Granada y Elche se jugarán la última plaza en Primera


El play-off de ascenso a Primera División ya tiene finalistas, y no han sido otros que los dos equipos mejor clasificados durante la temporada regular. Elche y Granada se han deshecho, en dos emocionantísimas eliminatorias, de Valladolid y Celta respectivamente, y se enfrentarán esta semana en la gran final, la que dictaminará quién acompañará al Betis y al Rayo Vallecano la próxima temporada en la categoría de oro de nuestro fútbol. Dos equipos que hace respectivamente 22 y 35 años que no forman parte de la élite.

EL GRANADA, POR PENALTIS EN UN GRAN PARTIDO
Primero pasaron los granadinos, quienes ayer dieron buena cuenta del Celta en la tanda de penaltis después de uno de los partidos más apasionantes y “sui generis” de los últimos años. Los vigueses partían con la ventaja de 1-0 de la ida en Balaídos, pero en su estadio del Nuevo Los Cármenes el Granada salió en tromba, y a los 21 minutos Orellana, de cabeza, equilibró la eliminatoria.

Y ahí quedó la cosa hasta los penaltis, aunque si se llegó a la dramática tanda no fue por falta de ocasiones, principalmente por parte del Granada. Dani Benítez falló no uno, sino dos penaltis, entre el tiempo reglamentario y la prórroga; pero en la tanda de desempate tuvo arrestos y osadía para tirar el suyo y, esta vez sí, marcarlo. De haberlo fallado, el Celta se habría metido automáticamente en la final, puesto que habría sido el segundo fallo local tras el de Carlos Calvo.

En el quinto y último, Michu tuvo la opción de darle la victoria al Celta, pero mandó su penalti a las nubes. Posteriormente, el portero granadinista Roberto, ex jugador del Celta entre otros equipos, se convirtió en el héroe de los suyos al marcar el sexto penalti local y detener el del celtiña Catalá.

EL ELCHE, REMONTANDO EN CASA
Por su parte, el Elche lo tuvo igual de complicado que el Valladolid. Los ilicitanos, el equipo mejor clasificado de los cuatro que han comparecido en el play-off, tuvieron que remontar el 1-0 de Zorrilla y el gol que el pucelano Óscar marcó en el Martínez Valero a los 23 minutos.

Todo parecía perdido para el Elche, pero los errores tanto del Valladolid como del árbitro ayudaron a los ayer locales a conseguir la remontada. Primero falló el portero pucelano Javi Jiménez en la falta de Edu Albacar que supuso el empate en el minuto 44; luego el gallego Amoedo Chas en una mano de un defensa vallisoletano que sólo vio él, y que el propio Edu Albacar transformó en el 2-1 tras otro soberbio tiro libre, un minuto después de la igualada.

Y, por último, también erró el defensa del Valladolid Jordi, quien a los 12 minutos del segundo tiempo le “quitó” el balón a su portero en un centro raso, y se lo regaló a Ángel para que marcara, a puerta vacía, el gol de la clasificación del Elche, quien se la jugará entre miércoles y domingo contra el Granada, primero en la ciudad andaluza, y luego en la alicantina.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)