a la categoría grande del balompié nacional tras 35 años de dura ausencia. Enhorabuena, granadinos. Con vosotros seremos cuatro equipos andaluces -Betis, Sevilla, Málaga y Granada- los que pasearemos el pabellón del sur de España por la llamada “liga de las estrellas“.

Sobre los lamentables incidentes acaecidos a la conclusión del encuentro apenas si voy a hablar, porque no sería justo restarle protagonismo al ascenso del Granada. Sólo voy a comentar, por el Elche, primero que hay que saber perder; y segundo que no es de recibo que un club que quiere estar en Primera organice, policialmente hablando, un partido definitivo como éste de la forma que lo ha hecho.

No hay Comentarios

El Barça recupera el título de la ACB

Se acabó la temporada en el baloncesto español, con el campeón que casi todo el mundo esperaba al comenzar. El Regal F.C. Barcelona, tras la debacle del año pasado ante el Caja Laboral, ha reconquistado el título de la liga ACB al deshacerse en el tercer partido (55-64) de la gran sorpresa de la temporada, el Bizkaia Bilbao Basket.

Un nuevo trofeo más que añadir a las vitrinas en un año que está siendo estratosférico para la entidad blaugrana, a la que sólo le falta ya ganar la liga de fútbol sala -lo tienen más complicado, puesto que la serie ante Caja Segovia está empatada a uno y ahora tienen dos partidos en tierras segovianas- para rubricar una temporada histórica.

El Bizkaia Bilbao, que a su vez ha firmado la mejor campaña de su historia, ha sido hoy un digno rival, pero la mayor calidad de los jugadores del Barça y la rémora de dos derrotas que traía del Palau Blaugrana han hecho imposible el milagro, pese a que han dado la cara hasta el último segundo ante una afición que ha llenado a rebosar el Bilbao Arena del barrio de Miribilla.

Sólo por eso y por el fenomenal ambiente vivido en el “Botxo” quizás se merecían los de Fotis Katsikaris haberle regalado a los suyos un cuarto partido, pero las victorias no entienden de merecimientos sino de números, y ahí el Barça ha sido superior en los tres partidos, sobre todo cuando ha tenido en cancha al terceto formado por la “Bomba” Navarro MVP de una final por segunda vez, las mismas que un tal Arvydas Sabonis-, Erazem Lorbek y Víctor Sada.

La labor en conjunto de estos tres, sin desmerecer el trabajo de los demás, ha sido decisiva sobre todo en el segundo y en el tercer partido. Hoy por ejemplo han sido los encargados de propiciar, sobre todo en la segunda mitad, los pequeños tirones necesarios para dar tranquilidad al Barça, cada vez que los “hombres de negro” se acercaban peligrosamente.

Y eso que el Bizkaia Bilbao entró en el choque más metido y concentrado, tal vez espoleado por la enorme energía transmitida por la grada. Especialmente inspirado estuvo Álex Mumbrú, que con 12 puntos encabezó la escapada local del primer cuarto (19-12), sobre un rival que no hacía otra cosa que fallar triples.

Mas el alero ex del Joventut y del Madrid, que hoy jugó casi más de “4” que de “3”, tuvo que descansar obligatoriamente por problemas de faltas, y ello coincidió con el despertar del Barça que, liderado por un gran Sada en el segundo cuarto, volteó el marcador hasta llegar con ventaja al descanso (29-30).

Sada apenas si anotó (6 puntos en todo el partido), pero su dirección, su intensidad defensiva y su acierto hoy a la hora de coger rebotes (8 en total, 5 de ellos ofensivos y casi todos cargando la suerte bajo canasta) nos demostraron, una vez más, que le ha “comido la tostada” completamente a Ricky Rubio, quien en esta temporada ha dado un visible paso atrás, justo antes de irse a la NBA como así parece ser.

Tras el descanso, el Bilbao bajó su intensidad, y el Barça aprovechó la ocasión para empezar a imponer su ley, siempre desde la perspectiva de un partido en el que las defensas se han impuesto claramente a los ataques, y en el que anotar por momentos ha sido poco menos que un verdadero milagro.

A Navarro empezaron a entrarle los triples, Sada siguió con su extraordinaria labor, y algunos secundarios como “Boni” N´Dong, Alan Anderson y Joe Ingles ayudaron a que el electrónico reflejara la máxima ventaja de todo el partido para cualquiera de los dos equipos, 33-41 mediado el tercer cuarto.

Aunque si algo tienen los de Bilbao es orgullo y arrogancia -de la buena-, y de eso mismo hicieron gala los jugadores del Bizkaia pese a no haber nacido ninguno allí. Un tiempo muerto oportunamente pedido por Katsikaris hizo posible el resurgir de quien tal vez haya sido la gran decepción de esta final, Aaron Jackson.

El base del Bizkaia Bilbao, tal vez la estrella del equipo, se ha visto completamente anulado en los tres partidos de la serie, pero en éste tuvo unos instantes de plena lucidez en los que, con tres acciones consecutivas, acercó a los suyos de nuevo en el marcador. Con Sada en el banquillo, un robo de Fisher “in extremis” a Lakovic dejó las espadas en todo lo alto antes del último cuarto (47-48).

Pero los locales ya no pudieron más, a pesar de que todavía se pusieron una última vez por delante (51-50, canasta de Marko Banic). En ese momento, Sada volvió y el juego del Barça, partiendo siempre desde la defensa, se reactivó. Un 2+1 de Navarro y una canasta de Ingles (51-55) pusieron a punto de caramelo la sentencia de la liga.

Una sentencia que, tras la enésima resistencia de los locales (55-59, min. 39), firmó definitivamente el tercer gran espada del Barça en la final, Erazem Lorbek; estelar en el primer partido, importantísimo en el segundo y ejecutor final en el tercero con dos grandes canastas tras una actuación bastante gris hasta ese momento.

Así pues, todo el mundo puede y debe estar satisfecho hoy en Miribilla: el Barça porque compensó la decepción de la Euroliga con la consecución por vez primera del triplete nacional -Supercopa, Copa del Rey y liga ACB por este orden-; y el Bizkaia Bilbao porque, a poco que hagan bien las cosas, éste puede ser el inicio de una gran trayectoria dentro de la ACB. Algo que, para qué vamos a ocultarlo, sería tremendamente bienvenido por lo que supone de savia nueva para la competición.

,

No hay Comentarios

Dallas y Nowitzki, campeones de la NBA

Mark Cuban, dueño de los Dallas Mavericks, y Dirk Nowitzki ya pueden estar tranquilos cuando se retiren, porque “sus” Mavs, por fin tienen en su poder un anillo de campeones de la la NBA, al vencer en el sexto partido de las finales a los Miami Heat por 95-105. Los tejanos se tomaron cumplida revancha de las Finales perdidas en 2006 ante los Heat, quienes por entonces les derrotaron por el mismo marcador global que se ha dado en 2011 (2-4).

Particularmente me alegro mucho por Nowitzki, un enorme jugador -para mí el mejor europeo que ha pasado por la NBA de los que yo he visto- al que descubrí en el Eurobasket de 2001 con la selección alemana jugando contra España -43 puntitos metió en el partido por el tercer y cuarto puesto, aunque no le valieron de nada porque ganó España-, y que llevaba trece años de líder absoluto de los mejores Mavericks de la historia sin haber podido lograr más que llegar a la serie definitiva de 2006. Y tampoco me quiero olvidar de Jason Kidd, otro gran veterano que, tras toda una vida en media NBA, también podrá lucir orgulloso a partir de ahora su anillo.

Este año, tras una serie de infarto en sus cinco primeros partidos debido a las múltiples remontadas habidas, Dallas se presentaba en el American Airlines Arena de Miami ganando por 2-3, aunque bien pudo haber resuelto el título antes como también haberlo perdido. Los Heat, con su “Big Three” formado por Wade, Bosh y un decepcionante Lebron James, tenían por delante dos partidos en casa para darle la vuelta y reeditar el triunfo de hace cinco años.

Pero a partir del segundo cuarto los Mavericks comenzaron a demostrar que no querían jugársela a cara o cruz en el séptimo partido. A pesar de la nefasta primera mitad de su estrella Nowitzki -1 de 12 en tiros y una desesperación absoluta-, Dallas se puso 12 arriba (28-40) gracias a Jason Terry, Shawn Marion y el base portorriqueño José Juan Barea; mas una reacción fulgurante de los locales volteó el marcador, llegándose al descanso con las espadas en todo lo alto (51-53).

En el tercer cuarto se fraguó un poco más el aldabonazo de los Mavericks. Terry, el mejor ayer de los suyos con 27 puntos, siguió ametrallando el aro rival; Barea continuó haciendo jugadas de fantasía -gran aportación la suya a partir del cuarto encuentro-, y Nowitzki sin ser estelar, pero ya “entrando” en juego. Los Heat, por el contrario, cavaron un poco más su tumba fallando cantidad de tiros libres, y mostrando un porcentaje en triples radicalmente opuesto al de Dallas. El 72-81 del final dictaminaba que a las estrellas de Miami sólo les faltaba recibir la puntilla.

A pesar de todo, quien más quien menos -empezando por Cuban- tiraron de prudencia. No en vano las remontadas se habían sucedido en algunos de los anteriores capítulos de la serie; y además, por algo los Mavericks estaban jugando fuera de casa. Pero los Heat nunca se acercaron a menos de siete puntos, realizando una recta final en ataque verdaderamente espantosa, con mención especial para Lebron James.

Quien dicen muchos que es la máxima estrella de la NBA (¿?) volvió a fracasar una vez más. Sus 21 puntos y seis asistencias no hacen sino ocultar la realidad de un jugador que, hasta ahora, tanto en Cleveland como en Miami, siempre se ha escondido cuando han llegado los momentos calientes de la temporada. Ayer lo demostró de nuevo perdiendo seis valiosos balones y algunos tiros libres verdaderamente importantes.

Por el contrario, los Mavericks no sólo mantuvieron el nivel en ataque, sino que en el cuarto final apareció el gran Dirk, que se redimió de su deficiente actuación hasta el momento en el sexto partido con diez puntos cuando más caliente estaba la bola; suficientes para alcanzar una ventaja tranquilizadora que hizo a los “Mavs” afrontar el último minuto y medio sin complicaciones, y con la certeza absoluta de que, por fin, eran campeones de la NBA.

Nowitzki completó su gran año con la consecución del trofeo “Bill Russell” al MVP de las Finales, con 26 puntos y casi 10 rebotes de media, siendo el segundo europeo en recibir el galardón tras Tony Parker con los San Antonio Spurs en 2007. No había tenido su mejor noche, pero su bestial actuación a lo largo de la serie -especialmente en el cuarto partido, compitiendo enfermo, a lo Jordan en el 97-, y su notable período final en el choque decisivo le hicieron merecedor del trofeo por absoluta unanimidad. Enhorabuena, Dirk; enhorabuena, “Mavs”.

,

No hay Comentarios

Granada y Elche se jugarán la última plaza en Primera

El play-off de ascenso a Primera División ya tiene finalistas, y no han sido otros que los dos equipos mejor clasificados durante la temporada regular. Elche y Granada se han deshecho, en dos emocionantísimas eliminatorias, de Valladolid y Celta respectivamente, y se enfrentarán esta semana en la gran final, la que dictaminará quién acompañará al Betis y al Rayo Vallecano la próxima temporada en la categoría de oro de nuestro fútbol. Dos equipos que hace respectivamente 22 y 35 años que no forman parte de la élite.

EL GRANADA, POR PENALTIS EN UN GRAN PARTIDO
Primero pasaron los granadinos, quienes ayer dieron buena cuenta del Celta en la tanda de penaltis después de uno de los partidos más apasionantes y “sui generis” de los últimos años. Los vigueses partían con la ventaja de 1-0 de la ida en Balaídos, pero en su estadio del Nuevo Los Cármenes el Granada salió en tromba, y a los 21 minutos Orellana, de cabeza, equilibró la eliminatoria.

Y ahí quedó la cosa hasta los penaltis, aunque si se llegó a la dramática tanda no fue por falta de ocasiones, principalmente por parte del Granada. Dani Benítez falló no uno, sino dos penaltis, entre el tiempo reglamentario y la prórroga; pero en la tanda de desempate tuvo arrestos y osadía para tirar el suyo y, esta vez sí, marcarlo. De haberlo fallado, el Celta se habría metido automáticamente en la final, puesto que habría sido el segundo fallo local tras el de Carlos Calvo.

En el quinto y último, Michu tuvo la opción de darle la victoria al Celta, pero mandó su penalti a las nubes. Posteriormente, el portero granadinista Roberto, ex jugador del Celta entre otros equipos, se convirtió en el héroe de los suyos al marcar el sexto penalti local y detener el del celtiña Catalá.

EL ELCHE, REMONTANDO EN CASA
Por su parte, el Elche lo tuvo igual de complicado que el Valladolid. Los ilicitanos, el equipo mejor clasificado de los cuatro que han comparecido en el play-off, tuvieron que remontar el 1-0 de Zorrilla y el gol que el pucelano Óscar marcó en el Martínez Valero a los 23 minutos.

Todo parecía perdido para el Elche, pero los errores tanto del Valladolid como del árbitro ayudaron a los ayer locales a conseguir la remontada. Primero falló el portero pucelano Javi Jiménez en la falta de Edu Albacar que supuso el empate en el minuto 44; luego el gallego Amoedo Chas en una mano de un defensa vallisoletano que sólo vio él, y que el propio Edu Albacar transformó en el 2-1 tras otro soberbio tiro libre, un minuto después de la igualada.

Y, por último, también erró el defensa del Valladolid Jordi, quien a los 12 minutos del segundo tiempo le “quitó” el balón a su portero en un centro raso, y se lo regaló a Ángel para que marcara, a puerta vacía, el gol de la clasificación del Elche, quien se la jugará entre miércoles y domingo contra el Granada, primero en la ciudad andaluza, y luego en la alicantina.

,

No hay Comentarios

Seis años de la segunda Copa del Rey del Betis

MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (25)

Tal día como hoy, hace justo seis años, el Betis se proclamó por segunda vez en su historia campeón de la Copa del Rey. Fue la guinda a una temporada histórica, la 2004-2005, la del regreso al banquillo del histórico y querido Lorenzo Serra Ferrer, en la que también se consiguió por vez primera la clasificación para la Liga de Campeones; y tras la que se desarrolló progresivamente el negro período del que parece que empezamos a salir ahora.

Era la segunda final de Copa que le veía jugar al Betis -en la primera, la perdida de 1997 ante el Barça, estuve “in situ” en el Santiago Bernabéu- y el primer y único título que he podido disfrutar hasta ahora -y lo que me queda…- del equipo verdiblanco ya que en los otros dos, la Liga del 35 y la Copa del 77, todavía no había nacido. Así pues, no podía por menos que recordarlo en mi espacio personal con motivo de esta efeméride.

ALCALÁ Y CÁDIZ, PRIMEROS ESCOLLOS
Todo empezó en el Francisco Bono de Alcalá de Guadaíra, ante un equipo paisano como el Alcalá. Entonces, al igual que ahora, las dos primeras eliminatorias se jugaban a partido único, pero los equipos de Primera entraban en el bombo copero desde el inicio jugando como visitantes ante rivales de inferior categoría. Una ruleta rusa en la que los conjuntos de la máxima categoría tenían poco que ganar y mucho que perder, y en la que alguna que otra vez al Betis le había tocado meter la pata hasta el fondo. Leer el resto de la entrada »

, ,

No hay Comentarios