El “mega-récord” de Mike Powell cumple 20 años


MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (29)

Hace justo dos décadas, el 30 de agosto de 1991, se produjo uno de los grandes acontecimientos de la historia del atletismo y del deporte mundial. Mike Powell, gran saltador estadounidense pero hasta el momento siempre a la sombra de Carl Lewis, batió ante el “Hijo del Viento” el récord del mundo de salto de longitud que, desde 1968, poseía Bob Beamon, en los cuartos Mundiales de Atletismo que, aquel verano, se celebraron en el Estadio Nacional de Tokio, Japón.

“>

Fue en el quinto intento cuando Powell enganchó aquel estratosférico salto de 8,95 metros, que dejaban atrás los 8,90 de Beamon en los JJOO de México. Carl Lewis, llamado a superar la mítica marca, hizo probablemente el mejor concurso que jamás ser humano haya hecho nunca, con casi todos sus saltos por encima de 8,80 y con un récord provisional de 8,91 invalidado por el exceso de viento a favor; pero finalmente tuvo que ceder ante su más que eufórico rival.

(Años más tarde, en 1995, el gran Iván Pedroso hizo un centímetro más que Powell (8,96) en una reunión en la estación invernal de Sestriere, pero la IAAF, de manera tan injusta como lamentable, rechazó su homologación pese a que el anemómetro marcaba viento legal, porque decían que había alguien que estorbaba a la hora de hacer la medición. Sea como fuere, aquella “cacicada” posterior no desmerece lo más mínimo la gesta de Powell en aquel verano atlético del Sol Naciente).

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)