Archivo etiqueta Atlético de Madrid

Los zarpazos del “Tigre” Falcao dan la Europa League al Atlético (3-0)


ATLÉTICO DE MADRID 3-ATHLETIC DE BILBAO 0 (FINAL UEFA EUROPA LEAGUE)

El Atlético de Madrid ya tiene su segunda Europa League. Y Radamel Falcao, también. Llegando a ellas por caminos diversos, lo cierto es que ambos son los dominadores absolutos de esta joven competición, heredera de la antigua Copa de la UEFA. Los colchoneros han vuelto a campeonar esta noche, en el Estadio Nacional de Bucarest, después de hacerlo en Hamburgo durante el inolvidable 2010; y el “Tigre”, como hace un año en las filas del Oporto, ha vuelto a ser decisivo para que el equipo en el que milita haya vuelto a levantar el trofeo, privando al Athletic de Bilbao de su primer momento de gloria en este ilusionante final de temporada para ellos.

Y es que el goleador colombiano, que también ha vuelto a repetir galardón de máximo anotador, ha sido el principal artífice del éxito con sus dos “dianas” -cocinadas y degustadas a lo Juan Palomo- sobre unos “leones” verdaderamente agotados, tanto en lo físico como en lo mental. El esfuerzo titánico que Marcelo Bielsa les viene exigiendo a los 14-15 hombres con los que cuenta habitualmente comienza a pasarles factura de verdad, y de ello se aprovechó el Atlético, que salió a por ellos desde el principio.

Porque el Atlético ha sido muy superior. La enorme presión a la que los jugadores del “Cholo” Simeone castigaron al Athletic de salida tuvo sus frutos en el minuto siete. Fue entonces cuando Falcao -que, además de goleador, hoy ha estado realmente virtuoso- comenzó su particular faena recibiendo un balón en la esquina derecha del área bilbaína, y clavando un zurdazo por toda la escuadra de Gorka Iraizoz. Primer “crochet” para los de Lezama, a los que apenas si les había dado tiempo de entrar en el partido.

El Athletic tuvo entonces unos buenos minutos, cuando por fin pudo soltarse los nervios y el doble cansancio no había aparecido aún. De nada le valió. A los 34 minutos, una pérdida de Amorebieta ante Miranda -fruto de la presión que continuaban haciendo los colchoneros- acabó en un pase raso al centro hacia Falcao. El colombiano, como si fuera su paisano César Rincón, sacó la muleta y con un par de “naturales” de verdadera sangre fría “toreó” en apenas cinco metros a Jon Aurtenetxe y a Gorka Iraizoz, antes de fusilar tanto la meta como el alma del Athletic.

Bielsa debió decirles algo bastante fuerte a los suyos en el descanso, porque en la segunda parte los “leones” salieron dispuestos a parecerse lo más posible a quienes habían maravillado en estadios como Old Trafford o el Veltis Arena de Gelsenkirchen. Muniain apareció con una galopada estelar por la derecha que salvó providencialmente Miranda; pero poco a poco fueron perdiendo fuerza, como la gaseosa.

Cierto es que la defensa del Atlético apenas si hizo concesiones; cierto es que De Marcos, Llorente y Susaeta gozaron de ocasiones para haber acortado distancias; pero lo que se pudo ver fue que el Athletic careció de fuerza para empujar y, consecuentemente, también de ideas para generar. Sin piernas la mente apenas si responde; y las llegadas antes mencionadas fueron tan puntuales como escasas.

En el otro área, cada vez que Falcao cogía el balón el runrún se apoderaba de las gradas y el pánico, de la defensa del Athletic. El “matador” se marcó ante unos desesperados Javi Martínez y Amorebieta otra jugada espectacular, que sólo el palo ante un mal remate impidió que acabara en “hat-trick”. Tampoco importó demasiado. Por si aún quedaban leves atisbos de incertidumbre, a cinco del final Diego se encargó de amargarles la noche un poco más a los defensas bilbaínos con el tercer gol de su equipo, fruto de una jugada de gran habilidad en la que también contó con la “sorda” colaboración de Falcao, quien con su presencia en el lado izquierdo provocó que Javi Martínez tuviera que andar con el rabillo del ojo puesto en su figura en vez de centrarse en cerrar la incursión del brasileño.

Al final, como es lógico, risas y llantos. El Atlético, con este título, ha salvado ya la temporada asegurándose también su presencia en Europa; y ahora intentará, con un poco de suerte, “asaltar” la cuarta plaza liguera del Málaga para entrar en Champions. Al Athletic, por su parte, aún le queda otra “bala” por gastar -la final de Copa- para volver a sacar su histórica gabarra; pero con el Barça de Guardiola y Messi como rival, los “leones” son plenamente conscientes de que hoy probablemente hayan dejado escapar su gran oportunidad.

Veremos qué ocurre ante los blaugrana el 25 de mayo en el Calderón; de momento esta noche, en Bucarest, los grandes triunfadores no han sido otros que el Atlético de Madrid por una parte, y Radamel el “Tigre” Falcao por la otra.

, ,

No hay Comentarios

El Barça gana la Copa de fútbol sala y el Atlético, la de balonmano

Polideportivamente hablando -más allá del fútbol-, además de eventos como la París-Niza de ciclismo -victoria de Bradley Wiggins, con Valverde tercero-, los mundiales de atletismo en pista cubierta -pésimo papel de nuestros representantes, con cero medallas y sólo cuatro finalistas- o la final de la Copa de la Reina de baloncesto -victoria del campeón de Europa, el Perfumerías Avenida, sobre el Ros Casares-, ayer se disputaron las finales de la Copa de España y la Copa del Rey, respectivamente, de dos de los deportes más populares en España, como lo son el fútbol sala y el balonmano.

En el “balompié pequeño” el dominio del F.C. Barcelona continúa siendo la nota predominante desde la pasada temporada. Los blaugrana, que sólo han cedido un título de los últimos cinco en juego -la última Supercopa, ante Inter Movistar-, revalidaron ayer su corona en la Copa de España al imponerse en la final por 5-3 a un gran Autos Lobelle, que logró forzar la prórroga ante el mejor equipo del panorama nacional.

Hubo que esperar hasta la segunda parte para ver una final realmente bonita, pero mereció la pena. Tuvo que ser la gran leyenda del fútbol sala nacional, Javi Rodríguez -para mí el mejor español de la historia junto a Paulo Roberto “Maravilla”- quien a los 27 minutos abriera el melón a los siete minutos. “Rodri”, como se puede suponer a sus casi 38 años, cada vez juega menos minutos, pero ayer dio una clara muestra más de su experiencia y categoría al mandar al fondo de la red un saque de esquina de Wilde.

A partir de ese momento se vivió un gran espectáculo. Cuando nadie daba un duro por Lobelle, el equipo gallego salió respondón e igualó el marcador por dos veces, con sendos golazos de Raúl Campos y de Rubi, una de las grandes revelaciones del torneo. Entre medias, Wilde había hecho el 2-1 a puerta vacía, tras una enorme jugada de Jordi Torras.

Se llegó a la prórroga afortunadamente para el espectáculo, y en ella el Barça definitivamente impuso su ley con dos goles de auténtico oportunista de Sergio Lozano, en sendas jugadas de estrategia. El máximo goleador de la Liga Nacional de Fútbol Sala y autor de dos tantos en la final del último Europeo de Naciones fue decisivo, junto a las buenas paradas de Cristian, para decantar un triunfo que cerró Wilde, con un último gol lejano cuando Lobelle ya jugaba con portero-jugador. Charlie dejó intacto el honor de los santiagueses con el definitivo 5-3.

ATLÉTICO, “REY” EN EL BALONMANO
Por el contrario, la entidad azulgrana no tuvo tanta fortuna en la otra final que disputaron ayer. El Balonmano Atlético de Madrid, heredero del BM Ciudad Real y continuador para el mundo colchonero de la histórica sección que se cargó Gil y Gil hace casi veinte años -aunque el nombre real del actual club sea Balonmano Neptuno y el Atlético “sólo” ponga el patrocinio-, se proclamó ayer de manera absolutamente merecida campeón de la Copa del Rey, al pasar por encima del Barça (37-31) en una segunda parte estelar. Es el sexto título de los colchoneros, que no la ganaban desde 1987, y el primero desde su reciente “refundación”.

Los pronósticos daban como favoritos a los de Talant Dujshebaev, ante un rival poderoso pero que no parece atravesar un excelso momento de forma, como se vio en los cuartos ante Naturhouse La Rioja y en semifinales frente a Cuatro Rayas Valladolid. La fulgurante salida azulgrana (9-13, con gran comienzo de Nagy y Rutenka) poco a poco fue abortada por los atléticos gracias a la aportación de Joan Cañellas, para llegarse al descanso solamente con un tanto de renta para el Barça (14-15).

Y en la segunda mitad, ante el progresivo apagamiento físico de los jugadores de Xavi Pascual, apareció la defensa atlética, las lecciones magistrales en la portería de todo un veterano como “Joseja” Hombrados -que, a sus cuarenta años, parece ir mejorando como los buenos vinos-, y una increíble efectividad en ataque que hizo que todo lo que lanzaran los rojiblancos les entrada durante diez o quince minutos, ante la desesperación de Saric y Sjostrand, los guardametas del Barça.

Fue así como el Atlético forjó una renta definitiva (32-25) que apenas si pudo ser maquillada al final por el campeón de liga y de Europa, tan cansado como desquiciado por el poderío de un equipo que, como su antecesor Ciudad Real, volverá a pelear con todas las opciones del mundo por arrebatarle al Barça la hegemonía tanto en España como en el Viejo Continente; y en este último caso sacarse una espinita que el balonmano colchonero tiene clavada desde que en 1985 la sección que dependía del club se topara con la histórica Metaloplastika de Sabac.

, , ,

No hay Comentarios

El Atlético de Madrid, campeón de la Europa League

Han pasado 14 años desde que consiguiera el doblete; 48 sin ganar un título europeo; y 24 sin disputar una final continental; pero el Atlético de Madrid, por fin, ha vuelto a levantar un trofeo. Los colchoneros han derrotado en el Hamburgo Arena al Fulham inglés por 2-1 y se han proclamado campeones de la Europa League, en la primera edición de este torneo que sustituye a la Copa de la UEFA.

Diego Forlán, quién si no, ha sido el gran artífice del triunfo con sus dos goles, ambos con la colaboración del otro “crack” atlético, el “Kun” Agüero. El primero, en el minuto 31, cuando el uruguayo remachó al fondo de las mallas un deficiente disparo del argentino; y el segundo, cuando la prórroga languidecía y parecía que íbamos a llegar a los penaltis.

A cuatro minutos del final, una enorme jugada del “Kun” por la izquierda fue rematada con el tacón -y con la ayudita de un rival- por Forlán, un gol que vale todo un título europeo. Y la semana que viene puede llegar otro. Quién se lo iba a decir a su afición hace apenas medio año…

El partido, siendo objetivos, no ha sido bueno ni vibrante exceptuando un tramo de la primera mitad en el que el Atlético le estaba imprimiendo un mayor ritmo al juego; pero eso se acabó con el tempranero empate de Davies. De ahí al final, muy, pero que muy poco; pero eso no importa porque, como se suele decir en el mundo del deporte de competición, las finales no hay que jugarlas, sino que ganarlas. Y eso es, precisamente, lo que ha hecho el Atlético.

¿Será capaz de repetir la semana que viene en la Copa del Rey? Un análisis más o menos pormenorizado dice que el Sevilla tiene mucho mejor equipo que el Atlético, más si el seleccionador uruguayo Tabárez no cede al héroe de Hamburgo -que todo el mundo confía en que lo haga-; pero si históricamente hay un equipo imprevisible en el mundo junto al Real Betis Balompié, ese es el Atlético de Madrid. Un equipo que, con este gran triunfo, está pletórico de moral para acudir a la batalla de dentro de siete días en el Camp Nou.

Para terminar, quiero dar mi más sincera enhorabuena a mis dos buenos amigos y fieles seguidores de este espacio Rafa y Quique. Al primero porque, como hoy parece que ha demostrado, su pasado como aficionado futbolero rojiblanco le rebrota como al que más en las grandes ocasiones; y al segundo porque, después de los disgustos que le (nos) da el Betis, por fin el fútbol le ha proporcionado una alegría gracias a su particular ramalazo colchonero.

,

1 Comentario