Archivo Enero, 2012

El Barça elimina de la Copa a un Madrid que, por fin, da la talla de un equipo grande

Pasan los campeonatos, pero la tendencia de los Barça-Madrid desde que Pep Guardiola se hizo cargo de la nave culé continúa siendo la misma: salvo en la final de Copa del pasado año, siempre ganan los azulgrana. Y eso mismo es lo que ha sucedido en los cuartos de final de la Copa del Rey 2012.

Sin embargo, es de justicia reconocer que, tras lo sucedido esta noche, es factible pensar que algo puede cambiar en los próximos enfrentamientos. Y es que, tras una nueva abrumadora exhibición barcelonista en el Bernabéu, el choque de vuelta celebrado en el Camp Nou nos ha presentado a un Madrid que, si quiere, puede poner en muy serios aprietos al mejor equipo del mundo (su distinción de campeón mundial así me hace considerarlo, sin tapujos ni discusiones) jugando al fútbol, y no con marrullerías.

ORGULLOSO AUNQUE INSUFICIENTE MADRID
Extraordinario encuentro el del coliseo de Les Corts, quizás no por la calidad técnica pero sí por la raza y la voluntad mostrada durante todo el choque por ambos bandos. Especialmente por parte del Real Madrid que, cierto es que obligado por el nefasto (para ellos) 1-2 de hace una semana, ha dejado la especulación y las marrullerías (éstas sólo en un 35-40%) para jugar un partido valiente y para, por juego y ocasiones, merecer más que el 2-2 que le ha terminado dejando fuera de las semifinales.

Pero por desgracia para Mourinho y sus subordinados, una eliminatoria se compone de dos duelos, no de uno solo; y en el Bernabéu el Madrid perdió un importantísimo porcentaje del éxito. En Barcelona, la presión exhibida desde que se ha puesto en juego la pelota le ha dado réditos importantes en forma de ocasiones en la primera mitad; un primer tiempo jugado absolutamente de poder a poder, y en el que el Barça ha hecho gala de una gran efectividad al aprovechar, en la recta final, dos de sus ocasiones (Pedro, tras jugadón de Messi; y un golazo de Dani Alves) para colocar un exagerado 2-0.

Otros días el Madrid habría perdido la cabeza y la compostura; mas no hoy. Los blancos han seguido apretando tras el descanso, y el gol justamente anulado a Sergio Ramos -ya hablaremos del capítulo arbitral- les ha servido de acicate para creer en ellos mismos. Conducidos por un gran Özil (por fin, ya era hora, el alemán empieza a dejar ver la calidad que le hizo deslumbrar en el pasado Mundial contra todos, menos contra España), en cuatro minutos, del 22 al 26, Cristiano Ronaldo y Benzema han puesto el corazón del barcelonismo en un puño; sobre todo porque, por una vez, a los de Guardiola se les veía a punto del K.O.

La entrada de Mascherano por el lesionado Alexis -Iniesta también cayó en la primera parte, de nuevo con el maldito bíceps femoral- a doce minutos del final, no obstante, ha devuelto buena parte de la calma y la tranquilidad a un Barça que, sin quitarse por completo de encima el peligro blanco -un tercer gol habría supuesto el pase madridista y un verdadero golpe moral para los azulgrana-, sí ha terminado el choque sin apenas sobresaltos, pudiendo incluso hacer el 3-2 a la contra en varias ocasiones.

La expulsión de Sergio Ramos por doble amonestación -curiosamente en la acción de todas las que ha hecho por la que menos lo ha merecido- ha terminado por cercenar las esperanzas de un Madrid que, finalmente, ha centrado sus iras en el colegiado, el señor Teixeira Vitienes I, al que culpa directamente de esta nueva derrota contra el Barça, en vez de retirarse del campo con la cabeza alta por el sensacional encuentro desplegado.

TEIXEIRA, NEFASTO… EN AMBAS DIRECCIONES
Y aquí es donde entro a valorar la actuación arbitral. Intentando prestar la menor atención posible a esos programas nocturnos de televisión supuestamente de información y tertulia deportiva y periodística al 100% de rigor y veracidad, pero que están infinitamente más cerca de “Sálvame” que otra cosa (papá lo siento pero, respetando tus aficiones televisivas, un día de éstos te voy a tener que dar un toquecillo), la primera conclusión que saco es la de reafirmarme que Fernando Teixeira Vitienes (a la sazón “Teixeira I” tras el ascenso de su hermano José Antonio) es, de todos los malos árbitros que tenemos en el fútbol español, uno de los peores.

A éste le vengo siguiendo la pista después de que entre él y su linier estuvieran a punto de liarla parda en un decisivo Betis-Recreativo por el ascenso a Primera en 2001. Incomprensiblemente dos años más tarde lo subieron a la máxima categoría, y desde 2009 es colegiado FIFA, algo que yo no entiendo en absoluto. Porque esta noche el señor Teixeira ha vuelto a obsequiar al mundo del fútbol con un auténtica ceremonia de la confusión y de la habilidad para no dejar contento a nadie.

El arbitraje de Teixeira I ha sido, sencillamente, lamentable; pero para los dos equipos, no sólo para el Madrid. Acierta al anular el gol de Sergio Ramos (el agarrón a Dani Alves es tan evidente que hasta un ciego lo habría visto), pero de una parte ha dejado de señalar dos clamorosos penaltis de Pepe (el que hoy no debió saltar al campo, y que tan sólo lo hizo por la increíble indulgencia del Comité de Competición) sobre Alexis (algo difíciles de ver, todo sea dicho), y alguno que otro en el área barcelonista (nunca el primero de Busquets, por mucho que en determinadas webs pongan solamente la imagen que les interesa).

Y de otra, en el aspecto disciplinario Teixeira ha sido hoy de lo peor que yo he visto jamás. Una verdadera calamidad. Es increíble que Lass Diarra no haya sido expulsado en la primera parte (ved el entradón a Messi que debió haber supuesto su segunda amarilla); que Sergio Ramos, con toda la “cera” que también ha repartido, se haya marchado del campo, como he comentado más arriba, en la acción más inmerecida de todas; o que Dani Alves haya terminado el partido “limpito” de amonestaciones y yéndose de rositas en este sentido. Resultado de este despropósito: tanganas una vez más (sin violencia física, a diferencia de otros días), tanto al final de la primera parte como del partido, aunque éstas hayan venido principalmente de parte del bando perdedor, como siempre.

Por cierto, señor Casillas, le honra haber reconocido públicamente la tremenda burrada que ha dicho en el túnel de vestuarios (a Teixeira: “vete a celebrarlo con ellos”); pero no podemos pasar por alto, como capitán del Madrid y de la selección española que es usted, que en el último año ha tenido ya varias salidas de tono merced a sendas rabietas fruto de las continuas derrotas sufridas frente al Barcelona. Sería una lástima, como periodista y aficionado al fútbol que soy, que usted y sus compañeros continuaran con la cansina retahíla arbitral que caracteriza su comportamiento cada vez que pierden contra su máximo rival, en vez de centrarse en que la solución para terminar con la hegemonía de este Barça legendario quizás esté en jugar con la misma actitud que han tenido esta noche.

El Barça -que, no nos engañemos, visto lo visto ha dado un paso gigantesco para relevar al Madrid en el palmarés de la Copa- espera rival para su semifinal, probablemente el Valencia, que cuenta con una renta de tres goles (4-1) sobre el Levante, a defender mañana en el Ciutat de Valencia. En la otra, tal y como querían en Miranda de Ebro, el Athletic -verdugo del Mallorca- pondrá a prueba los sueños y la ilusión del increíble Mirandés. Dos “semis” realmente apasionantes.

, , ,

No hay Comentarios

El Mirandés hace grande al fútbol

En estos tiempos que corren para el mundo del fútbol, en los que todo parece estar dominado abrumadoramente por el Barça y el Madrid, todavía de vez en cuando se producen historias que hacen que el aficionado que no tenga nada que ver con alguno de los dos transatlánticos del balompié patrio se reconcilie con la magia y la emoción que desprende este bello deporte.

El MIRANDÉS, equipo de la Segunda División B, es el protagonista de este nuevo “cuento de hadas” que, cada cierto tiempo, nos regala esta competición tan bella como denostada en los últimos años por los grandes, por mucho que ahora pretendan reactivarla por el mero hecho de ganarle el uno al otro.

El modesto equipo de la localidad burgalesa de MIRANDA DE EBRO, prácticamente colindante con el País Vasco, se ha clasificado esta noche para las semifinales del “torneo del K.O.”, al eliminar al R.C.D. Espanyol derrotándole en el descuento del partido de vuelta, disputado en el estadio Municipal de Anduva.

Echando la vista atrás, uno recuerda hazañas como la del Numancia en 1996, venciendo a tres “Primeras” para luego complicarle la vida al último Barça de Johann Cruyff; la del Figueras, que en 2002 se cargó a los azulgrana en la primera ronda y llegó hasta las semifinales en las que plantaron cara al futuro campeón, el Deportivo de La Coruña; o cómo prácticamente toda España se hizo del Alavés en la inolvidable Copa de la UEFA de 2001, en la que sólo un desgraciado autogol en la prórroga de la final privó a los vitorianos de un título que se marchó para Liverpool.

Son historias que embellecen el fútbol de tal manera que son imposibles de olvidar para todos aquellos que hemos podido vivirlas con nuestros propios ojos. ¿Por qué? Pues porque consiguen que este juego inventado por los ingleses y luego felizmente exportado se centre exclusivamente en lo que ocurre sobre el césped del rectángulo de acción; y porque hacen héroes a modestos jugadores, verdaderos aficionados y algunos de ellos, como los del Mirandés, no profesionales.

Los nombres de César Caneda; de Alaín; del meta Nauzet; o del goleador PABLO INFANTE(banquero de profesión y máximo realizador de la presente Copa) pasarán a la historia del fútbol y a la memoria de los buenos aficionados, como antes lo hicieron otros como Barbarín, Movilla, Martín Herrera, Contra, Javi Moreno o Jordi Cruyff. Como sus paisanos del Numancia de Soria hace dieciséis años, tres equipos de Primera (y los tres a doble partido, nunca a partido único) han sido víctimas de los burgaleses: Villarreal en dieciseisavos de final; Racing de Santander en octavos; y, en cuartos, los anfitriones del estadio Cornellá/El Prat.

Ya en la ida, celebrada hace siete días en el recinto espanyolista, el Mirandés mereció obtener un resultado mucho más positivo que el 3-2 desfavorable que acabó campeando en el marcador; pero dos penaltis clamorosamente “birlados” por el colegiado (el maravilloso para algunos Mateu Lahoz), y unos cinco últimos minutos realmente desquiciantes parecieron salvar al Espanyol.

Pero eso, a la larga, sirvió para resaltar todavía más el enorme logro que esta noche ha conseguido delante de los suyos. Una hazaña que pareció necesitar poco menos que un milagro cuando Rui Fonte ha adelantado al Espanyol al poco de iniciarse la segunda parte. Dos goles le hacían falta al Mirandés; pero, con el apoyo de una hinchada que les ha llevado en volandas, el inefable Pablo Infante, con un gran disparo minutos más tarde, ha devuelto la esperanza a los suyos con un gran disparo.

Y en el descuento, cuando parecía que el Mirandés moriría en la orilla, el propio Pablo Infante, en una falta lateral, ha puesto en el área un balón que el central, César Caneda, ha cabeceado con el alma, casi a ras de suelo, al fondo de la red. Delirio en Anduva, y en el 90% de la España futbolera.

Recuerdo que en 2005 un Betis posteriormente campeón -con los Joaquín, Edu, Marcos Assunçao u Oliveira, el último gran equipo del que ha disfrutado, hasta la fecha, la hinchada verdiblanca- eliminó de la Copa en octavos de final a un Mirandés que, en Anduva, puso en muchos apuros pese al 1-3 final al equipo por entonces de Lorenzo Serra Ferrer. Aquello ya se consideró un gran éxito para los burgaleses; lo de esta temporada, lógicamente, es un verdadero éxtasis.

Ahora, al Mirandés le toca primero seguir soñando gracias a la semifinal, desde la semana próxima y probablemente -con el permiso del Mallorca- ante el Athletic de Bilbao; y luego, más a medio plazo, conseguir por fin el ansiado ascenso a Segunda. Un ascenso que se escapó la pasada temporada en el último instante frente al Guadalajara en el propio Anduva; y que en 2012, por todo lo que están dándole y enseñándole al fútbol con su participación en la Copa del Rey, se merecen terminar logrando.

, ,

5 Comentarios

Unicaja-Banca Cívica (ex Cajasol), derbi andaluz por todo lo alto en la Copa del Rey de baloncesto

Esta mañana se ha efectuado el sorteo del cuadro de emparejamientos correspondiente a la Copa del Rey de baloncesto, torneo que, en su edición de 2012, se celebrará del 16 al 19 de febrero en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Sin menospreciar a los otros tres emparejamientos, creo que está claro que el choque estelar será el que jugarán el Unicaja de Málaga y el Banca Cívica, hasta ayer Cajasol. Un derbi andaluz que será la primera vez que se dé en el torneo del K.O. y que, al día de hoy, nos presenta a dos equipos separados únicamente por dos victorias (Unicaja es tercero con doce; y el Banca Cívica, sexto con diez) y que han cuajado una notable primera vuelta.

Los sevillanos cerraron ayer la primera fase de la liga con una trabajada victoria frente al Gran Canaria 2014 que, además les hace colocarse en una buena disposición para “atacar” en la segunda mitad del campeonato su clasificación para los play-offs. Por su parte los malagueños han flojeado un poco tras un inicio fulgurante, pero aún así han mantenido su lugar entre los cabezas de serie, por el que han tenido que pelear hasta casi el final debido a la durísima y sorprendete oposición del Lucentum.

Precisamente los alicantinos deberán jugarse los cuartos -nunca mejor dicho- con uno de los “gordos”, el anfitrión y bicampeón del torneo, F.C. Barcelona Regal. El Lucentum, quinto con las mismas victorias que Unicaja y Caja Laboral, ha sido una de las grandes revelaciones de la ahora llamada Liga Endesa, y en su regreso a la Copa -no la disputaba desde 2005- tendrá una buena prueba de fuego ante un Barça más irregular que otras temporadas, pero favorito casi como el que más para hacer su “hat-trick” particular y romper el gafe del anfitrión, que no es campeón desde que el por entonces Tau Cerámica lo fuera en 2002.

FUENLABRADA Y LAGUN ARO, SORPRENDENTES PARTICIPANTES
Las otras dos sorpresas junto al Lucentum son, sin duda, las del Fuenlabrada y el Lagun Aro GBC que, como Unicaja y Banca Cívica, vivirán sendos duelos de rivalidad regional. Lo de los madrileños es de auténtico mérito. “Especialistas” en perder durante la temporada a sus mejores jugadores por su bajo presupuesto -el año pasado Batista y Biyombo; éste Ayón- o lesiones -Sené-, los de Porfirio Fisac se han sobrepuesto a las adversidades y, ganando en la última jornada al Blancos de Rueda Valladolid, se han sacado su billete para Barcelona gracias también a las derrotas del CAI y del Valencia, que se han quedado fuera cuando mejor lo tenían.

El rival del Fuenlabrada (que participará en la Copa por tercera vez, primera desde 2001) será el que probablemente sea ahora mismo el equipo más en forma, el Real Madrid, que con un juego alegre y vistoso ha terminado la primera vuelta empatado a 14 victorias con el Barça Regal, pero como líder por su mejor “average”. Los blancos, dirigidos por Pablo Laso, buscan vengar la “afrenta” de 2011, cuando fueron derrotados en su propia cancha por los azulgrana.

Por su parte, el Lagun Aro se ha ganado su plaza completando una remontada espectacular. Habituales perdedores durante las primeras jornadas -aunque siempre por muy poco-, los donostiarras empezaron a ganar hasta terminar con un espectacular parcial de seis triunfos entre los últimos siete partidos.

Ayer se veían fuera porque se llevaron perdiendo por entre diez y quince puntos en Murcia; pero al final le dieron la vuelta al marcador para vencer por 85-89 y, ayudados por la derrota del CAI en el Palau Blaugrana y por el fracaso estrepitoso del Valencia en Badalona, jugarán la Copa por primera vez, siendo su rival el Caja Laboral. Los baskonistas, fuera del “Top 16” de la Euroliga, se juegan mucho en el que es “su” torneo; no en vano lo han ganado nada menos que seis veces desde 1995.

Las semifinales, el sábado 18, medirán al ganador del Real Madrid-Fuenlabrada ante el del Unicaja-Banca Cívica por un lado; y a los que venzan en el Barça-Lucentum y Caja Laboral-Lagun Aro GBC.

Por último, no puedo terminar este artículo sin mandarle mi más sincero mensaje de ánimo a Manel Comas, el entrañable “sheriff” del baloncesto español, quien ayer comunicó su retirada temporal al serle diagnosticado un cáncer. Manel, entrenador de tantísimos equipos y hasta hace unos días comentarista en las retransmisiones ligueras de Teledeporte, ha recibido hoy el correspondiente homenaje de la ACB justo antes del sorteo. Desde aquí, como periodista y aficionado al baloncesto que soy, le deseo la más pronta y efectiva de las recuperaciones.

EMPAREJAMIENTOS DE LA FASE FINAL DE LA COPA DEL REY 2012 (PALAU SANT JORDI, BARCELONA):
CUARTOS DE FINAL (JUEVES 16 Y VIERNES 17 DE FEBRERO, PENDIENTES DE HORARIOS):

A) F.C. BARCELONA REGAL-LUCENTUM ALICANTE
B) CAJA LABORAL BASKONIA-LAGUN ARO GBC
C) REAL MADRID-BALONCESTO FUENLABRADA
D) UNICAJA MÁLAGA-BANCA CÍVICA SEVILLA

SEMIFINALES (SÁBADO 18):

1) VENCEDOR C-VENCEDOR D
2) VENCEDOR A-VENCEDOR B

FINAL (DOMINGO 19):

VENCEDOR SEMIFINAL 1-VENCEDOR SEMIFINAL 2

,

No hay Comentarios

Justo empate en un derbi vibrante y muy entretenido (1-1)

BETIS 1-SEVILLA 1 (JORNADA 1ª, 19ª REAL, EN PRIMERA DIVISIÓN/LIGA BBVA)

Se esperaba con enorme pasión la disputa del derbi sevillano tres temporadas; más aún tras el aplazamiento del mismo el pasado mes de agosto por la huelga de futbolistas. Y éste no ha decepcionado en absoluto. Emoción, viveza en el juego, llegadas a las porterías, y un empate final que, visto lo visto, puede decirse sin temor a errar que ha sido el resultado más justo.

Un tiempo para cada uno de los dos equipos con un 1-1 con el que tanto Betis como Sevilla pueden darse por satisfechos debido al esfuerzo realizado por ambos bandos. El Betis porque suma un punto más de cara a la permanencia -23 a mitad de liga- ante un muy buen equipo; y el Sevilla porque con la derrota se hubiese visto alcanzado en la tabla por su máximo rival, con todo lo que eso supone para la moral de un equipo concebido para terminar en puestos de Liga de Campeones.

De salida, Pepe Mel optó por solventar la importante ausencia de Mario colocando a Cañas como central junto a Dorado; mientras que Marcelino -que se jugaba en este partido mucho más de lo que dejó entrever su presidente- se la jugó con el único delantero centro que le quedaba, Negredo, y con la sorprendente alineación de Luna junto a Reyes y Jesús Navas en la media punta.

SUPERIORIDAD SEVILLISTA, Y GOLES EN LA PRIMERA MITAD
No le salió mal la jugada al técnico asturiano. La velocidad de los tres canteranos nervionenses rápidamente se tradujo en una serie de llegadas más o menos claras a la meta de Casto, frente a la descoordinación y a la falta de velocidad de la línea defensiva presentada esta noche por el los heliopolitanos.

El portero bético se convirtió junto a Beñat en la estrella de su equipo, al sacarle sendos mano a mano a Negredo y a Luna -tras otras tantas desaplicaciones de la zaga bética-, así como un cabezazo de Fazio a bocajarro después de un córner. El centrocampista vasco, por su parte, aportó su granito de arena marcando, a los 25 minutos, el gol del Betis con un magistral lanzamiento de falta directa. Beñat, emulando al gran Marcos Assunçao, batió irremisiblemente a un Javi Varas que no pudo hacer absolutamente nada.

La locura se apoderó, lógicamente, del Benito Villamarín, que vio cómo su equipo ponía de cara un encuentro que, hasta entonces, no estaba resultando nada favorable para sus intereses. Pero el Sevilla, a diferencia de otros días, no se iba a venir abajo tan pronto.

Se preveía que la debilidad de los centrales béticos continuaría dándole réditos ofensivos a las huestes de Marcelino, y éstas consiguieron por fin acertar con la red a cuatro minutos del descanso. Jesús Navas centró por la derecha, y Negredo cabeceó comodísimamente en el área pequeña entre Cañas e Isidoro, con Casto a media salida. Justo premio a la mayor ofensiva sevillista, que con Medel y Trochowski también le estaba ganando la partida a su rival en el centro del campo.

EL BETIS, MUCHO MEJOR EN EL SEGUNDO TIEMPO
Tras la reanudación, el Sevilla fue perdiendo fuelle poco a poco. El Betis, por su parte, sin estar en plan arrollador comenzó a llegar ante Javi Varas con mucha más frecuencia que en el primer tiempo, y así Rubén Castro y Jefferson Montero malograron a los cinco minutos una buena llegada de la delantera verdiblanca. La combinación entre el ecuatoriano y el canario terminó con un primer remate raso de éste rechazado por Varas, y con un segundo de aquél que se marchó alto.

Marcelino vio el bajón, y por ello dio entrada a Rakitic por un posiblemente cansado Trochowski; pero poco cambió el panorama para su equipo. Cañas marró una ocasión clarísima, al rematar defectuosamente en boca de gol un rechace no demasiado bueno de Javi Varas, a la salida de un córner. El Betis aprovechaba el cansancio de su rival primero para equilibrar el porcentaje de posesión, y luego para hacer lo propio con el número total de llegadas, aunque sin puntería.

La expulsión de Fazio acabó por marcar la recesión en ataque del Sevilla. El central argentino vio, justamente, su segunda amarilla a los 69 minutos por cortar bruscamente una contra de Roque Santa Cruz. Velasco Carballo aplicó la ley de la ventaja, pero al terminar la jugada mandó a la calle al sevillista, que había visto su primera amonestación en la falta del gol de Beñat.

Pese a todo, el Betis no arrolló. Gozó de oportunidades, es cierto, alguna de ellas bastante clara como la que tuvo Beñat a nueve minutos del final -disparo en buena posición que rechazó a córner Spahic-; pero Mel no fue tan loco como para arriesgar más de la cuenta el punto y una posible derrota ante su rival ciudadano. Y el Sevilla, sin encerrarse descaradamente, aceptó la propuesta.

Todavía reclamaron los verdiblancos, a los 89 minutos, un posible penalti de Cáceres -“sustituto” del expulsado Fazio- sobre recién entrado Jorge Molina, pero Velasco Carballo no consideró punible la acción entre ambos jugadores. El destino final del derbi, no obstante, estaba ya decidido.

La batalla terminó en empate; un punto que culmina una primera vuelta bastante buena para el Betis y ciertamente discreta para el Sevilla. Pero desde el punto de vista cívico lo mejor fue que, por encima de todo, triunfó el “fair play”. Juego limpio y buen rollo tanto en las gradas como en el césped -precioso el detalle del Sevilla de salir con camisetas en apoyo a Miki Roqué-, lo que supuso un buen preludio para uno de los duelos de rivalidad hispalense más bonitos de la historia reciente de los Betis-Sevilla.

,

No hay Comentarios

Un gran Betis sólo cede en el Camp Nou con un jugador menos (4-2)

BARCELONA 4-BETIS 2

Quien más quien menos esperaba que el Betis recibiera una goleada esta noche en el feudo del F.C. Barcelona. El potencial de los azulgrana y la proximidad de todo un derbi podían hacer pensar que el partido en la Ciudad Condal sería poco menos que un paseo militar para el Barça.

Mas no ha sido así. Es verdad que el Betis ha roto su racha de tres triunfos consecutivos, pero la afición verdiblanca puede estar extremadamente orgullosa porque su equipo, siendo fiel a su estilo al 100%, ha jugado un gran encuentro y ha demostrado ser el mejor equipo que ha pasado por el Camp Nou en esta temporada.

Sólo la expulsión de Mario, mediada la segunda parte, ha terminado por cercenar la ilusión y las posibilidades de unos jugadores que, tras igualar un 2-0, estaban jugando mucho mejor que el equipo campeón mundial de clubes.

De tú a tu, como ocurrió en la Copa la pasada temporada; así ha comenzado el juego. Víctor Valdés, imbatido como local en competición nacional hasta hoy, sacó de manera consecutiva un mano a mano con Jorge Molina y un cabezazo de Dorado. El perdón del Betis lo pagaron muy caro los de Mel: en apenas dos minutos, del 10 al 12, dos chispazos del Barça y dos goles, obra de Xavi (en su partido 400 en Liga) y del “triganador” del Balón de Oro,Leo Messi; ambos con participación muy directa del hombre decisivo del partido, Alexis Sánchez.

REACCIÓN DESPROVISTA DE COMPLEJOS
Todo parecía terminado. Cualquier otro equipo, con un duelo de máxima rivalidad a la vista, hubiese tirado la toalla y se habría dedicado a pensar en el mismo; pero el Betis, no. Con fútbol, con un trato exquisito del balón, y con una buena dosis de garra los verdiblancos fueron capaces de disminuir el tiempo de posesión del Barça, y de crearle serios problemas al excelso medio campo culé y a la defensa de tres puesta en escena hoy por Pep Guardiola.

Cañas y Salva Sevilla -que reaparecía- anduvieron en plan coloso y artista, respectivamente; Jefferson Montero aplicaba su velocidad en banda -desgraciadamente con la escasez de precisión habitual en él-, mientras que Jorge Molina y Rubén Castro continuaron poniendo en apuros a Víctor Valdés. La consecuencia fue el gol del delantero canario, el primero que encajaban los actuales pentacampeones como locales en muchos meses; más concretamente desde el Barça-Almería de la última liga.

Y el Betis fue mucho más allá. Con Roque Santa Cruz sobre el campo -Iriney tenía una tarjeta y no era plan de arriesgarlo-, los de Pepe Mel continuaron con su propuesta, obligando a Guardiola a transformar su defensa de tres en zaga de cuatro hombres, con Dani Alves por un desacertado Isaac Cuenca. El atrevimiento bético les dio el empate (min. 52) en un contragolpe de libro llevado por Santa Cruz y Rubén Castro y finalizado por el delantero paraguayo con un gran disparo desde dentro del área.

Increíble: el Betis estaba siendo mejor que el Barcelona en el mismísmimo Camp Nou. Esto no sólo suponía un punto momentáneo con el que nadie contaba, sino que para el desarrollo del campeonato era algo poco menos que letal, al distanciarse el Barça virtualmente en siete puntos del Madrid. Los blaugrana lo sabían, e imprimieron una marcha más al partido.

LA EXPULSIÓN DE MARIO, CLAVE
Nadie sabe lo que hubiera terminado sucediendo si el Betis no se hubiera quedado en inferioridad numérica; pero lo que sí se ha visto ha sido que la doble amarilla a Mario ha supuesto un punto de inflexión en el desarrollo del juego. En ese sentido Mel no estuvo demasiado inteligente, al dejar al ex defensa del Getafe sobre el campo con una amonestación, justo en el momento en el que más estaba apretando el Barça. Lo único que se le puede reprochar hoy al técnico madrileño.

De ahí en adelante todo ha sido más fácil para los de Guardiola, que no obstante han debido esperar hasta el minuto 76 para respirar. Alexis Sánchez, el “desatascador”, el “chico maravilla” como le dicen en Chile, ha aprovechado una desaplicación de la zaga bética -notando probablemente la ausencia de su mejor zaguero- para colarse entre los centrales y batir a Casto con un disparo raso ante el que el extremeño, sin “cantar” ni mucho menos, ha dado la sensación de poder hacer algo más.

Todo estaba sellado. Por si acaso, a cinco minutos de la conclusión el árbitro, Iglesias Villanueva, “compensó” un penalti no pitado anteriormente a Iniesta con otro en el que tanto él como su
asistente erraron hasta tres veces: primero fuera de juego de Abidal; luego mano del frances; y por último, mano inexistente de Dorado. Messi ha aprovechado el regalito, y ha acabado con el nerviosismo de los espectadores del Camp Nou.

Para el Betis, a pesar de volverse a Sevilla con cero puntos, esto debería suponer un espaldarazo en su juego y el convencimiento que con esfuerzo y concentración se le puede hacer daño a cualquiera. Sólo esperamos que, como se suele decir, no “se lo crean”: si eso sucede podemos asegurar que el Betis terminará manteniéndose con cierta holgura, y teniendo mucho que decir de aquí al final del campeonato.

Ahora llega el tan esperado derbi; el encuentro que debió celebrarse en agosto pero que se aplazó por la famosa huelga de futbolistas, y que ahora sirve para poner fin a la primera vuelta de la liga. El Betis tiene la importante baja de Mario -que reaparecerá, aunque con cuatro tarjetas, frente al Granada-, pero a cambio recupera a Beñat ante un Sevilla sin Kanouté… y tan sólo -quién lo diría- tres puntos por delante de los verdiblancos, con el futuro inmediato de un muy discutido Marcelino en juego. Mientras tanto el Barça, que hoy se ha escapado de una buena, librará próximamente una nueva batalla contra el Real Madrid, ésta en los cuartos de final de la Copa del Rey.

,

No hay Comentarios

Los chicos de artística, a los JJOO

El equipo español masculino de gimnasia artística se ha clasificado para disputar los Juegos Olímpicos de Londres al finalizar ayer en tercera posición el torneo preolímpico o “Test Event” que se está celebrando durante estos días en la propia capital británica.

Nuestros gimnastas (Isaac Botella, Javier Gómez, Sergio Muñoz, Rubén López, Fabián González e Ignacio Losantos), que salieron en la tercera y última subdivisión, lo consiguieron con una cierta solvencia (junto a Gran Bretaña, Francia e Italia), sacando un punto y cuatro décimas al quinto clasificado, Canadá (entraban hasta los cuatro primeros). Todo ello a pesar de las importantes bajas de Rafa Martínez y de Manu Carballo.

Desgraciadamente, esta tarde las chicas no han corrido la misma suerte, y se han tenido que conformar con la séptima plaza de ocho participantes. Me sabe mal por ellas (Ainhoa Carmona, Ana María Izurieta, Beatriz Cuesta, María Paula Vargas, Claudia Menéndez y Silvia Colussi, más otras que se han quedado fuera pero que han estado apoyando como si compitieran ellas mismas, como Elena Zaldívar, Claudia Vila o Cintia Rodríguez) porque, aunque no he podido seguir sus sesiones de entrenamiento “in situ”, me consta que durante todo 2011 han estado trabajando como verdaderas leonas.

Pero una desastrosa tercera rotación en asimétricas y una última no demasiado buena en la barra de equilibrios les ha lastrado hasta el punto de que, antes de comenzar la última subdivisión, ya estaban matemáticamente fuera de los Juegos. Al final han obtenido plaza Italia, Canadá, Francia y Brasil; mientras que España tiene derecho a una plaza individual (a elegir) como equipo participante en el torneo.

Desde este espacio le doy mi más sincera enhorabuena a los chicos; mientras que para ellas, mucho ánimo y a seguir trabajando (“a luchar por la plaza”, como me comentaba Claudia Menéndez en Twitter), porque no se les puede reprochar absolutamente nada.

No hay Comentarios

El Betis ya está en promedios de salvación (2-0)

BETIS 2-SPORTING 0 (18ª JORNADA, 17ª REAL, EN PRIMERA DIVISIÓN)

Tercera victoria consecutiva de un Betis que ha retomado definitivamente la senda de los buenos resultados. Los verdiblancos, con su trabajado triunfo ante el Sporting de Gijón, alcanzan ya los 22 puntos a falta de dos jornadas para el final de la primera vuelta; una media que, como poco, les situaría al final de liga con 44 puntos, lo que aseguraría la permanencia un año más en Primera.

El Betis salió muy fuerte, siendo netamente superior en el medio campo a los asturianos; y así Rubén Castro, desacertado en el remate durante toda la noche, tuvo la primera ocasión para batir a Juan Pablo, pero el canario, en franca posición, estrelló la pelota en el cuerpo del meta sportinguista.

Tuvo que ser Roque Santa Cruz el que inaugurara el marcador a los 23 minutos, en una de las mejores jugadas de toda la jornada. Beñat mandó un pase elevado por encima de la defensa hacia el paraguayo, quien con un control de maestro se deshizo de su marcador antes de batir con un gran disparo raso y cruzado a Juan Pablo. Cuarto gol para Santa Cruz en la presente temporada.

Poco después entró en escena Casto, otro de los hombres más destacados del equipo de Mel en el encuentro de hoy. El portero extremeño le sacó un balón de gol a De las Cuevas con una espectacular parada a una mano, y poco más tarde desbarató un peligroso disparo de Barral al primer palo, desde el lateral derecho del ataque visitante.

Aunque el Betis siguió teniendo ocasiones en la primera parte; en especial una más de Rubén Castro, que estrelló el balón en el poste tras una jugada magistral, con sombrero al defensor incluído. Y todo se puso un poco más de cara con la expulsión antes del descanso de Lora. El lateral del Sporting vio, en apenas cuatro minutos, dos merecidas tarjetas amarillas, que lastraron numéricamente a su equipo en lo que restaba de encuentro.

Pero, paradójicamente, ello pareció darle alas a los gijoneses en el segundo tiempo. Preciado metió a Gregory en el centro de la defensa y mandó al campeón de Europa sub 21 Botía a la derecha. Así el Sporting pasó a dominar el juego durante algo más de medio tiempo, frente a un Betis que bien estaba algo falto de fuerzas, bien adolecía de acomodamiento ante lo favorable de la situación.

Casto tuvo que volver a salvar a su equipo en un par de ocasiones, aunque a pesar de esta mejora el Sporting tampoco llegó mucho más. Al contrario, fue el Betis quien, pasado el ecuador de la segunda mitad, comenzó a crear de nuevo ocasiones a la contra, que debieron suponer antes de tiempo una ventaja más amplia.

Juanma tuvo unos grandes minutos por la izquierda antes de ser reemplazado por Jonathan Pereira; Jorge Molina salió por un muy cansado Santa Cruz, y Rubén Castro continuó con su particular maleficio de cara al gol. Fue el propio Jorge Molina, en el descuento, quien acabó definitivamente con las ilusiones visitantes, después de una jugada a tres bandas entre Casto -con un saque largo-, Pereira, y el de Alcoy, quien batió a Juan Pablo con un remate picado.

El final del partido sirvió para que el Sporting se quedara con nueve por una nueva y justa doble amonestación, ésta de Carmelo; y para que Beñat viese una tarjeta amarilla que le impedirá estar el próximo domingo en el Camp Nou… pero que le posibilitará llegar limpio de amonestaciones al derbi. Porque ésa, y no la de Can Barça, será la próxima batalla de un equipo que se aleja en seis puntos del descenso, que se acerca a tres puntos de Europa -aunque no haya que mirar ahí-… y a tan sólo dos de su máximo rival, todo hay que decirlo.

CLASIFICACIÓN (Tras 17 partidos):

1º R. Madrid 43 puntos
2º Barcelona 38
3º Valencia 34
4º Levante 30
5º Osasuna 26
6º Málaga 25
7º Sevilla 24
8º Espanyol 24
9º Athletic 23
10º BETIS 22
11º Atlético 20
12º Getafe 20
13º Rayo V. 19
14º Mallorca 19
15º Granada 19
16º R. Sociedad 18
17º Racing 17
18º Villarreal 16
19º Sporting 15
20º Zaragoza 10

,

No hay Comentarios

Quince años de la retirada de Indurain

Hoy, 2 de enero de 2012, se cumplen 15 años justos desde que el mejor deportista español de todos los tiempos (para mí más incluso que Rafa Nadal), DON MIGUEL INDURAIN, anunciara oficialmente su retirada, con 32 años y medio y bastante “quemado” ya, psicológicamente hablando, del ciclismo profesional, en los primeros días de 1997.

El navarro -“MIGUELÓN” para sus seres más próximos y para todos aquellos que le seguíamos de cerca- nos dejó un legado prácticamente imposible de superar por cualquier otro ciclista -aunque Contador se le esté acercando-: cinco Tours de Francia -1991 a 1995, primer ciclista en ganarlos de forma consecutiva-, dos Giros de Italia -1992 y 1993-, un Mundial contrarreloj -1995-, un oro olímpico -también en contrarreloj, en 1996-, un Récord de la Hora -53 km y 40 metros, en septiembre de 1994-, varias medallas en los campeonatos del mundo de ruta, dos París-Niza -1989 y 1990-, tres “Voltas” a Cataluña -1988, 1991 y 1992-, un Tour del Porvenir/CEE -1986-, un Campeonato de España -1992-, una Clásica de San Sebastián -1990, primer español en ganar una prueba de la por entonces Copa del Mundo-, líder en las tres grandes carreras por etapas -en la Vuelta fue el más joven en vestirse de amarillo, en 1985-… casi nada, señores.

Por no hablar de la cantidad de siestas que nos hizo perdernos a muchos españoles, quienes gozábamos como enanos con sus exhibiciones contra el crono y con sus demostraciones de fuerza en la alta montaña cuando era necesario.

“>

Es por ello por lo que, desde este humilde espacio, no puedo por menos que recordar su figura, la del primer deportista español que, en un deporte “de masas” como el ciclismo, se convertía en el absoluto dominador del panorama internacional, tanto en la carretera como, por su humildad y generosidad, fuera de ella.

,

No hay Comentarios