Archivo etiqueta Europeos 2010

España, ocho medallas en los Europeos de atletismo

Ayer finalizaron los Campeonatos de Europa de Atletismo 2010, celebrados este año en el Estadio Olímpico “Lluis Companys” de Barcelona, que albergó su segunda gran cita internacional al aire libre de este deporte tras los memorables Juegos Olímpicos de 1992.

España estaba obligada a hacer un buen papel debido principalmente a su condición de local, y, aunque se empezó muy mal, durante las tres últimas jornadas al menos se consiguió mejorar bastante la imagen. Ocho medallas, ocho; con dos oros, tres platas y tres bronces, que no son las quince que había pronosticado nuestro “pitoniso” -y bocazas- presidente José María Odriozola -las mismas que se consiguieron hace ocho años en Munich-, pero buenas son.

Si hay que destacar una prueba “talismán” este año en la cita de la Ciudad Condal para los españoles esa ha sido, sin duda, los 1.500 metros. Nuestros atletas recuperaron el excelente nivel exhibido en la que para muchos es la prueba reina del atletismo -aparte de la maratón- y se llevaron nada menos que cuatro medallas: dos oros con Arturo Casado y Nuria Fernández, y dos bronces con Manuel Olmedo y Natalia Rodríguez. En los chicos los triunfadores fueron dos atletas con experiencia -aunque Olmedo en el 1.500 un poco menos- pero todavía jóvenes; mientras que en la prueba femenina el éxito fue para dos de las veteranas de nuestro atletismo.

Especialmente emotivo fue el triunfo de Nuria, no ya porque “cerrara” el medallero en la noche de ayer, sino porque fue la victoria de toda una currante que, a sus 34 años, ha llegado al cénit de su carrera deportiva no sólo por el resultado, sino por la marca (4:00:20). Para Natalia su bronce vino a compensar un poco el amargo sabor de la final mundialista de hace un año, donde se llevó la victoria pero luego fue justamente descalificada por haber dejado caer a una rival.

El resto de las medallas se las llevaron la incombustible y excepcional Marta Domínguez -plata en 3.000 metros/obstáculos-, José Luis Blanco -bronce en la misma prueba, aunque en categoría masculina-, Jesús España -plata en 5.000– y Chema Martínez plata en la maratón-. Todos ellos ilustres veteranos.

Entre las decepciones cabría destacar en primer lugar la marcha. Cierto es que no estaba el sancionado “Paquillo”, pero ello no es óbice para que España se haya marchado -valga el juego de palabras- de unos Europeos sin medallas por primera vez en 28 años. Que el mejor resultado lo haya conseguido otro ilustre como Jesús Ángel García Bragado es algo que debe hacer reflexionar, y mucho, a la Federación.

Luego ha habido otros que han vuelto a fracasar, como Ruth Beitia -que, a imagen y semejanza del “capi” Manolo Martínez es incapaz de llevar al aire libre sus excelentes prestaciones en pista cubierta- o Mario Pestano; mientras que también se esperaba mucho de los fondistas nacionalizados. Ayad Lamdassem perdió la medalla en 10.000 metros de una forma bastante incomprensible; mientras que el campeón español de 5.000 Alemayehu Bezabeh pareció haber gastado toda su fuerza en los Nacionales.

Pero también ha habido sorpresas agradables, sobre todo en los 800 metros y en el salto de longitud. En la doble vuelta a la pista dos jóvenes atletas sevillanos, Luis Alberto Marco y Kevin López, se metieron en la final aunque su inexperiencia les pasó factura a la hora de luchar por las medallas; mientras que en el salto horizontal un chaval de 18 años que acababa de proclamarse subcampeón del mundo junior, Eusebio Cáceres, logró en la calificación ser el tercer atleta español que más ha saltado en la historia. Sus 8,27 le colocaron tras Yago Lamela -8,56 tanto al aire libre como en pista cubierta- y Joan Lino Martínez -8,37 bajo techo y 8,32 al aire libre-. La lástima fue que en la final se lesionó el tobillo en el tercer salto y decidió dejar de saltar en el quinto. Su posición, la octava, con 7,97 metros. Son algunos de los nombres que deberán mantener alto el pabellón nacional en los próximos años.

Los grandes triunfadores de los Europeos a nivel general fueron, en hombres, el francés Christophe Lemaitre y el británico de origen somalí Mo Farah. Lemaitre -primer blanco en ganar los 100 metros- fue el rey de la velocidad con tres oros en 100, 200 y 4×100 metros; mientras que Farah hizo doblete tanto en 5.000 como en 10.000, a costa entre otros de los atletas españoles. Y en chicas, Rusia. El primer puesto de los ex soviéticos en el medallero ha tenido su clave principal en los ocho triunfos cosechados en la categoría femenina, algo que no sorprende porque a nivel europeo son, desde hace muchos años, las indiscutibles reinas.

,

No hay Comentarios