El Barça saca el “tres de copas” ante un gran Caja Segovia


Se acabó por fin la temporada de clubes en los deportes de equipo, y el F.C. Barcelona ha puesto la guinda anotándose los dos últimos títulos: la Copa del Rey de juveniles y, sobre todo, su primera liga de fútbol sala. La entidad azulgrana completa así un año de ensueño con las ligas de los cuatro deportes profesionales más importantes -fútbol, baloncesto, balonmano y fútbol sala-, dos Ligas de Campeones -fútbol y balonmano- y dos Copas del Rey -baloncesto y fútbol sala- como trofeos más destacados.

Además, en el fútbol sala ha entrado por la puerta grande en el libro de los campeones, con un triplete histórico -liga, Copa de España y Copa del Rey- por lo inédito, entre otras cosas porque la Copa del Rey era el primer año que se disputaba. Los hombres dirigidos por Marc Carmona han rubricado la campaña venciendo esta noche por 3-2 en el quinto partido del play-off final de la Liga Nacional a un gran Caja Segovia, que no sólo ha llevado la serie hasta el final sino que ha tenido serias opciones de hacerse con el que hubiera sido su segundo título.

Pero tras cuatro encuentros realmente bonitos e igualados, el Barça no estaba dispuesto a dejarse sorprender delante de su gente, que ha abarrotado las gradas del Palau Blaugrana. Tanto fue así que, a los diez segundos, Saad adelantó a los suyos con un zurdazo tan sorprendente como espectacular, ante el que el portero del Caja Segovia, Cidao, no pudo hacer absolutamente nada. El Barça le devolvía así a su rival la moneda del cuarto encuentro, en el que los segovianos habían revelado sus intenciones de la misma forma, es decir, marcando en los primeros segundos.

Todo se ponía de cara para los futuros tricampeones, que apenas si concedieron algún resquicio a los castellanos en los minutos posteriores, a pesar de que éstos no se arredraron en ningún momento. El Barça aumentó la ventaja, como el Caja una semana antes, en el último minuto gracias a un gol de Carlos, que aprovechó un rechace de Cidao a un disparo suyo para estrellar el balón en las mallas.

Sin embargo, conscientes de la gran oportunidad que se les presentaba, los jóvenes jugadores segovianos lograron recortar distancias segundos antes del descanso con un golazo de Esquerdinha. Una bella vaselina ante Cristian devolvió la vida al partido justo antes de la marcha a los vestuarios.

El control de los azulgrana volvió a hacerse patente en los primeros minutos del segundo tiempo, pese a que Caja Segovia se decidió a dar definitivamente un paso adelante en busca del empate. Por desgracia para los visitantes, lo que llegó fue el 3-1 a los 26 minutos, en una jugada de tiralíneas iniciada por Ari, y continuada por Fernandao y Lin. Los dos internacionales por España combinaron en el área y Fernandao batió a Cidao dándole una mayor tranquilidad a los suyos.

No obstante, Caja Segovia no se iba a dar por vencido así como así. Liderados por Matías, los castellanos pusieron cerco a la meta de Cristian para, al menos, morir con las botas puestas. El argentino, próximo jugador de Inter Movistar y una de las grandes sensaciones de la temporada, se hartó de dar asistencias que sus compañeros no fueron capaces de materializar, pero su equipo consiguió encontrar un resquicio en el minuto 35 gracias a la táctica del portero-jugador.

Cidao, que lo mismo salva goles que se suma al ataque cuando hace falta gracias a su buen juego de pies, aprovechó el pasillo que le concedió el sistema defensivo azulgrana para batir a su homólogo Cristian y dar una gran dosis de emoción al partido y a la resolución del título, un título que aseguró para el Barça el propio Cristian con dos paradones en el último minuto, especialmente uno ante Matías que nos hubiese llevado a la prórroga irremediablemente.

Al final, la gran leyenda del fútbol sala español en toda su historia -junto al gran Paulo Roberto-, Javi Rodríguez, levantó el trofeo de la liga -su tercera particular, tras las dos ganadas con Playas de Castellón a principios de siglo- poco después de que sus compañeros exhibieran sobre el parquet un simbólico “tres de copas” con el escudo del Barça, representativo de los tres títulos que la sección blaugrana de fútbol sala ha conseguido en la temporada que acaba de terminar. Todo ello después de la última batalla de una final que, por calidad, emoción e igualdad, sin duda ha sido la mejor en muchos años de la revitalizada -gracias a Unidad Editorial por su apuesta a través del patrocinio de Marca y las retransmisiones de Marca TV, todo hay que decirlo- Liga Nacional de Fútbol Sala.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)