Archivo Febrero, 2013

Urge usar ya la tecnología en el fútbol


Minuto 34 del partido entre el Betis y el Málaga, celebrado el pasado domingo en el estadio Benito Villamarín. Los verdiblancos, que ganan por 2-0, disponen de un penalti a favor, que se dispone a lanzar Jorge Molina, ante Willy Caballero. El lanzamiento del delantero bético bota entre 30 y 50 centímetros dentro de la portería después de dar en el larguero, pero ni el colegiado ni su asistente conceden el que debía haber sido el tercer gol de los de Pepe Mel. Un claro ejemplo más de la conveniencia de aplicar lo antes posible la tecnología en el balompié, no para cualquier cosa, sino para acabar con la controversia en acciones de este tipo.

El penalti de Jorge Molina entró, y además por mucho

Los goles “fantasmas” existen desde los comienzos de la historia del fútbol, y continuarán existiendo. En España todos recordamos el célebre “gol de Michel” ante Brasil en el Mundial México 86; pero sin duda el gol “fantasma” más famoso, por su trascendencia, sigue siendo el del inglés Geoffrey Hurst en la final del Mundial de Inglaterra 66 frente a la República Federal de Alemania, que decantó el título hacia el equipo anfitrión.

El gol que no entró de Hurst, en el Mundial 66

Cuarenta y cuatro años más tarde, la historia compensó a los alemanes al “permitir” que el colegiado de turno no viera el gol de Lampard en los octavos de final de Sudáfrica 2010. La vaselina del centrocampista de Inglaterra traspasó como dos metros la línea de gol; cierto es que Alemania ganó claramente por 4-1, pero esa acción habría supuesto el momentáneo empate a dos, con lo que todo podía haber cambiado. Y hace menos de un año, en el Ucrania-Inglaterra de la última Eurocopa (0-1), el juez de área se “tragó” un tanto de los ucranianos al no ver cómo el defensa inglés sacaba el balón -ligeramente, eso sí- por detrás de la línea.

Y el que claramente entró pero no se concedió de Lampard, en Sudáfrica 2010

Siendo garrafales estos fallos ya comentados, lo de Heliópolis, en cambio, me parece más grave. No por su trascendencia, ya que el Betis-Málaga al fin y al cabo terminó 3-0 -aunque, ojo, que con el 4-0 se habría igualado el “average” particular entre dos equipos que podrían estar peleando por posición al final de la liga-; sino porque si un asistente ubicado en la mismísima línea de fondo no es capaz de ver ese gol, apaga y vámonos. Y si no estaba atento, directamente sería de durísima sanción arbitral, para mí. Imaginemos, por ejemplo, que se decidiera un título o, peor aún, un descenso, ni tan siquiera por anular un gol; sino directamente por no darlo habiendo entrado la pelota de forma tan clara.

Por fortuna, la FIFA se está atreviendo a dar los primeros pasos con la aplicación, a modo de prueba, del “Ojo del Halcón” tanto en el último Mundial de Clubes como en la próxima Copa Confederaciones; no es que vaya a resultar un éxito inmediato, pero algo es algo. Pepe Mel decía tras el partido del domingo, con toda la razón del mundo, que no importa perder 30 segundos si, tras consultar un monitor de televisión, se acaba con la duda en los goles “fantasmas”. FIFA parece estar dispuesta a hallar la solución; sólo falta ahora que Platini -es decir, la UEFA- se deje de historias como la de los jueces de área y se decida, de una vez, a seguir estos pasos.

, ,

1 Comentario

Unas “ansias” muy bien coordinadas


CRÍTICA TEATRAL

OBRA: ANSIA
AUTOR: Sarah Kane (traducción de Marina Sánchez, con la colaboración de Clara Morales)
COMPAÑÍA: ABCM Teatro
REPARTO: Manu Jiménez, Jesús Redondo, Rocío García y Yolanda Garló
DIRECCIÓN: Ruth Rubio y Clara Morales
PRODUCCIÓN: La Cámara Oscura
LUGAR: Sala El Cachorro (Sevilla)
DÍA: 23-2-2013
AFORO: Casi lleno
DURACIÓN: Unos 50 minutos
CALIFICACIÓN: * * * (Sobre 5)

De izquierda a derecha: Manu, Jesús, Yolanda y Rocío; los cuatro jóvenes de ABCM Teatro, en uno de los pasajes de "Ansia".En Ansia, la dramaturga británica Sarah Kane reflexiona sobre la dualidad destino-voluntad, la memoria, el dolor residente en el amor (y el sexo) y el propio amor como forma única de salvación del ser humano. Lo que comienza siendo un encuentro caótico y, en cierta medida, violento, entre los personajes acaba transformándose en un discurso único, una suerte de coro que compone, sirviéndose de las potentes imágenes contenidas en la palabra de Sarah Kane, un solo canto a la libertad del hombre“.

Tomo para explicar el texto, de forma más o menos resumida, parte de la sinopsis incluida en el programa de mano ofrecido por los chicos de ABCM Teatro, un grupo nacido hace año y medio con pretensiones de teatro universitario y que, desde su residencia en Sevilla, poco a poco se va extendiendo también a otros espacios escénicos.

Cuatro jóvenes –Manu Jiménez, Jesús Redondo, Rocío García y Yolanda Garló– que, bajo la dirección de Ruth Rubio y Clara Morales y, como es lógico, unos medios bastante modestos, consiguen mantener de forma casi perfecta el ritmo y la cadencia de la palabra, con muy buena armonía entre los cuatro. Algo que puede parecer muy fácil, pero que no es tan sencillo en un texto de estilo tan caótico de entrada -que no se entienda esto como una crítica negativa, sino como una característica de su poética-, y en el que puede costar algunos minutos comenzar a captar los diferentes trastornos, así como la angustia y soledad que Kane muestra a través de sus personajes.

Por todo ello -además, la entrada es bastante asequible económicamente- creo que merece la pena acudir a ver a estos prometedores muchachos que nos ofrecen otras vías para disfrutar de las artes escénicas más allá de los grandes teatros convencionales; en una época en la que, por desgracia, tanto las salas teatrales como las diferentes producciones alternativas se ven acuciadas por la crisis. Quizás para hoy -segundo y último día en la trianera Sala El Cachorro– vaya a estar algo complicado obtener una localidad merced al reducido aforo del local; pero estoy seguro de que, después de este fin de semana, ABCM Teatro va a conseguir cerrar más actuaciones en éste o en otros lugares.

,

No hay Comentarios

A “echarla al césped” y trabajar con la tranquilidad merecidamente ganada


El Betis lleva tres partidos sin ganar en la liga, sumando tan sólo un punto de nueve en lo que llevamos de segunda vuelta, merced al empate frente al Athletic, y las dos derrotas consecutivas en dos feudos complicados como Vallecas y el Vicente Calderón. Además, ganó a Las Palmas en Copa con muchos apuros, y recientemente quedó eliminado frente al Atlético de Madrid. Queda claro que el bache, tan lógico como esperado en un equipo que no goza de las excelencias de Barça o Madrid, ha llegado a Villa Heliópolis.

Rubén Castro, como ante el "colchonero" Godín en la foto, parece estar dando un tropezón. Se recuperará, a buen seguro, como todo el Betis.A partir de ahí, no es momento sino de relativizar las cosas, y echarle al asunto un poquito de optimismo razonado, entre tanto pesimismo que parece que se está despertando entre la Sevilla bética, a tenor de ciertas informaciones, crónicas y artículos que están apareciendo en las últimas horas en los diversos medios de comunicación locales.

En primer lugar, en pocas fechas va a quedar mitigado el principal mal de este bajón, o al menos uno de ellos: la cortedad de la plantilla merced, fundamentalmente, a las lesiones sufridas por varios jugadores importantes. Para empezar, Paulao ya está listo para ser utilizado cuando Pepe Mel lo estime oportuno; mientras que en breve los zurdos Juan Carlos y Álex Martínez -dos de los mejores hombres en la primera vuelta- comenzarán a trabajar de nuevo con el grupo, superadas sus respectivas lesiones. Además, la próxima semana Nosa regresará de la Copa de África, con lo que Mel dispondrá de un miembro más en el medio campo, por mucho que el nigeriano hasta ahora no haya dado lo que se espera de él.

Y después, está la tranquilidad que, al menos quien firma este artículo, le ha dejado el partido del domingo en el feudo colchonero. Que sí, que se perdió; que sí, que los dos principales puntales -Beñat y Rubén Castro- están atravesando ahora una cierta crisis -no son dioses, lo recordamos-; que sí, que el juego ofensivo no fue especialmente brillante, ni mucho menos. Pero, a diferencia del día del Rayo, el Betis le echó casta, ganas y mucho esfuerzo, por mucho que ciertos periódicos y radios se empeñen en lo contrario.

Hasta el punto de que el único equipo que le está medio plantando cara en esta liga al grandísimo Barça tan sólo fue capaz de derrotarle en un córner, costándole dios y ayuda crearle ocasiones de gol a Adrián -que no se está viniendo abajo, Santi Ortega, por mucho que te empeñes en meterle presión-. Es decir, el Betis perdió ante el Atlético exactamente por la misma diferencia que su renovadísimo, intensísimo y ahora ilusionantísimo vecino de Nervión, tres días antes en la Copa.

El apocalipsis vaticinado por mis compañeros de mundillo, pues, creo que está lejos de hacerse realidad, al menos a 5 de febrero de 2013. Porque estoy absolutamente convencido de que Beñat recuperará más pronto que tarde su mejor tono físico -y, consecuentemente, su toque y clarividencia-; Rubén Castro volverá a ser el goleador de moda en el fútbol español; y Adrián, además de renovar, mantendrá el excelente nivel mostrado en la mayoría de partidos de esta temporada, incluso en alguno de los de este período repleto, según dicen, de fallos garrafales. Que se lo pregunten al Athletic, por ejemplo. Con ellos, con los Juan Carlos, Álex o, por qué no decirlo, el recién incorporado Pabón, el Betis no llegará a los 34 puntos de la primera vuelta, pero sí completará una buena segunda mitad de temporada.

Ah, y no lo olvidemos: con toda esta catástrofe que ahora mismo está viviendo, el Betis sigue quinto -es decir, en puestos europeos-, con la “zona Champions” a tiro de un punto -oficialmente, ahora mismo sigue en ella por mor de la sanción al Málaga-, y con el descenso nada menos que a quince. Así que por el sur de la ciudad lo único que tienen que hacer es echarla al suelo, y ponerse a jugar; metafórica y literalmente. O, lo que es lo mismo, a trabajar con tranquilidad y con la seguridad absoluta de que, si Mel y los suyos no se vuelven locos, los buenos días regresarán mucho antes de lo que los diversos soportes de información y opinión de la capital andaluza vaticinan, con sus análisis injustificadamente alarmistas, por dedicarles un calificativo moderado y alejado del forofismo que, en ocasiones, muestran más de uno y más de dos. El Valladolid, el próximo lunes, debe ser la primera “víctima” de esta pronosticada -y prevista- recuperación.

,

No hay Comentarios

De noviembre a enero, en Diario Siglo XXI


Recopilatorio de artículos analíticos y de opinión publicados entre los meses de noviembre y enero, en DIARIO SIGLO XXI, dentro de mi sección “El Deporte del Siglo XXI”:

ORGULLOSOS DE NUESTROS DEPORTISTAS (19-11-2012)

ELENA GÓMEZ: DIEZ AÑOS DEL NACIMIENTO DE UNA GRANDE DEL DEPORTE ESPAÑOL (25-11-2012)

SCARIOLO: ENTRE EL ÉXITO Y LA POLÉMICA (28-11-2012

MESSI, MÁS CERCA AÚN DEL OLIMPO HISTÓRICO DEL FÚTBOL (10-12-2012)

“JERUSALÉN 2.0″… ¿Y TAMBIÉN TREVISO? (13-12-2012)

CASI NOS HEMOS QUEDADO SIN LIGA (17-12-2012)

EL WATERPOLO, PIONERO REAL DE LOS TRIUNFOS MODERNOS (21-12-2012)

SIMPLEMENTE, HA VUELTO A GANAR EL MEJOR (7-1-2013)

SEVILLA Y EL MUNDIAL 2013 (21-1-2013)

VALERO, JUAN DE DIOS, ALBERTO… Y TAMBIÉN JAVI (28-1-2013)

No hay Comentarios