Continúa sin romper la dinámica perdedora


ESPANYOL 1-BETIS 0

El Betis sumó anoche su quinta derrota consecutiva de la temporada, en su primera visita al estadio Cornellà/El Prat. El Espanyol, con un solitario gol de Pandiani en la segunda parte, agravó la crisis de resultados que están viviendo los de Pepe Mel, y que aunque suene a obvio deberían intentar cortar lo antes posible si no quieren que la amplia renta que habían adquirido con los de abajo -que ahora está en cinco puntos- se acabe dilapidando por completo.

Consciente de los enormes problemas defensivos que, junto con la falta de pólvora en ataque, desembocaron en las cuatro derrotas anteriores, el técnico madrileño del Betis hizo algunos cambios en el once, y modificó la forma de jugar de su equipo. De inicio debutó Ustaritz en lugar de Amaya, mientras que en el segundo tiempo hizo lo propio Tosic. Ambos estuvieron bien, aunque sin los alardes lógicos, fruto de la ausencia de minutos.

Con Beñat, Cañas e Iriney en el medio campo, los heliopolitanos se dedicaron a esperar al rival unos 25-30 metros más atrás, lo que nos dio un Betis bastante más controlado que otros días, aunque sin llegar tampoco excesivamente al área espanyolista. Aún así, Casto debió hacer un par de buenas paradas tras remates lejanos de Márquez y de Álvaro; y de igual modo respondió Cristian Álvarez ante los atacantes béticos, quienes se mostraron más activos en la segunda parte de la primera mitad, aunque como de costumbre en los últimos encuentros, sin ver puerta.

El descanso pareció sentarle mejor al Espanyol, que embotelló de salida durante algunos minutos a los ayer verdes, cuyos nervios en defensa propiciaron algunas ocasiones “pericas” que, afortunadamente para el Betis, no llegaron a buen puerto gracias a Casto y a la inoperancia de Álvaro, un delantero con buenos fundamentos pero con el punto de mira algo desviado.

Cuando el Betis se repuso, controló el medio campo e incluso llegó a pisar con relativo peligro el área local, Pochettino retiró a Álvaro para sacar al “rifle” Pandiani, quien a los 74 minutos aprovechó un excelente centro del campeón de Europa sub 21 Didac Vila para, a diferencia de su compañero reemplazado, conectar un certero remate con la cabeza hacia la base del poste y batir a Casto.

Los de Mel, con el pie ofensivo un poco cambiado a lo largo del partido y sin el sustituido Roque Santa Cruz, no tuvieron capacidad de reacción y culminaron su quinta jornada seguida sin sumar puntos en su casillero. El domingo, menos de tres días más tarde, le espera un Racing colista, pero que a punto estuvo el martes de ganar en el Sánchez-Pizjuán. Por mucho que digan Pepe Mel y sus hombres, hay motivos para empezar a estar seriamente preocupados, y éstos se agravarían todavía más si el Betis regresara de los Campos de Sport de El Sardinero con los mismos doce puntos que acumula desde la cuarta jornada, allá cuando era líder de la liga.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)