Archivo etiqueta baloncesto

Gracias, Juan Carlos; gracias, “Bomba”


Se acabó la carrera como internacional de don Juan Carlos Navarro. Y lo hizo con la medalla de bronce en el Eurobasket 2017, la décima presea para él como internacional absoluto, justo en el mismo lugar en el que se colgó la primera: Estambul.

Aquella, en 2001, también fue de bronce, conquistada frente a la Alemania de un Dirk Nowitzki que ya apuntaba como estrella rutilante de la NBA. La de ayer, ante Rusia, la selección que le hizo pasar uno de los tragos más amargos cuando, en 2007, una canasta “in extremis” de ese “rusomericano” llamado John Robert Holden relegó a la selección a la plata en el europeo de nuestro propio país.

Entre una y otra, ocho más –contando la plata de 2007-, destacando tres oros –dos europeos y uno mundial- y tres medallas olímpicas. Todo con un protagonismo estelar por su parte, a excepción de los últimos campeonatos en los que la edad -37 años- y los problemas físicos han hecho que la ley de vida haya ido cayendo inexorablemente sobre sus espaldas, disminuyendo su rol sobre la cancha –que no fuera de ella-.

En nuestra memoria quedarán sus canastas; su “bomba” marca de la casa que le da sobrenombre; su descaro; su arrojo… y tantas cosas más a lo largo de 253 partidos, más que ningún otro jugador español, desde que debutara hace 17 años en los albores de unos JJOO de Sidney que resultaron decepcionantes para nuestro baloncesto, pero que supusieron el primer gran campeonato para este fenómeno que llegaba a la selección como el estandarte de los “Juniors de Oro” campeones mundiales un año antes. Leer el resto de la entrada »

, ,

No hay Comentarios

Casimiro, mejor que Jackson, Aíto, Laso y Popovich


Que no se alarmen los lectores aficionados al básquet en general, y al Baloncesto Sevilla en particular: ni me he vuelto loco ni me he dejado llevar por la euforia merced a una salvación que hace apenas 3-4 meses no era sino una quimera, como bien proclamaba ayer a los cuatro vientos el loperizado -y declarado bético- Pierre Oriola, en los vestuarios del Donostia Arena / Plaza de Toros de Illumbe, tras vencer en el partido decisivo al Gipuzkoa Basket.

Luis Casimiro, a la izquierda, en su presentación como técnico del Baloncesto SevillaLuis Casimiro es un excelente entrenador que, desde su llegada a la capital de Andalucía, ha puesto el orden necesario dentro del caos reinante durante la nefasta etapa de Scott Roth para que el club sevillano, a sus 28 años de historia, haya remontado una situación realmente dramática para asegurarse la participación, al menos una temporada más, en la liga ACB. Debemos estarle muy agradecidos en Sevilla, como me consta que él así lo está también con el club que, poco después de ser “cortado” en Fuenlabrada, le dio una oportunidad para resarcirse de su desafortunada estancia en el ya descendido equipo madrileño. Pero, faltaría más, el manchego no es ni mucho menos como los tres grandes maestros mencionados en el titular, ni probablemente tampoco como el vitoriano reciente campeón de Europa con el Real Madrid.

Sólo me estoy limitando a aplicar el “silogismo” derivado de la surrealista y lamentable comparecencia que nos regaló el pasado 7 de enero, horas antes de su cese, el entrenador -en la ACB oficialmente “utillero” al carecer de papeles- más lamentable que ha pasado por el banquillo hispalense en sus casi 30 años de vida. Aquel día, tras el ridículo frente al Telenet Ostende belga en el estreno del “Last 32” de la Eurocup, Scott Roth -con el capitán Berni Rodríguez ejerciendo de traductor y, al mismo tiempo, de “comemarrones”- dijo sin tapujo alguno que esto no tenía solución, que a este equipo no lo salvaban ni Aíto García Reneses, ni Pablo Laso, ni Gregg Popovich ni Phil Jackson, echando todas las culpas sobre los jugadores y declarando estar “orgulloso” de su labor en San Pablo. Tanta altivez, prepotencia y chulería, como ausencia alguna de autocrítica.

El Baloncesto Sevilla celebra su salvación en San SebastiánPor entonces, los verdirrojos contaban tan sólo con tres triunfos en toda la primera vuelta liguera, y la permanencia se veía como algo imposible, por resultados y sensaciones. Pero el tiempo, como suele suceder, ha puesto a cada cual en su sitio. Con Casimiro, aplicándose algo de lógica y tan sólo con un refuerzo, Penney, del que careció el de Ohio, el Baloncesto Sevilla, aún con los altibajos propios de una plantilla que, sin ser mala, tampoco es ni mucho menos una maravilla, ha revertido la situación hasta el punto de, con once victorias, librarse de la quema con una jornada de anticipación. Ocho triunfos en las quince jornadas en las que Casimiro, un entrenador de verdad que muy a las malas acabará con un 50% de victorias, ha ejercido de director técnico.

CELEBRAR… Y, SOBRE TODO, RENDIR CUENTAS
Así, el encuentro del próximo domingo frente al FIATC Joventut, debe ser de fiesta absoluta sobre la cancha -los profesionales se han ganado a pulso poder jugar un partido sin presión ante un rival de play-offs- como de rendición de cuentas en las gradas hacia los responsables de lo que ha podido ser un desastre capital y letal para el Baloncesto Sevilla. El principal, desaparecido en extrañas circunstancias el “jefe” Meythaler -por favor, que se aclare de una vez cuál es la situación oficial del club en ese sentido-, sin duda debe ser José Luis Galilea, director general y deportivo, al menos supuestamente; aquél que trajo a Roth en detrimento de mantener a Aíto o contratar a su ayudante, Diego Ocampo, que ha firmado una excelente temporada dirigiendo a UCAM Murcia.

Aquél, también, que prescindió de un hombre como Scott Bamforth, desatascador en los partidos importantes e ídolo en las gradas, para traer al fracasado Xavier Thames; y aquél que, asimismo, se empeñó primero en mantener a Roth, y luego en evitar la llegada de Casimiro, que se produjo porque el presidente, Fernando Moral, dijo poco menos que hasta aquí habíamos llegado. Cualquier otro con un mínimo de dignidad pondría su cargo a disposición del club o, directamente, dimitiría; pero como mucho me temo que eso no vaya a ser así, sólo me queda pedirle al ex base de Barça y Madrid entre otros equipos que, por favor, tome buena nota de la cantidad enorme de errores de bulto que ha cometido durante el presente curso baloncestístico para analizarlos, corregirlos y hacer las cosas medianamente bien, desde ya. Que tampoco es tan difícil.

Por último, me gustaría acordarme de gente como Borja de Diego, Juan Manuel Sánchez, Álvaro García, Ángel Vilches, Luis Mesa, Sergio Ávila y el resto de compañeros con el que servidor de ustedes ha compartido, “in situ”, sufrimiento y padecimiento a lo largo y ancho de la temporada. Y también, por el mismo motivo, de Virginia Simón y Nacho Delgado, responsables del departamento de Comunicación y Marketing, a los que todo esto les ha tocado un poco más de lleno al ser profesionales del club. Por todos ellos va, en lo que a mí respecta, la salvación del C.D. Baloncesto Sevilla. Porque, en efecto, el cajismo no se rindió; y seguiremos teniendo básquet de élite en nuestra ciudad.

,

No hay Comentarios

C.B. Sevilla: gran temporada, incierto futuro


Ayer se echó el telón de la temporada 2012 para el C.B. Sevilla-Banca Cívica, una campaña que se puede y se debe calificar como muy exitosa en su 25º aniversario gracias a la clasificación para la Copa del Rey -en la que llegó a semifinales- y al séptimo puesto final en la ACB, entrando en los play-offs. En ambas ocasiones ha sido el Real Madrid el equipo que ha puesto fin a su andadura.

Cierto es que por momentos ha dado la sensación de que este equipo ha podido quedar un poco más arriba. Uno no deja de pensar, por ejemplo, en que si se le hubiera ganado al Lagun Aro en casa en la penúltima jornada -que, pese a no haber podido contar con Paul Davis, era algo que se pudo haber logrado con algo más de suerte y acierto, a tenor del 61-65 final-, el quinto lugar de la clasificación habría sido sevillano, se habría asegurado entrar en Europa -ahora, salvo sorpresas de última hora, está imposible- y se habría librado una serie contra el Valencia Basket mucho más asequible que la que le ha tocado vivir frente al campeón de Copa.

Pero más allá de eso, tal y como dijo ayer Joan Plaza en la rueda de prensa, no es el momento de analizar lo sucedido ni en los dos partidos contra el Madrid, ni en el resto de la campaña. Sólo cabe felicitar a todos y cada uno de los componentes del Banca Cívica -jugadores y cuerpo técnico- por la sensacional campaña que han conseguido completar, por mucho que las exigencias que a veces les pedimos a los profesionales cajistas hayan parecido transmitir lo contrario.

A lo largo de estos años, pese a que ha habido fichajes con vitola que no han respondido -Bullock el año pasado, English y Tepic en éste- se ha conseguido formar un muy buen y compactado equipo que, con algunos -y acertados- retoques, podría estar peleando no ya por consolidarse en los play-offs, sino por avanzar un poquito más dentro del escalafón de la ahora llamada Liga Endesa.

Mas hay un problema: la incertidumbre en lo referente al futuro del equipo, sobre todo en el tema del patrocinador. Para la próxima temporada, sólo hay dos cosas seguras en el C.B. Sevilla: la buena, que el club seguirá compitiendo en la máxima categoría del baloncesto español; la mala, que lo hará con una reducción del presupuesto que aún está por decidir, pero que a los que somos más pesimistas -o realistas- nos da la sensación de que va a ser cuantiosa.

Todos los que seguimos más o menos de cerca la actualidad no ya del C.B. Sevilla, sino sobre todo de la economía nacional, conocemos de sobra el tema de la próxima fusión entre La Caixa y Banca Cívica, de la que el “cajismo” -valga este nombre para definir a quienes estamos relacionados de una u otra forma con el club sevillano- está muy pendiente, ya que podría resultar determinante para el futuro inmediato del club.

¿Por qué? Muy sencillo. Hasta ahora el C.B. Sevilla se ha sustentado gracias a un espónsor que, con sus diferentes cambios de nombre -Caja San Fernando, Cajasol y Banca Cívica-, en esencia siempre ha sido el mismo: una entidad bancaria cuyo centro principal de operaciones estaba colocado en Sevilla, y que por tanto buscaba una proyección financiera principalmente dentro de la capital andaluza. Ahora esto va a cambiar, porque dentro del próximo conglomerado –Caixabank– quien va a llevar la voz cantante es la parte de La Caixa que, como sabemos, no tiene la “sede social” precisamente en nuestra ciudad.

Y como el club, desgraciadamente, continúa siendo bastante deficitario -incapaz, por unas u otras razones, de conseguir llenar por completo “San Pablo” en un partido tan de élite como el de ayer; o de meter más espectadores que informadores en los puestos de prensa durante la primera fase de una Eurocup-, mucho nos tememos que la decisión de Caixabank sea pegar un “tijeretazo” que repercutirá en el mantenimiento de la columna vertebral deportiva de este equipo.

Hay miembros muy importantes de este grupo que acaban contrato este año, empezando por Joan Plaza y continuando por la pareja de pívots, Paul Davis y -según me comentan- Juanjo Triguero. Al americano debería ser casi imposible retenerle aunque el presupuesto no descendiera, porque su caché y su rendimiento cuando ha estado sano le deben suponer ofertas muy jugosas de equipos más poderosos. La “vuelta olímpica” del capitán al terminar el partido de ayer también hace pensar que podríamos estar ante la despedida de un hombre silencioso, sin aspavientos, que en las cuatro temporadas que ha permanecido en Sevilla se ha ganado el cariño de todos y, después de la segunda, la confianza de Sergio Scariolo para incluirlo en la lista previa del Mundial 2010, aunque no llegara a formar parte de aquella selección.

Y luego está lo de Plaza, el continuador desde el banquillo del excelente trabajo desempeñado por Pedro Martínez en la segunda mitad de la temporada 08-09. El acumulado total del técnico catalán en el banquillo sevillano tan sólo es superado por lo que hizo Imbroda entre 1998 y 2000: dos veces en los play-offs (2010 y 2012), dos veces en la Copa del Rey (2010-2012), y un subcampeonato europeo, en la Eurocup del pasado año. Las peñas del C.B. Sevilla le pidieron ayer que se quedara, y él les corresponde con el mismo deseo, pero siendo realista.

Agradezco que la gente me pida que me quede. Pero son otros los que tienen que tomar la decisión; de momento no sé nada“, comentó ayer, en clara alusión a la directiva (y quizás también a la gente de Caixabank). “Estoy bien aquí, tengo desde hace ya varias semanas muchas ideas, y la que para mí sería la plantilla de la próxima temporada. Entre todos hemos generado el embrión de un equipo serio, que ahora compite con casi todo el mundo. No podemos pedirle a este equipo ser campeón de liga o de Copa, pero yo me veo capaz de seguir haciendo crecer a este equipo. Mi familia es feliz en Sevilla, el entorno humano es fantástico, y creo que hay columna vertebral suficiente como para seguir creciendo. Pero yo acabo el día 30 de junio, y de momento nadie me ha dicho nada”, acabó afirmando un Plaza que, como no podía ser de otra forma, también es consciente de lo que ocurre en el seno del club. Así pues, tanto a los profesionales, como a la afición y a los informadores, no nos queda otra que permanecer a la expectativa.

De momento, en lo que a mí respecta, me gustaría finalizar, por tercera temporada consecutiva, agradeciendo a los responsables del departamento de comunicación del C.B. Sevilla, Nacho Delgado y Virginia Simón, el excelente trato que han tenido con quien escribe esto y, por ende, con Diario Siglo XXI. Y también, no podía faltar más, a aquellos que, folio, bolígrafo y ordenador en mano, han estado compartiendo vivencias con un servidor un año más. A Javier Romo, Borja De Diego, Daniel Moya, Juan Manuel Sánchez, Sergio Ávila y a tantos otros, gracias, compañeros; espero veros de nuevo a partir del próximo mes de octubre.

,

No hay Comentarios

Maldonado, Williams, Olympiacos y Federer, grandes triunfadores del fin de semana deportivo


Pastor Maldonado, uno de los pilotos más prometedores de la actualidad, consiguió ayer una histórica victoria en el G.P. de España de Fórmula 1. Histórica porque es la primera vez que un venezolano hace sonar su himno nacional en el “Gran Circo”, y también porque la escudería Williams vuelve a ganar después de que Juan Pablo Montoya se llevara el G.P. de Brasil en 2004.

Maldonado, que ya se hizo el sábado con la “pole” en Montmeló tras la sanción a Hamilton, hizo una carrera simplemente perfecta pese a verse superado por el Ferrari de Fernando Alonso en la salida, y fue escoltado en el podium por el asturiano (que empata con Vettel en la cabeza del Mundial) y por el Lotus de Kimi Raikkonen.

Por su parte, las mejoras de Ferrari dieron resultado y, pese a que el coche todavía no está como ellos quieren (según Stefano Domenicalli), la evolución presentada aupó a Alonso a la segunda posición, aunque con un poco más de suerte y acierto en las estrategias hasta pudo haber ganado la carrera.

El asturiano, estorbado por el doblado Marussia de Charles Pic, perdió tras el primer “stint” la cabeza brillante ganada en la salida y durante algunas vueltas, en el tramo final, acosó a Maldonado hasta soñar con su segundo triunfo en casa (tras el de 2006 con Renault); pero estar tanto tiempo detrás del Williams en un circuito tan difícil para adelantar (pese a las mejoras en ese sentido con el DRS) fue demasiado para sus neumáticos, y a punto estuvo de perder la segunda plaza frente a un Raikkonen que, con blandos y nuevos, llegaba como un misil. Vettel, tras una irregular carrera, fue sexto; Hamilton remontó desde el último lugar hasta la octava plaza; y Pedro De la Rosa, con su HRT, finalizó su segundo GP de España.

La tremenda alegría en el box del equipo de “Sir Frank”, no obstante, a punto estuvo de trocarse en tragedia por la explosión sufrida apenas una hora después de la finalización de la carrera. Incidente que dejó un total de 32 heridos aunque, afortunadamente, ninguno de gravedad.

OLYMPIACOS TUMBA AL MILLONARIO CSKA
Sorpresa descomunal en la “Final Four” de la Euroliga. El todopoderoso CSKA de Moscú, el equipo hecho casi exclusivamente a golpe de talonario y que, según Andrei Kirilenko, podría jugar los play-offs en la NBA, cayó (62-61) en la final de una competición que parecía adjudicada de antemano para ellos.

Su verdugo, otro histórico como Olympiacos, que no obstante parecía llegar a Estambul casi como convidado de piedra pero que primero se cargó al Barça Regal, y luego a los rusos después de haber jugado horrorosamente en la primera mitad, y de haber remontado ni más ni menos que 19 puntos en los últimos doce minutos.

El doble error de Siskauskas desde la personal y una canasta en el último segundo del ex de Unicaja Giorgios Printezis -con “bombita” a lo Navarro pero desde el lateral-, el nuevo “héroe de El Pireo” terminaron de obrar un milagro para el que también fueron claves todo un clásico como Spanoulis y un joven valor como Kostas Papanikolau, autor de 18 puntos más 4 rebotes. Es el segundo título de los atenienses, tras el logrado en 1997. Ambos de la mano, desde el banquillo, del sempiterno Dusan Ivkovic. Tercero fue el Barça Regal, que ganó al Panathinaikos en la consolación.

FEDERER, CAMPEÓN SOBRE LA POLÉMICA TIERRA AZUL MADRILEÑA
El tercer gran triunfador del fin de semana es un joven veterano que no se cansa de ganar, que a sus 31 años continúa en la brecha del tenis mundial, y que sabe aprovechar como nadie no sólo su enorme calidad tenística sino también las peculiares condiciones de determinados torneos para seguir añadiendo triunfos importantes a su impresionante palmarés.

Hablo, por supuesto, de Roger Federer, vencedor por tercera vez del Masters 1000 de Madrid, todas ellas (2006, 2009 y 2012) en superficies diferentes: pista rápida, tierra batida convencional y tierra batida azul, un experimento que en 2012, digan lo que digan Manolo Santana y Ion Tiriac, no ha podido resultar más espantoso. No por el color, que al menos televisivamente es el ideal, sino por la incapacidad de dar con un compuesto adecuado para el cambio de ocre a azul, lo que ha ayudado a formar una pista que más que de tierra batida parecía de pista dura con la peligrosidad de los resbalones en la peor hierba. Es decir, ni tierra batida ni “ná de ná”. Deberán recapacitar y mejorar la calidad de la tierra, si no quieren que muchas de las principales raquetas empezando por Djokovic y Nadal dejen el torneo tocado y herido de muerte en próximas ediciones.

Pero mientras el serbio y el manacorí apenas se esforzaron desde el principio por disimular su asco al engendro presumiblemente auspiciado por la Mutua Madrileña -patrocinador del torneo y cuyo color principal es el azul-, Federer se puso las botas y aprovechó que las condiciones eran las más favorables para desplegar su fantástico tenis. Roger, a la chita callando y dejando la vehemencia para sus dos principales oponentes, fue deshaciéndose de quienes se cruzaron en su camino para terminar derribando en la final la resistencia de Tomas Berdych (3-6, 7-5 y 7-5), otro habitual de las pistas rápidas. El checo fue un durísimo rival para el suizo, que pese a todo terminó levantando su 20º Torneo Masters 1000, los mismos que Nadal, y arrebatándole a Rafa el número 2 mundial, casi en las vísperas de Roland Garros.

RUMANÍA, DOMINADORA EN LOS EUROPEOS FEMENINOS DE GIMNASIA ARTÍSTICA
Y no quiero terminar sin dejar de hacer referencia, como siempre, a un deporte tan especial para mí y tan importante dentro del mundo del olimpismo como la gimnasia artística. Rumanía, como en la mayor parte de los últimos años, ha sido la nación dominadora en los Europeos femeninos, que se celebraron la pasada semana en Bruselas. Unos campeonatos que, entre la deficiente cobertura de Teledeporte -una vez más- y la cantidad de eventos en disputa, no he podido seguir esta vez, pero cuya reseña jamás faltará bien en este espacio, bien en GIMNASTAS.NET.

Las rumanas, vencedoras el sábado de la competición por equipos por delante de Rusia e Italia, se llevaron ayer tres de los cuatro oros de las finales por aparatos -no hubo final múltiple individual o “AA”-, dejando sólo el de las asimétricas para las rusas, logrado gracias a la subcampeona mundial individual, Viktoria Komova.

Dos veteranas como Sandra Izbasa y, sobre todo, la gran Catalina Ponor, ganaron en salto y barra de equilirios, respectivamente; y una más jovencita como Larisa Iordache se hizo con la de suelo, por delante de Ponor. En salto, además, la gran “abuela” de la competición, Oksana Chussovitina ganó una nueva medalla a sus 36 años, y tiene visos de seguir dando mucha guerra en los próximos JJOO. Aliya Mustafina, la futura gran estrella de la gimnasia mundial hasta que se lesionó hace justo un año, reapareció y al menos pudo ir cogiendo de nuevo tablas y competición de cara a Londres 2012.

La gimnasia española consiguió una aceptable séptima posición en la competición por equipos. El grupo formado por Ana Izurieta, Mª Paula Vargas, Ainhoa Carmona, Silvia Colussi y Toya Rojas -quienes junto a otras ausentes como Claudia Menéndez o Elena Zaldívar se jugarán la única plaza olímpica individual que, en chicas, posee España- hicieron un buen papel colándose en la final, donde acabaron superando a las alemanas.

, , ,

No hay Comentarios

Estudiantes desciende a la LEB, y el Banca Cívica se medirá al Madrid en los play-offs de la ACB


Ha sido un domingo histórico, desgraciadamente histórico en mi opinión, para el baloncesto nacional. El Estudiantes, el único equipo junto al Real Madrid y al Joventut de Badalona que siempre ha militado en la máxima categoría -liga nacional y liga Endesa/ACB- desde el comienzo de la competición allá por finales de los 50, ha descendido a la liga LEB Adecco Oro por vez primera en su historia.

El equipo del instituto madrileño Ramiro de Maeztu, emblema junto al Joventut del básket de cantera, ha consumado su descenso perdiendo esta tarde en el Palacio de los Deportes frente al UCAM Murcia por 80-86, marcador con el que los murcianos se aseguran permanecer un año más en la ACB.

Lo tenía ciertamente difícil el Estudiantes, puesto que dependiendo de otros marcadores podría no haberle valido incluso ni la victoria -así habría ocurrido con el triunfo del Obradoiro- debido a los múltiples empates. Pero si quería salvarse lo primero que tenía que hacer era ganar; y a ser posible por más de los 13 puntos que el UCAM le sacó en la primera vuelta.

Nada de eso. Los colegiales, que en el tercer cuarto llegaron a ir ganando hasta por once puntos, se vinieron abajo cuando en los instantes finales los murcianos, bajo la dirección de un ex de la casa estudiantil, Andrés Miso, se pusieron por delante. Poco después se consumó la tragedia: tras varios años coqueteando con el abismo por culpa de la mala gestión de su directiva, el Estudiantes cayó en el último partido como jugador profesional de un histórico como Carlos Jiménez.

A los madrileños sólo les queda esperar algún descenso administrativo o alguna renuncia de los clubes de la LEB Oro por no poder pagar el canon de 2,5 millones que exige la ACB; pero eso será otra historia que no es seguro que vaya a llegar a buen puerto. El Estudiantes deberá regenerarse, esta vez más que nunca confiando en la cantera, desde la segunda categoría del baloncesto profesional español.

BANCA CÍVICA, A INTENTAR PARAR AL MADRID
Por lo demás, las tres últimas derrotas -todas ellas desde la lesión de Paul Davis-, la última por 75-66 frente a un Unicaja que no se mete en play-offs pero que con su novena plaza salva su licencia A de Euroliga, han terminado abocando al Banca Cívica a la séptima plaza y a cruzarse, un año más, con el Real Madrid.

El enfrentamiento entre cajistas y merengues es ya todo un clásico cada vez que los sevillanos se clasifican para la fase por el título, toda vez que con ésta se habrá dado tres veces en cuartos de final y una en semifinales, con un balance hasta ahora de dos triunfos andaluces y uno madridista. La última vez, hace dos temporadas y en la primera de Joan Plaza en Sevilla, el por entonces Cajasol plantó cara al Madrid de Ettore Messina, cediendo por un ajustado global de 2-1.

No obstante este año, si el Banca Cívica quiere tener opciones, deberá rezar porque, como así parece ser, Davis esté plenamente recuperado porque en los tres partidos que han jugado esta campaña -dos de la ACB y la semifinal de Copa-, todos sin Davis o con el americano disminuido, los de Pablo Laso le han vencido cómodamente.

El vencedor se topará en semifinales con el Caja Laboral o con el Gescrap Bizkaia Bilbao. Los otros dos emparejamientos son Barça Regal -campeón de la fase regular- contra el sorprendente Lucentum; y Valencia Basket-Lagun Aro GBC. Los play-offs darán comienzo la semana próxima, cuando haya tenido lugar la Final Four de la Euroliga, en la que está inmerso el Barça Regal.

CUARTOS DE FINAL LIGA ENDESA/ACB:

1) F.C. Barcelona Regal (1º)-Lucentum (8º)
2) Real Madrid (2º)-BANCA CÍVICA (7º)
3) Caja Laboral (3º)-Gescrap Bizkaia Bilbao (6º)
4) Valencia Basket (4º)-Lagun Aro GBC (5º)

SEMIFINALES:

Vencedor 1)-Vencedor 4)
Vencedor 2)-Vencedor 3)

,

No hay Comentarios

El Banca Cívica llegó hasta las semifinales en la Copa del Rey de baloncesto

Buen papel el que ha desempeñado el Banca Cívica, en la edición de este año de la Copa del Rey de baloncesto, ganada finalmente por el Real Madrid tras 19 años -uno más que sus colegas del fútbol- sin “probar bocado”. Los blancos se han impuesto claramente en la final disputada en el Palau Sant Jordi al Barça por 74-91, con un gran Sergio Llull, merecido MVP del torneo.

Pero volvamos con los de Joan Plaza. El equipo sevillano consiguió superar la primera ronda, lo que no sucedía desde 2004, al ganar en cuartos de final en un gran partido a un decadente Unicaja por 65-77; aunque en semifinales cayeron el sábado dignamente frente a los campeones merengues por 92-84.

En el choque ante los malagueños, la irregularidad de los jugadores de Chus Mateo la aprovechó el Banca Cívica con un gran Calloway en la dirección, siendo además el máximo anotador de los sevillanos y del partido con 16 puntos.

La buena labor de Urtasun y Bogdanovic, y la aportación de Guille Rubio en los 18 minutos que estuvo en cancha hicieron que el Banca Cívica se marchara hasta por 17 puntos en el último cuarto (42-59 con triple de Bogdanovic), aunque un arreón de los malagueños coincidiendo con una posible relajación del cuadro capitalino andaluz llevó la emoción al marcador a falta de dos minutos (61-65). Pero un oportuno triple de Tepic (63-70, min. 40) acabó con cualquier tipo de sorpresa final, y los tiros libres de Urtasun y Calloway certificaron la clasificación del Banca Cívica en el primer enfrentamiento copero de su historia contra su máximo rival andaluz.

En la semifinal, no obstante, las cosas fueron muy distintas. Había ganas de revancha frente al Madrid por la contundente derrota de hacía sólo seis días en San Pablo; pero aunque se mejoró en general, no fue suficiente para vencer a los blancos tras un partido sumamente extraño. El Madrid dio la sensación de controlar el partido como y cuando quiso, pero el Banca Cívica se repuso por dos veces de sendas estratosféricas rentas madridistas, y a punto estuvo de darles al final un susto serio a los de Pablo Laso. Los cuartos impares fueron netamente favorables al Madrid, y los pares, al equipo sevillano.

El Banca Cívica enjugó en el segundo cuarto la aplastante salida del Madrid, que tras ir 16 arriba se vio sorprendido por el eterno “Caja”, que llegó a ponerse por delante antes de irse al descanso sólo dos abajo (46-44). Pero en el tercer parcial, a golpe de triples el Madrid, con un letal Mirotic secundado por el futuro MVP Llull, puso 23 puntos de renta (72-49) ante un sorprendido y desconcertado Banca Cívica, que defendió el perímetro exactamente igual de mal que en el reciente encuentro de liga.

Los de Plaza, sin embargo, no quisieron terminar su buena Copa con esta sensación de ridículo, y ante un Madrid contemplativo, en el último cuarto sacaron el orgullo y volvieron a reducir notablemente la renta. Incluso llegaron a ponerse tan sólo a siete puntos y posesión (83-76) con tiempo suficiente para poner nerviosos a los blancos (3 minutos); pero Calloway erró el tiro, y luego Mirotic sentenció, cómo no, desde más allá de 6,75.

Ahora toca reaccionar en liga después de las tres derrotas sumadas ante equipos situados entre los cinco primeros; todo ello para terminar cumpliendo con el segundo de los objetivos marcados a principios de temporada: entrar en los play-offs. Próxima estación, el Nou Congost del peligroso Assignia Manresa, dentro de seis días.

, ,

No hay Comentarios

El subcampeonato copero del Caja San Fernando

MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (34)

Esta tarde, a partir de las 19:00, comienza la andadura del C.D. Baloncesto Sevilla -Banca Cívica por mor del patrocinador- en la Copa del Rey de Baloncesto 2012, que se inició ayer en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Se trata de la décima participación de los sevillanos en el “torneo del K.O.” -no la decimotercera, como afirmaba yo ayer en Diario Siglo XXI, confusión debida a una errata de mi fuente consultada-; y en ella debutarán, en cuartos de final, contra su rival andaluz por antonomasia, el Unicaja. De ganar, su rival en semifinales saldría del posterior duelo entre el Real Madrid y el Mad-Croc Fuenlabrada.

Pero cuando hablamos en Sevilla de baloncesto copero, los buenos aficionados siempre evocamos la edición de 1.999. Aquel año, en el valenciano recinto de la “Fonteta” de San Luis, el por entonces llamado Caja San Fernando escribió sus páginas más brillantes al obtener un subcampeonato histórico, cronológicamente el segundo de los cuatro que ha logrado en competiciones oficiales -dos en ACB, uno en la Copa y otro, el del pasado año, en la Eurocup-.

Era aquel Caja un fenomenal equipo, dirigido por Javier Imbroda y bajo la batuta en cancha de André Turner. El genio de Memphis, acompañado por otros históricos como Richard Scott, Nacho Romero o Mike Smith, y por importantes lugartenientes como Chuck Kornegay, Anderson Schutte, Salva Díez, Jacobo Odriozola o Manel Bosch, lideró a la entidad hispalense no sólo en la Copa, sino también en la liga con otra final jugada, completando la mejor temporada en la historia de los sevillanos.

En Valencia, el camino no fue nada fácil. Para empezar, esperaba en cuartos el anfitrión y actual campeón, el Pamesa. Un encuentro áspero y duro, que acabó ganando el Caja San Fernando por 58-57, con una canasta de Turner a falta de cuatro segundos para el final.

“>

En semifinales esperaba el equipo más poderoso de todo el torneo, por presupuesto y plantilla: el F.C. Barcelona de Aíto García Reneses, con Djordjevic, Dueñas, Nacho Rodríguez, Xavi Fernández, Alston, Esteller, y un par de jóvenes que empezaban a abrirse paso: Pau Gasol -en menor medida, eso sí- y, sobre todo, Juan Carlos Navarro. Pero el Caja hizo un gran partido, ganando por 85-79 y accediendo a la gran final, en la que iría a por todas.

“>

Su rival fue el Baskonia, entonces TAU Cerámica, del actual seleccionador español Sergio Scariolo y Elmer Bennett, que había dado la -relativa- sorpresa un día antes tumbando al Real Madrid. El Caja dominó durante muchos minutos; llegó incluso a adquirir diez puntos de ventaja en la primera mitad; pero en la segunda Turner se dañó el tobillo en un momento crucial, y debió pasar varios minutos en el banquillo. Y como Salva Díez tampoco estaba disponible, el equipo se quedó absolutamente huérfano en la dirección.

“>

Un mate escalofriante y espectacular al 100% de Bennett -base, no lo olvidemos- ante Mike Smith culminó la remontada vitoriana, y a partir de ahí, desgraciadamente, todo fue fácil para el TAU. Anderson Schutte hizo lo que pudo intentando mover al equipo, pero no le sirvió para evitar que el base norteamericano de los baskonistas -que años más tarde jugaría en la capital andaluza- le pasara por encima.

Cuando Turner pudo volver, ya todo estaba cuesta arriba, y el aro se le hizo pequeñísimo a un Caja San Fernando que acabó siendo derrotado por 70-61, pero cuya derrota en el encuentro definitivo no mermó un ápice el tremendo mérito que supuso llegar a su primera -y esperemos que no última- final de una Copa del Rey, el preludio, tal y como dijimos con anterioridad, de otra hazaña similar en la Liga ACB.

, ,

No hay Comentarios

Unicaja-Banca Cívica (ex Cajasol), derbi andaluz por todo lo alto en la Copa del Rey de baloncesto

Esta mañana se ha efectuado el sorteo del cuadro de emparejamientos correspondiente a la Copa del Rey de baloncesto, torneo que, en su edición de 2012, se celebrará del 16 al 19 de febrero en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Sin menospreciar a los otros tres emparejamientos, creo que está claro que el choque estelar será el que jugarán el Unicaja de Málaga y el Banca Cívica, hasta ayer Cajasol. Un derbi andaluz que será la primera vez que se dé en el torneo del K.O. y que, al día de hoy, nos presenta a dos equipos separados únicamente por dos victorias (Unicaja es tercero con doce; y el Banca Cívica, sexto con diez) y que han cuajado una notable primera vuelta.

Los sevillanos cerraron ayer la primera fase de la liga con una trabajada victoria frente al Gran Canaria 2014 que, además les hace colocarse en una buena disposición para “atacar” en la segunda mitad del campeonato su clasificación para los play-offs. Por su parte los malagueños han flojeado un poco tras un inicio fulgurante, pero aún así han mantenido su lugar entre los cabezas de serie, por el que han tenido que pelear hasta casi el final debido a la durísima y sorprendete oposición del Lucentum.

Precisamente los alicantinos deberán jugarse los cuartos -nunca mejor dicho- con uno de los “gordos”, el anfitrión y bicampeón del torneo, F.C. Barcelona Regal. El Lucentum, quinto con las mismas victorias que Unicaja y Caja Laboral, ha sido una de las grandes revelaciones de la ahora llamada Liga Endesa, y en su regreso a la Copa -no la disputaba desde 2005- tendrá una buena prueba de fuego ante un Barça más irregular que otras temporadas, pero favorito casi como el que más para hacer su “hat-trick” particular y romper el gafe del anfitrión, que no es campeón desde que el por entonces Tau Cerámica lo fuera en 2002.

FUENLABRADA Y LAGUN ARO, SORPRENDENTES PARTICIPANTES
Las otras dos sorpresas junto al Lucentum son, sin duda, las del Fuenlabrada y el Lagun Aro GBC que, como Unicaja y Banca Cívica, vivirán sendos duelos de rivalidad regional. Lo de los madrileños es de auténtico mérito. “Especialistas” en perder durante la temporada a sus mejores jugadores por su bajo presupuesto -el año pasado Batista y Biyombo; éste Ayón- o lesiones -Sené-, los de Porfirio Fisac se han sobrepuesto a las adversidades y, ganando en la última jornada al Blancos de Rueda Valladolid, se han sacado su billete para Barcelona gracias también a las derrotas del CAI y del Valencia, que se han quedado fuera cuando mejor lo tenían.

El rival del Fuenlabrada (que participará en la Copa por tercera vez, primera desde 2001) será el que probablemente sea ahora mismo el equipo más en forma, el Real Madrid, que con un juego alegre y vistoso ha terminado la primera vuelta empatado a 14 victorias con el Barça Regal, pero como líder por su mejor “average”. Los blancos, dirigidos por Pablo Laso, buscan vengar la “afrenta” de 2011, cuando fueron derrotados en su propia cancha por los azulgrana.

Por su parte, el Lagun Aro se ha ganado su plaza completando una remontada espectacular. Habituales perdedores durante las primeras jornadas -aunque siempre por muy poco-, los donostiarras empezaron a ganar hasta terminar con un espectacular parcial de seis triunfos entre los últimos siete partidos.

Ayer se veían fuera porque se llevaron perdiendo por entre diez y quince puntos en Murcia; pero al final le dieron la vuelta al marcador para vencer por 85-89 y, ayudados por la derrota del CAI en el Palau Blaugrana y por el fracaso estrepitoso del Valencia en Badalona, jugarán la Copa por primera vez, siendo su rival el Caja Laboral. Los baskonistas, fuera del “Top 16” de la Euroliga, se juegan mucho en el que es “su” torneo; no en vano lo han ganado nada menos que seis veces desde 1995.

Las semifinales, el sábado 18, medirán al ganador del Real Madrid-Fuenlabrada ante el del Unicaja-Banca Cívica por un lado; y a los que venzan en el Barça-Lucentum y Caja Laboral-Lagun Aro GBC.

Por último, no puedo terminar este artículo sin mandarle mi más sincero mensaje de ánimo a Manel Comas, el entrañable “sheriff” del baloncesto español, quien ayer comunicó su retirada temporal al serle diagnosticado un cáncer. Manel, entrenador de tantísimos equipos y hasta hace unos días comentarista en las retransmisiones ligueras de Teledeporte, ha recibido hoy el correspondiente homenaje de la ACB justo antes del sorteo. Desde aquí, como periodista y aficionado al baloncesto que soy, le deseo la más pronta y efectiva de las recuperaciones.

EMPAREJAMIENTOS DE LA FASE FINAL DE LA COPA DEL REY 2012 (PALAU SANT JORDI, BARCELONA):
CUARTOS DE FINAL (JUEVES 16 Y VIERNES 17 DE FEBRERO, PENDIENTES DE HORARIOS):

A) F.C. BARCELONA REGAL-LUCENTUM ALICANTE
B) CAJA LABORAL BASKONIA-LAGUN ARO GBC
C) REAL MADRID-BALONCESTO FUENLABRADA
D) UNICAJA MÁLAGA-BANCA CÍVICA SEVILLA

SEMIFINALES (SÁBADO 18):

1) VENCEDOR C-VENCEDOR D
2) VENCEDOR A-VENCEDOR B

FINAL (DOMINGO 19):

VENCEDOR SEMIFINAL 1-VENCEDOR SEMIFINAL 2

,

No hay Comentarios

De nuevo campeones del mundo de hockey patines

Es la principal noticia para el deporte español del pasado fin de semana. La selección nacional de hockey sobre patines se proclamó campeona del mundo por cuarta vez consecutiva, y por 15ª en total, igualando a Portugal como el equipo con mayor número de títulos mundiales.

En el polideportivo Aldo Cantoni de San Juan (Argentina), los nuestros sufrieron para meterse en la final ya que sólo pudieron derrotar en la prórroga, con un gol de oro (4-3), a la sorprendente Mozambique; pero en el encuentro decisivo, contra los anfitriones, España dominó con mucha más claridad de lo que indica el 5-4 final.

La selección se adelantó en la primera parte con los goles de Ordeig y Torra, aunque el argentino David Páez recortó minutos antes del descanso. En la segunda mitad, Bargalló hizo el 1-3, pero segundos más tarde Pablo Álvarez volvía a recortar distancias. No obstante, España volvió a destacarse poco después gracias a dos tantos en un minuto, de Panadero y Pedro Gil (2-5). Argentina lo intentó hasta el final, y se acercó con los goles de Pablo Álvarez de tiro directo de falta a poco menos de seis minutos, y de Emmanuel García de penalti, a escasos 15 segundos de la conclusión.

No fue suficiente para los locales y, tal y como ocurriera en 1989 y 2001, España volvió a salir campeona del Aldo Cantoni, un pabellón hostil por lo apasionado de la afición argentina, pero talismán para los españoles. Tres de los quince títulos así lo corroboran.

NUEVO TÍTULO PARA LA “BOMBA” NAVARRO
Otro de los deportistas españoles que no se cansa de ganar títulos es Juan Carlos Navarro. El Barça Regal se proclamó, por tercer año consecutivo, campeón de la Supercopa ACB de baloncesto, que en 2011 se ha celebrado en el polideportivo de Miribilla, en Bilbao.

Los blaugrana se deshicieron en la semifinal por 74-70 del Madrid, y en la final derrotaron al Caja Laboral -con el que empatan a 4 títulos en el palmarés- por 73-82. El escolta de la selección española, MVP del pasado Europeo, estuvo algo “escondido” durante los primeros tres cuartos de la semifinal, pero en el último surgió para encabezar la remontada barcelonista ante su eterno rival.

Y el sábado, en la final, ajustició al Baskonia gracias a sus 24 puntos, con dos triples en los momentos decisivos que lideraron un parcial de 0-13 con el que su equipo volvió a remontar en el último cuarto, esta vez a los vitorianos, que jugaron a un muy buen nivel pero que no pudieron con el de San Feliú de Llobregat, perfectamente secundado además por N´Dong, Lorbek, y las nuevas incorporaciones Eidson y Marcelinho Huertas. Obviamente, la distinción de mejor jugador del torneo también fue suya, una más para un tipo que jamás se cansará de ganar.

CHECA, CAMPEÓN MUNDIAL DE SUPERBIKES; MÁRQUEZ, LÍDER EN MOTO2
Otra de las grandes noticias la dio el mundo de las motos, porque uno de los deportistas más honrados y más dedicados que he conocido, Carlos Checa, ya tiene su merecido título mundial después de una carrera ciertamente longeva. Checa ha sentenciado su dominio de cabo a rabo en el mundial de Superbikes a lo grande, venciendo en las dos mangas de la carrera disputada en Le Mans.

El catalán, cabalgando sobre su Ducati, sólo necesitaba tres puntos para ser matemáticamente campeón, pero solventó cualquier mínima duda adjudicándose la primera manga, y lo celebró a lo grande repitiendo en la segunda, su última victoria hasta la fecha de un total de catorce en 2011. Campeón más que merecido, pues.

Y en el mundial de velocidad, tuvimos el aplazado en su momento Gran Premio de Japón. Los pilotos definitivamente dejaron atrás sus miedos por la radiación, y viajaron a Motegi para ofrecernos un fin de semana en el que Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo hicieron doblete de nuevo en MotoGP (Lorenzo le ha recortado 4 puntos a Stoner, aunque todavía le separan 40 del australiano), y en el que la mejor noticia para España llegó de la mano de Marc Márquez que, con su segundo puesto tras Iannone, por fin superó en la general a Stefan Bradl, por un solitario punto pero suficiente para liderar en Moto2. En 125, Zarco esta vez sí ganó y Nico Terol hizo segundo, conservando 31 puntos sobre el francés a falta de tres carreras.

, ,

No hay Comentarios

98-85: España sigue siendo la mejor de Europa

Titular simple, pero rotundo. Así es como se debe calificar el triunfo de la selección española en el Eurobasket 2011, tras derrotar en la final a Francia por 98-85.

Es el segundo oro europeo consecutivo para nuestro baloncesto, algo que no se conseguía a nivel de selecciones desde que Yugoslavia (la “segunda” Yugoslavia, tras la guerra de los Balcanes, que englobaba solamente a Serbia y a Montenegro) lo hiciera en 1995 y 1997. Solamente los soviéticos (en varias ocasiones), los yugoslavos (antes y después del conflicto balcánico) y Lituania a finales de los años 30, junto a España en 2009 y 2011 han conseguido lo que en Estados Unidos llaman el “back to back”, a lo largo del palmarés del torneo.

Este oro supone la quinta medalla en grandes competiciones desde 2006 (tres oros y dos platas), y la séptima desde que la base de este equipo se presentara en categoría absoluta en el Eurobasket de Turquía 2001: bronce en aquel torneo; plata en Suecia 2003; oro en el Mundial de Japón 2006; plata en España 2007 y en los JJOO de Pekín 2008; y oro tanto en Polonia 2009 como en Lituania 2011. Una década realmente inolvidable.

Y además, lo han conseguido, esta vez sí, dando espectáculo desde el salto inicial, y haciendo su mejor partido del torneo -y uno de los dos o tres mejores de todos estos años- ante un gran equipo como el francés, que hoy sí que ha dado la cara después de la pantomima de la primera fase.

Como decimos, España, a diferencia de otros días (por ejemplo, el de la semifinal), se ha empleado a fondo y con concentración desde el inicio; la calidad y la fuerza física del rival así lo requería. Bueno, desde el inicio no, porque en los dos primeros minutos Francia, liderada por Tony Parker, aprovechó la falta de ajustes de la defensa española para conseguir hasta cuatro canastas fáciles bajo el aro; contrarrestadas, eso sí, por la gran efectividad de los nuestros en ataque.

Subsanado el problema, los de Scariolo pusieron pronto velocidad de crucero y alcanzó ventajas que oscilaron durante todo el partido entre los 7 y los 12 puntos, ante una Francia que peleó con toda la barba y que, pese al gran partido de España, no dejó a los nuestros celebrar del todo la victoria hasta el minuto y medio final.

Todos brillaron a gran altura, empezando por Juan Carlos Navarro, que en el primer cuarto comenzó su exhibición con 8 puntos de los 27 que le llevaron a ser, más que merecidamente, MVP del campeonato. A “la Bomba” le secundó un genial Calderón que, recuperado del todo de su torcedura de tobillo, dio todo un recital de dirección, estando también sumamente certero en la anotación. 17 puntos para él, con triples y penetraciones como las de sus mejores épocas. El de los Raptors, tras la decepción por no haber podido formar parte del título de hace dos años, ya tiene su merecido oro europeo.

A pesar de que Parker y, en menor medida, Noah se empeñaban en no dejar escapar a la selección, España tomó su máxima ventaja hasta el momento gracias a un triple inverosímil -un poco de churro, para qué nos vamos a engañar) de Marc Gasol, 25-17 poco antes de acabar el primer cuarto. Su hermano Pau había cometido dos personales y no había empezado demasiado lucido, aunque al final terminaría, como en él es habitual, con números de crack.

Precisamente las dos faltas del ala-pívot de los Lakers le dieron a Serge Ibaka la ocasión de disputar unos minutos de oro en el segundo cuarto, en el que dio una auténtica exhibición de poderío con cinco tapones ni más ni menos, a cada cual más espectacular, que minaron la moral de todo francés que se acercara por el aro español.

España llegó al tramo previo al descanso superando la decena de puntos de ventaja gracias también a la gran labor continuada de Calderón y Navarro; a la entrada en acción de Pau, y al “factor Víctor Sada“. El base del Barça, casi inédito en los momentos importantes del campeonato, sabía que iba a tener protagonismo en la final, pero éste se acentuó con los minutos que Ricky Rubio, con un ojo medio aturdido, debió estar en el banquillo; y cumplió de sobra menguando la capacidad productiva del gran líder rival, Tony Parker.

Sólo la trifulca montada tras una fea falta de Rudy al propio Parker -antideportiva justamente señalada- descentró momentáneamente a los nuestros y reactivó a los franceses, quienes con cinco puntos seguidos de Nico Batum se volvieron a meter en el partido (46-41). Afortunadamente, un tiempo muerto de Scariolo volvió a rearmar a la selección, que se marchó a vestuarios 9 arriba (50-41), con dos canastones de Pau Gasol.

En el segundo tiempo, Navarro y Rudy Fernández volvieron a darle la máxima ventaja a España (56-43, min. 22) al comenzar el tercer cuarto, en el que la renta jamás bajó de los seis puntos. Cada vez que Francia, gracias a Parker, se acercaba con cinco o seis puntos seguidos, los nuestros reaccionaban y restablecían la normalidad; una normalidad, liderada por los 9 puntos de Navarro, que decía que el título estaba más cerca de permanecer en España (75-62, min. 30, tras un espectacular alley-hoop que acabó con canasta de Sada).

Algo que se confirmó en el período final. Francia no bajó nunca los brazos, lo que hizo más vistosa la victoria de la selección española. Pau Gasol (17 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias y 3 tapones) se erigió definitivamente en el gran dominador en ambas canastas, mientras que los contraataques de Calderón, Rudy o Llull prácticamente sentenciaron el título a falta tan sólo de medio cuarto (84-68).

Parker y Diaw se encargaron de mantener vivo el orgullo francés con triples y canastas que impidieron que la victoria de España trocara en paliza; daba igual. Los instantes finales sirvieron para que Víctor Claver y, sobre todo, Felipe Reyes pudieran disfrutar de una fiesta en la que España se quedó tan sólo a dos puntos de alcanzar los cien (98-85).

El ala-pívot cordobés/madrileño tuvo tiempo primero para anotar una gran canasta, y luego para levantar el trofeo en un gran gesto del capitán, el MVP Juan Carlos Navarro. Felipe, como Claver, ha perdido recientemente a su padre, al que pudo dedicar la alzada de la copa que acredita a la España de principios de siglo como una de las mejores selecciones europeas de toda la historia, a la altura de las míticas URSS y Yugoslavia; casi nada al aparato. Enhorabuena, bicampeones.

, ,

No hay Comentarios