“Asalto” bético al Vicente Calderón (0-2)


ATLÉTICO DE MADRID 0-BETIS 2 (17ª JORNADA, 16ª REAL, EN PRIMERA DIVISIÓN/LIGA BBVA)

El Betis es así, y así lo llevan queriendo sus fieles seguidores durante sus más de cien años de historia. Sólo un equipo tan singular es capaz de llevarse diez jornadas seguidas sin ganar y, cuando el calendario empieza a complicarse de verdad -hasta el final de la primera vuelta le quedan el Sporting, el Barça y el Sevilla-, retornar a la senda del triunfo con dos victorias consecutivas, ante equipos de fuste como el Valencia y el Atlético de Madrid.

Si hace ocho días el equipo de Mel remontó en el descuento la ventaja valencianista, en la matinal de hoy ha dado buena cuenta del Atlético en el Calderón -estadio “fetiche” para el Betis, al haber ganado allí sus dos Copas del Rey-, siendo el primer equipo visitante que gana esta temporada en el feudo colchonero, y dejando a “Goyo” Manzano en la cuerda no floja, sino flojísima.

Los goles en la segunda parte de Alejandro Pozuelo y de Roque Santa Cruz -este último casi al final, y en inferioridad numérica- ponen algo más de distancia con el descenso y posibilitan que, a expensas de lo que ocurra en la Copa, la parroquia bética vaya a pasar unas muy felices navidades.

AGUANTAR PRIMERO…
La gran virtud de hoy de Pepe Mel es que ha sabido leer perfectamente el partido. No había que perderse en florituras ni dominio de balón infructuoso: había que aguantar, y cuando la ocasión lo requiriera, dar el zarpazo ante un equipo, el madrileño, que si no conseguía marcar en la primera parte se iría poniendo nervioso, como así ha sido.

No obstante el Betis, que presentaba hoy a Amaya como pareja de Dorado y a tres “pequeños” en ataque como Pozuelo, Jonathan Pereira y Rubén Castro, ha empezado un poco titubeante ante las acometidas del Atlético, algo que en el fondo entraba en el guión. Falcao pudo haber abierto el marcador con dos remates francos en los primeros diez minutos, marchándose ambos muy cerca del marco de un hoy sensacional Casto.

Pocas llegadas más tuvieron los colchoneros -si acaso un disparo inocentón de Arda Turan que Casto a punto estuvo de meter en su portería-; mientras que por parte bética únicamente Iriney y Beñat, éste de falta que se marchó por poco, pusieron en apuros a Courtois. Todavía no era el momento.

…Y PEGAR DESPUÉS
Éste llegó al comienzo de la segunda parte. El Betis salió adelantando líneas y a los nueve minutos una gran jugada de Rubén Castro continuó con un pase a Pozuelo que el joven canterano, con la ayuda del resbalón de Domínguez, supo culminar con un disparo en parábola por toda la escuadra. Un golazo del joven delantero del filial, que comienza también a ver puerta con el primer equipo.

Todo empezaba a estar controlado, puesto que al Atlético se le estaban nublando de verdad las ideas. Pero el partido pudo cambiar al entrar en escena el leonés González González, que expulsó al propio Pozuelo de forma absolutamente injusta cuando aún quedaban veinte minutos para el final. El colegiado, en una apreciación absolutamente errónea, le sacó al canterano bético la segunda tarjeta por una mano al cortar un centro cuya voluntariedad sólo existió en su mente de mal árbitro, apelativo que presupongo por lo que se vio en esa jugada.

El Atlético aprovechó la coyuntura para embotellar al Betis en su área, si bien sólo puso en apuros de verdad a Casto en un cabezazo de Adrián que sacó fenomenalmente el meta extremeno, y en otra jugada que acabó primero con otra parada de Casto ante Gabi, y después con un disparo de Adrián que se marchó rozando el larguero.

SENTENCIA CON DIEZ
Pepe Mel no reforzó el medio campo, sino que dio entrada a Santa Cruz primero y a Jorge Molina después, por Beñat y Rubén Castro respectivamente. Y fue el paraguayo quien sentenció el partido en el minuto 90, con su tercer gol en Liga.

Con el Atlético ya desesperado, Iriney montó una contra que continuó Santa Cruz con un disparo al larguero. Su porfía y posterior el error de Juanfran en el despeje hicieron que el balón acabara por segunda vez en la red de Courtois, y que el internacional guaraní volviera a ver puerta después de sus dos tantos en la ya lejana jornada 4ª ante el Zaragoza, cuando el Betis se puso líder.

Cero a dos; y balón de oxígeno para un Betis que, además de alejarse de la zona peligrosa, iguala con 19 puntos al Atlético, A los verdiblancos sólo les queda -esto dicho con reservas y prudencia- remontar el jueves el 1-0 del Córdoba en la Copa para finalizar un año, 2011, realmente magnífico para sus intereses deportivos.

CLASIFICACIÓN TRAS 16 JORNADAS:

1. R. Madrid 40 puntos
2. Barcelona 37
3. Valencia 33
4. Levante 29
5. Osasuna 25
6. Sevilla 24
7. Málaga 24
8. Espanyol 23
9. Athletic 22
10. Atlético 19
11. BETIS 19
12. Getafe 19
13. Granada 19
14. Mallorca 18
15. R. Sociedad 17
16. Rayo V. 16
17. Villarreal 15
18. Sporting 15
19. Racing 14
20. Zaragoza 10

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)