Archivo categoría Reflexiones

‘Cardcaptor Sakura’: aspectos de sus doblajes en castellano (serie vs películas)


Vamos a hacer hoy una incursión en el mundo de la animación japonesa, del que no soy ningún súper experto pero en el que sí que hay algunas historias que me gustan un montón. Y vamos a tratar alguno de los aspectos de una de las que mayor popularidad ha tenido en España en los últimos veinte años, Cardcaptor Sakura.

O, en nuestro idioma, Sakura, cazadora de cartas; el peculiar manga creado hace 21 años por el grupo femenino CLAMP –continuado recientemente, en 2016-, y adaptado al anime dos años más tarde, con 70 capítulos y dos películasCardcaptor Sakura: la película; y La carta sellada-, una producción un poco menos transgresora que los acontecimientos que se cuentan en el manga.

“>

Pero no va a ser eso de lo que hablemos en este artículo, sino de algunos aspectos y diferencias de su doblaje en español de España o castellano, comparando un poco el de la serie y el de las películas. Un modesto repaso surgido de una conversación que tuve, hace algunos días, con mi muy querida amiga Irene “Nana” CR, gran aficionada a todo el “universo Sakura” desde hace años. Leer el resto de la entrada »

, , ,

No hay Comentarios

De “dioses” a “demonios”: Internet y el periodismo deportivo actual.


“Los robots pueden ser buenos o malos dependiendo de quien los maneje. Con Mazinger te puedes convertir en un dios o en un demonio”.

Valga esta cita que hace ya bastantes años se me quedó en mi por entonces jovencísima mente gracias a la mítica serie MAZINGER Z para expresar lo que puede significar para casi todos los órdenes de la vida en el siglo XXI una herramienta tan poderosa como lo es INTERNET, así como también mi preocupación por el uso tan nefasto que últimamente se le está dando desde el mundillo con el que, de una forma o de otra, siempre me he sentido identificado: el del PERIODISMO.

Últimamente noto con tristeza -y con una buena dosis de indignación- cómo los medios de comunicación, especialmente las secciones deportivas de los mismos, confunden el tocino con la velocidad, y pasan de la inmediatez con la que pueden hacer llegar la información a través de la red de redes, a una lucha casi obsesiva por ser el primero en dar tal o cual noticia sin preocuparse ni siquiera en contrastar la información o en pararse a ver si lo que les ha llegado antes que a cualquier otro está confirmado o no un rato antes de hacerse público.

Para ilustrar lo que estoy exponiendo, dos ejemplos surgidos en menos de 48 horas en las ediciones digitales de dos periódicos sustancialmente diferentes. De un lado, el diario Marca (nacional y deportivo) con el tema de la foto trucada de Modric que les “coló” el pasado miércoles un seguidor de Twitter; y de otro, el presunto “no” del Cajasol a la Eurocup 2012-2013 adelantado ayer por Diario de Sevilla (local y generalista) apenas una hora antes de que se diera el “sí” en la rueda de prensa oficial.

En ambos casos se han incumplido los dos primeros mandamientos de esta bendita profesión, tan denostada en los últimos tiempos por diversas razones: contrastar la noticia y comprobar la veracidad de la misma por un lado; y citar las fuentes, por el otro. Para mí, sintiéndolo mucho porque no dejan de ser compañeros, en Marca directamente quisieron pasarse de listos y atribuirse la -retocada- imagen del deseado fichaje del Madrid, para así llevarse toda la gloria de la “primicia”. El resultado ya lo sabemos todos.

Y en lo del Cajasol, como así insinúan -de forma ciertamente escueta, eso sí- algunos de los profesionales de Diario de Sevilla, es posible que el club estuviera pensando de verdad a lo largo de la mañana rechazar la correspondiente invitación de la ULEB -eso lo sabrán el presidente Juan Carlos Ollero, Leo Chaves y compañía-, y así se lo filtrara al periódico, que hay que contemplar todas las posibilidades. Pero si así fuera, estando programada escasamente para una hora después la comparecencia de la directiva ante los medios de prensa, ¿qué costaba esperar a la confirmación oficial, sabiendo que el último pétalo de una margarita puede querer decir cualquier cosa? ¿Tanto es el valor de una “primicia” sabiendo que, por difícil que parezca, existe la posibilidad de que la realidad te la eche totalmente abajo?

No pretendo con ello ni crucificar ni que se crucifique a ninguno de los dos diarios: todos somos humanos y podemos cometer errores, por graves que sean. Sólo quiero hacer ver cómo, contando con los mejores medios posibles a nuestro alcance para hacer llegar la máxima cantidad de información al instante, hay quienes -cada vez más- que, con sus errores y con su afán de protagonismo y de “heroísmo” periodístico, están ayudando sobremanera con su deficiente uso de Internet a convertir al periodista en un “demonio” mucho más que en un “dios”. O lo que es lo mismo, a socavar cada vez más la credibilidad de una profesión lo suficientemente dañada ya por las tertulias tipo “Sálvame” que, casi todas las noches, se emiten en las diferentes emisoras de televisión.

Por favor, entre todos aprendamos de los errores de una maldita vez.

,

1 Comentario

¿Por qué en España los cuartos árbitros en cada partido son de inferior categoría con respecto a los principales?

Como creo que todos recordamos, en el Betis-Real Madrid del pasado fin de semana, Iturralde González se lesionó en el descanso y fue reemplazado por el cuarto colegiado, el vasco Sagués Oscoz, árbitro de Segunda División B que, para más inri, fue descendido la pasada temporada por sus nefastas actuaciones en Segunda A.

Sagués completó en Sevilla una actuación llena de errores, entre los que destacaron por encima de todos los dos flagrantes penaltis no señalados a favor del Betis, con los que los verdiblancos podrían haber ganado al gigante blanco. Jorge Valdano afirmó en Carrusel Deportivo, tras la primera de sus decisiones, que el “trencilla” no pitaría nada, para no meterse en líos.

Creo que las palabras del ex jugador y ex entrenador hispanoargentino, de las que tuve conocimiento al día siguiente, no pudieron ser más acertadas. Hasta cierto punto es, si no diculpable, sí al menos comprensible la actitud de Sagués, un pobre hombre al que los avatares del destino colocaron el sábado en primera línea de fuego, en un partido de la máxima categoría con el Madrid presente, y en un choque que, además, se le estaba complicando sobremanera a los de Florentino Pérez y José Mourinho.

El vasco debió estar pensando algo así como “virgencita, virgencita, que me quede como estoy, que no ocurra nada complicado…”; pero no tuvo fortuna. Los líos aparecieron y bien; y Sagués, al que apenas si le iba algo en el asunto ya que jamás va a arbitrar en Primera, optó por lo más cómodo: “esconder” la cabeza bajo la tierra, como los avestruces, máxime cuando las decisiones que debía tomar eran contra el equipo más poderoso -en todos los sentidos, deportivos y sobre todo extradeportivos- del fútbol español. Algo muy humano, si no quieres estar innecesariamente en el centro de la diana mediática. Total, nadie te va a reprochar nada porque todo el mundo sabe cómo has llegado hasta ahí.

No es Sagués el culpable de este desaguisado. Todo esto esconde lo que para mí no es sino una grave carencia dentro de la forma de designar a los colegiados en el fútbol español; una reflexión que no he escuchado en ni uno solo de los numerosos debates futbolísticos que se hacen a nivel nacional en los medios de comunicación; quizás porque el perjudicado el sábado no fue el Madrid.

¿Por qué los cuartos árbitros en el fútbol patrio profesional son colegiados de Segunda División B? Con lo fácil que sería colocar en ese puesto a los de Primera que no tengan que arbitrar el correspondiente fin de semana. En los campeonatos internacionales -Mundial, Eurocopa, Champions, Europa League…- quienes realizan la función de cuarto árbitro son todos ellos colegiados de élite, todos ellos con la escarapela que demuestra su internacionalidad. ¿Por qué no se hace aquí algo similar?

¿Se imaginan lo que llegaría a ocurrir si lo del sábado en Heliópolis hubiera tenido lugar, por ejemplo, en un Barça-Madrid? Claro que se lo imaginan: se habría armado un escándalo monumental. Y no es nada complicado evitar tanto riesgo, tanta diferencia de categoría, y tanto -humano- pasotismo. Hay veinte árbitros en Primera para diez partidos a la semana; y veintidós en Segunda, para un total de once encuentros. Pues ya está: un árbitro principal y un cuarto árbitro por choque, y todos ocupados cada jornada. Y si hay que darles a cada uno dos duros más -o euros, mejor dicho-, pues se les dan, y punto. Fíjense qué solución tan sencilla. El remedio no sería infalible del todo en el sentido de que fallos seguiría habiendo, aunque probablemente bastantes menos.

Pero claro, estamos en España, en la actual RFEF y con el señor Villar de presidente, el mismo que dice que la final de Copa no se fija a principios de la pretemporada porque en España no hay esa cultura. Posiblemente lo que planteo en este humilde artículo no sea sino pedir peras al olmo.

, , ,

2 Comentarios

“Leyendo” al Pato Donald

Revisando algunas de mis anteriores “vidas cibernéticas”, me reencontré con este artículo, escrito hace casi tres años, y que me gustaría volver a compartir, esta vez a través del presente espacio.

Caminante, no hay camino; se hace camino al andar, escribió Machado. Y Disney, en cambio, canta otros versitos: Caminante, sólo hay caminos; no te eches a andar”.

De esta forma tan llamativa comienza uno de los capítulos de un libro que, después de ser leído, podría cambiar la concepción que una persona tiene sobre uno de los iconos de la infancia de cualquiera: los personajes de la factoría Disney.

PARA LEER AL PATO DONALD. COMUNICACIÓN DE MASA Y NACIONALISMO es un ensayo escrito por los reputados sociólogos y teóricos de la comunicación de masas Ariel Dorfman y Armand Mattelart. En él, desde una perspectiva eminentemente marxista, ambos critican el papel desempeñado por Walt Disney como promotor, de manera suave y sibilina, de la difusión del “american way of life” en literatura de masas (principalmente dirigida a “la base”, los niños, claro). Su tesis principal es que las historietas publicadas en su revista Disneylandia (dirigida a la América latina) no sólo son un reflejo de la ideología anteriormente mencionada, sino que, además, Disney debería ser considerado como cómplice activo y consciente a la hora de difundirla.

Todo ello a través de teorías como, por ejemplo:

1) La desaparición de la figura del padre. En las aventuras de los personajes Disney no hay padres, sólo tíos y sobrinos; y además, los pequeños suelen ser siempre más inteligentes que los mayores. Así, en la vida real, los padres no se oponen a que los niños lean las revistas porque no temen que se les “rebelen”: en las mismas, los “peques” siempre terminan sobreponiéndose a los “titos”, no a los “papis”.

2) El consumismo y la “ociosidad del trabajo”. Éste no es algo que haga falta, sino una actividad ociosa, un mero consumir del tiempo libre. Para ello, Dorfman y Mattelart ponen el ejemplo de una historieta en la que el Lobo Feroz termina atrapando a los tres cerditos, pero el cerdito Práctico (el listo, para que nos entendamos) acaba por convencerle para que los suelte, con el siguiente argumento: “¿En qué te vas a divertir ahora que nos tienes atrapados? No tendrás nada que hacer, fuera de estar sentado, envejeciendo antes de tiempo”. En resumen, el Lobo Feroz termina por pensar sobre su trabajo que eso es lo que le entretiene más que nada.

Ambos meten a todos los personajes en el mismo saco, pero se centran sobre todo en la familia de los patos: Donald, los sobrinitos y el Tío Gilito (o Tío Rico, como también le llaman), porque son ellos los máximos exponentes y encargados de la difusión de la ideología estadounidense en América Latina, donde el Pato Donald es el personaje más popular (el libro salió publicado en Chile en 1971-72).

El libro es muy interesante, más allá de si se está de acuerdo o no. Objetivamente, Dorfman y Mattelart tienen toda la razón del mundo en la mayoría de las cosas que afirman, pero a veces se pasan un poco. Los que bien me conocen saben que yo no soy sospechoso de ir a favor de lo americano; pero lo cierto es que desde niño he disfrutado como un enano con las aventuras de Mickey, Donald, Goofy y compañía, y siempre he tenido la cabeza muy bien amueblada, sin dejarme influenciar.

Así que, para desagraviar un poco a Disney y sus personajes, dejo estos dos magníficos cortos, dos verdaderas obras de arte, recomendadas para gente de todas las edades:

EL CONCIERTO DE LA BANDA, con Mickey y su orquesta intentando tocar la obertura de la ópera Guillermo Tell, y el Pato Donald, literalmente, dando por saco:

“>

EL VIEJO MOLINO, realmente emocionante y espectacular donde los haya:

“>

Sin embargo, sí estoy de acuerdo con aquello que, por lo general, se comenta del doble mensaje de las animaciones de Disney. Un ejemplo lo tenemos en el corto de EL PATITO FEO.

“>

…¿o quizás debería llamarse “el patito bastardo“? Porque las circunstancias en las que aparece son muy sospechosas, y además, la discusión entre papá pato y mamá pata se podría interpretar… de aquella manera. Vedlo vosotros mismos.

, , ,

2 Comentarios

¿Tiempos de cambio en España?

No suelo escribir sobre política en este blog dedicado esencialmente al deporte y, eventualmente, a las críticas/noticias cinéfilo-teatrales, básicamente porque no me gusta hacerlo; pero el resultado de las elecciones generales de esta jornada en cierto modo me obligan a ello.

A nadie se le escapa, o se le debería escapar, que, con un 73% aproximadamente de participación, el Partido Popular ha sido el gran vencedor, gracias a su aplastante victoria con 186 escaños, mayoría absoluta y récord histórico para los populares, que colocarán a Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno, y que vuelven a Moncloa siete años y medio después de que José María Aznar dejara la sede presidencial.

Pero que no se confíen en la calle Génova: el apabullante triunfo de Rajoy ni mucho menos se debe a una extraordinaria labor por parte del nuevo presidente en los años en los que ha estado en la oposición, sino a los tremendos errores cometidos por el que, para muchos (yo lo equiparo con Aznar), es el peor presidente de la historia de la democracia: José Luis Rodríguez Zapatero. Errores que han llevado al PSOE a perder la friolera de 59 escaños (110 por los 169 de 2008).

Además, los precedentes no son demasiado halagüeños, ya que la última vez que se dio una mayoría absoluta, en 2000, gobernaban exactamente los mismos que lo harán a partir de ahora -y con el próximo presidente como miembro destacado del equipo de gobierno de Aznar-; y todos sabemos, desgraciadamente, cómo acabó aquello. Zapatero, en cuestión sobre todo de política económica, no es que haya dejado el listón bajo, es que, directamente, no ha dejado listón alguno; pero conociendo como conozco la idiosincrasia y la filosofía del PP -en el fondo no muy diferente de la del PSOE, aunque algunos se lleven las manos a la cabeza por esto-, creo que todavía es demasiado prematuro aventurar que el anhelado cambio de rumbo para España vaya a producirse de verdad. Antes casi que al contrario.

Eso sí, todo el mundo habla ya de que si vamos a volver a 1939, de que si llega el tiempo de las privatizaciones y el fin de las empresas públicas, de que se derogará la ley del matrimonio entre homosexuales… sinceramente, no creo que vaya a llegar la sangre al río en ninguno de estos casos. Y no es por nada, sino porque creo que Rajoy puede ser lo que sea, menos tonto: de acometer cualquiera de estas reformas no estaría haciendo otra cosa que cometer el gravísimo error de tirarse piedras -muchas, pero que piedras- sobre su propio tejado. Y con lo que le gusta a los políticos una poltrona…

Del PSOE, por su parte, nada hay que comentar. Han pagado la deleznable gestión de Zapatero en estos ocho años, y ahora, a buen seguro esperarán a que la presumible incapacidad como presidente de Rajoy -lo siento mucho, pero tengo tan poca confianza en él como en Zapatero o en el hoy derrotado Alfredo Pérez Rubalcaba– les devuelva el poder tarde o temprano, en vez de aprender de sus errores y de aplicar lo que ni con Felipe ni con ZP han llegado a hacer nunca: una política realmente de izquierdas. Ojalá me equivoque.

Por lo demás, hay que destacar varias cosas: en primer lugar la notable subida de Izquierda Unida, que pasa de los 2 escaños de 2008 a los 11 de los presentes comicios. Un progreso, el de la coalición liderada por Cayo Lara, realmente digno de destacar, pero que aparte de no servir para mucho no consigue quitarnos a los que les hemos votado desde siempre -al menos a mí- la idea de que buena parte de esos once diputados han llegado de los desencantados del PSOE, los cuales me da que se van a volver a “encantar” cuando a los socialistas les vuelvan a dar resultados sus tradicionales cantos de sirena. Al menos esta vez IU recupera la condición de grupo parlamentario propio, perdida en 2008.

El voto de la izquierda “nacional” se completa con otro buen avance, el de Rosa Díez y “su” UPyD, merecedores según los votantes de 5 escaños -4 más que en 2008- que, no obstante, no le permiten formar grupo parlamentario al no llegar al 5% de los votos totales.

Y vamos ahora con los bloques nacionalistas. CiU se consolida como la tercera fuerza en cuanto a número de escaños -jamás según el número de votos, pero todos sabemos perfectamente cómo funcionan las cosas en esta maldita Ley d´Hont que a nadie le interesa derogar– con 16; pero lo más llamativo, a la vez que esperado, es la energía con la que ha entrado la izquierda “abertzale” con Amaiur, que ha logrado ni más ni menos que 7 escaños, dos más que el PNV. Y como en Euskadi ha llegado a ser la fuerza más “premiada” -tal y como ocurriera en las elecciones municipales de mayo-, hay quien atisba ya la posibilidad de que, dentro de año y pico, haya un “lehendakari” de los herederos de Batasuna, con o sin la -supuestamente- “rendida” ETA.

Resumiendo: que tras dos dolorosas derrotas, la ineptitud de Zapatero y de Rubalcaba le han puesto al PP en bandeja de plata cuatro años de dominio absoluto e incontestable a la hora de tomar las decisiones que les plazcan. ¿Serán capaces de hacerlo todavía peor que el PSOE y “ZP” en los últimos ocho años, o que ellos mismos con Aznar (y Rajoy) la última vez que fueron los anfitriones de Moncloa? Difícil, pero -ojalá y me equivoque, por el bien de todos los españoles- que nadie descarte todavía el “sí”.

RESULTADOS TOTALES ELECCIONES AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS (POR ESCAÑOS):

PP: 186 diputados (Mayoría absoluta)
PSOE: 110
CiU: 16
IU-LV: 11
AMAIUR: 7
UPyD: 5
EAJ-PNV: 5
ERC: 3
BNG: 2
Otros: 5

, , , , , , , ,

3 Comentarios

Breves nociones de cultura aplicada al fútbol

Hoy, tomando el fútbol como excusa, toca exponer una serie de breves lecciones relacionadas con la cultura y la historia sevillana, andaluza y española, en general.

De todos es conocido el encarnizado pique que existe en la capital de Andalucía entre sus dos equipos de fútbol de élite, el Betis y el Sevilla. Rivalidad bien entendida en un amplio porcentaje de la misma, y que ayuda a ponerle un poco de sal y pimienta a esta vida que nos ha tocado vivir.

Pero, como se suele decir, en todos sitios cuecen habas, aunque no hablo ahora a los mamarrachos -prefiero llamarles así que no directamente delincuentes- ultras que suelen estropear la fiesta cada vez que hay derbi. No. Me refiero a los incultos, por no decirles catetos. Catetos sevillistas esta vez, aunque también entre los béticos hay alguno que otro.

Resulta que cada vez que el Betis consigue algo de cierta notoriedad -por ejemplo, ser líder de la liga tratándose de un recién ascendido y con un estilo de juego alabado por toda España y parte del extranjero-, algunos aficionados del equipo rival suelen divulgar por diversos foros de internet -y a veces también en la prensa escrita- la siguiente frase:

MI SEVILLA F.C. TIENE EL NOMBRE DE LA CIUDAD; OTROS, EL DE UNA CALLE

Lo cual a mí me causa entre pena e indignación, pero no porque pretendan meterse con el Betis -allá cada cual con lo que le haga feliz-, sino porque la frase muestra un grado de incultura tal que quienes la pronuncian demuestran, cuando lo hacen, no tener ni la más remota idea de lo que es la historia española en general y andaluza en particular.

Quiero recalcar de nuevo que no deseo ridiculizar a la afición del Sevilla (porque la incultura no es patrimonio de gente perteneciente a un sector concreto de la sociedad); sólo he visto en esta frase la excusa perfecta para hablar de lo que lo voy a hacer ahora; y, de paso, si alguien me lee, evitarle para la próxima un ridículo tal como hacen esos aficionados del equipo nervionense cada vez que abren la boca para decir lo mismo.

Es obvio que estos señores (y/o señoras) hacen mención a una de las calles más emblemáticas de Sevilla, la CALLE BETIS, situada en pleno barrio de TRIANA, junto al río GUADALQUIVIR. Lo que ellos parecen no saber es que el nombre de la calle no está puesto en homenaje al equipo… sino al río que divide la ciudad en dos partes muy diferenciadas, uno de los más importantes de nuestro país, más concretamente el 5º por extensión, y el que más de todo el sur español.

Porque, efectivamente, el RÍO GUADALQUIVIR (cuyo nombre deriva del árabe “Wadi-al-kabir”, y al que los fenicios llamaron río de Tartessos) es el RÍO BETIS, según los romanos. Este río nace en la jiennense Sierra de Cazorla, cruza todas las provincias de Andalucía occidental, desembocando en Sanlúcar de Barrameda, y su cuenca hidrográfica (de la que no voy a hablar porque ya sería extenderse demasiado) pasa por todas las provincias andaluzas, así como por parte de Murcia, Albacete, Ciudad Real y Badajoz.

Todo ello por no hablar de que tanto el río como su cuenca hidrográfica atraviesan la cordillera montañosa de Andalucía, llamada SISTEMAS BÉTICOS; y que gracias a él una de las cinco provincias de Hispania durante la época de los romanos, la que estaba más al sur de la península, se llamaba la BÉTICA (“territorio del río Betis”).

Así pues, amigos seguidores de este espacio (y también aficionados sevillanos que adolecéis de cultura), creo que ha quedado perfectamente demostrado que, si bien el Sevilla pasea (y con mucho orgullo) el nombre de la capital andaluza, “otros” equipos llevan bastante, pero bastante más que el simple nombre de una calle.

1 Comentario

¿Hacia dónde va el periodismo?

Hoy he leído uno de esos artículos en los que lo que se cuenta me hace sentir vergüenza de la que sigue siendo mi vocación; la que ojalá pueda llegar a ser un día de éstos mi profesión, por mucho que las cosas estén cada vez peor para los que pretendemos dedicarnos a ella con honradez.

http://beyders.wordpress.com/2011/09/12/esos-periodistas-pillines/

Si a ello le unimos el desgraciadísimo comentario que hizo ayer Sergio Sauca en el Barça-Milan -por mucho que lo hiciera de forma irónica, creo que un profesional de TVE no puede decir algo así nunca en la vida ni en broma, pero ni sobre alguien del Barça, ni del Madrid, ni de ningún equipo-, uno no puede evitar hacerse la pregunta que, lamentablemente cada vez con más frecuencia, se le viene pasando por la cabeza: ¿hacia dónde demonios está caminando, a este paso, la profesión periodística?

La respuesta: hacia la autodestrucción, sin duda alguna.

(Gracias a @iescolar y a mi estimada Cristina MJ-Calítoe por distribuir el primero de los enlaces vía Twitter, y a mi antiguo compañero de facultad Daniel Sala, por hacer lo propio a través de Facebook)

2 Comentarios

Ximnasia Pontevedra: un club deportivo de élite se merece algo mejor

Hace unas semanas estuve visitando las tierras de Galicia durante unos días, cambiando así un poco de aires y “desintoxicándome” del extremo calor que hacía –y continúa haciendo– por el sur de la Península Ibérica. Y una de las cosas que hice fue dedicar una tarde a ver cómo y dónde trabaja el CLUBE XIMNASIA PONTEVEDRA.

Lo hice sobre todo por tres razones: porque quería ver un entrenamiento de mi estimada amiga Cristina MJ-Calítoe; por ser como soy un aficionado a la gimnasia artística; y porque quería comprobar, motu proprio, todo aquello que Cristina me había venido comentando, sobre todo a lo largo de los últimos meses, acerca de la precariedad con la que ella y sus compañeros de club suelen trabajar día tras día.

Y Cristina no exageraba lo más mínimo. En primer lugar, porque entrenan a cubierto “por caridad cristiana”, ya que lo suelen hacer en el pabellón de un colegio gracias a la enorme amabilidad del director de la susodicha escuela, quien les permite, en un gesto que le honra enormemente, utilizar sus instalaciones con la aquiescencia del Instituto Municipal de Deportes de Pontevedra. Leer el resto de la entrada »

, ,

3 Comentarios

Eduardo Inda, director del Marca, llama fascista a Guardiola

Cuando esta noche he escuchado tras la rueda de prensa del Barça-Sporting cómo a Pep Guardiola se le requería su opinión sobre el hecho de que Eduardo Inda, director del diario Marca, le hubiera llamado fascista, sinceramente he necesitado limpiarme los oídos y volverlo a escuchar porque no me lo creía.

Me parecía imposible, aun conociendo profesionalmente al personaje en cuestión, que hubiese llegado tan lejos; así que inmediatamente me he puesto a investigar en la red acerca del tema. Y, por muy increíble que pudiera llegar a parecer, esas afirmaciones son total y absolutamente ciertas:

“>

Como algunos videos duran en Youtube un suspiro, procedo a reproducir de manera 100% fidedigna, el comentario en cuestión: “A mí me parece despreciable la gente que, con actitudes fascistas, ponen a uno en la diana para que luego otros hagan el trabajo sucio. El trabajo sucio, ¿cuál es? El de vilipendiar a la gente, el de calumniar a la gente y, eventualmente, el que a un periodista le puedan poner en riesgo su integridad física. Y si a mí me ocurre algo, el responsable de lo que me ocurra será el señor Guardiola. Yo no diré, como dice él, o como insinúa él, que él me ha agredido; nunca lo diré. Pero si a mí me ocurre algo en algún momento, el responsable de lo que me ocurra será el señor Guardiola, que al más puro estilo fascista me ha puesto en la diana. Y me ha puesto en la diana con argumentos falsos, con medias verdades, y a sabiendas de que es una afirmación extemporánea“.

Es muy, pero que muy grave. ¿A qué se refiere este tipo con “afirmación extemporánea”? Hagamos un poco de memoria. El pasado mes de abril, el “señor” Inda publicó en la web de su diario el siguiente videoblog, en la previa del Real Madrid-Barça de la temporada 2009-2010:

“>

Pasen de los primeros 2 minutos y 18 segundos, y céntrense en el final, que también procederé a reproducir por si a Youtube, como hace cada dos por tres con los videos de ciertos usuarios, decide eliminarlo: “Con eso y con parar a Messi por lo civil o por lo criminal a lo mejor tal vez baste. Esto es todo, marquistas“. Eso lo dijo ni más ni menos que el director del diario más leído en nuestro país.

Guardiola y sus jugadores, por entonces, se dedicaron a pasar del tema respondiendo como se debe responder en el mundo del fútbol: ganando por 0-2 y poniendo definitivamente a su favor la liga que terminarían ganando; pero al técnico de Santpedor, como es perfectamente lógico, nunca se le olvidó ese comentario.

Y, miren ustedes por dónde, el pasado domingo -estoy seguro, faltaría más, que sin la intención de ir a lesionarle- el defensa del Atlético de Madrid Thomas Ujfalusi cumplió con el “mandamiento” del “señor” Inda. Sólo la Diosa Fortuna ha impedido que el mejor jugador del mundo vaya a estar fuera de los terrenos de juego durante una larga temporada.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, sin conocerse todavía el leve alcance de la lesión, Guardiola estalló contra la campaña que desde la prensa deportiva nacional se viene haciendo día sí día también desde hace años contra el Barça; y aludió a la responsabilidad de los medios de comunicación por decir cosas como lo de parar a Messi por lo civil o por lo criminal. El técnico no dio nombres, pero quien más quien menos sabía perfectamente -por eso el mundo Marca es, en deportes, lo más seguido en España- quién y cuándo había dicho eso.

Lo demás lo acaban de escuchar/leer. En una conferencia privada sobre memoria histórica y deporte para alumnos de periodismo -a los que menudo ejemplo ha dado-, nunca en un medio de comunicación de forma pública, el “señor” Inda no sólo acusó ayer de fascista a Guardiola, sino que además, como se ha podido comprobar en el videoblog, lo único que ha hecho es decir una verdadera sarta de mentiras -¿en qué momento se hace en el videoblog referencia a parar a Messi de esa forma, pero dentro de los límites del reglamento?- que no causan otro sentimiento que el de vergüenza ajena, tanto personal como profesional.

Pero claro; a medida que voy escribiendo esto no puedo evitar pensar sobre qué se puede esperar del tipo que ha convertido, como ya comenté en este mismo espacio hace tiempo, al periódico deportivo más señero del territorio español en un verdadero panfleto de pueblo donde la objetividad brilla por su ausencia y el amarillismo tan sólo es comparable al de Jorge Javier y la ex de Jesulín de Ubrique en la que, en sus comienzos hace 20 años, era la “pantalla amiga”.

“Señor” Inda, he sido muy suave con usted a lo largo de este artículo, y lo voy a seguir siendo para terminar. ojalá a usted no le pase nada, se lo digo con toda sinceridad. Ojalá tenga usted suerte y entre los millones de lectores que tienen tanto su periódico como la web no se cuelen seres lo suficientemente descerebrados como para coger el rábano por las hojas y atentar contra su integridad física. Pero tenga claro como el agua pura que si eso, por desgracia, terminara ocurriendo, el responsable no sería Pep Guardiola, sino usted mismo.

Y no por enarbolar la bandera del madridismo más rancio y forofo porque desde Barcelona prácticamente ocurre justo lo contrario -aunque sin tanta tirada ni tanto alcance como el Marca-, sino por hacer comentarios, videoblogs y elaborar editoriales que son los que verdaderamente incitan a la violencia. Todo ello gracias a su manifiesta irresponsabilidad como periodista… suponiendo que usted de verdad lo sea, “señor” Inda.

Muchas gracias a la web “La libreta de Van Gaal” por publicar el audio de la conferencia de Inda, poniéndolo a disposición de todo el mundo.

, , ,

3 Comentarios

Suma hipocresía

Como creo que ya todo el mundo sabe -no en vano fue la noticia del día-, ayer el parlamento catalán prohibió, con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones, las corridas de toros en Cataluña, la comunidad autónoma de España -de entre las de notable tradición taurina- que más se ha pronunciado contra la llamada “Fiesta Nacional”.

Los que bien me conocen saben perfectamente que yo siempre me he posicionado del lado del sector taurino, aunque no de forma apasionada ni fanática. Es decir, que me da mucha pena que a una de las principales señas de la cultura hispana -para mí una buena verónica y una serie de naturales culminados con un pase de pecho, porque así es como veo el toreo, sí que es cultura– le hayan puesto ya fecha de caducidad (1 de enero de 2012); pero tampoco es algo que me vaya a quitar el sueño.

Tengo por costumbre respetar todas y cada una de las opiniones siempre y cuando también me respeten a mí; y si los antitaurinos “de corazón” consideran a la tauromaquia como un espectáculo sangriento y denigrante -yo creo que les falta mucha información sobre el verdadero espíritu y sobre lo que de verdad es la fiesta de los toros, que se quedan en la superficie, pero bueno, qué se le va a hacer-, pues perfecto. En cierto modo, tienen parte de razón; y al fin y al cabo es mi visión contra la suya.

Pero con lo que realmente no puedo es con la falta de coherencia y, sobre todo, con la hipocresía. La hipocresía, en este caso concreto, de la principal clase política en Cataluña. De los 68 votos emitidos a favor de la abolición de las corridas, 41 proceden de CiU y otra buena cantidad, de ERC; a la sazón los principales partidos políticos nacionalistas de la región catalana. ¿Qué insinúo? Sí, exactamente lo que están ustedes pensando: que dichos políticos no han prohibido los toros por la “crueldad” mostrada hacia el animal, sino por ser un tipo de festejo hispano y “españolista”. Vean si no este par de enlaces:

http://www.20minutos.es/noticia/777158/0/catalunya/toros/correbous/

http://es.noticias.yahoo.com/5/20100728/tpl-ciu-pide-al-tripartito-que-garantice-679ba16.html

O sea, que la tauromaquia, fuera de la Monumental de Barcelona -una de las plazas con más solera en España y la de mayor capacidad- por “salvajada”; mientras que los “correbous” tradicionales en Cataluña, a intentar regularlos y blindarlos por ser autóctonos, ¿no? ¿Que al toro en los “correbous” no se le da muerte? Cierto es, pero se le deja listo, listito para el matadero.

Señores diputados independentistas catalanes, ya está bien. No vayan ahora de “salvadores de la fauna” y tengan los suficientes “bemoles” y la vergüenza torera necesaria -nunca mejor dicho- para reconocer que la prohibición de la tauromaquia en Cataluña la han aprobado ustedes con fines exclusivamente políticos. Dejen de esgrimir patrañas como su “sensibilidad ante el maltrato animal” porque de eso un torero tiene el doble que ustedes. Básicamente porque ustedes no poseen más que la justita, o menos. Los festejos taurinos -los de la tauromaquia– están prohibidos en su región porque, para bien o para mal, son producto español. Me da igual que este comentario suene un poco facha -entre otras cosas porque tanto los que me conocen bien como yo mismo sabemos que no soy así-; porque es la pura verdad.

Por no hablar del “chiste” que va a suponer para los ciudadanos catalanes las millonarias indemnizaciones que, en tiempos de crisis, va a suponer el fin de los toros; así como la cantidad de puestos de trabajo que se van a perder. Que tenga por seguro el catalán de a pie que esos 400 “kilos” no van a salir precisamente de los bolsillos de Mas, Carod y “cía”. Y, mientras tanto, como dice mi querida amiga Espe, el estado de, por ejemplo, las residencias da verdadera pena. Como la clase política en general, y en este caso concreto la independentista catalana en particular. Bueno, rectifico; esta última, más que pena da asco. Cosas de la suma hipocresía.

,

No hay Comentarios