Archivo etiqueta Masters de Augusta

Triplete español en el inicio del mundial de motociclismo


Fue la guinda a un gran fin de semana para el deporte español. Jorge Lorenzo, Marc Márquez y Maverick Viñales vencieron ayer en las tres carreras del Gran Premio de Qatar, en el comienzo de la temporada para los moteros del Campeonato del Mundo de velocidad.

Especialmente meritorio fue el triunfo en MotoGP del campeón mundial de 2010, con Dani Pedrosa a su estela. Lorenzo ha comenzado el año con ganas de demostrarle al actual campeón Casey Stoner, que si quiere revalidar su título va a tener que sudar sangre. Era la primera carrera después de varios años con las motos de 1000cc, y todo parecía que seguiría como en el pasado -pese a la “pole” de Lorenzo- cuando Stoner, en una de sus “pistas fetiche” tomó la cabeza y puso tierra de por medio con respecto a los dos españoles.

EXTRAORDINARIA REMONTADA
Pero la distancia nunca fue mucho más allá de los dos segundos, y en el tramo final de la carrera tanto Jorge con su Yamaha como Dani con su Honda -la misma que Stoner- superaron al australiano y firmaron un sensacional doblete en MotoGP, además de sellar definitivamente el triplete de triunfos “12+1” -como se han apresurado a bautizar- en toda la historia del motociclismo español.

Un triplete que se había encargado de abrir Maverick Viñales, dominando con autoridad la carrera de la recién inaugurada Moto3; y que había tenido continuación en Moto2 con la figura de Marc Márquez, quien se perfila prácticamente como único favorito en esta categoría.

Márquez, ante la imposiblidad de marcharse en solitario, firmó una carrera muy inteligente. Tras la salida de pista de Thomas Luthi a dos vueltas del final, el catalán se dejó adelantar por Andrea Iannone en las últimas curvas para, en la larguísima recta final, coger el rebufo del italiano y batirle en la misma línea de meta.

Todos ellos llegarán a Jerez, dentro de tres semanas, encabezando sus respectivas clasificaciones y en disposición de brindarles a los aficionados que se den cita en el circuito andaluz una nueva jornada para la historia.

BOONEN ARRASA EN ROUBAIX, SAMUEL SÁNCHEZ, “TXAPELA” EN PAÍS VASCO
Tom Boonen ha entrado ya en la historia del ciclismo, si es que no lo estaba ya. El belga ha repetido en 2012 su doblete Tour de Flandes/París Roubaix de 2005, dominando ayer con absoluta autoridad la mítica clásica del pavés, conocida como el “Infierno del Norte”.

Boonen (Omega Pharma Quick Step), que iguala con cuatro triunfos en Roubaix a su compatriota Roger de Vlaeminck, entró imperial en el velódromo de la localidad francesa del Norte-Paso de Calais tras dominar la carrera en el tramo final, y atravesar la línea de meta con 1:39 de ventaja sobre un grupo encabezado por el francés Sebastien Turgot (Europcar), el italiano Alessandro Ballan (BMC) y nuestro Joan Antoni Flecha (Sky), que un año más brilló en las primeras posiciones, pero que no pudo repetir sus podiums de 2005, 2007 y 2010.

Por otra parte, Samuel Sánchez por fin logró imponerse en la Vuelta al País Vasco. El asturiano del Euskaltel se enfundó el sábado el ansiado -para él y para su equipo- maillot amarillo al vencer en la contrarreloj final de 19 km con salida y llegada en Oñati, y superar así a Joachim “Purito” Rodríguez, con quien mantuvo una dura pugna -dos triunfos parciales cada uno- a lo largo de las seis etapas de las que ha constado la carrera de Euskadi. Tercero fue el holandés Baukke Mollema.

WATSON, VENCEDOR EN AUGUSTA
Y por último, el estadounidense Bubba Watson se hizo anoche con la prestigiosa y preciada chaqueta verde al ganar el Masters de Augusta de golf, después de un emocionante play-off con el sudafricano Louis Oosthuizen. Watson, que pudo haber ganado en el hoyo 18, logró un sensacional segundo golpe en el segundo hoyo de desempate que dejó la bola a punto de caramelo para ser embocada.

Pese a no consumar el “birdie”, el “bogey” de su rival -que al principio de su recorrido, en el hoyo 2, firmó un sensacional “albatros”, tres golpes bajo el par- le puso en bandeja su primer triunfo en un “major”. El mejor español ha sido Sergio García, 12º a ocho golpes. El castellonense, que en Canal + ha llegado a reconocer no ser lo suficientemente bueno para vencer en un grande, tiró por la borda sus opciones con una nefasta tercera jornada. Miguel Ángel Jiménez fue 56º y Gonzalo Fernández-Castaño, 61º.

, , , ,

No hay Comentarios

El doble triunfo de Olazábal en el Masters de Augusta


MI PARTICULAR MEMORIA DEPORTIVA (36)

Hoy jueves comienza la edición de 2012 del primer torneo del Grand Slam en el golf mundial, posiblemente el segundo más grande históricamente tras el British Open y el más importante de todos los que se celebran en Estados Unidos: el Masters de Augusta, el torneo de la chaqueta verde. España tiene nulas posibilidades de lograr el que sería su quinto triunfo, en un año en el que más de uno espera que el gran “Tiger” Woods vuelva a reverdecer viejos laureles.

Lejos quedan ya, desgraciadamente, las respectivas épocas de los dos triunfos del mítico Severiano Ballesteros (DEP) y de las otras tantas victorias de José María Olazábal, siendo estas dos últimas (1994 y 1999) las que recordaremos en este espacio; aquellas que pude yo disfrutar en directo dado que las de “Seve” (1980 y 1983) me pillaron con menos de un año y menos de cuatro, respectivamente.

No soy yo un excelso seguidor del golf, más bien lo contrario; pero cuando hablamos de la Ryder Cup o de algún torneo de los grandes con españoles pudiendo salir victoriosos, la cosa cambia. Fueron los de Chema dos triunfos igual de importantes y de celebrados, pero con un sabor, aunque excelente en ambos casos, radicalmente distinto.

En 1994, con 28 años, el de Fuenterrabia (Guipúzcoa) llegó al Augusta National Golf Club en plena forma, dispuesto a confirmar su entrada definitiva en la élite internacional del golf. Tras cuatro días Olazábal logró batir al norteamericano Tom Lehman tras un vibrante mano a mano resuelto por tan sólo dos golpes (279, 9 bajo el par, contra 281) a favor del vasco. Chema dio en la jornada final el golpe decisivo -nunca mejor dicho- en el hoyo 15, con un “eagle” que dejó anonadados a Lehman y a los espectadores presentes en el mítico campo del sureño estado de Georgia.

RENACIMIENTO Y NUEVO TRIUNFO EN 1999
Cinco años más tarde Olazábal repitió victoria, aunque con unas connotaciones mucho más especiales que la primera. Después del éxito del 94 el vasco había sufrido durante varios años una serie de lesiones en la espalda que le llevaban a mal traer, y que posteriormente continuaron afectándole en mayor o menor medida. Chema lo pasó muy mal, estando al borde de la retirada en más de una y más de dos ocasiones; y por eso cuando salió victorioso del duelo con su gran amigo, el australiano Greg Norman, dio por bueno tanto sufrimiento.

De nuevo un golpe magistral suyo en la última jornada, en este caso un “birdie” en el hoyo 13, fue decisivo para el devenir final del torneo. Norman, gran campeón pero tradicionalmente gafado en Augusta, y que durante todo el torneo había ido por detrás, hizo un “eagle” en ese mismo hoyo, colocándose con 7 bajo el par, un golpe menos que el español… pero sólo momentáneamente, ya que Olazábal, acto seguido, le igualó en la cabeza con el ya comentado “birdie”.

A partir de ahí Norman se puso nervioso y cometió varios errores, siendo rebasado al final también por el norteamericano Davis Love III. El último hoyo, con los dos amigos compartiendo recorrido, supuso un verdadero baño de multitudes para el renacido Olazábal, que acabó con 280 golpes (-8), dos por delante de Love y tres menos que Norman.

Lamentablemente es la última gran victoria del golf español a nivel individual, hasta la fecha. Por equipos, España ganó posteriormente dos veces la prestigiosa Alfred Dunhill Cup (1999, con Olazábal, M. A. Jiménez y Sergio García; y 2000, con Chema, Jiménez y M.A. Martín); mientras que en la Ryder Cup -precisamente Olazábal es el capitán del equipo europeo, el segundo español tras Ballesteros en 1997) siempre ha habido representación hispana, y de calidad, desde los tiempos de Seve y de Chema (considerada como la pareja más grande de la historia del torneo).

Pero en los Grand Slams, después de que en el mismo 1999 Sergio García pusiera en un serio brete a “Tiger” Woods en el PGA Championship (meses más tarde del éxito de Olazábal en Augusta), sólo en 2007 tuvimos la ocasión de reverdecer viejos laureles. Lo que habríamos conseguido de no haber errado Sergio aquel “putt” relativamente sencillo en el British Open, frente al irlandés Padraig Harrington. Ojalá consigamos voltear la tendencia a no tardar demasiado, algo ciertamente complicado al día de hoy.

, ,

No hay Comentarios