Unas “ansias” muy bien coordinadas



CRÍTICA TEATRAL

OBRA: ANSIA
AUTOR: Sarah Kane (traducción de Marina Sánchez, con la colaboración de Clara Morales)
COMPAÑÍA: ABCM Teatro
REPARTO: Manu Jiménez, Jesús Redondo, Rocío García y Yolanda Garló
DIRECCIÓN: Ruth Rubio y Clara Morales
PRODUCCIÓN: La Cámara Oscura
LUGAR: Sala El Cachorro (Sevilla)
DÍA: 23-2-2013
AFORO: Casi lleno
DURACIÓN: Unos 50 minutos
CALIFICACIÓN: * * * (Sobre 5)

De izquierda a derecha: Manu, Jesús, Yolanda y Rocío; los cuatro jóvenes de ABCM Teatro, en uno de los pasajes de "Ansia".En Ansia, la dramaturga británica Sarah Kane reflexiona sobre la dualidad destino-voluntad, la memoria, el dolor residente en el amor (y el sexo) y el propio amor como forma única de salvación del ser humano. Lo que comienza siendo un encuentro caótico y, en cierta medida, violento, entre los personajes acaba transformándose en un discurso único, una suerte de coro que compone, sirviéndose de las potentes imágenes contenidas en la palabra de Sarah Kane, un solo canto a la libertad del hombre“.

Tomo para explicar el texto, de forma más o menos resumida, parte de la sinopsis incluida en el programa de mano ofrecido por los chicos de ABCM Teatro, un grupo nacido hace año y medio con pretensiones de teatro universitario y que, desde su residencia en Sevilla, poco a poco se va extendiendo también a otros espacios escénicos.

Cuatro jóvenes –Manu Jiménez, Jesús Redondo, Rocío García y Yolanda Garló– que, bajo la dirección de Ruth Rubio y Clara Morales y, como es lógico, unos medios bastante modestos, consiguen mantener de forma casi perfecta el ritmo y la cadencia de la palabra, con muy buena armonía entre los cuatro. Algo que puede parecer muy fácil, pero que no es tan sencillo en un texto de estilo tan caótico de entrada -que no se entienda esto como una crítica negativa, sino como una característica de su poética-, y en el que puede costar algunos minutos comenzar a captar los diferentes trastornos, así como la angustia y soledad que Kane muestra a través de sus personajes.

Por todo ello -además, la entrada es bastante asequible económicamente- creo que merece la pena acudir a ver a estos prometedores muchachos que nos ofrecen otras vías para disfrutar de las artes escénicas más allá de los grandes teatros convencionales; en una época en la que, por desgracia, tanto las salas teatrales como las diferentes producciones alternativas se ven acuciadas por la crisis. Quizás para hoy -segundo y último día en la trianera Sala El Cachorro– vaya a estar algo complicado obtener una localidad merced al reducido aforo del local; pero estoy seguro de que, después de este fin de semana, ABCM Teatro va a conseguir cerrar más actuaciones en éste o en otros lugares.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)