Archivo junio, 2011

Nadal vuelve a coronarse rey de Roland Garros

Rafa Nadal sigue haciendo historia en el deporte español. El tenista manacorí ha vuelto a darnos una nueva lección de carácter al proclamarse, por sexta vez, campeón en Roland Garros, tras derrotar al gran mito del tenis mundial, don Roger Federer (7-5, 7-6, 5-7 y 6-1, tras casi cuatro horas de juego). Es su sexto título sobre la tierra batida parisina -con lo que iguala a todo un mito como Björn Borg-, y su décimo torneo del Grand Slam: seis Roland Garros, dos Wimbledon, un Abierto de Australia y un U.S. Open.

Y también es la primera vez desde que en 2001 lo hiciera Gustavo “Guga” Kuerten que el número 1 del mundo vence en el abierto francés, ya que los anteriores cinco títulos de Nadal habían llegado como número 2 y como número 4 -el primero, en 2005-; y en el de Federer en 2009 era el propio Rafa quien encabezaba el ránking. Además, el hecho de que Novak Djokovic se quedara en semifinales -memorable encuentro el disputado contra Federer- permite que Rafa mantenga, probablemente hasta Wimbledon, su cetro mundial. Aunque allí el serbio no va a tener nada fácil arrebatárselo, ya que si bien Rafa defiende su título de 2010 Djokovic hace lo propio con una ronda tan alta como la de semifinales.

De momento lo cierto es que, una vez más, Rafa Nadal se vuelve de París con la “Copa de los Mosqueteros“. Decía Tomás Carbonell en la retransmisión de TVE que ésta había sido su victoria más meritoria de todas, y estoy absolutamente de acuerdo con él. Entre otras cosas porque la moral del español, debido a las cuatro derrotas que había sufrido en otras tantas finales este año ante el invicto Djokovic le hicieron llegar con dudas; tantas que en primera ronda ante el americano Isner estuvo a punto de quedar eliminado.

EN LA FINAL, DE NUEVO EL GRAN CLÁSICO
Afortunadamente Rafa fue mejorando durante todo el torneo hasta, sin estar súper en su juego como otros años -su saque ha estado ciertamente flojo para ser el de un número uno-, plantarse de nuevo en la final, la cuarta ante un Roger Federer, su gran rival y amigo, al que todos daban por muerto pero que llegó hasta allí después de vencer a Djokovic en el que probablemente sea el mejor partido de todo el año.

Ese triunfo de Federer, además de permitirle a Nadal salvar su número 1, hizo respirar de alivio al de Manacor, ya que delante no iba a tener a su gran bestia negra del año. Sin embargo, el nivel exhibido por el suizo hacía prever que no iba a ser un rival nada fácil, como así ha sido durante gran parte del partido. Federer empezó como un ciclón, exhibiendo una excelente continuidad en su juego con respecto a la semifinal, y pronto cobró su primer “break”. Nadal, por su parte, estaba comido por las dudas, hasta el punto de que el suizo tuvo una bola de break al resto con 2-5 a su favor.

Pero entonces Rafa recordó que él es el actual número 1 mundial, subió un par de puntos la intensidad en su servicio y en sus golpes en juego -casi siempre sobre el revés de Federer-, y remontó hasta ganar el set por 7-5 gracias no sólo a los fallos del suizo, sino sobre todo a una serie de grandes golpes “marca de la casa”, especialmente con la derecha.

APARECE LA LLUVIA
En el segundo set pareció que se iba a mantener esa velocidad de crucero también porque Federer comenzó a estar especialmente romo y fallón, no sólo con su revés. Un break de salida de Rafa pareció ser la sentencia de muerte deportiva del suizo, pero Rafa permitió que se levantara hasta en dos ocasiones en esta segunda manga.

La primera, tras perder el saque con 4-3; la segunda, tras perdonar dos bolas de set con 5-4 después de haber quebrado de nuevo el servicio de Federer. Claro que en esta ocasión la lluvia le echó una mano inestimable a Federer. El líquido elemento apareció justo cuando Rafa perdonó su primer “set point” provocando la suspensión del choque; y cuando diez minutos más tarde los jugadores regresaron a pista el suizo sacó de nuevo su genio ante un frío Nadal para equilibrar un set que, sin embargo, volvió a caer del lado español en el “tie break”.

ORGULLO DE CAMPEONES
Dos sets a cero, y misión casi imposible para Federer. El bajón moral de la leyenda helvética fue aún más notorio que en el segundo set, hasta el punto de que Nadal empezó a tocar ya la copa cuando adquirió una ventaja de 4-2. Mas entonces Roger se tranquilizó, y recordó no sólo al jugador que ha conquistado 16 “Grand Slams” y el título oficioso de mejor jugador de la historia, sino sobre todo al que había llegado a la final durante el presente año. El servicio y la enorme variedad de golpes de Federer desquiciaron a Nadal, que perdió el set por 5-7 y, en el primer juego del cuarto, se vio con 0-40 en contra. Peligro extremo.

La condición de número uno de un deportista no se mide tanto cuando éste se encuentra en estado de gracia sino, especialmente, cuando se encuentra bajo presión. Y Nadal recordó su rango cuando cinco grandes puntos consecutivos le sacaron del apuro, y fueron el preludio del mejor set que el manacorí ha jugado en todo este año. Esa remontada le dio una confianza increíble en su juego que, al estilo del de Federer en la segunda mitad de la manga anterior, empezó a llenarse de golpes ganadores de todo tipo: derechas, reveses, voleas… hasta algún que otro “ace”. El resultado, 6-1, sellado con un revés de Federer que se marchó fuera.

Nadal recibió la “Copa de los Mosqueteros” de manos de un bicampeón como Jim Courier. De esas suma ya seis para un total de diez “grandes”, más 100 semanas al frente de la clasificación de la ATP, cuyo liderato reconquistó hace justo un año. Éste podrá mantenerlo o no a partir de ahora -repetimos, Djokovic lo sigue teniendo bien pero ya no tan fácil-; pero de lo que no nos cabe la menor duda es de que la “leyenda Nadal” continúa, yendo todavía para largo.

, ,

No hay Comentarios

El Betis, campeón de Segunda

BETIS 2-VILLARREAL B 1

El Betis se despide de la Segunda División como justo y merecido campeón, merced a la remontada de esta tarde frente al filial del Villarreal; aunque de todos modos la derrota del Rayo Vallecano contra el Barcelona B le hubiese hecho campeón aunque no hubiese logrado la victoria.

El cuadro de Pepe Mel ha terminado la liga con 83 puntos, 4 más que los madrileños; y 85 goles a favor, los mismos que el segundo equipo del Barça. Además Rubén Castro, pese a no haber terminado como máximo goleador, ha superado la marca de Aquino y se ha convertido, con 27 goles, en el segundo jugador bético en anotar más tantos en una misma campaña, tras los 33 de Quino, también en Segunda, en 1969.

Todo ello después de una tarde de fiesta, que comenzó con un homenaje a los siete equipos béticos de categorías inferiores que este año se han proclamado campeones, y con otro más que merecido a uno de los mitos del beticismo, don Alfonso Pérez Muñoz, que recibió una placa de manos del presidente Rafael Gordillo.

Y después, el partido. El Betis, con un once muy parecido al de gala, salió ciertamente contemplativo ante un filial ya salvado, y con pocas ganas de ser un convidado de piedra en esta jornada de despedida. Pese al habitual mayor dominio del balón por parte del Betis, las ocasiones más claras en la primera mitad fueron para el Villarreal B.

Joselu, el más incisivo de los visitantes, puso a prueba a Casto, que le hizo dos paradones antes de recibir el gol del joven delantero amarillo a los 17 minutos. Un saque de esquina contra el Betis lo remató de cabeza Marquitos, Casto rechazó y Joselu, en boca de gol, puso el 0-1. Y todavía pudo llegar el segundo, pero el meta bético despejó de manera sensacional un saque de falta de Marquitos poco después del tanto.

En el descanso el campeonato no peligraba mucho puesto que el Barcelona B ya ganaba por 1-2 en Vallecas, pero lo festivo de la jornada y los 3/4 largos de entrada en el Villamarín exigían terminar la temporada como era debido. Pepe Mel tocó la tecla necesaria para darle más chispa al equipo quitando al nulo Jonathan Pereira y metiendo a Juanma, y el equipo ya fue otro.

El centrocampista extremeño aportó todo lo que el pequeño delantero gallego fue incapaz de ofrecer durante el tiempo que estuvo en cancha, y a los nueve minutos puso un excelente balón que Jorge Molina cabeceó fuera por muy poco. Fue el preludio del empate bético, que llegó cuatro más tarde con un sensacional centro desde la derecha de Miguel Lopes y un excelente cabezazo en picado y al palo contrario de Rubén Castro, que no pudo salvar Vicente Flor.

La afición se reactivó, y ello lo aprovechó el Betis para consumar la remontada con uno de los mejores goles de la temporada. A los 60 minutos Iriney agarró el balón en la línea de medios, regateó a un contrario y lanzó un misil con la derecha que entró como un rayo en la portería de Vicente Flor, exactamente igual que en el tanto logrado por el brasileño en Barcelona semanas antes. La afición, como no podía ser de otra forma, le aclamó con fuerza.

De ahí al final, fiesta, cánticos… y la ola. No era para menos, ya que se había puesto fin de forma oficial al ominoso período de dos años en el “infierno” de la Segunda División. El año próximo espera la Primera, la llamada “Liga BBVA“, para la que el Betis, que acabó dando la vuelta olímpica, presentará varias caras nuevas -hoy a buen seguro que ha sido el último partido de muchos de los que han estado sobre el campo-; y para la que todos esperamos que, a pesar de las muchas limitaciones derivadas de la necesaria Ley Concursal, se haga un equipo competitivo, capaz de estar varios años entre los mejores del fútbol español. El beticismo, sufridor durante toda su existencia, lo merece.

CLASIFICACIÓN FINAL DE 2ª DIVISIÓN

1º BETIS 83 puntos
2º Rayo V. 79
3º Barcelona B 71
4º Elche 69
5º Granada 68
6º Celta 67
7º Valladolid 66
8º Xerez 60
(…)
19º Salamanca 46
20º Tenerife 38
21º Ponferradina 34
22º Albacete 32

ASCENSO DIRECTO: Betis y Rayo Vallecano.
PROMOCIÓN: Valladolid-Elche y Celta-Granada (1ª eliminatoria). El Barcelona B no la puede disputar al ser filial de un club de Primera.
DESCENSO: Salamanca, Tenerife, Ponferradina y Albacete.

,

No hay Comentarios

Barça-Bilbao Basket, sorprendente final de la ACB

La final de la liga ACB de baloncesto ya tiene confirmados sus participantes. Dos equipos que, por dos caminos bien diferentes, se van a medir en un play-off al mejor de cinco partidos –del 9 al 18 de junio como muy tarde– que, visto lo visto, no habría firmado absolutamente nadie al terminar la temporada regular.

De una parte, el sempiterno Regal F.C. Barcelona, habitual en las finales ACB desde 2007, y al que tan sólo una mala serie de cuartos de final ante el Panathinaikos le privó de disputar este año la Final Four de la Euroliga y de revalidar su dominio en el continente europeo.

Los hombres de Xavi Pascual están cumpliendo con creces su papel de favoritos, y ayer certificaron su clasificación con la tercera victoria (61-71) ante el campeón Caja Laboral tomándose la revancha de la final de 2010, en una serie resuelta por la vía rápida (3-0) gracias, entre otras cosas, a la enorme profundidad de la plantilla blaugrana. La sección de baloncesto del Barça, que esta temporada ya ha ganado la Copa del Rey, podría aportar su granito de arena a esta temporada verdaderamente de ensueño para la entidad que preside Sandro Rosell.

Y de otra, la gran sorpresa de la competición, el Bizkaia Bilbao Basket, que se ha cargado con todas las de la ley al Real Madrid. Los merengues se las prometían muy felices después de que los “Hombres de Negro” -como se le conoce popularmente al equipo del “Botxo”- apartaran del camino al que más de uno daba como favorito para ser campeón, el Power Electronics Valencia; pero Fotis Katsikaris y sus chicos han subido un peldañito más en su osadía derrotando por un total de 1-3 a los capitalinos.

Todo comenzó cuando, como quien no quiere la cosa, los bilbaínos ganaron el segundo partido en la Caja Mágica (66-71) siendo el único visitante en hacerlo en toda la liga ACB, empatando la serie y tomando el “factor cancha” para los dos siguientes encuentros, a disputarse en el Bilbao Arena del barrio de Miribilla; aunque quien más quien menos esperaba que el Madrid ganara por lo menos en una de las dos ocasiones.

Nada de eso. El pasado martes el Bilbao Basket pasó por encima de los blancos (68-51) y esta noche, en un pabellón repleto, ha sentenciado (80-72) en un choque sencillamente espectacular por ambas partes y muy emocionante. Las alternativas se sucedieron a lo largo de los cuarenta minutos, siendo Marko Banic, Aaron Jackson y el veterano Álex Mumbrú quienes llevaron las riendas del juego local; recibiendo respuesta de un soberbio Ante Tomic por el Madrid, acompañado por Sergio Llull y D´Or Fischer.

Ninguno de los dos equipos superó los seis-siete puntos de ventaja en todo el partido, si bien una de esas rentas llegó para el Madrid en el tramo decisivo (56-62), con lo que parecía que la serie se iba a resolver el sábado en la capital de España. Pero una gran reacción de los bilbaínos, liderada por dos oportunos triples de Jackson; y los fallos en ataque del Madrid le dieron increíblemente la vuelta al marcador (72-70) a falta de un minuto.

Y un canastón de Hervelle a 27 segundos (76-72) prácticamente selló la victoria de los suyos; una victoria que se confirmó con un infame tiro de tres de Tucker que ni tocó el aro. Los cuatro tiros libres postreros de Jackson cerraron el 80-72 con el que el Bizkaia Bilbao se convierte en el primer equipo del baloncesto profesional bilbaíno en alcanzar una final de la ACB, ya que ni el antiguo Caja Bilbao ni el actual Bilbao Basket habían podido poner al deporte de la canasta de la capital vizcaína en semejante escaparate dentro del panorama baloncestístico nacional.

Algo de lo que yo me alegro principalmente por los colaboradores bilbaínos de la web bkball.net Juan Carlos Romo y Ricardo Pinedo, con los que semanalmente comparto tertulia baloncestística en el programa de radio digital Pick&Roll Sevilla. Zorionak, compañeros.

,

No hay Comentarios