Estudiantes desciende a la LEB, y el Banca Cívica se medirá al Madrid en los play-offs de la ACB



Ha sido un domingo histórico, desgraciadamente histórico en mi opinión, para el baloncesto nacional. El Estudiantes, el único equipo junto al Real Madrid y al Joventut de Badalona que siempre ha militado en la máxima categoría -liga nacional y liga Endesa/ACB- desde el comienzo de la competición allá por finales de los 50, ha descendido a la liga LEB Adecco Oro por vez primera en su historia.

El equipo del instituto madrileño Ramiro de Maeztu, emblema junto al Joventut del básket de cantera, ha consumado su descenso perdiendo esta tarde en el Palacio de los Deportes frente al UCAM Murcia por 80-86, marcador con el que los murcianos se aseguran permanecer un año más en la ACB.

Lo tenía ciertamente difícil el Estudiantes, puesto que dependiendo de otros marcadores podría no haberle valido incluso ni la victoria -así habría ocurrido con el triunfo del Obradoiro- debido a los múltiples empates. Pero si quería salvarse lo primero que tenía que hacer era ganar; y a ser posible por más de los 13 puntos que el UCAM le sacó en la primera vuelta.

Nada de eso. Los colegiales, que en el tercer cuarto llegaron a ir ganando hasta por once puntos, se vinieron abajo cuando en los instantes finales los murcianos, bajo la dirección de un ex de la casa estudiantil, Andrés Miso, se pusieron por delante. Poco después se consumó la tragedia: tras varios años coqueteando con el abismo por culpa de la mala gestión de su directiva, el Estudiantes cayó en el último partido como jugador profesional de un histórico como Carlos Jiménez.

A los madrileños sólo les queda esperar algún descenso administrativo o alguna renuncia de los clubes de la LEB Oro por no poder pagar el canon de 2,5 millones que exige la ACB; pero eso será otra historia que no es seguro que vaya a llegar a buen puerto. El Estudiantes deberá regenerarse, esta vez más que nunca confiando en la cantera, desde la segunda categoría del baloncesto profesional español.

BANCA CÍVICA, A INTENTAR PARAR AL MADRID
Por lo demás, las tres últimas derrotas -todas ellas desde la lesión de Paul Davis-, la última por 75-66 frente a un Unicaja que no se mete en play-offs pero que con su novena plaza salva su licencia A de Euroliga, han terminado abocando al Banca Cívica a la séptima plaza y a cruzarse, un año más, con el Real Madrid.

El enfrentamiento entre cajistas y merengues es ya todo un clásico cada vez que los sevillanos se clasifican para la fase por el título, toda vez que con ésta se habrá dado tres veces en cuartos de final y una en semifinales, con un balance hasta ahora de dos triunfos andaluces y uno madridista. La última vez, hace dos temporadas y en la primera de Joan Plaza en Sevilla, el por entonces Cajasol plantó cara al Madrid de Ettore Messina, cediendo por un ajustado global de 2-1.

No obstante este año, si el Banca Cívica quiere tener opciones, deberá rezar porque, como así parece ser, Davis esté plenamente recuperado porque en los tres partidos que han jugado esta campaña -dos de la ACB y la semifinal de Copa-, todos sin Davis o con el americano disminuido, los de Pablo Laso le han vencido cómodamente.

El vencedor se topará en semifinales con el Caja Laboral o con el Gescrap Bizkaia Bilbao. Los otros dos emparejamientos son Barça Regal -campeón de la fase regular- contra el sorprendente Lucentum; y Valencia Basket-Lagun Aro GBC. Los play-offs darán comienzo la semana próxima, cuando haya tenido lugar la Final Four de la Euroliga, en la que está inmerso el Barça Regal.

CUARTOS DE FINAL LIGA ENDESA/ACB:

1) F.C. Barcelona Regal (1º)-Lucentum (8º)
2) Real Madrid (2º)-BANCA CÍVICA (7º)
3) Caja Laboral (3º)-Gescrap Bizkaia Bilbao (6º)
4) Valencia Basket (4º)-Lagun Aro GBC (5º)

SEMIFINALES:

Vencedor 1)-Vencedor 4)
Vencedor 2)-Vencedor 3)

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)