Archivo etiqueta Fórmula 1

Repaso polideportivo del fin de semana (22/23-5-2011)

Comenzamos hoy con una noticia de esta misma mañana que nos ha dejado absolutamente a contrapié, como lo es el fallecimiento en Granada de Xavi Tondo, ciclista del Team Movistar. Tondo ha sufrido un desgraciado y desafortunadísimo accidente al quedar atrapado entre su coche y la puerta del garaje del edificio en el que residía, justo cuando salía para entrenarse. Desde aquí servidor de ustedes les manda sus más sinceras condolencias tanto al equipo dirigido por Eusebio Unzúe como, por supuesto, a la familia del ciclista catalán.

ESPAÑA BRILLA COMO NUNCA EN EL GIRO
Pero la vida sigue, y hoy el repaso lo vamos a iniciar con el Giro de Italia, que vive hoy su segundo día de descanso después de que el ciclismo español prácticamente haya arrasado en el trío de jornadas dolomíticas con el liderato más que consolidado por parte de Alberto Contador (a la espera de que el TAS se pronuncie posiblemente a finales de junio), y con dos triunfos parciales para un total de cinco en dos semanas de carrera.

Y lo mejor de todo es que, curiosamente, ninguna de esas dos últimas etapas las ha ganado el pinteño, en una clara muestra de que los nuestros están al alza. Contador pudo vencer el viernes en la cima austríaca de Glossglockner, pero cedió la victoria al venezolano del Androni José Rujano -quien ya se escapara con él en el Etna- tras un gran trabajo conjunto con el que Alberto distanció en minuto y medio a sus rivales.

Las otras dos etapas, siempre con el mando en carrera de Contador, fueron para los combativos ciclistas del Euskaltel. El sábado Igor Antón se impuso en la cima de todo un coloso como el monte Zoncolan dando una exhibición de poderío; mientras que ayer el navarro Mikel Nieve entró como vencedor en Val di Fassa -con el Giau y la Marmolada entre otros de por medio, en una jornada durísima-, después de una escapada. La pena fueron los casi ocho minutos que cedió Antón, que le hicieron pasar del tercero al undécimo puesto de la general. Mañana, bajo el shock tras la muerte de Xavi Tondo -Movistar ha confirmado que van a seguir-, se reanuda la carrera con una cronoescalada de 12,7 km entre Belluno y el paso de Nevegal.

LIGA ACB: BILBAO BASKET SE CARGA A POWER E. VALENCIA
En baloncesto, todas las eliminatorias de cuartos de final de la liga ACB se decidieron por la vía rápida. La gran sorpresa fue la eliminación del Power Electronics Valencia, uno de los equipos al que todos daban como alternativa seria al Barça y al Madrid, a manos del Bizkaia Bilbao Basket que, tras un gran partido en la “Fonteta” y otro de infarto en el “Botxo” -remontaron en algo más de dos minutos siete puntos para vencer por cuatro- se mete por primera vez en semifinales.

En el resto de emparejamientos, no hubo sorpresas, porque tanto Barça como Madrid se deshicieron con facilidad -los culés con mucha más de lo esperado- del Unicaja y del Fuenlabrada; mientras que el campeón Caja Laboral salvó los muebles frente al Gran Canaria en casa, y en el Centro Insular de Deportes arrasó en la segunda parte. Las semifinales, desde el jueves y al mejor de cinco partidos, serán Barça-Caja Laboral y Real Madrid-Bizkaia Bilbao.

ALONSO, EN UNA VERDADERA TARTANA…
El Gran Premio de España de Fórmula 1 tuvo un resultado similar a casi todos los anteriores. Ganó Vettel por delante de Hamilton y Button. Cuarto fue Webber y quinto, un Fernando Alonso que tiene que seguir luchando con el coche más lento de su carrera si exceptuamos el mnodesto Minardi de 2001 y el patético Renault de 2009.

El asturiano realizó una salida de ensueño, la mejor salida en general de la temporada y de varios años. Desde la cuarta plaza avanzó, en una arriesgadísima maniobra, hasta la cabeza antes de la curva inicial de Montmeló; magia pura y dura que no tuvo continuidad para nada, antes al contrario.

Después de haber aguantado muy bien a Vettel en el primer “stint”, tras su segunda parada -de un total de cuatro- ya se vio rebasado por el alemán; y desde entonces su ¿Ferrari? 150º deambuló por el Circuit de Catalunya como alma en pena, más parecido a una tartana del siglo XIX que a todo un “cavallino rampante”. Alonso acabó doblado por Vettel y Hamilton, y con muchas ganas de sacarse la espina el domingo en Montecarlo… si el coche le deja.

…Y CALÍTOE, CAMPEONA GALLEGA DE GIMNASIA
No podía terminar este artículo sin hacer de nuevo, como en otras ocasiones, una mención muy especial al personaje del mundo del deporte que más admiro, y no por nuestra relación de amistad, sino por su constancia y su perseverancia. Mi muy estimada Cristina MJ-Calítoe.:. se proclamó el sábado campeona de Galicia de gimnasia artística en Nivel 3 Mayores (+ de 12 años) por primera vez.

Todo un logro a sus 32 años del que, como amigo suyo que soy, me siento sumamente orgulloso, y que a buen seguro que le da renovadas fuerzas para continuar con este deporte que tanto ama, comenzando por su presencia dentro de mes y medio en los Campeonatos de España que se celebrarán aquí, en Sevilla, en el Palacio de los Deportes del Centro Deportivo San Pablo, mi “segunda casa” desde hace un par de años.

Enhorabuena, campeonísima.

, , , , ,

1 Comentario

Repaso polideportivo del domingo (8-5-2011)

Mucho deporte y muy variado el del primer fin de semana completo de mayo. Si el sábado el “rey” fue el Barça con sus triunfos en fútbol sala, balonmano y fútbol sub 19, lo más destacado de ayer para el deporte español fue el tercer puesto de Fernando Alonso en Turquía, y el subcampeonato de Rafa Nadal en Madrid ante un más que intratable Djokovic. Además, el Panathinaikos ganó la Euroliga de baloncesto, los Lakers fueron arrasados por los Mavericks en la semifinal de la conferencia este, y empezó el Giro de Italia.

ALONSO, EL PRIMERO DE LOS “MORTALES”
Como decimos, tal vez el mejor resultado de ayer para nuestro deporte sea el primer podium de Fernando Alonso en la temporada 2011 de Fórmula 1. El asturiano subió al tercer escalón del Gran Premio de Turquía, escoltando a los intratables de casi siempre, los Red Bull.

La carrera, cómo no, la ganó Vettel -3 de 4 ya este año-, que dominó de principio a fin, aunque sin tanta renta como otras veces, mientras por detrás se libraba una bonita batalla por el resto de posiciones. Una buena salida -esta vez sí- dio a Alonso la oportunidad de luchar por el podium. Fernando se instaló en la segunda posición durante gran parte de la carrera, pero en el último “stint” el mejor rendimiento del Red Bull con los neumáticos duros y el juego usado que llevó el asturiano posibilitaron que Webber le terminara pasando. Aún así, gran resultado para Alonso y Ferrari. Alonso llegará a Montmeló en quinto lugar a 52 puntos de un destacadísimo Vettel; pero con la confianza de saber que las distancias con los Red Bull poco a poco se van acortando.

DJOKOVIC TAMBIÉN LE GANA A NADAL EN TIERRA
Rafa Nadal, por su parte, no pudo superar al indiscutible número 1 de lo que llevamos de temporada, el invicto Novak Djokovic, que ayer le ganó por vez primera sobre tierra batida, en el Masters 1000 de Madrid. El resultado, 7-5 y 6-4, no refleja la tremenda superioridad física y ayer también técnica del serbio, al que sólo la tremenda lucha de Nadal pudo llegar a complicar el triunfo.

Con este resultado Djokovic gana enteros para triunfar en Roland Garros -aunque la tierra batida parisina es mucho más clásica que la de la Caja Mágica, y ahí Rafa debería tener más ventaja-; y lo que sí se ha asegurado prácticamente es terminar la temporada como número 1, haga lo que haga Rafa, salvo hecatombe descomunal, ya que sólo le separan del mallorquín poco más de 2000 puntos.

Porque “Nole” apenas si tiene que defender la final del US Open; mientras que Nadal defiende unos siete mil puntos entre el Masters 1000 de Roma, los tres Grand Slams que ganó en 2010 y la final de la Copa Masters. Pero, como bien dice Rafa, con esto no se acaba el mundo; lo que debe hacer ahora es volver a buscar su mejor golpe de raqueta y esperar también que el insuperable nivel de su rival baje un escalón para volver a tener opciones de ganar los grandes torneos.

OBRADOVIC, OCHO EUROLIGAS; EN L.A. “ARDERÁ TROYA” CON LOS LAKERS
En baloncesto, la Final Four de la Euroliga supuso el quinto título para el Panathinaikos. Los griegos, verdugos del Barça en cuartos, derrotaron en la final celebrada en Barcelona -Palau Sant Jordi- al Maccabi por 78-70. Los israelíes, que se deshicieron con facilidad en semifinales del Madrid -cuarto, tras caer también de paliza ante el Montepaschi Siena-, plantaron cara; pero la “conexión” Diamantidis-Batiste y los oportunos triples de Nicholas y Sato en la segunda mitad acabaron con sus esperanzas.

Es el quinto título del Panathinaikos, y el octavo en total para Zeljko Obradovic, que si no lo era ya, ayer se convirtió en toda una leyenda de los banquillos europeos al llegar a la misma cantidad de títulos que el equipo que más ha conseguido en toda la historia de la competición -el Madrid-. Obradovic, además, tiene el gran mérito de haberlo conseguido con cuatro equipos diferentes: el Partizán de Belgrado en 1992, en aquella inolvidable final del triple de Djordjevic contra el Joventut; la propia “Penya” dos años más tarde; el Madrid en 1995 y los cinco del Panathinaikos, el primero de ellos en 1996. Casi nada.

Por su parte, se espera un verano muy movidito en Los Ángeles. Los Lakers -y Phil Jackson- firmaron ayer la derrota más humillante de las últimas temporadas, al caer eliminados por los Dallas Mavericks por 4-0 en la semifinal de la Conferencia Oeste, con un cuarto partido lamentable en tierras texanas, que perdieron por 122-86.

Y lo peor para el baloncesto español es que esto podría traer represalias para Pau Gasol, ya que las miradas se centran mayoritariamente en el rendimiento del ala-pívot de Sant Boi, de manera absolutamente injusta para mí, pese a que Pau no haya firmado ni mucho menos sus mejores play-offs.

Aunque ya sabemos la flaca memoria que suelen tener en el baloncesto y en la sociedad estadounidense en general, sobre todo cuando se trata de acusar a quien no porta la bandera de las barras y estrellas. Al menos nos queda el consuelo de que Pau llegará mucho más fresco, y con “hambre” de éxitos, al importantísimo Europeo de septiembre.

COMENZÓ EL DURÍSIMO GIRO 2011
Y, por último, hay que reseñar también el inicio del Giro de Italia el sábado, en la que probablemente sea la edición más dura si no de toda su historia, sí al menos de los últimos años. Siete finales en alto y un total de quince etapas de montaña, para tan sólo dos o tres jornadas medianamente llanas y únicamente 31 kilómetros de lucha individual contra el crono sobre terreno plano, en la etapa final de Milán.

Alberto Contador, a la espera de lo que dictamine el TAS sobre su presunto positivo, luchará por su segunda victoria en la ronda italiana, tras la de 2008. Para ello deberá hacer frente a un ramillete de rivales encabezado por el escalador siciliano de Liquigas Vincenzo Nibali, el vencedor de la última Vuelta a España y el corredor transalpino más prometedor de la actualidad.

De momento se llevan dos etapas; en la primera de ellas, una contrarreloj por equipos de 19 kilómetros, ganaron los favoritos del HTC, con Liquigas y Saxo Bank -el equipo de Contador- separados tan sólo por ocho segundos. El campeón italiano de contrarreloj, Marco Pinotti, se vistió de rosa, aunque ayer le cedió la “maglia” a su compañero, el implacable sprinter Cavendish que, no obstante, se tuvo que conformar con la segunda posición en la etapa tras el sempiterno Alessandro Petacchi, que con su 24ª victoria igualó a Eddy Merckx en el quinto puesto histórico de vencedores de etapas. En pocos días, comenzará la lucha por la supervivencia; una lucha que se espera sea sin cuartel.

, , , ,

No hay Comentarios

Repaso deportivo del fin de semana (8-10 de abril de 2011)

El éxito más rutilante para el deporte español durante el pasado fin de semana fue, sin duda, la Euroliga femenina de baloncesto conquistada por el Halcón Avenida en Ekaterimburgo (Rusia). Tras deshacerse en la semifinal de las valencianas del Ros Casares, las salmantinas sorprendieron en la final al anterior campeón, el Spartak de Moscú, en un partido que dominó en todo momento y que acabó ganando por 68-59.

Es el primer título del Halcón Avenida en la máxima competición continental; y el segundo para el baloncesto femenino español tras el doblete del Dorna Godella en los años 92 y 93. El Halcón Avenida basó su victoria en el enorme trabajo de dos internacionales por España, Sancho Lyttle (12 puntos y 13 rebotes) y Alba Torrens (13 puntos), la gran revelación del torneo a sus 21 años, elegida MVP de la “Final Four”.

Sebastian Vettel volvió a ganar en el Gran Premio de Malasia de Fórmula 1. El alemán de Red Bull dominó una carrera que del segundo abajo fue realmente divertida, y logró el 2 de 2 esta temporada por delante de Jenson Button (McLaren) y del Lotus Renault de Nick Heidfeld, que logró el segundo podium de la temporada para los herederos del ex equipo de Fernando Alonso.

El asturiano fue de menos a más, y completó una gran remontada que le llevó a luchar por el “cajón”; pero a falta de 10 vueltas, con el alerón trasero móvil estropeado, se precipitó al intentar adelantar a Hamilton, se tocó con el inglés y rompió su alerón delantero.

Al final, sexto pese a la correspondiente sanción de 20 segundos (el equivalente a un “drive through”) que se le impuso al terminar la carrera. Hamilton también fue sancionado, por cambiar varias veces de dirección de forma antirreglamentaria en una de las intentonas de Alonso anterior al incidente. Vettel domina la clasificación con 50 puntos de 50 posibles, y empieza ya a marcar distancias importantes con sus rivales. La semana que viene, más Fórmula 1, en China.

En ciclismo, el belga del Garmin-Cervelo Johan Vansummeren sorprendió a los favoritos y ganó la mítica Paris-Roubaix. Vansummeren, 30 años, gregario teórico del campeón mundial Thor Hushovd y miembro de una escapada que le permitía a su equipo maniobrar con tranquilidad, lanzó un ataque en el grupo de cabeza al paso por el conocido tramo del Carrefour de l´Abre, y se marchó directo hacia la victoria mientras la “locomotora” Fabian Cancellara conducía a velocidad de vértigo al grupo de los favoritos, del que Tom Boonen se había descolgado primero con una avería en el Foret de Arenberg, y luego tras una caída masiva que le pilló de por medio.

Cancellara, por su parte, no tuvo suerte. Después de pararse un par de veces ante la nula colaboración de sus compañeros de grupo -en el caso del Garmin-Cervelo era comprensible-, el suizo se vio frenado por una moto en el Carrefour de l´Abre, que le cortó el ritmo y le privó de poder luchar por su segundo triunfo seguido sobre el pavés del “Infierno del Norte”. Al final, un nuevo ataque le permitió quedar segundo por delante del holandés Martin Tjallingi, pero a 19 segundos de Vansummeren, que logró la gran victoria de su carrera en el ya legendario velódromo de Roubaix.

El Renovalia Ciudad Real se proclamó ayer campeón por tercera vez de la Copa del Rey de balonmano, al derrotar en la final disputada en Vigo al Cuatro Rayas Valladolid por 31-22. Los pucelanos, verdugos en semifinales del Barça, plantaron cara a los de Talant Dujshebaev en la primera parte (12-12), pero en la segunda fueron arrollados por los manchegos, que consiguieron su tercer título tras los de 2003 y 2008.

El sudafricano Charl Schwartzel se hizo con la preciada chaqueta verde al imponerse en el Masters de Augusta de golf, el primer “grande” del año. Schwartzel ganó en una última jornada muy emocionante -hasta nueve golfistas llegaron con opciones al último recorrido- por tan sólo dos golpes sobre el australiano Jason Day, gracias a cuatro “birdies” consecutivos en los últimos cuatro hoyos. Tercero fue el también “aussie” Adam Scott.

Y no me quiero olvidar de los Europeos de gimnasia artística, celebrados estos días en Berlín. Pero para aportaros la mejor información posible elaborada por un servidor, os remitiré, como siempre que trato este bello deporte en mi blog, a la página de mi muy estimada Calítoe.:., que no es otra que Gimnastas.net.

, , , , ,

No hay Comentarios

Vettel empieza 2011 como terminó 2010

El alemán de la escudería Red Bull Sebastian Vettel se ha dado un paseíto y ha conseguido la victoria por delante del McLaren de Lewis Hamilton, mientras que Fernando Alonso, con su Ferrari, se ha terminado quedando con las ganas de adelantar al ruso Vitaly Petrov.

Cualquiera que lea este párrafo podría pensarse que se trata de un resumen del G.P. de Abu Dhabi de Fórmula 1, punto final de la temporada 2010, pero no; ni más ni menos que es lo que ha sucedido esta mañana en el G.P. de Australia, inicio de la campaña 2011 dos semanas después de lo previsto tras la cancelación de la carrera de Bahrein.

El dominio del Red Bull del campeón mundial, tal y como se esperaba vista la clasificación del sábado, ha sido de principio a fin; y tan sólo le ha podido seguir la estela mínimamente Hamilton con su sorprendente McLaren; sorprendente porque, según decían ellos, tras la última sesión de entrenamientos de la pretemporada parecía que los monoplazas de la escudería británica no iban a correr ni p´atrás.

Alonso, por su parte, ha terminado cuarto tras el no menos sorprendente Lotus-Renault de Petrov, que se ha colado en el podium por vez primera en su vida. El asturiano se vio lastrado tras una salida en la que, en la primera curva, se “encontró” con el obstáculo de Jenson Button quien, al cerrar el hueco por el que pretendía pasarle Fernando, dio pie a que Petrov, Massa, Rosberg y Kobayashi les adelantasen.

Luego, el campeón del mundo de 2009 fue sancionado con un “drive through” por superar a Massa “acortando curva”, y ahí acabaron sus opciones de acabar en un puesto de honor. Alonso, que se había desembarazado fácilmente de Rosberg y Kobayashi, rebasó también a su compañero tras ver que Button no devolvía la posición a éste tras la maniobra. Por delante Vettel se había marchado con cierta facilidad pese a los esfuerzos de Hamilton por mantener su ritmo, mientras que el otro Red Bull, el de Webber, perdía fuelle.

A partir de ahí el principal interés radicó en ver qué sucedería con la degradación de los nuevos neumáticos Pirelli, y adivinar a cuántas paradas -o cambios de ruedas- iría cada piloto. Como la degradación era escasa dada la baja temperatura a la que se corrió, Vettel, Hamilton y Petrov fueron a dos, lo que a la larga les dio el resultado de podium.

Tras la primera parada Vettel, que veía cómo Hamilton la recortaba, volvió a ir como un tiro y se distanció de nuevo del inglés; mientras que, tras la segunda de las tres de Alonso y Webber, el asturiano salió por delante del australiano, pero detrás del Lotus-Renault de Petrov, que se comportó de forma magnífica durante todo el recorrido, y del que le separaban unos 13 segundos.

Alonso comenzó entonces, en apenas 10-12 vueltas, una remontada que a punto estuvo de llevarle al podium, pero le faltaron un par de ellas o tres para darle alcance al ruso. Su Ferrari acabó cuarto tras su mala salida, sin duda lo mejor de la cerrera para él, a la espera de que su monoplaza pueda ofrecer un mejor rendimiento dentro de dos semanas en Malasia, sobre todo en la jornada del sábado.

El paseo de Vettel concluyó cuando vio la bandera de cuadros. Hamilton también estaba muy contento y Petrov, ni os cuento. Alonso, simplemente quedó satisfecho, porque tanto él como Ferrari son conscientes de que, para ganar el Mundial o para luchar por ganarlo, han de dar un poco más.

Del resto, hay que destacar la excelente carrera de un debutante, el mexicano de Sauber Sergio Pérez quien, yendo a una sola parada, acabó séptimo. Claro que tanto él como su compañero Kobayashi fueron descalificados por irregularidades en el alerón trasero de sus respectivos Sauber. Jaime Alguersuari acabó, tras la reordenación, undécimo; mientras que el heptacampeón del mundo, Michael Schumacher, abandonó por problemas en su monoplaza.

Si a ello le unimos que Rosberg rompió el motor tras una embestida de Barrichello, es fácil llegar a la conclusión de que para Mercedes, con la estructura humana del Brawn GP campeón de 2009, no fue precisamente el mejor de los días. En un par de semanas, Sepang y el calor malayo, que nos deberían deparar un desarrollo de carrera muy diferente al de hoy.

,

No hay Comentarios

Vettel, campeón del mundo de Fórmula 1

Vuelco total en la clasificación final del mundial de Fórmula 1. Sebastian Vettel ha vencido en el Gran Premio de Abu Dhabi lo que, unido a la séptima posición de Fernando Alonso, le ha valido para proclamarse campeón del mundo 2010, el más joven de la historia -récord que antes tenía Lewis Hamilton- y para que su escudería, Red Bull, con diferencia la más rápida de todo el mundial, haya conseguido el doblete con los títulos de constructores y de pilotos.

En la cultura popular se conoce a la Ley de Murphy como aquella que dice que todo lo que puede salir mal, saldrá peor. Pues bien, la carrera de hoy ha sido para Ferrari todo un ejemplo de lo que es la máxima principal de dicha ley. Ayer lograron, gracias a un nuevo milagro de Alonso, colocarse en una posición “cuasi” privilegiada -3ª- para afrontar las 55 vueltas con cierta tranquilidad… siempre y cuando las cosas rodaran como debían.

Para empezar, un “safety car”
Y ocurrió justo todo lo contrario. En la salida no hubo demasiados problemas, pese a que Button pasó al asturiano. Vettel, desde la “pole”, impidió que Hamilton le adelantara -otro de los aspectos en los que confiaba la escudería de Maranello- y rápidamente puso tierra de por medio con respecto al resto del “paquete”.

Pero todo comenzó a cambiar antes de que acabara la primera vuelta. Todo un heptacampeón mundial como Michael Schumacher trompeó intentando ganar posiciones, y Vitantonio Liuzzi, sin poder esquivarlo, se lo llevó por delante.

“Safety car” -algo casi improbable en el circuito de Yas Marina, con el montón de escapatorias que hay, pero que se dio-, con lo que algunos de los pilotos de la parte media/trasera de la parrilla entraron en boxes para cambiar un neumático, el blando, que teóricamente se degradaría en pocas vueltas. Entre los que pararon estuvieron el Renault de Vitaly Petrov y el Mercedes de Nico Rosberg; en principio una anécdota, pero que terminarían siendo decisivos en el devenir del campeonato.

Red Bull gana la partida estratégica
Fue entonces cuando Red Bull jugó su carta más arriesgada, y le salió a la perfección. Como si fuera una partida de ajedrez, “sacrificaron” a una torre como Webber -que se había quedado detrás de Alonso- haciéndole entrar en el “pit lane” pocas vueltas después de retirarse el coche de seguridad, esgrimiendo una importante degradación en sus neumáticos blandos.

La esperanza de la escudería austríaca era que Ferrari se preocupase casi exclusivamente de Webber, le calcara la estrategia y luego la carrera ya diría. Dicho y hecho: Ferrari y Alonso picaron el anzuelo, “capturaron” a Webber pero, por el contrario, dejaron a Red Bull el terreno expedito para dar “jaque mate”.

En las previsiones de Christian Horner estaba que Alonso, pese a reincorporarse por delante de Webber, saliera con el tráfico necesario como poco para que en ningún momento pudiese pasar ni a Hamilton ni a Button con las estrategias; y, además, para que en el caso de que Petrov y Rosberg “colaboraran”, decantar el mundial a favor de Vettel.

Alonso y Ferrari, incapaces de adelantar a Petrov
Dicho y hecho. Los neumáticos blandos de los que no pararon no se degradaron, y Fernando no sólo vio cómo se alejaban de forma definitiva de los dos pilotos de McLaren sino que, además, en ningún momento fue capaz no sólo de adelantar al Renault de Petrov sino ni tan siquiera de pegarse a él. Cierto es que Ferrari había planteado la carrera a la defensiva y que la jugada de Red Bull les pilló con el paso cambiado porque Alonso tenía que arriesgar, pero en mi opinión es absolutamente increíble lo poco que corría el F-10 en las rectas.

Fue ese aspecto el que terminó de arruinar la carrera del asturiano, al que hasta el otro Renault, el de Robert Kubica, se le terminó metiendo por medio. Visto lo visto, la esperanza era que Hamilton ganara la carrera o que Vettel rompiese; lo primero fue imposible porque el alemán gastó en su parada el tiempo necesario para salir delante de un Kubica que, sin entrar todavía en boxes, estaba frenando al inglés exactamente igual que su compañero a Alonso.

Y lo segundo tampoco ocurrió, entre otras cosas porque Vettel no tuvo necesidad de forzar en las últimas vueltas. El alemán, el sucesor en el palmarés teutón de Michael Schumacher, estalló de júbilo tanto en la vuelta de regreso al “pit lane” como en el podium. No era para menos. Hamilton y Button, segundo y tercero, fueron testigos del festejo del joven piloto de Red Bull y de su escudería.

Mientras tanto, Alonso y Webber se resignaban. El primero, tras su mala clasificación de ayer y tras no poder adelantar al español en la salida, sirvió de “conejillo de indias” para que su equipo ganase el campeonato de pilotos.

El segundo, por su parte, completó con un mal día una temporada sensacional, sobre todo en la segunda mitad de la misma; pero, pese a que supo perder con dignidad y entereza, a ver quién es capaz de convencerlo de ello apenas dos horas después de perder un título, su tercero, que tenía prácticamente en sus manos, tras haber actuado Ferrari más o menos como unos pardillos. Con no haber parado cuando lo hizo Webber habría sido suficiente, si bien no es menos cierto que hablar a toro -rojo, de Red Bull, más concretamente- pasado es muy, pero que muy sencillo.

En 2011, de nuevo a la carga
No obstante, todos en España esperamos y deseamos que en 2011 la “Scuderia” sea capaz de darle un coche un poquito más rápido -sólo nos conformamos con eso- para que vuelva a estar luchando y, si es posible, para que pueda ser campeón.

Y si poco a poco se le puede ir uniendo Jaime Alguersuari, mejor. El catalán, con su flojo Toro Rosso, terminó la temporada logrando dos valiosos puntos para un total de cinco. Un gran resultado para él, pero que, por desgracia, para el público español queda ensombrecido por la decepción vivda con Fernando Alonso. Qué se le va a hacer; así son las carreras. El año próximo el asturiano y Ferrari volverán a la carga.

CLASIFICACIÓN DEFINITIVA:

1º Sebastian Vettel (Alemania/Red Bull) 256
2º Fernando Alonso (España/Ferrari) 252
3º Mark Webber (Australia/Red Bull) 242
4º Lewis Hamilton (Gran Bretaña/McLaren) 240
5º Jenson Button (Gran Bretaña/McLaren) 214

No hay Comentarios

Márquez completa el triplete español en motociclismo. Fórmula 1: todo para la carrera final

Marc Márquez se poclamó ayer campeón del mundo de 125cc en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, el último de la temporada 2010, rubricando el histórico triplete de los pilotos españoles en el mundial de Motociclismo.

El catalán era ya virtualmente campeón después de su exhibición la pasada semana en Portugal; y en Cheste se dedicó a rodar tranquilamente en una posición prudencial para no correr el riesgo de tirar por la borda el trabajo de todo el año y perder la corona en favor de Nico Terol.

Bradley Smith ganó -la única carrera que no ha vencido un español en toda la temporada- por delante de Terol y de Pol Espargaró; pero todas las miradas fueron para el cuarto clasificado. Márquez acompañó en el palmarés español de 2010 a Toni Elías (Moto2) y a Jorge Lorenzo (MotoGP), que despidió el año con una nueva exhibición enuna de las carreras más espectaculares de la temporada, por delante de Stoner y de Rossi, que se despidió de Yamaha en el podium.

El éxito de los españoles se ha completado finalmente, además del subcampeonato de Terol en 125, con los de Julián Simón (Moto2) y Dani Pedrosa (MotoGP), con el tercer puesto de Pol Espargaró (125) y con el récord mundial de puntos en una sola temporada de Lorenzo.

Todo a una carta en Abu Dhabi
Lo que todavía no tiene campeón de ningún tipo es el mundial de Fórmula 1. Fernando Alonso, tras el Gran Premio de Brasil, llegará este fin de semana a Abu Dhabi bastándole con un segundo puesto para hacerse con su tercer título, aunque con la preocupación de que los Red Bull siguen yendo como tiros.

Los coches de la popular bebida energética volvieron a hacer doblete tras el desastre de Corea, esta vez en Interlagos, aunque con el vencedor “equivocado”. Sebastian Vettel ganó por delante de Mark Webber y del Ferrari de Alonso, que dispone de ocho puntos sobre el australiano, de catorce sobre el alemán y de 24 sobre un Hamilton que, con el cuarto puesto de ayer, lo tiene no imposible pero sí en chino. Button, ahora sí, se despidió definitivamente de sus opciones.

La carrera se decidió prácticamente en las primeras vueltas. Vettel y Webber rebasaron con facilidad en la salida y en las primeras curvas respectivamente al sorprendente “poleman” Nico Hulkenberg el cual les echó una “manita” inestimable al “detener” durante algunas vueltas a Fernando Alonso.

El asturiano se deshizo de Hamilton en la segunda vuelta forzando al inglés a cometer un error, pero tardó algunas más en adelantar al alemán de Williams. Cuando lo hizo rodó prácticamente al mismo ritmo que la cabeza de carrera, pero éstos ya se habían marchado.

Por delante Vettel apuraba sus opciones de título y no dejaba que Webber, el mejor colocado del equipo para pelear por el mundial, se le acercara en ningún momento a menos de segundo y medio.

Sólo un “safety car” provocado por el accidente del Force India de Vitantonio Liuzzi en la vuelta 51 le dio un poco de emoción a la carrera; y digo sólo un poco de emoción porque los doblados incrustados entre los cuatro grandes impidieron, en el relanzamiento cinco vueltas más tarde, que tuvieran opciones para rebasarse.

En las últimas vueltas Alonso se acercó progresivamente a un Webber que parecía conservar un poco su coche para la definitiva batalla, pero tiró la toalla a falta de dos giros. Red Bull se aseguró el título de constructores, y ahora deberá pensar muy seriamente la estrategia a seguir para el Gran Premio de Abu Dhabi.

Lo lógico sería, viendo que sus coches siguen siendo tan superiores cuando no cometen fallos, “hacer” ganar a Webber y que Vettel sea segundo, porque así el título de pilotos también sería de ellos. Pero si tenemos en cuenta que Vettel ganando como poco sobrepasaría a su compañero en la general, las cosas no están tan claras.

Todo dependerá de la posición que ocupe Alonso en las últimas vueltas. Si Vettel gana, al asturiano le bastaría con un cuarto puesto; mientras que si el que lo hace es Webber Fernando debería acabar segundo; aunque tampoco debemos olvidar que su Ferrari es el único coche capaz de rodar al mismo ritmo o incluso más rápido que los Red Bull.

Dejando a un lado posibles fallos mecánicos -que todo puede pasar-, si Alonso, al contrario que en Interlagos, no comete errores en su vuelta buena de clasificación y se coloca en parrilla justo por detrás de los Red Bull o por delante de alguno de ellos, estoy seguro de que no habrá que estar pendiente de ninguna componenda para ser campeón.

CLASIFICACIÓN (A falta de una carrera):

1º Fernando Alonso (España/Ferrari) 246 puntos
2º Mark Webber (Australia/Red Bull) 238
3º Sebastian Vettel (Alemania/Red Bull) 231
4º Lewis Hamiton (Gran Bretaña/McLaren) 222
5º Jenson Button (Gran Bretaña/McLaren) 199 (sin opciones ya)

,

No hay Comentarios

La fiabilidad del Ferrari y la competitividad de Alonso hacen al asturiano líder del mundial

Se consumó lo que, hace algunas carreras, parecía un auténtico milagro. Fernando Alonso ganó ayer el Gran Premio de Corea -quinta victoria de la temporada y tercera de las últimas cuatro carreras- y, a falta de dos fechas para el final, se coloca como líder del mundial de Fórmula 1. En el podium le acompañaron Hamilton y Massa.

Las claves principales fueron dos. De un lado, la fiabilidad de su Ferrari, todo lo contrario que Red Bull, cuyos dos pilotos abandonaron ayer. Si bien lo que le ocurrió a Webber fue un error de conducción que lo puede tener cualquiera -más en las condiciones en las que se corrió-, lo de Vettel no fue sino una rotura del motor, un fallo mecánico más de los varios que ha tenido el coche más rápido de todo 2010.

De otro, la calidad como piloto de Fernando y de su competitividad. Ni un solo fallo en una carrera y en una pista propicias para ello. Conducción perfecta la del asturiano, pese a que durante la mayor parte del gran premio la pista fue una laguna -ahora hablaremos de ello-, y pese a que durante el último tercio del mismo, con el asfalto ya prácticamente seco, sus neumáticos intermedios debían estar muy afectados.

La otra cara fueron los Red Bull. A la escudería de la conocida marca de bebidas le convenía sobremanera que no se corriese porque, con el mundial de cara, tenía bastante más que perder que ganar. Y los peores presagios se consumaron. Dos vueltas después de que se retirara el “safety car” con el que se inició la carrera debido a las nefastas condiciones del asfalto Webber trompeó, se estrelló contra el muro y fue “rematado” por Rosberg; y diez giros antes de la bandera de cuadros Vettel, con Alonso presionándole, debió retirarse porque su motor Renault estalló poco después de que el asturiano le rebasara.

Vía libre para un Fernando que había perdido la posición con Hamilton algunas vueltas antes debido a un deficiente cambio de neumáticos, pero que aprovechó un error del inglés en la primera curva para volver a pasarle. El de McLaren tiró la toalla en las últimas vueltas y se limitó, ante la tarde/noche coreana, a preservar sus neumáticos para asegurar la segunda plaza, por delante de un Massa que volvió a un podium después de la polémica carrera en Alemania, y de un Schumacher que estuvo a un paso del “cajón”.

Esto en el aspecto deportivo. Porque, por lo demás, la FIA no se puede ir de rositas del despropósito que ha originado por culpa del dinero y de las prisas. A Fernando Alonso este caos ha terminado viniéndole de lujo, pero no podemos perder la perspectiva: el visto bueno que ha dado el máximo organismo del automovilismo internacional al circuito de Yeongam es una vergüenza.

Si la pista una semana antes no está acabada, pues no se corre y punto, porque existe el riesgo de ver un espectáculo tan penoso como el que pudimos ver ayer durante la primera hora y pico de carrera. La lluvia azotó el país coreano durante la mañana de ayer, con lo que la pista quedó encharcada hasta el punto de que la carrera debió comenzar bajo el mando del coche de seguridad y detenerse a las dos vueltas.

Eso nadie lo pudo evitar; pero lo que no es de recibo es la falta del drenaje necesario en un circuito de Fórmula 1, precisamente por las prisas causadas por el enorme retraso que han acumulado las obras, lo que llevó a que la última capa de asfalto se colocara escasos días antes de la llegada de los pilotos.

Resultado: más de una hora de parón una vez cesó la lluvia porque el agua que inundaba la pista no amainaba; y la imagen de Corea y de la Fórmula 1, por los suelos. Diecisiete vueltas, quince de ellas casi sin lluvia, tuvieron que dar los pilotos tras el “safety car” antes del lanzamiento definitivo; por no hablar de que, tres horas después de su primer inicio, la carrera acabó prácticamente de noche y con la visibilidad casi nula al 100%. Un cero rotundo para la FIA.

Sea como fuere, Fernando Alonso aventaja en 11 puntos a Webber; en 21 a Hamilton; en 25 a Vettel; y en 42 a un Button que, con su 12ª posición, ha perdido el 95% de sus opciones para revalidar su título de 2009. El español es el único que puede proclamarse matemáticamente campeón dentro de dos semanas en Brasil, para lo que la opción más directa es que gane y Webber quede del quinto hacia abajo. Lo normal es que todo se decida en Abu Dabi; pero no hay que perder de vista que, desde 2005, Interlagos es el circuito que decide el título; y que Alonso siempre que ha llegado líder a Sao Paulo, ha terminado siendo campeón. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

CLASIFICACIÓN GENERAL (A falta de 2 carreras):

1º Fernando Alonso (España/Ferrari) 231 puntos
2º Mark Webber (Australia/Red Bull) 220 puntos
3º Lewis Hamilton (Gran Bretaña/McLaren) 210 puntos
4º Sebastian Vettel (Alemania/Red Bull) 206 puntos
5º Jenson Button (Gran Bretaña/McLaren) 189 puntos

No hay Comentarios

Alonso, tercero a la estela de los Red Bull en Suzuka

Los pilotos de Red Bull, como se esperaba, han hecho doblete en el Gran Premio de Japón de Fórmula 1, celebrado hoy en el circuito de Suzuka. Sebastian Vettel, como el año pasado, ha sido el vencedor -tercera victoria del año- por delante de Mark Webber y de Fernando Alonso, que ha terminado más cerca de ellos de lo esperado.

El Ferrari del asturiano no se mostró nada fino en la clasificación, aplazada para la mañana nipona del domingo por mor de las torrenciales lluvias caídas ayer. La quinta posición -cuarta por la sanción a Hamilton al cambiar su caja de cambios-, con los “toros rojos” por delante y con un correoso rival como Kubica no hacía presagiar nada bueno; pero el polaco de Renault fue eliminado a las primeras de cambio.

Tras una salida turbulenta por mor de los accidentes de Petrov por un lado y de Massa con Sutil por el otro -Felipe, con actuaciones como ésta, ¿de verdad que no te sientes segundo piloto de nadie?-, y después de que Alonso recuperara la cuarta plaza que Button le había arrebatado en los primeros metros, el “safety car” hizo acto de aparición durante seis vueltas. Entonces, de manera incomprensible, Kubica perdió la rueda trasera derecha de su Renault -lo que nos hizo recordar los despropósitos vividos en 2006 con Fernando como víctima-; y el polaco se vio obligado a abandonar a las primeras de cambio.

Al relanzarse la carrera quedó claro el manifiesto dominio de Vettel y Webber, que sólo dejaron de liderar la carrera durante unas vueltas porque Button, que a diferencia del resto iba con neumáticos duros, alargó mucho su parada. Fernando, tras ellos, no se distanciaba en demasía, lo que les obligaba a no cometer ni un solo error si querían llevarse el doblete.

Por detrás, Hamilton, quinto, volvió a completar otro desafortunado fin de semana al perder la tercera velocidad a 14 vueltas del final cuando, desde su cuarta posición, amenazaba seriamente a Fernando. Lewis se vio obligado a ralentizar el ritmo al no poder cambiar bien de marchas, perdiendo incluso el cuarto puesto a manos de Button. El campeón de 2008 queda ya a 28 puntos de la cabeza, a 14 de Alonso y con sólo 3 sobre su compañero.

En la recta final Alonso se acercó a los Red Bull hasta quedarse a menos de 3 segundos, pero no pudo llegar hasta ellos. No obstante lo exiguo de la diferencia, en el último circuito que dicen los expertos que es 100% favorable a los “toros”, nos hace ser optimistas de cara a las tres últimas carreras. Webber sigue líder mientras que Vettel, con su triunfo, iguala a Fernando en la general, a 14 puntos del australiano.

La próxima batalla, dentro de dos semanas en Corea, donde parece que, definitivamente, se va a correr. Allí Ferrari, según ha dicho Marc Gené en La Sexta, va a introducir una serie de mejoras con las que espera que Alonso vuelva a estar por delante de Red Bull. Ojalá.

CLASIFICACIÓN GENERAL (a falta de 3 carreras):

1º Mark Webber (AUS/Red Bull) 220 puntos
2º Fernando Alonso (ESP/Ferrari) 206 puntos
3º Sebastian Vettel (ALE/Red Bull) 206 puntos
4º Lewis Hamilton (GBR/McLaren) 192 puntos
5º Jenson Button (GBR/McLaren) 189 puntos

No hay Comentarios

Alonso, todo un león en Singapur

Fernando Alonso continúa con su escalada hacia el título. El asturiano de Ferrari ha conseguido la victoria en el nocturno Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, tras haber mantenido una dura lucha con el Red Bull de Sebastian Vettel, mientras que Mark Webber ha sido tercero. Hamilton, que ha tenido que abandonar después de un incidente con el australiano, es el gran derrotado del día.

Alonso, que ha ganado dos veces en el circuito de Marina Bay de las tres veces en las que se ha corrido -y cuando no ha vencido ha sido tercero-, es segundo del Mundial sólo 11 puntos por detrás de Webber, a cuatro carreras de la finalización del campeonato -aunque la de Corea está muy en el aire-. El asturiano logró, además, el “grand chelem” -pole, victoria, liderato desde el principio hasta el final y vuelta rápida-, el primero de su carrera.

En la ciudad de los leones -literalmente eso es lo que significa en sánscrito “Singapur”-, Fernando ha sido el verdadero rey en una carrera que se presumía cosa hecha de los Red Bull. No sólo no ha sido así sino que, por el contrario, el de Ferrari es el que ha dado un verdadero mordisco al campeonato con uno de los mejores fines de semana de su vida.

Desde la “pole” Alonso no salió bien, aunque tampoco tan mal como en Monza, lo que le permitió mantener la posición ante su rival, en este caso Vettel. El alemán se la jugó en la salida, pero cuando parecía que sobrepasaría al español, éste le cerró lo suficiente como para comenzar mandando.

Casi dos horas después, tras dos “safety cars”, varios incidentes y, sobre todo, mucha, pero que mucha emoción, únicamente dos décimas separaron a ambos pilotos. Vettel obligó en todo momento a Alonso a estar concentrado al 100%, a sabiendas de que un fallo del de Ferrari le habría dado el liderato. Pero Fernando no falló, no le concedió al alemán de Red Bull una sola ocasión para pasarle, y entró triunfador bajo la bandera a cuadros.

Tercero fue Webber, quien partiendo quinto en la parrilla realizó la arriesgada táctica de parar justo a la salida del primer coche de seguridad, en la vuelta 3, para aguantar así hasta el final de la carrera. La táctica le salió bien; la táctica y una maniobra cuanto menos dudosa sobre Hamilton justo después de que se marchara el segundo coche de seguridad, en la vuelta 35.

El líder del mundial, que sobrepasó al inglés cuando éste entró en boxes tras la segunda entrada del “safety”, hizo una arriesgada acción sobre el de McLaren cuando éste intentó un adelantamiento más arriesgado todavía. Webber colisionó con Hamilton, teniendo éste que abandonar pocos metros después. Segundo “cero” consecutivo de Hamilton, tras el de Monza, lo que le deja a 20 puntos del australiano. El mal fin de semana de McLaren se completó con el cuarto puesto de Button, justo por detrás del resto de rivales directos, lo que aleja un poco más al actual campeón de la posibilidad de revalidar su título.

En el podium Alonso saltó exultante; no era para menos. Cuando hace dos carreras muy poca gente apostaba por él, ahora tiene el liderato a tiro de piedra. La próxima cita será dentro de dos semanas, en Suzuka (Japón), uno de los circuitos más excitantes para público y pilotos. Será allí donde disfrutemos del próximo capítulo de este duelo a cinco. Un duelo en el que Ferrari y Fernando, definitivamente, han tomado posiciones.

CLASIFICACIÓN (a falta de 4 carreras):

1º Mark Webber (AUS/Red Bull), 202 puntos
2º Fernando Alonso (ESP/Ferrari), 191
3º Lewis Hamilton (GBR/McLaren), 182
4º Sebastian Vettel (ALE/Red Bull), 181
5º Jenson Button (GBR/McLaren), 177

No hay Comentarios

Gran victoria de Alonso en Monza

Fernando Alonso vuelve a renacer en su lucha por el Mundial de Fórmla 1. El piloto asturiano de Ferrari logró un triunfo apoteósico en el Gran Premio de Italia, delante de todos los “tifossi” ferraristas que abarrotaban las gradas del mítico circuito de Monza.

Alonso, al que acompañaron en el podium Jenson Button y Felipe Massa, aprovechó el abandono de Hamilton y el “pinchazo” de Webber para escalar al tercer puesto de la general con 166 puntos, a 16 del inglés y a 21 del australiano. Es su tercera victoria con la “Scuderia” de Maranello.

Alonso y Ferrari fueron los grandes dominadores de todo el fin de semana y lo confirmaron con una carrera casi perfecta que, no obstante, estuvo a punto de irse al garete con la deficiente salida del asturiano. Desde la “pole”, Fernando no salió bien, fue víctima de un agresivo Button y a punto estuvo de serlo de un no menos agresivo Massa.

El brasileño, sin opciones en el Mundial estuvo a punto de hacerle un flaco favor a su escudería en el momento en el que se emparejó con Alonso pasada la primera variante (Rettifilo). Pero las emociones no acabaron ahí, ya que pocos metros más tarde Hamilton, que intentaba remontar desde la quinta plaza, impactó su rueda delantera derecha con el Ferrari de Massa y rompió la dirección, quedando fuera de carrera en la variante della Roggia, la segunda. El líder del Mundial duró media vuelta en pista.

Button, Alonso y Massa se escaparon, mientras que por detrás Webber y Vettel intentaban remontar tras sendas malas salidas. La lucha entre los pilotos de Red Bull se saldó con un cuarto de Vettel -que, tras múltiples problemas, estiró su parada hasta la última vuelta para acabar cuarto- y un sexto de un Webber quien, pese a tomar de nuevo la cabeza de la general, desaprovechó una pintiparada ocasión para distanciarse de Hamilton.

Pese al visible mejor ritmo de Fernando el duelo no se decidió, como suele pasar en los últimos años en la Fórmula 1, hasta la parada en boxes. El asturiano, siempre pegado a la estela de Button, entró a cambiar neumáticos en la vuelta 37 de un total de 53, una más tarde que el actual campeón, y el excelente trabajo de los mecánicos de Ferrari hizo el resto.

Alonso salió justo por delante del inglés, aguantándole durante toda la vuelta siguiente hasta que sus neumáticos duros entraron en calor. De ahí hasta el final, coser y cantar ante el delirio de los aficionados italianos; unos “tifossi” que, de nuevo, vuelven a soñar con el milagro.

La Fórmula 1 se ha despedido de Europa. Ahora quedan las carreras de Singapur (nocturna), Japón, Corea, Brasil y Abu Dhabi, circuitos todos ellos en los que se presupone que por lo menos los Red Bull volverán a estar en las primeras posiciones. No será nada fácil, pero si Ferrari no comete errores será cuestión de tiempo que los 21 puntos estén remontados. Porque, hoy por hoy, tienen al mejor piloto de la parrilla en sus filas.

No hay Comentarios