Cuando el tiempo es oro


CRÍTICA DE CINE

PELÍCULA: IN TIME
DIRECTOR: Andrew Niccol
REPARTO: Justin Timberlake, Amanda Seyfried, Cillian Murphy, Vincent Karthesier, Olivia Wilde, Alex Pettyfer, Matt Borner, Johnny Galecki
PRODUCCIÓN: New Regency Pictures, Strike Entertainment
GÉNERO: Ciencia-ficción
NACIONALIDAD: USA
DURACIÓN: 109 minutos (aprox.)
CALIFICACIÓN: * * * (sobre 5)

Valga este titular entre la famosa frase que algunos atribuyen a Benjamin Franklin y el conocido programa de TVE que presentaba Constantino Romero a finales de los 80 para referirnos a este nuevo producto de la industria norteamericana del cine, que no es ni mucho menos perfecto pero, al menos para mí, sí bastante mejor y con más contenido que algunos otros.

Nos encontramos en un mundo imaginario, donde el tiempo de vida y las riquezas económicas se unen en un todo que dictamina que una persona deja de envejecer a los 25 años, disponiendo desde entonces de un año de vida para su administración.

Éste puede aumentar o disminuir, a través de un reloj biológico, dependiendo de la gestión y el manejo del mismo, pudiéndose ganar o perder tiempo del mismo modo en el que mengua o se incrementa la cuenta corriente de una persona normal. El tiempo, pues, como moneda de cambio (ya sea de forma honrada o bien a través de las distintas formas de robo) para evitar la superpoblación.

En esas, un joven llamado Will Salas (Justin Timberlake), de escasos recursos “tempoeconónicos”, debe intentar sobrevivir en un mundo sin escrúpulos, tras ser acusado erróneamente de haber cometido un crimen para apropiarse de un siglo de vida, un auténtico tesoro en las zonas marginales en las que él se ha criado desde niño.

Todo ello en una película sin excesivos alardes pero bastante bien narrada e interpretada. Una buena metáfora de y contra el sistema capitalista (y también en cierto modo contra el deseo de envejecer y el mito de la eterna juventud), en la que tanto Salas como la joven heredera Sylvia Weiss (Amanda Seyfried) forman una peculiar pareja con claras reminiscencias de Bonnie & Clyde más el espíritu de Robin Hood.

Intentar lograr -de la forma que el lector ya se puede ir imaginando- una distribución más equitativa, más igualitaria del tiempo entre las clases sociales, en contraposición con el propósito del multimillonario padre de la muchacha, Phillip Weiss (Vincent Khartesier), y de la tenaz persecución del policía “guardián del tiempo” (un magnífico Cillian Murphy): ese es el objetivo. ¿Lo conseguirán? Pueden ustedes ir a su cine favorito para comprobarlo sin ningún temor a desperdiciar el dinero… perdón, el tiempo.

  1. #1 by Rafa on 10 diciembre 2011 - 17:23

    CAS:

    Bueno, ya conoces mi opinión respecto a la peli…es más de ver la en la tele/cinetube (también es cierto que yo llevaba fuera de casa más de 12 horas cuando entramos en el cine y estaba agotada). Pero bueno, para gustos los colores.
    Lo que menos me gustó fue la voz (Rafa sabrá decirte de quién) de la joven protagonista, me repele esa actriz de doblaje, hace parecer a sus personajes más jóvenes y estúpidos. Físicamente el personaje de Silvia es muy muy atractivo, sexy, elegante, misterioso. Pero esa voz. La preciosa Amanda queda oculta tras una Silvia con voz de cría cursi de instituto (nada que ver con el resultado de la misma actriz en “Mama MÍA”, por ejemplo). A ver si me busco el trailer de la V.O. para comparar…
    Respecto al tema de la peli, muy interesante, sí, pero se hace demasiado larga…el argumento, una vez mostrado, se estanca para repetirse sin variar ni avanzar (ganamos tiempo-nos pillan-lo perdemos-robamos-los recuperamos-volvemos a huir) y lo peor es que ese final abierto da a entender que los pobres protagonistas están condenados a malgastar su ETERNIDAD sin variación…Rafa me preguntaba si me había sentado mal el enfoque que se le da al tema del suicidio en la peli. Yo creo que es la única salida digna a una existencia vacía y eterna. La eternidad es la cadena perpetua de los inocentes. Yo también lo haría…

  2. #2 by Irene on 10 diciembre 2011 - 23:23

    Estoy con CAS.
    Yo la vi hace unas semanas en versión original (descargada). Y bueno, me resultó una película que simplemente me resolvió el aburrimiento de un viaje en tren… jeje. Así que en ese sentido bien.
    Me parece una idea interesante, pero que tampoco da para mucho más.

    Me recordó a una película que se llama Gattaca. Si no la has visto, te la recomiendo para una tardecita de palomitas. Tiene un enfoque parecido en cuanto a que es una idea “futurista”, pero sin ser intercambiable el concepto tiempo-dinero, con el de genética-dinero. Lo que hace que la peli sea más interesante.

    Yo lo dejo en peli entretenida. Sin más =)

  3. #3 by Rafa on 11 diciembre 2011 - 1:08

    El planteamiento de la película me parece, sencillamente, genial. En cuanto al desarrollo, me quedo con el mensaje. Algunas escenas de acción son manifiestamente mejorables en términos de verosimilitud (no es posible que te estén disparando veinte polis a la vez y ninguno acierte con el blanco).

    La escena final, cuando se abren las fronteras entre las ciudades y se ve a la gente cruzando límites, me recordó a cuando cayó el muro de Berlín.

  4. #4 by Rafa on 11 diciembre 2011 - 11:33

    CAS:
    Pues qué queréis que os diga, yo veo eso y me acojono (en la peli hubiese hecho de rica, seguro)…

(No será publicado)